Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: pobles i cultures vs poder i estats
Trotsky independentista
09 gen 2007
En 1939-40 Trotsky defendía la opción independentista en Ucrania. Una lección de análisis y posición revolucionaria para algunos cosmopolitas-unionistas de hoy. Lectura sugerente ante el Referéndum del 18 de Febrero del nuevo Estatuto de Dependencia de Andalucía
Trotsky 001 .jpg


LA INDEPENDENCIA DE UCRANIA Y EL CONFUSIONISMO SECTARIO[1]
30 de julio de 1939

En una de esas minúsculas publicaciones sectarias que aparecen en Norteamérica, que se alimentan de las migajas que caen de la mesa de la Cuarta Internacional y nos retribuyen con la más negra ingratitud, di por casualidad con un artículo dedicado a la cuestión ucraniana. ¡Qué confusión! Su sectario autor se opone, por supuesto, a la consigna de una Ucrania soviética independiente. Está a favor de la revolución mundial y a favor del socialismo, âde la cabeza a los piesâ?. Nos acusa de ignorar los intereses de la URSS y de apartarnos de la concepción de la revolución permanente.[2] Nos sindica de centristas. La crítica es muy severa, casi implacable. Desgraciadamente, no entiende nada (el título de esta minúscula publicación, El Marxista, resulta bastante irónico). Pero su incapacidad para comprender asume formas tan definidas, casi clásicas, que nos permite aclarar mejor y más acabadamente la cuestión.

Nuestro crítico parte del siguiente planteo: âSi los obreros de la Ucrania soviética derrocan al estalinismo v restablecen un estado obrero genuino, ¿se separarán del resto de la URSS? No.â? Y etcétera, etcétera. âSi los obreros derrocan al estalinismoâ? entonces podremos ver más claramente qué hacer. Pero primero hay que derrocar al estalinismo. Y para lograrlo no se debe cerrar los ojos ante el crecimiento de las tendencias separatistas en Ucrania sino darles una expresión política correcta âNo volver nuestras espaldas a la Unión Soviética -continúa el autor- sino lograr su regeneración y restablecimiento como ciudadela poderosa de la revolución mundial; ése es el camino del marxismo.â? La tendencia real del desarrollo de las masas, en este caso de las masas nacionalmente oprimidas, se sustituye por nuestras especulaciones sobre el mejor camino posible que podría tomar ese desarrollo. Aplicando el mismo método, pero con mucho más lógica, se podría decir: ânuestra tarea no es defender a una Unión Soviética degenerada, sino a la revolución mundial triunfante que transformará a todo el mundo en una Unión Soviética mundialâ?, etcétera. Tales apriorismos son demasiado baratos.

El crítico repite varias veces el planteo de que el destino de una Ucrania independiente esta indisolublemente ligado al de la revolución proletaria mundial. Partiendo de esta perspectiva general, el abecé de cualquier marxista, se las arregla sin embargo para pergueñar una receta mezcla de pasividad contemporizadora y nihilismo nacional. El triunfo de la revolución proletaria a escala mundial es el producto final de múltiples movimientos, campañas y batallas y no una condición prefabricada para la solución automática de todos los problemas. Sólo el planteo directo y audaz de la cuestión ucraniana en las condiciones concretas dadas permitirá que las masas pequeñoburguesas y campesinas se nucleen alrededor del proletariado, como sucedió en Rusia en 1917.

Es cierto; el autor podría objetar que antes de Octubre la revolución que había que realizar en Rusia era la burguesa, mientras que hoy ya se hizo la revolución socialista. Una consigna que en 1917 podía ser progresiva en la actualidad es reaccionaria. Ese razonamiento, totalmente imbuido de espíritu burocrático y sectario, es falso del principio al fin.

El derecho a la autodeterminación nacional es, por supuesto, un principio democrático, no un principio socialista. Pero en nuestra era el único que apoya y aplica los principios genuinamente democráticos es el proletariado revolucionario; por esta razón las tareas democráticas se entrelazan con las socialistas. La lucha resuelta del Partido Bolchevique por el derecho a la autodeterminación de las nacionalidades oprimidas por Rusia facilitó en extremo la conquista del poder por el proletariado. Fue como si la revolución proletaria hubiera absorbido los problemas democráticos, sobre todo el agrario y el nacional, dándole a la Revolución Rusa un carácter combinado. El proletariado ya encaraba tareas socialistas, pero no podía elevar inmediatamente a este nivel al campesinado y a las naciones oprimidas (a su vez predominantemente campesinas), dedicadas a la solución de sus tareas democráticas.

De aquí surgieron los compromisos, ineludibles históricamente, tanto en la esfera agraria como en la nacional. A pesar de las ventajas económicas de la agricultura a gran escala, el gobierno soviético se vio obligado a dividir las grandes propiedades. Recién varios años después el gobierno pudo pasar a la agricultura colectiva; inmediatamente dio un salto demasiado audaz y se vio obligado, luego de un tiempo, a hacer concesiones a los campesinos, permitiendo la propiedad privada de la tierra, que en muchos lugares tiende a devorar las granjas colectivas. Todavía no se han resuelto las próximas etapas de este contradictorio proceso.

La necesidad de un compromiso, o mejor aun de una cantidad de compromisos, se plantea de manera similar en lo que hace a la cuestión nacional, cuyos senderos no son más rectilíneos que los de la revolución agraria. La estructura federada de la Unión Soviética es fruto de un compromiso entre el centralismo que exige una economía planificada y la descentralización necesaria para el desarrollo de las naciones que en el pasado estaban oprimidas. Construido el estado obrero sobre este principio de compromiso de una federación, el Partido Bolchevique inscribió en su constitución el derecho de las naciones a la separación completa, indicando de este modo que no considera resuelta de una vez y para siempre la cuestión nacional.

El autor del artículo crítico argumenta que los dirigentes partidarios esperaban âconvencer a las masas que permanecieran dentro de los marcos de la República Soviética Federadaâ?. Esto es correcto, siempre que se tome la palabra âconvencerâ? en el sentido de impulsar la experiencia de la colaboración económica, política y cultural y no en el de la argumentación lógica. La agitación abstracta en favor del centralismo no tiene gran peso por sí misma. Como ya dijimos, la federación fue una desviación necesaria del centralismo. Hay que agregar también que la composición de la federación no queda de antemano establecida para siempre. Según las condiciones objetivas, el desarrollo de una federación puede tender hacia un centralismo mayor o, por el contrario, hacia una independencia más amplia de sus componentes nacionales. Políticamente no se trata de si es conveniente âen generalâ? que diversas nacionalidades convivan dentro de los marcos de un estado único, sino de si cada nacionalidad, en base a su propia experiencia, considera ventajoso adherir a un estado determinado.

En otras palabras: ¿qué tendencia, la centrípeta o la centrífuga, predomina en el régimen de compromiso de una federación? O, para plantearlo más concretamente:

Stalin y sus sátrapas ucranianos, ¿lograron o no convencer a las masas ucranianas de la superioridad del centralismo de Moscú sobre la independencia de Ucrania? Esta cuestión es de una importancia decisiva. Sin embargo, su autor ni siquiera sospecha su existencia.

