Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: globalització neoliberal
Las mentalidades de los Estados
02 feb 2007
Europa y los Estados Unidos de América, como sociedades derrochadoras y consumistas, han de competir con las economías emergente de Asia, principalmente China y la India. Sin duda vamos a una verdadera guerra de conflictos en materia económica, dado que estamos inmersos ( ... )
Mariano foto  año 2006.jpg
la canciller de Alemania, señor Merkel,0,,2326059_1,00.jpg
La_Graciosa_Montaña Amarilla_800x600(Canarias).jpg
Artículo de opinión:
Las mentalidades de los Estados

Hemos de entender que la Globalización ha sido y es un acontecimiento económico, donde están inmersas las grandes multinacionalesâempresas-, y ahora se acaba de reunir el Foro Económico Mundial en Davos (Suiza). Es evidente que existen otras clases de globalizaciones: la cultural, la moral, la política, e, incluso, la legal. Partamos entonces de esa falsa globalización ambiental que nadie respeta (¿existe algún país en nuestro actual planeta que cumpla las leyes ambientales recomendadas?).Al mismo tiempo, se han de incrementar las soluciones adecuadas para no cometer más agresiones ambientales, que nos están perjudicando fehaciente en nuestra calidad de vida, y que, sin duda, nos producenâen nuestra propias carnesâunos prematuros âcánceresâ? de muertes seguras anticipadas. Y es que las mentalidades de los Estados se han despreocupado del cambio climático, del VIH-sida, la pobreza en Ã?frica...Ya se ha confirmado fehacientemente la posible relación existente entre la contaminación ambiental y el cáncerâen generalâ. Los estudios realizados sobre bebés, niños y jóvenes...han demostrado que los pesticidasâproductos químicosâ, empleados para matar o repeler las plagasâtales como cucarachas, pulgas, moscas, hormigas...â presuntamente pueden causarles el crecimiento de células anormales e incontroladas. Es decir: el cáncer. Ãste también ataca a la próstata, pecho y testículos de los mayores.

Así es que, si lo miramos fríamente, desde la estructura del Estado, los medios de comunicación, las ONGÌ?S, organizaciones o credos religiosos... se deberían fomentar un cambio brusco de nuevas conciencias, y repito, en las mentalidades de los Estados. Pues desde aquella âguerra fríaâ? que tuvo como protagonistas a EE.UU. y a la extinguida URSS ( Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas), hemos pasado a un mundo de experimentos económicos y claro esta, los susodichos experimentos suelen o pueden degenerar en verdaderas revoluciones y guerras civiles, como consecuencia de los abusos del poder político.


Europa y los Estados Unidos de América, como sociedades derrochadoras y consumistas, han de competir con las economías emergente de Asia, principalmente China y la India. Sin duda vamos a una verdadera guerra de conflictos en materia económica, dado que estamos inmersos en una economía de libre mercado, en el cual, los ricos parece ser que cada día son más ricos; y los pobres están llegando a convertirse en âpobres de solemnidadâ?. Y esto es debido a que no existe una verdadera distribución de la riqueza: humanizada y equitativa. La causa puede ser debida a que, a sabiendas, los países industrializados no abren sus mercados (por puertas) a productos de países en vías de desarrollo. Se ha dicho siempre que la economía distributiva marca las pautas por las que ha de seguir cualquier Estado medianamente estable. Porque ésta se basa en un bienestar económico recibido de nuestros padres, que nos han precedido y han trabajado como âmulas de carga lentaâ?, para ver un mundo mejor en perfecto desarrollo económico.

Sin embargo, la economía imperante al día de hoy es la capitalista. Pero, uno entiende, que cada persona de su dinero puede hace lo que quiera...pero dentro de unas leyesânormasâestablecidas por los gobiernos de turno, y hacer que éstas últimas respeten un pleno empleo a aquellas personas que quieran y deseen trabajar de una manera y forma libre y competitiva. Y esto hoy en día no es así, desgraciadamente. Puesto que, la economía capitalistaâen la que creo y respetoâ, está mostrando una incapacidad manifiesta para resolver los problemas del productor-trabajador. Hay despidos a mansalva, hay pobreza, desazón en los corazones, depresiones que afectan a nuestros jóvenes, contratos indefinidosâcuando estos debieran volver a ser llamados âcontratos fijosâ? (nadie puede vivir, amar y morir... tranquilamente cuando âla espada de Damocles la siente sobre su cabeza: el despido. Procedente o no procedente, pero despido al fin y a la postre).

En Davos (Suiza), la canciller alemana, señora Merkel,manifestó que âtambién necesitamos avances urgentes en materia de bienes industriales y servicios. Se trata de intereses vitales para los países industrializados, y por ello debemos lograr un balance justoâ?, afirmó. âDebemos reforzar la idea de que los desafíos mundiales pueden resolverse exitosamente", para lo que "Alemania defenderá -durante el foro- soluciones prácticas e innovadoras", anunció Merkel en una declaración difundida por el FEM (Foro Económico Mundial) en su página de Internet.

Estamos viendo como la consabida clase media está en vías de extinción en las poblaciones del mundo entero. Aquella, en sus tiempos florecientes, era la que servía de valladar entre la clase alta y la baja; contenía el menosprecio de la primera contra la soberbia de la segunda. Quizá este hecho sea más visible en los países latinoamericanos, donde la corrupción manifiesta de sus gobernantesâque presumen de demócratasâ, han esquilmado
al pueblo y lo han llevado a límites de pobreza que besan a la indigencia. ¡Pobres gentes que sufren el dolor del hambre!...

Es difícil, por no decir imposible, gobernar el mundo. Y ya no políticamente, sino económicamente. Existen empresas comercialesâa nivel mundialâ, que son más ricas y fuertes que los propios estados donde están ubicadas. Esto parece imposible pero es cierto.

Europa parece que está levantando la cabeza a la economía mundial, pero hemos de convenir que el presente siglo marcará el resurgimiento de Asia, y, desde luego, con todas sus consecuencias: económicas y políticas.

La Coruña, 2 de febrero de 2007
-
* Mariano Cabrero Bárcena es escritor
(Copyright)
http://www.diariodesanandres.org/portal/images/stories/barcena2.JPG

Firma fidedigna del autor

Copyright by the author. All rights reserved.
Sindicat