Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
México, el segundo país más peligroso del mundo para periodistas, luego de Irak
03 feb 2007
En 2006 murieron nueve profesionales y tres están desaparecidos: Reporteros Sin Fronteras
La violencia producida por el narco y los conflictos sociales, causa principal de los decesos
Washington, 1º de febrero. México ocupa el segundo lugar entre los países más peligrosos del mundo para periodistas, después de Irak, con nueve profesionales muertos y tres desaparecidos el año pasado, dijo el jueves la organización Reporteros Sin Fronteras.

A pesar de que en febrero se creó una fiscalía para luchar contra los ataques a trabajadores de los medios, eso no evitó que México tuviera el peor balance del continente, superando a Filipinas, que ocupó la segunda posición en 2005, con siete muertos.

La organización citó la creciente violencia producida por el narcotráfico como una de las principales razones para los asesinatos de periodistas, así como la inestabilidad política generada por los conflictos en Oaxaca, en el sur del país, en un año marcado por la cerrada disputa presidencial, que dio una apretada victoria al candidato oficial, Felipe Calderón Hinojosa.

La organización de comunicadores señala en su informe que en Oaxaca, la crisis política y social, que empezó con una protesta de profesores contra el gobierno local, se transformó ­a partir de mayo pasado­ en una batalla campal entre el gobernador Ulises Ruiz Ortiz y sus opositores de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, que culminó con el envío de tropas y policías federales a la región.

El hermano del camarógrafo estadunidense Brad Will, muerto por la guardia cercana al gobernador durante las protestas, denunció la impunidad del sistema judicial local, que liberó a los presuntos asesinos por falta de pruebas.

"Mi hermano estaba ahí para documentar la naturaleza no democrática de la situación política de Oaxaca", dijo Craig Will a periodistas en Washington.

En la nación árabe fallecieron 60 y varios fueron secuestrados

En Irak, más de 60 comunicadores murieron y varios otros fueron secuestrados el año pasado, dijo Lucie Morillon, representante de Reporteros Sin Fronteras en Washington, y calificó ese conflicto como uno de los peores para los profesionales de la prensa desde la Segunda Guerra Mundial.

Según el informe, más de 140 periodistas están detenidos y otros 81 murieron haciendo su trabajo en 2006, el peor número desde 1994. El total de muertos llega a 110 cuando se suma a los asistentes de la prensa que también fueron asesinados el año pasado, informó la organización.
Mira també:
http://www.jornada.unam.mx/2007/02/02/index.php?section=politica&article=023n1pol

Copyright by the author. All rights reserved.

Comentaris

"Alarmante", el desdén del gobierno a los abusos contra periodistas: ONG
05 feb 2007
Llaman a Felipe Calderón a mantener una política clara en libertad de expresión
Critican que no se haya dado a conocer al sustituto del fiscal especial David Vega

La omisión y desdén del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa a los señalamientos de diferentes organismos nacionales e internacionales en torno a las problemáticas de libertad de expresión y garantías de los periodistas en el país resulta "alarmante", por lo cual no es sorpresivo que México ocupe el segundo lugar ­el primero corresponde a Irak­ en violencia contra comunicadores, manifestaron organizaciones que defienden las garantías de los informadores.

En un documento conjunto, una docena de organismos civiles, entre ellos la Asociación Mundial de Radios Comunitarias, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, el Centro Nacional de Comunicación Social, la Fundación Manuel Buendía, la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos y el Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, señalaron que cualquier país que se considere democrático debe mantener "una política clara" en materia de libertad de expresión, la cual es inexistente en nuestro país.

"El Estado mexicano está obligado a cumplir sus compromisos en la materia. La falta de protección, investigación y sanción a quienes sean responsables de agredir a periodistas genera responsabilidad internacional de México por incumplir dichos compromisos", aseveraron.

En ese sentido, las organizaciones firmantes subrayaron que "es preocupante" la reciente dimisión de David Vega Vera como titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos contra Periodistas, de la Procuraduría General de la República, sin que haya habido alguna explicación del gobierno federal, debido a que ese hecho envía "señales negativas" sobre el fomento y la garantía de la libertad de expresión.

Más aún: consideraron que es grave que hasta el momento no se haya anunciado públicamente quién será el relevo de Vega Vera en una instancia que mantiene varios pendientes del año pasado. Aún están en curso 66 averiguaciones previas, falta investigar 20 asesinatos y durante 2006 fueron desaparecidos cuatro periodistas. Además, está la investigación en torno de los abusos contra Lydia Cacho, los atentados contra los periódicos El Mañana, de Nuevo Laredo; Por Esto, de Yucatán, y Quequi, de Cancún. De igual forma, agresiones contra radios comunitarias como Radio Calenda, en Oaxaca, y La Voladora Radio, en Amecameca, estado de México.

Asimismo, señalaron que también es preocupante "el mutismo" que ante esa situación han guardado los legisladores, sobre todo por las numerosas agresiones y atentados contra periodistas durante el sexenio pasado. En particular, señalaron el papel desempeñado por la Comisión para la Atención de los Periodistas de la Cámara de Diputados y el estancamiento de un órgano similar en el Senado.

Por ello, consideraron que el futuro titular de dicha fiscalía "deberá ser una persona reconocida, independiente, conocedora del tema y capaz de comprometerse con la justicia que reclaman periodistas, familiares, organizaciones defensoras de la libertad de prensa y, sobre todo, la sociedad".

Opinaron que la fiscalía deberá continuar con la labor emprendida, pero "con un papel más decidido en la investigación de los asesinatos contra periodistas", para lo cual "deberá gozar de mayores atribuciones jurídicas, autonomía y recursos suficientes que le permitan investigar y sancionar a los autores materiales e intelectuales de crímenes".

http://www.jornada.unam.mx/2007/02/04/index.php?section=politica&article
Sindicat