¿Desean las amplias masas del pueblo ucraniano separarse de la URSS? A primera vista podría parecer difícil responder esta pregunta, ya que el pueblo ucraniano, igual que todos los demás pueblos de la URSS, carece de toda oportunidad de expresar su voluntad. Pero el origen mismo del régimen totalitario y su intensificación cada vez más brutal, especialmente en Ucrania, prueban que las masas ucranianas son irreconciliablemente hostiles a la burocracia soviética. No faltan evidencias de que una de las razones fundamentales de esta hostilidad la constituye la supresión de la independencia ucraniana. Las tendencias nacionalistas irrumpieron violentamente en Ucrania entre 1917 y 1919. En el Partido Borotba se expresaba el ala izquierda de estas tendencias.[3] El indicador más importante del éxito de la política leninista en Ucrania fue la fusión del Partido Bolchevique ucraniano con la organización de los borotbistas.

En el transcurso de la década siguiente, sin embargo, se efectivizó una ruptura con el grupo Borotba, a cuyos dirigentes se empezó a perseguir. El viejo bolchevique Skripnik, estalinista de pura sangre, se vio impulsado al suicidio en 1933 por su supuesta tolerancia excesiva hacia las tendencias nacionalistas. El verdadero âorganizadorâ? de este suicidio fue el enviado estalinista, Postishev, que luego se quedó en Ucrania como representante de la política centralista.[4] Actualmente, sin embargo, el mismo Postishev cayó en desgracia. Estos hechos son profundamente sintomáticos porque revelan la fuerza de la presión de la oposición nacionalista a la burocracia. En ninguna parte las purgas y represiones asumieron un carácter tan salvaje y masivo como en Ucrania.

Reviste una enorme importancia política el profundo alejamiento de la Unión Soviética de los elementos ucranianos democráticos de afuera de la URSS. Cuando se agravó el problema ucraniano a comienzos de este año no se escuchó ninguna voz comunista, pero la de los clericales y nacionalsocialistas ucranianos sonó muy fuerte. Esto significa que la vanguardia proletaria dejó que el movimiento nacional ucraniano se le escape de las manos y que este movimiento ha ido muy lejos por el camino del separatismo. Ãltimamente también resultan muy significativos los ánimos de los emigrados ucranianos en América del Norte. En Canadá, por ejemplo, los ucranianos conforman el grueso del Partido Comunista; en 1933 comenzó, como me informó un importante activista del movimiento, un notorio alejamiento del comunismo por parte de los obreros y campesinos ucranianos que cayeron en la pasividad o en los más variados matices del nacionalismo. De conjunto, estos síntomas y hechos atestiguan indiscutiblemente la fuerza creciente de las tendencias separatistas entre las masas ucranianas.

Este es el factor fundamental que subyace tras todo el problema. Demuestra que pese al gigantesco avance realizado por la Revolución de Octubre en el terreno de las relaciones internacionales, la revolución proletaria aislada en un país atrasado fue incapaz de resolver la cuestión nacional, especialmente la ucraniana, que es, en esencia, de carácter internacional. La reacción termidoriana, coronada por la burocracia bonapartista, ha hecho retroceder a las masas también en la esfera de lo nacional.[5] Las grandes masas del pueblo ucraniano están insatisfechas con la situación de su nación y desean cambiarla drásticamente. Este es el hecho del cual debe partir la política revolucionaria, a diferencia de lo que hacen la burocrática y la sectaria.

Si nuestro crítico fuera capaz de razonar políticamente, se hubiera imaginado sin mucha dificultad los argumentos de. los estalinistas contra la consigna de una Ucrania independiente: âniega la defensa de la Unión Soviéticaâ?, ârompe la unidad de las masas revolucionariasâ?, âno sirve a los intereses de la revolución sino a los del imperialismoâ?. En otras palabras, los stalinistas repetirían los argumentos de nuestro autor. Indefectiblemente lo harán en el futuro.

La burocracia del Kremlin le dice a la mujer soviética: como en nuestro país hay socialismo usted debe ser feliz y no hacerse abortos (o sufrir el castigo consiguiente). Al ucraniano le dice: como la revolución socialista resolvió la cuestión nacional, es su deber ser feliz en la URSS y renunciar a toda idea de separación (o aceptar el pelotón de fusilamiento).

¿Qué le dice un revolucionario a la mujer? âDebe ser usted quien decida si quiere un niño; yo defenderé su derecho al aborto frente a la policía del Kremlin.â? Al pueblo ucraniano le dice: âLo que a mí me importa es su actitud hacia su destino nacional y no las sofisterías âsocialistasâ de la policía del Kremlin; ¡apoyaré su lucha por la independencia con todas mis fuerzas!

El sectario, como tantas veces sucede, se encuentra ubicado en el bando de la policía, salvaguardando el status quo, es decir, la violencia policial, en base a la especulación estéril sobre la superioridad de la unificación socialista de las naciones y contra el hecho de que permanezcan divididas. Seguramente, la separación de Ucrania es una desventaja si se la compara con una federación socialista voluntaria e igualitaria, pero será una ventaja indiscutible respecto al estrangulamiento burocrático del pueblo ucraniano. Para unirse más estrecha y honestamente a veces es necesario separarse primero. Lenin a menudo recordaba que las relaciones entre los obreros noruegos y suecos mejoraron y se hicieron más estrechas luego de la ruptura de la unificación compulsiva de Noruega y Suecia.

Debemos partir de los hechos y no de preceptos ideales. La reacción termidoriana en la URSS, la derrota de una cantidad de revoluciones, los triunfos del fascismo (que está moldeando el mapa de Europa a su gusto) hay que pagarlos en efectivo en todos los terrenos, incluso en el de la cuestión ucraniana. Si ignoramos la nueva situación creada como consecuencia de las derrotas, si pretendemos que no ocurrió nada extraordinario, si vamos a contraponer las abstracciones comunes a los hechos desagradables, podemos muy bien estarle cediendo a la reacción las oportunidades que tendremos de vengarnos en un futuro más o menos inmediato.

Nuestro autor interpreta la consigna de una Ucrania independiente de la siguiente manera: âPrimero la Ucrania soviética se debe liberar del resto de la Unión Soviética; luego se hará la revolución proletaria y se unificará con el resto de Ucraniaâ?. ¿Pero cómo puede haber una separación sin que haya primero una revolución?. El autor se ve atrapado en un círculo vicioso, y la consigna de una Ucrania independiente junto con la âlógica defectuosaâ? de Trotsky quedan irremediablemente desprestigiadas. De hecho, esta lógica peculiar ââprimeroâ? y âluegoâ?- es sólo un ejemplo evidente de pensamiento escolástico. Nuestro desventurado crítico ni siquiera sospecha que los procesos históricos pueden no darse âprimeroâ? y âluegoâ? sino paralelamente, influir unos sobre otros. acelerarse o retardarse mutuamente; y que la tarea de la política revolucionaria consiste precisamente en acelerar la acción y la reacción mutua de los procesos progresivos. La consigna de una Ucrania independiente dirige sus dardos directamente contra la burocracia de Moscú y permite a la vanguardia proletaria nuclear a las masas campesinas. Por otra parte, la misma consigna le da al partido proletario la oportunidad de jugar un rol dirigente en el movimiento nacional ucraniano de Polonia, Rumania y Hungría. Ambos procesos políticos harán avanzar al movimiento revolucionario e incrementarán la influencia de la vanguardia proletaria.

Nuestro sabio distorsiona mi planteo de que los obreros y campesinos de Ucrania occidental (Polonia) no quieren unirse a la Unión Soviética, tal como está constituida actualmente, y de que este hecho es un argumento más en favor de una Ucrania independiente. Afirma que, aunque lo desearan, no podrían unirse a la Unión Soviética porque sólo podrían hacerlo âdespués de la revolución proletaria en Ucrania occidentalâ? (obviamente Polonia). En otras palabras, hoy la separación de Ucrania es imposible, y después de que la revolución triunfe sería reaccionaria. ¡Una cantinela vieja y familiar!

Luxemburgo, Bujarin, Piatakov y muchos más utilizaron este mismo argumento contra el programa de autodeterminación nacional:[6] bajo el capitalismo es utópica, bajo el socialismo reaccionaria. El argumento es falso hasta la médula porque ignora la etapa de la revolución social y sus tareas. Con toda seguridad, bajo la dominación del imperialismo es imposible una independencia genuina, estable y en la que se pueda confiar de las naciones pequeñas y medianas. También es cierto que en el socialismo plenamente desarrollado, es decir, con la desaparición progresiva del estado, desaparecerá también el problema de las fronteras nacionales. Pero también es cierto que entre esos dos momentos, el del socialismo actual y el del socialismo realizado, transcurren décadas durante las cuales nos preparamos para concretar nuestro programa. La consigna de una Ucrania soviética independiente es de importancia excepcional para movilizar a las masas y educarlas en el período transicional.

El sectario simplemente ignora el hecho de que la lucha nacional, una de las formas de la lucha de clases más laberínticas y complejas pero al mismo tiempo de extrema significación, no puede dejarse de lado con simples referencias a la futura revolución mundial. Con sus miras puestas fuera de la Unión Soviética, sin recibir apoyo ni dirección del proletariado internacional, las masas pequeñoburguesas e incluso obreras de Ucrania occidental están cayendo víctimas de la demagogia reaccionaria. Indudablemente se están dando procesos similares en la Ucrania soviética, sólo que es más difícil descubrirlos. La consigna de una Ucrania independiente planteada a tiempo por la vanguardia proletaria llevará a una inevitable estratificación de la pequeña burguesía y facilitará a sus capas inferiores la alianza con el proletariado. Sólo de esta manera es posible preparar la revolución proletaria.

âSi los obreros realizan con éxito una revolución en Ucrania occidental [...] -persiste nuestro autor- ¿nuestra estrategia tendría que ser exigir que la Ucrania soviética se separe y se una al sector occidental? Precisamente tendría que ser la opuesta.â? Esta afirmación demuestra bien a las claras la profundidad de ânuestra estrategiaâ?. Nuevamente escuchamos la misma melodía: âSi los obreros realizan...â? El sectario se satisface con la deducción lógica a partir de una revolución triunfante que se supone ya realizada. Pero para un revolucionario el nudo de la cuestión consiste precisamente en cómo allanarle el camino a la revolución, cómo hallar un camino que se la haga más fácil a las masas, cómo aproximaría, cómo garantizar su triunfo. âSi los obreros realizan...â? una revolución victoriosa, por supuesto todo será hermoso. Pero ahora no hay revolución victoriosa; por el contrario, hay una reacción victoriosa.

Encontrar el puente que permita pasar de la reacción a la revolución; ésa es la tarea. De paso, digamos que eso es lo que plantea todo nuestro programa de consignas transicionales (La agonía mortal del capitalismo y las tareas de la Cuarta Internacional).[7] No hay que sorprenderse de que los sectarios de todos los matices no comprendan su contenido. Se mueven con abstracciones, una abstracción del capitalismo y una abstracción de la revolución socialista. El problema de la transición del imperialismo real a la revolución real, de cómo movilizar a las masas en cada situación histórica concreta hacia la conquista del poder, constituye para estos sabihondos estériles un secreto escondido bajo siete llaves.

Acumulando indiscriminadamente una acusación sobre otra, nuestro crítico declara que la consigna de una Ucrania independiente sirve a los intereses de los imperialistas (!) y los estalinistas (!!) porque âniega completamente la posición de defensa de la Unión Soviéticaâ?. Es imposible comprender por qué se traen a colación âlos intereses de los estalinistasâ?. Pero limitémonos al problema de la defensa de la URSS. Podría verse amenazada por una Ucrania independiente únicamente en el caso de que ésta fuera hostil no sólo a la burocracia sino también a la URSS. Sin embargo, planteada esa premisa (obviamente falsa), ¿cómo puede exigir un socialista que una Ucrania hostil permanezca dentro de los marcos de la URSS? ¿O el problema se refiere solamente al período de la revolución nacional?

Sin embargo, nuestro crítico aparentemente ha reconocido la inevitabilidad de una revolución política contra la burocracia bonapartista.[8] Esta revolución, como cualquier otra, presentará indudablemente determinados peligros desde el punto de vista de la defensa. ¿Qué hacer? Si nuestro crítico hubiera pensado realmente en el problema nos contestaría que ese peligro es históricamente ineludible, ya que bajo la dominación de la burocracia bonapartista la URSS está aplastada. El mismo razonamiento se aplica, idéntica y totalmente, a la insurrección nacional revolucionaria que representa nada más que un segmento aislado de la revolución política.

Es notable que a nuestro crítico ni se le pase por la cabeza el argumento más serio contra la independencia. La economía de la Ucrania soviética es parte integral del plan. Su separación amenazaría con echarlo abajo y disminuiría las fuerzas productivas. Pero este argumento tampoco es decisivo. Un plan económico no es un libro sagrado. Si las secciones nacionales de la federación, pese a la unificación el plan, empujan en direcciones opuestas, significa que el plan no les satisface. Un plan está hecho por hombres. Puede reconstruirse de acuerdo a las nuevas fronteras. En la medida en que el plan beneficie a Ucrania, ésta deseará entablar los acuerdos económicos necesarios con la Unión Soviética y encontrará el modo de hacerlo, de la misma manera en que se las arreglará para establecer las alianzas militares necesarias.

Más aun, es inadmisible olvidar que el gobierno grosero y arbitrario de la burocracia tiene mucho que ver con este plan económico, y constituye una pesada carga para Ucrania. Ello exige antes que nada una drástica revisión del plan. La casta gobernante está destruyendo sistemáticamente la economía del país, su ejército y su cultura; está aniquilando a la flor y nata de la población y preparando el terreno para una catástrofe. Solamente un vuelco total puede salvar la herencia de la revolución. Cuanto más audaz y resuelta sea la política de la vanguardia proletaria, entre otros problemas respecto a la cuestión nacional, tanto más éxito logrará el vuelco revolucionario y menor será su costo ulterior.

La consigna de una Ucrania independiente no significa que Ucrania permanecería aislada siempre, sino solamente que volverá a decidir, por su cuenta y libremente, sus relaciones con los demás sectores de la Unión Soviética y con sus vecinos occidentales. Supongamos una variante ideal, más favorable para nuestro crítico. La revolución se da simultáneamente en todas las partes de la Unión Soviética. La araña burocrática es estrangulada y barrida. El congreso constituyente de los soviets está a la orden del día.

Ucrania expresa su deseo de determinar nuevamente sus relaciones con la URSS. Hasta nuestro crítico, suponemos, estará dispuesto a concederle este derecho. Pero para decidir libremente sus relaciones con las otras repúblicas soviéticas, para contar con el derecho a decir sí o no, Ucrania debe recobrar su libertad de acción total, por lo menos mientras dure este período constituyente. Y a esto no se lo puede llamar de otra manera que independencia del estado.

Ahora supongamos que la revolución abarca simultáneamente también a Polonia, Rumania y Hungría. Todos los sectores del pueblo ucraniano se liberan y negocian su unión con la Ucrania soviética. Al mismo tiempo expresan su voluntad de decidir sobre las relaciones de la Ucrania unificada con la Unión Soviética, Polonia soviética, etcétera. Es evidente que para decidir estas cuestiones habrá que convocar al congreso constituyente de la Ucrania unificada. Pero un congreso âconstituyenteâ? no significa otra cosa que el congreso de un estado independiente que se prepara a determinar nuevamente tanto su régimen interno como su posición internacional.

Tenemos todas las razones para suponer que en el caso de triunfo de la revolución mundial las tendencias a la unidad adquirirán inmediatamente una fuerza enorme, y que las repúblicas soviéticas encontrarán las formas adecuadas de ligarse y colaborar entre ellas. Esta meta se alcanzará sólo si los antiguos lazos compulsivos, y en consecuencia las viejas fronteras, se destruyen completamente; sólo si cada una de las partes es totalmente independiente. Para acelerar y facilitar este proceso, para hacer posible en el futuro una fraternidad verdadera entre los pueblos, los obreros avanzados de la Gran Rusia deben comprender ya las causas del separatismo ucraniano, el potencial latente que alberga y que obedece a leyes históricas. Deben declarar sin reservas al pueblo ucraniano que están dispuestos a apoyar con todas sus fuerzas la consigna de una Ucrania soviética independiente en la lucha común contra la burocracia autocrática y el imperialismo.

Los nacionalistas ucranianos consideran correcta la consigna de una Ucrania independiente. Pero se oponen a relacionar esta consigna con la revolución proletaria. Quieren una Ucrania independiente democrática y no soviética. No es necesario entrar aquí en un análisis detallado de esta cuestión porque no tiene que ver sólo con Ucrania sino con la caracterización general de nuestra época, que ya hicimos muchas veces. Delinearemos solamente sus aspectos más importantes.

La democracia está degenerando y desapareciendo incluso en sus centros metropolitanos. Sólo los imperios coloniales más ricos o algunos países burgueses especialmente privilegiados pueden mantener todavía un régimen democrático, y bastante degradado. La esperanza de que la Ucrania relativamente pobre y atrasada pueda establecer y mantener un régimen democrático carece de todo fundamento. Ni la independencia de Ucrania duraría mucho en un marco imperialista. El ejemplo de Checoslovaquia es por demás elocuente. En tanto predominen las leyes del imperialismo el destino de las naciones pequeñas y medianas seguirá siendo inestable. Sólo la revolución proletaria podrá derribar al imperialismo.

La actual Ucrania soviética constituye el sector principal de la nación ucraniana. El desarrollo industrial creó allí un poderoso proletariado netamente ucraniano. Es el destinado a ser el dirigente del pueblo ucraniano en sus luchas futuras. El proletariado ucraniano desea liberarse de las garras de la burocracia. La consigna de una Ucrania democrática es históricamente tardía. Para lo único que sirve es, tal vez, para consolar a los intelectuales burgueses. No unificará a las masas. Y sin las masas son imposibles la emancipación y unificación de Ucrania.

Nuestro severo crítico nos endilga a cada momento el mote de âcentristasâ?. Según él, el artículo fue escrito de manera tal que constituye el ejemplo más evidente de nuestro âcentrismoâ?. Pero no hace el menor intento de demostrar en qué consiste exactamente el centrismo de la consigna de una Ucrania soviética independiente. Por cierto que no es tarea fácil.

Se llama centrismo a la política que es por su esencia oportunista y que pretende aparecer como revolucionaria por su forma. El oportunismo consiste en la adaptación pasiva a la clase gobernante y su régimen, a lo ya existente, incluyendo, por supuesto, las fronteras entre los estados. El centrismo comparte totalmente este rasgo del oportunismo pero lo oculta, para adaptarse al descontento de los obreros, tras comentarios radicales.

Si partimos de esta definición científica vemos que la posición de nuestro infortunado crítico es parcial y completamente centrista. Comienza considerando como algo inmutable las fronteras específicas que segmentan a las naciones (accidentales desde el punto de vista de la política racional y revolucionaria). La revolución mundial, que para él no es una realidad viva sino el milagro de algún brujo, debe aceptar indefectiblemente estas fronteras.

No le interesan en absoluto las tendencias nacionalistas centrífugas, que pueden favorecer tanto a la reacción como a la revolución, que violentan su quietista formulario administrativo construido en base a âprimeroâ? v âluegoâ?. Se aparta de la lucha por la independencia nacional contra el estrangulamiento burocrático y se refugia en especulaciones sobre la superioridad de la unidad socialista. En otras palabras, su política (si es que puede llamarse así a los comentarios escolásticos sobre la política de otras personas) presenta las peores características del centrismo.

El sectario es un oportunista que se teme a sí mismo. En el sectarismo, el oportunismo (centrismo) en las etapas iniciales está replegado como un delicado pimpollo. Poco a poco el pimpollo se abre, un tercio, la mitad, a veces más. Entonces se nos aparece la peculiar combi­nación de sectarismo y centrismo (Vereecken); de sectarismo y oportunismo del más bajo (Sneevliet). Pero en ocasiones el pimpollo se marchita sin llegar a abrirse (Oehler). Si no me equivoco, Oehler es el director de âEl Marxistaâ.[9]

NOTAS Escritos

[1] âLa independencia de Ucrania y el confusionismo sectarioâ?. Socialist Appeal, 15 y 18 de setiembre de 1939. El Socialist Appeal era el periódico semanal del SWP, que luego cambió su nombre por The Militant. Trotsky contesta en esta oportunidad una crítica a un artículo que había escrito en abril de 1939, que se reproduce en Escritos 1938-1939 con el título de âLa cuestión ucranianaâ?.

[2] La teoría marxista de la revolución permanente, elaborada por Trotsky, plantea entre otras cosas que con el fin de llevar a cabo y consolidar incluso tareas democrático-burguesas tales como la reforma agraria en un país subdesarrollado, la revolución debe exceder los límites de un proceso democrático y convertirse en una revolución socialista que establezca un gobierno de obreros y campesinos. Tal revolución, por lo tanto, no tendrá lugar en âetapasâ? (primero una etapa de desarrollo capitalista a la que continúa en el futuro una revolución socialista), sino que será continua o âpermanenteâ?, pasando inmediatamente a una etapa poscapitalista. Para una exposición total de la teoría, ver La revolución permanente y Resultados y perspectivas, de León Trotsky.

[3] El Partido Borotba [Lucha] ucraniano se mantuvo activo entre los años 1918 a 1920, en que se fusionó con el Partido Comunista Ucraniano. A mediados de la década del 20 los ex borotbistas se adueñaron de la dirección del PC ucraniano y aplicaron una política de ucranización hasta el fin de la década, en que los estalinistas se volvieron contra Ucrania y expulsaron a los borotbistas de la dirección. La mayor parte de los borotbistas murió en las purgas de la década del 30.

[4] Nikolai A. Shripnik (1872-1933): se unió a la socialdemocracia rusa en 1897. Después de la Revolución de Octubre fue, en varias oportunidades, comisario de asuntos interiores y de educación en la República Socialista Soviética de Ucrania y miembro del comité Central del Partido Comunista Ucraniano. Escritos 1932-1933 se publica un artículo sobre su suicidio. Pavel P Postishev (1888-1940): fue un viejo bolchevique que se convirtió en miembro del Politburó en 1926 y secretario del Partido Comunista de Ucrania. Fue arrestado en 1938 y ejecutado, pero luego rehabilitado por las revelaciones de Jruschov.

[5] Termidor de 1794 fue el mes del nuevo calendario francés en que los jacobinos revolucionarios encabezados por Robespierre fueron derribados por un ala reaccionaria de la revolución que no avanzó lo suficiente, sin embargo, como para restaurar el régimen feudal. Trotsky utilizó el término como analogía histórica para designar la toma del poder por la burocracia conservadora de Stalin dentro del marco de las relaciones de producción nacionalizadas. Bonapartismo es un término marxista que describe un régimen con ciertos rasgos de dictadura durante un período en que el dominio de clase no es seguro; está basado en la burocracia militar, policial y estatal más que en partidos parlamentarios o un movimiento de masas (ver el ensayo de Trotsky âEl estado obrero, termidor y bonapartismoâ?, en Escritos 34-35).

[6] Rosa Luxemburgo (1871-1919): fue una dirigente notable en la historia del movimiento marxista y destacada adversaria del revisionismo y el oportunismo antes de la primera guerra mundial. Organizó el Partido Social Demócrata Polaco y fue líder del ala izquierda de la socialdemocracia alemana. Encarcelada en 1915, ayudó a fundar la Liga Espartaco y el Partido Comunista Alemán. Fue asesinada por miembros del gobierno socialdemócrata durante la insurrección de enero de 1919. Su principal discrepancia teórica con los bolcheviques residía en la cuestión de la autodeterminación nacional.
Nikolai Bujarin (1888-1938): viejo bolchevique que se alió con Stalin contra la Oposición de Izquierda hasta 1928. Sucedió a Zinoviev como presidente de la Comintern desde 1926 a 1929. Fue líder de la Oposición de Derecha en 1929; expulsado, luego capituló, pero igualmente lo ejecutaron luego del tercer juicio de Moscú, en 1938.
Georgi L. Piatakov (1890-1937): se unió al Partido Bolchevique en 1910 y realizó tareas partidarias en Ucrania. Durante 1915-1917 se opuso a la posición de Lenin sobre el derecho de las naciones a la autodeterminación. Fue miembro del gobierno de la Ucrania soviética después de la Revolución de Octubre. Expulsado del Partido Comunista en 1927 por pertenecer a la Oposición de Izquierda. Capituló ante Stalin y le fueron concedidos importantes cargos en la industria, pero igualmente fue víctima del segundo juicio de Moscú.

[7] Este documento, también conocido como Programa de Transición, fue adoptado por la conferencia de fundación de la Cuarta Internacional en 1938. Su texto completo se puede hallar en El programa de transición para la revolución socialista, de León Trotsky.

[8] Trotsky llamó a una revolución política contra la burocracia estalinista para restaurar la democracia soviética y una política exterior internacionalista revolucionaria. Entendía por revolución política el derrocamiento del régimen estalinista preservando las relaciones de propiedad que hizo posibles la revolución de 1917.

[9] Georges Vereecken fue representante de una tendencia sectaria en la sección belga del movimiento trotskista.
Henricus Sneevliet (1883-1942): fundador del Partido Comunista de Holanda e Indonesia. Abandonó el PC en 1927 y en 1933 se alió al movimiento de la Cuarta Internacional; firmó el primer llamamiento público para constituir una nueva internacional (âLa Declaración de los Cuatroâ?, en Escritos 1933-1934). Pero, rompió con la Cuarta Internacional en 1938 por diferencias con la política sindical y la guerra civil española.
Hugo Oehler dirigió una fracción sectaria del Partido Obrero de Estados Unidos que se oponía por principio a la entrada de ese partido al Partido Socialista como forma de llegar al ala izquierda del mismo, que se fortalecía numéricamente cada vez más. El y su grupo fueron expulsados en 1935 por violar la disciplina partidaria.


Textos sobre la independencia de Ucrania
LEON TROTSKY
- La cuestión ucraniana, 22 de abril de 1939
- La independencia de Ucrania y el confusionismo sectario. 30 de julio de 1939
- Los feudalistas democráticos y la independencia de Ucrania, 5 de agosto de 1939
- La guerra y la cuestión ucraniana, 6 de septiembre de 1939
- Stalin, depositario interino de Ucrania, 18 de septiembre de 1939
- Anexo: León Trotsky, El derecho de las naciones a la autodeterminación, Mayo de 1917
http://www.elistas.net/lista/andalucialibre/ficheros/1

Andalucia mi pais,España mi castigo.jpg


Porque es un Estatuto neoliberal y españolista:
El 18 de Febrero, VOTA NO AL ESTATUTO DE DEPENDENCIA
- http://www.elistas.net/lista/andalucialibre
- http://www.andalucialibre.tk/
- http://andalucialibre.cjb.net/
POR ANDALUCIA, CONTRA ESPAÃA: VOTA NO
ANDALUCIA, INDEPENDENCIA Y SOCIALISMO
==========================
Mira també:
http://www.elistas.net/lista/andalucialibre
http://www.andalucialibre.tk/

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Trotsky independentista
09 gen 2007
Lo que Trotsky nunca utilizaría un lema como el que tiene AL: "Por Andalucía, contra España". El internacionalismo proletario conlleva reconocer el derecho de los pueblos a formar un Estado, pero nunca menospreciar a otro pueblo como el español o el que fuere.
Re: Trotsky independentista
09 gen 2007
efectivamente, esta gente que se declara trostkista no parece que le hayan leído mucho. Y lo que han leído, está ciertamente descontextualizado...
Re: Trotsky independentista
09 gen 2007
Perdona compañero pero el estado español es una cosa y el pueblo español es algo inexistente, nunca ha tenido cultura propia, españa fue un invento monárquico. España tiene un potipoti de culturas de los pueblos que la forman.

Salud
Re: Trotsky independentista
09 gen 2007
Perdona X, pero hay un sentimiento de pertenencia a España o al Pueblo Español en la península. El que catalanes, vascos o quien quiera tenga derecho a formar un Estado como pueblos que son no significa que España no exista. Si me dices que el pueblo español es ficticio, te contestaré que más o menos ficticio que el concepto Paisos Catalans (que conste que soy valenciana y no estoy haciendo valoraciones). Creo que los nacionalismos (que no siempre los independentismos) deforman la realidad.
Re: Trotsky independentista
09 gen 2007
españa no hubiera sido una mala idea si se hubiera hecho de otra manera. se hizo como se hizo no sumando sino arrasando y evidentemente así no tiene mucho futuro.
Re: Trotsky independentista
09 gen 2007
potser els que ni l'heu llegit ni sabeu el que diu sou vosaltres
el marxisme revolucionari es per a ments obertes i racionals, no per a sacerdots de cap esglesia, totalment oposats a Trotsky
intenteu explicar-vos -ni que sigui com a exercici- des del materialisme històric i la lluita de classes la questió nacional i deixeu pels estalinistes repetir com a lloros consignes buides i tancades: però clar per aixo cal coneixements OBERTS CONTINUAMENT CONTRASTATS AMB LES REALITATS d'historia d'antropologia de marxisme i de participar directament en les lluites i oposar-se peti que peti a qualsevol opressió que es doni; i mes, intentar situar a qui sigui -Trosky, Marx, Bakunin- en la seva justa perspectiva historica i social: això és marxisme. Tota la resta no deixa de ser esoterisme disfressat de roig, com es podria disfressar d'una altra coloraina.

Molt be, com sempre, pels companys/es d'Andalucia Libre (que per cert, no se i no crec que s'hagin declarat mai "trosquistes").
Re: Trotsky independentista
09 gen 2007
Evidentment l'estat español opresor i malvat es el culpable de tot. La solució vindrá de la mà de l'independència, de sobres es conegut el seny català, a diferecia de la resta de l'estat espanyol nosaltres no ens deixem manipular per sentiments nacionalistes burgesos (com el nacionalisme espanyol, no confondre amb d'altres molt més progresistes com poden ser el català, euskera o andaluz), no deixem que els polítics ens prenguin el pèl i els Païssos Catalans avui día som el millor exemple de progrés.
Socialisme i independentisme (no confondre amb independencia personal, parlem de terra, no de persones; l'individu s'ha de supeditar al grup nazional)!
Re: Trotsky independentista
09 gen 2007
I no és nacionalisme burges dels pitjors el catalanisme d´en Pujols i els seus 40 (o més) lladres? O el oportunisme d´en Carod Rovira? A vore, jo no crec que la independencia, per si mateixa, sigui res, solament la revolta i la transformació social pot fer-nos lliures. Jo no he fet cap valoració, he criticat que per "lliberar" un poble tinguem que negar l´existencia d´un altre, i he dit que el poble espanyol pot existir, sense que aixó supossi la negació del dret de Catalunya, del Pais Basc o de quin sigui a la seua independencia. Vale?
Re: Trotsky independentista
09 gen 2007
Per cert, tinc entés que Andalucia Libre está formada, al menys una part, per militants de la Liga Comunista Revolucionaria, em puc equivocar.
Re: Sobre la Reforma del Estatuto de Autonomia para Andalucia
09 gen 2007
Andalucía: Un Estatuto para la Dependencia - La Segunda Estafa
El 2 de Mayo el Parlamento andaluz aprobó el texto de Reforma del Estatuto de Autonomía de Andalucía con los votos del PSOE y PCE-IU y la oposición -desde posiciones políticas distintas- del PP y del PA. Aquí nos vamos a dedicar a ubicar esta decisión en su contexto, describir la situación y perfilar algunas de sus implicaciones presentes y futuras para nuestra Nación.
http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=18175

Andalucia: El Estatuto que nos quieren imponer
¿Cuales son los contenidos reales del proyecto de Reforma estatutaria para Andalucía que patrocinan PSOE e IU?. ¿Qué aportará a Andalucía en educación, reforma agraria, empleo, financiación, cultura...?. La polémica nominal sobre las palabras "realidad nacional" y el barullo consiguiente ha tapado esta importante cuestión. A analizarla se dedica el siguiente texto...
http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=18307

Andalucía en algunos Datos
En plena reforma del Estatuto andaluz, ¿sabes que el 20,6% de los andaluces
sigue viviendo fuera de Andalucía?. ¿Porqué será?. ¿Sabes que en Andalucia
hay más del doble de precariedad que en Madrid?. ¿O que las andaluzas sufren un 14% más?. ¿Sabías que en Andalucía se paga de media el 60% que en Madrid?. ¿Sabes que en 1800, Andalucía tenía el 25,7% del PIB?...
http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=19943

Andalucía, a la hora de la Reforma Estatutaria
La discusión sobre la Reforma Estatutaria andaluza es la envoltura político-jurídica de otra cuestión más sustancial y permanente: el debate sobre la situación y naturaleza de Andalucía y del pueblo andaluz, la delimitación de sus necesidades y objetivos y la determinación de los medios efectivos a exigir y conquistar para resolver unas y alcanzar los otros. En esta hora, en la que el debate estatutario andaluz se encuentra en una fase procesal importante, procede realizar un repaso sincero y aun desabrido del contexto nacional en que se desarrolla y de algunos elementos destacados del exterior que lo condicionan.
ANDALUCIA LIBRE nº 266 - Andalucía, Reforma Estatutaria, domingo, 24 de julio de 2005
http://www.elistas.net/lista/andalucialibre/archivo/msg/321/

ANDALUCIA TRAICIONADA
El pacto PSOE-IU sobre financiación en la Ponencia estatutaria ha alterado irreversiblemente para todos los términos políticos de la ecuación. Esta traición fuerza definiciones.
Andalucía Libre nº 277 - (2) Andalucia traicionada, jueves, 1 de diciembre de 2005
http://kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=13667

Andalucía: Un Estatuto para la Dependencia (1) - Desarrollo y Contexto,
El pasado 16 de Febrero, tras finalizar sus trabajos la Ponencia, el pleno del Parlamento andaluz debatió y votó la Proposición de Reforma del Estatuto de Autonomía para Andalucía, presentada y apoyada por PSOE e IU. Salió adelante con sus votos favorables y con la abstención de PP y PA. Culminaba así una fase que hemos seguido en Andalucía Libre desde su principio hasta su final - ANDALUCIA LIBRE nº 284:
http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=16179

La estafa del Estatuto de Autonomía de 1981
Es muy conveniente para entender el presente conocer el pasado. Particularmente cuando determinados hechos siguen siendo aún hoy -transcurrido un cuarto de siglo de aquellos acontecimientos- imprescindibles para entender la realidad y mantienen un carácter fundacional, tanto del régimen que soportamos como del discurso justificador de las fuerzas políticas que lo encarnan y vertebran.
http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=24914

Ante la votación del Estatuto para Andalucía: CARTA ABIERTA A LOS DIPUTADOS CATALANES, GALLEGOS Y VASCOS Andalucia Libre nº 303 - martes, 31 de octubre de 2006
http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=25846

Ver sumarios 2006 en nuestro sitio.
Re: Trotsky independentista
10 gen 2007
aquest que ha firmat Terra Lliure, que no veus que és un manipulador? si fins i tot l'ha traït l'inconscient i posa "grup nazional"? Que cutre que es la penya déu meu! Però que cuuutre!

Si, Alejandra, pel que em sona ho eren. La qual cosa demostra la gran llavor de pensament crític i activisme revolucionari que va sembrar aquella corrent i aquell partit.

i tu manipulador vés amb compte amb qui suplantes personalitats, jo de tu no m'arriscaria, que hi ha sectors que molta mala llet acumulada
Re: Trotsky independentista
10 gen 2007
quina meravella de text de "el vell" -excepte l'ultim paragraf, aquesta tendencia dels botxevics a apunyalar-se finament :-)- gràcies compañeros (pels de RG i la gent de València llegiu-lo, si's plau -els que no el coneixeu)

per cert Trosky era uïcranes jueu, crec
Re: Trotsky independentista
10 gen 2007
Hay que tenerlos bien puestos para atreverse a decir que en 1939-40 Trosky defendió la independencia de Ucrania, y quedarse tan tranquilo.

Este señor, fue el comisario jefe y creador del Ejército Rojo, que fue el encargado, entre otras cosas, de liquidar la independencia de Ucrania en 1919-21. Durante 1917 y hasta 1921 Ucrania permaneció como independiente y dividida entre regiones nacionalistas y regiones comunistas libertarias. Ucrania era un campo de batalla, es cierto, pero también es cierto que caminaba de forma libre (y contraria ya que no estaba bolchevizada) a los intereses de Moscú.
Re: Trotsky independentista
10 gen 2007
Que morro que tienen algunos, parece ser que no entienden ni de contextos ni de analisi, i ni siquiera saben lo que busca Trostky.

Troskty es conocido por su ANTI-autodeterminación de los pueblos. Por sus debates contrarios a Lenin en este aspecto en los distintos congresos del PCUS i por su alienacion con Rosa Luxemburgo en contra de l'autodeterminación de los peblos.

En esos momentos, Trosky NI DEFIENDE NI QUIERE la independecia de Ucraïna ni la de nadie, simplemente busca debilitar la URSS creando movimientos independentistas que desestabilizen la URSS.
Del todo rastrero, sucio i antietico i antiteorico, el defender unas posturas pro-autodetrminación cuando ni se las cree, por el simple echo de agredir a la URSS.

Aun mas triste, toda està gente que se cree esto sin analizar un poco mas profundamente de donde viene i porque se dice.

Salut!
Re: Trotsky independentista
10 gen 2007
Que morro que tienen algunos, parece ser que no entienden ni de contextos ni de analisi, i ni siquiera saben lo que busca Trostky.

Troskty es conocido por su ANTI-autodeterminación de los pueblos. Por sus debates contrarios a Lenin en este aspecto en los distintos congresos del PCUS i por su alienacion con Rosa Luxemburgo en contra de l'autodeterminación de los peblos.

En esos momentos, Trosky NI DEFIENDE NI QUIERE la independecia de Ucraïna ni la de nadie, simplemente busca debilitar la URSS creando movimientos independentistas que desestabilizen la URSS.
Del todo rastrero, sucio i antietico i antiteorico, el defender unas posturas pro-autodetrminación cuando ni se las cree, por el simple echo de agredir a la URSS.

Aun mas triste, toda està gente que se cree esto sin analizar un poco mas profundamente de donde viene i porque se dice.

Salut!
Re: Trotsky independentista
10 gen 2007
Por o tanto, fuera del oportunismo trostkista, el derecho de autodeterminación, es total para todas las naciones que lo quieran i lo reclamen. Porque asi se sienten i porque su realidad es palpable. No porque ni unos burgeses lo alienten, ni porque unos trostkistas con animo de destruir el socialismo lo alienten. Es solo si su pueblo lo pide i lo cree.

Es estupida tanto la teoria que exponen como lo que creen que sucederia.
Ucraïna independetiente i socialista..... vale.
Esque la RDA no era independeiente? Xina? Cuba?..... ya habian paises independientes i muchos sobre la orbita sovietica, otros sobre la Xina. I Ucraïna si era independiente, pues seria de la orvita sovietica, i por lo tanto tanto daba.
Però si fuera asi, a Trostky ya no le bastaria la independencia de Ucraïna, entonces comencaria ha hablar que si la burocracia que si los estalinistas... i se inventaria otra cosa para intentar destruïr la URSS i todo el movimienot internacional.
Porque los trostkistas aplaudieron la caida del muro de berlin? la caida de la URSS? porque critican a Cuba ?
Esque lo que viene despues es mejor?

Son unos contrarevolucionarios en sus acciones.

PER L'AUTODETERMINACIÓ DELS POBLES
PER LA INDEPENDECIA DE CATALUNYA (ppcc)
PEL SOCIALISME
PEL COMUNISME
Trotsky hipócrita
10 gen 2007
LO que tiene narices es que se vea "tan bien" su supesto apoyo al nacionalismo sin aordarse de la masacre que perpetró este criminal de Trostski contra la misma Ucrania en el periodo de Nestor Makhno(1917-1919. Los soviets de campesinos que no interesaban (por independientes presisamente) fueron aplastados por la fuerza de las armas.
¡menudo morro se gastan algunos!
Re: Trotsky independentista
10 gen 2007
recuerde recuerden la masacre a los anarquistas en ucrania y ahora venis hablando de que apoyaba a los independentistas en ucrania. Pero quanta hipocresia, a quien quereis engañar???
afortunadamente la cultura nos hara libres de manipulaciones.
visca la terra lliure de patriotismes.
Re: Trotsky independentista
10 gen 2007
dile a Néstor Makhno,comunista libertario, si Trostky estaba a favor de la autodeterminacion de los pueblos o si estaba a favor de la independencia de ucrania, menuda burrada!!
aqui falta repasar la historia, el ejercito rojo creado por trsotky masacró a sus vecinos con claras intenciones imperialistas...
porfavor!!
Cataluña, España y Europa 1ª Part
11 gen 2007
Aqui us poso un llibre molt interessant pero en alguns conceptes desfassat ja que es de l´any 1979, i que va escriure Joaquin Bochaca, famos historiador proxim a Cedade. El que deixa relluir el llibret es que Europa som les persones i la nostra herencia genetica i que una Espanya seguint la linea chauvinista i centralista borbonica ha sigut lo mes nefast que ha pogut passar a les relacions dels pobles que formen Espanya. i que l´unic camí es lluitar a favor de la unitat i la varietat dels pobles per formar en un futur la unica nació valida: Europa.
El text molta gent el pot discrepar, o l´autor, o la seva ideologia, pero jo crec que en lo referent que cita de les relacions tervoles Catalunya_Espanya acerta en moltes coses i de ple. Disfruteu de la lectura.

CATALUÃA, ESPAÃA Y EUROPA

Es un hecho bastante conocido que Europa se enfrenta,al mismo tiempo, a los Bárbaros del Este , y a los que Yockey llama Falseadores de la Cultura (1) que acaparan el poder en Occidente.Lo que no es tan conocido, además , es que hay un problema interno, agraviado y politizado intencionadamente por el Enemigo; el cual ha sido como una válvula mal ajustada por la que se han escurrído gran parte de las energías de Europa, se han estropeado dolorosamente.Este problema intestino es el de su constitución.Es evidente que por constitución no entendemos aquello por lo que Spengler llama â anarquía institucionalizada â ó â garantías â y â peticiones del pueblo contra el Estadoâ? , sino que le conferímos un valor etimológico.Es decir,el de la composición de sus partes y la forma de reagruparlas en un todo armónico y natural.
Es un hecho que Europa constituye una unidad racial, geográfica (es la península occidental de Asia), económica (sus miembros se complementan ), ético-religiosa (aquello que uno dijo,un Cristianismo Positivo), y por encima de todo, sus miembros tienen una tarea común, un solo Destino Historico.Todo con todo, no es menos patente que esta unidad no presupone una uniformidad con moldes asiáticos, ni el predominio de los mas fuertes sobre los mas débiles- ó, mas exactamente, de los mas numerosos encima de quienes no lo son tanto-, ni la aniquilación en aras de masianismos locales de la lozana variedad de pueblos de Europa.Realidad tangible, inamovible,guste o no guste ciertos espiritus retardatarios, â gaullistas â periféricos tórtolos de la llamada Europa de los Estados.Estos no saben que un Estado es, por definición, total y que nunca cederá una parte de su soberanía, ni que sea por el bien de Europa.
Desde el Cabo Norte hasta Gibraltar y entre los rocosos promontorios de Galway ( Irlanda) y los límites meridionales de Ucránia hay, en estos momentos, 24 Estados mas ó menos independientes â sin contar las âcuriosidadesâ? como San Marino, Andorra,Liechtenstein, Mónaco-.Estos 24 Estados,todos juntos dependen âde buena gana ó por la fuerza- a uno de los dos bloques; salvo Yugoeslávia que vive, o sobrevive gracias al chantaje político.Son verdaderos vasallos en todas las grandes decisiones de política foránea,pero tiránicos hasta lo irracional en lo que respecta a política interior.Como si quisieran descargar sobre las naciones (o regiones,departamentos,províncias o como quiéran llamarlo) el resentimiento producido por su desagradable dependencia de Washington, Moscúâ¦Ã³ Tel-Aviv.Esto es consecuencia del estúpido y miope hípernacionalismo que otras fuerzas extraeuropeas utilizaron con tal de desatar la catastrófe de 1939, de la que todos los Estados, naciones y regiones de Europa saldrían como los grandes derrotados.
Estos 24 Estados, que no podían moverse sin el permiso de los amos extraeuropeos, que no podían âcomo la ex Reina de los Mares- salir a pescar bacalao a menos de doscientas millas de las costas de Islandia sino era con la prévia seguridad de que los Srs. Kissinger ó Vance regatearan tal pretensión delante de su colega Gromyko.Que no pueden, como Austria,solilicitar la entrada en el Mercado Común a causa de ciertos acuerdos entre un paralítico y un atracador de bancos en Yalta.Que, como España, no pueden entrar sin que el Sr. Oreja de cincuentamil explicaciones a grandes poténcias mundiales como Luxemburgo y Dinamarca; bien y llegando a hacer numeritos de verdadera mendicidad como otros estadístas no habían hecho nunca , en circunstáncias mucho mas adversas, enfrente un Hitler en el cenit de su brío militar.Que no puedan impedir, como a la vencedora Francia, que sus aliados (¿?) extraeuropeos inventen,organizen, solivianten y financien irredenciones de color con finalidad de arrancar en veinte años un Imperio que le costó trescientos años y millones de litros de sangre.Que no pueden como Suecia,que tanto se preocupa de las cosas de España,negarse a una extradición de refugiados políticos cuando tal extradición es pedida (ordenada) por la URSS.Estos 24 tunantes que, salvo rarísimas excepciones y circunstáncias, han olvidado incluso la noción de lo que representa el autorespeto delante de los mas fuertes, observan en cambio una compostura própia de jefe de tribu negra hacia sus componentes regionales ó nacionales ; se les niega el ejercicio de derechos inalienables â en una época en la que se habla un montón de derechos âad nauseamâ?- otorgados por la naturaleza y negados por los imperativos de una politica que ya en el siglo XVIII denotó ser de retardatarios y cortos de vista.
Y, al fin y al cabo, ¿ que son estos 24 mocosos?
Accidentes diplomáticos, surgidos del Congreso de Viena y del Dictado de Versalles, como lo son ahora Bélgica,Yugoeslávia, Polonia, Checoeslováquia; anacronismos de otra época perpetuados por necesidades de la otra coyuntura financiera ó, eventualmente, para servir de refugio legal a las colosales fortunas de los magnates del petróleo ó de la Máfia, como Suiza. Pretextos para âholdingsâ? financieros , a menudo extraeuropeos, como Luxemburgo.Contrapesos propiciados por una gran poténcia en contra de otras,hace tres siglos como Portugal.Y la mayoria de veces, ha estado el resultado de acuerdos y desavenencias, enredos, regateos, matrimonios entre parientes bordeando-y ultra excediéndose, cuando convenía- el incesto. Todo eso perpetrado desde los herederos de Carlomagno hasta nuestros dias por dinastías aventureras que, como el famoso Archiduque Carlos de Habsburgo, no dudaban en contribuír en una guerra con tal de disputar el trono de España a un francés, coronado por su abuelo en Versalles; y en terminar,en plena guerra, renunció a tal corona porqué había heredado la de Austria.Cuánto daño ha hecho al acuerdo leal entre los pueblos reales âpero no legales- de Europa los descendientes del primer monarca europeo, ¡ Carlomagno ! Con la añadidura de algunos jardineros cortesanos. Los herederos de Carlomagno estaban convencidos que su poder no podía tener otro fundamento que la fuerza.Aparte de la herencia que les ha legado el papá ó de cualquier pariente mas lejano, se apoyaban siempre en uno de los Estados âde las fincas- que heredaban ,generalmente en el medio de sus posesiones y en detrimento total de los afanes periféricos.
He aquí el caso del primer Borbón de España, a fin de alcanzar la corona que le había adjudicado su abuelo Luis XIV en Versalles (oh, ¡manes de Cisneros!) no dudó en perder las posesiones españolas en Europa y todavía parte del territorio metropolitano, como Gibraltar y Menoría.
En todos los manuales de Historia se enseña en España , que Felipe V fue un gran rey de España.Así lo ha dicho el Sr. Jiménez Caballero ,superfalangista de la primera hornada y el Sr. Sánchez Albornoz, republicano de siempre.Y tenían razón, desde su punto de vista común.El punto de vista de una España hegemónica y separadora, de una España castellana, o mas bien dicho de una España que se sirvió de Castilla contra la España total , la que engloba también los territorios de la antigua Corona de Aragón y Euskadi, como también la olvidada Galicia, pariente céltico y pobre, casi bien incomunicado a las costas del nublado Atlántico.




* * *


Hemos hablado de la Corona de Aragón. Ahora escudriñaremos exclusivamente Cataluña, los Países Catalanes que constituían âcuando Aragón desapareció como Estado independiente- mas del 80 por ciento de su población y eran el elemento portador de los valores, artífice de la política del país.
Cataluña, tal como región, fue inventada en el siglo pasado por sabelotodos, burócratas administrativos de Madrid, quizás fuera mas justo decirle â en Madrid â.A Cataluña se le adjudicó un ámbito territorial de unos 32.500 km2 .Tal descuartizamiento fue caprichoso, absurdo y contravino sentimientos e intereses. Si, por una parte englobó a la catalana provincia de Lleida el Valle de Arán, cual población es étnicamente un enclave vasco y lingüísticamente proviene del provenzal; por otra parte arrebató a la propia Lleida y a Tarragona los territorios catalanes, habitados por catalanes y de habla catalana (la Franja de Poniente), considerados como catalanes desde tiempos de Maricastaña y oficialmente desde el momento en que Jaime I especificó en su testamento que â catalanes son todos los territorios , desde el Cinca hasta Salses â.
Y no hace ni diez años que en Madrid se probó una genial maniobra que quería arrancar a Lleida de Cataluña, todo y creando en Manresa una nueva capital de provincia, mientras que Lleida âo gran parte de ella- iría a parar a Aragón.Esta maniobra fracasó por la reacción popular masíva e inesperada en las alturas .Y también hace falta señalar que, por haberse considerado a Madrid que ultra a España, los absurdos tienen un limite.
La Cataluña real tiene unos 36.000 km2, mas 3.500 km2, de la Cataluña del Norte (Rosellón), la cual un rey austíaco dicho español la cedió a su hija que era mitad austríaca mitad alemana, a modo de dote por su matrimonio con un rey medio francés y medio alemán, que vivía en Versalles (Francia).
Lo que entendemos por Países Catalanes incluye, además de las cuatro â províncias â de Barcelona, Tarragona, Lleida y Girona, mas las tierras al este del río Cinca (Franja de Poniente), la Cataluña del Norte (Rosellón) y el exiguo Estado de Andorra, los territorios del antiguo Reino de Valencia, las Islas Baleares y Pitiusas. En total 70.137 km2 , 9.125.782 habitantes y una densidad de 133 pobladores por km2. A desagrado de la intensa inmigración que ha llegado a ciertas zonas, como al Valle del Llobregat,el Vallés y la periféria valenciana, unos nueve millones de personas se expresan en una sola lengua, tienen costumbres parecidas y al fin y al cabo poseen una sola subcultura. No le llamamos Cultura porqué en Europa no hay mas Cultura âó Gran Cultura- que la Cultura Europea ó Occidental.
Esta coincidencia nacional, o de misión histórica , no es una invención del catalanismo moderno , tal y como se dice en el lejano planeta oficial madrileño.Ya en el año 1417, Anselmo Turmeda afirmó ser â de nación catalana y nacido en la ciudad de Mallorca â. Ramón Muntaner escribió en 1325 que los habitantes del sur del País Valenciano eran â verdaderos catalanes â.Los Papas Bórgia ,de Játiva, se les llamaba â los catalanes â. Calixto III , se autollamaba â Papa Catalanus â y consideraba su Pontificado como â Gloriae Nationis Catalanae â. Ausiás March , cuando publicó sus obras traducidas al castellano, hizo añadir a su nombre la mención â caballero valenciano de nación catalana â.Incluso Fernando el Católico , los nobles castellanos le llamaban â el viejo catalánâ? ó â el catalanoteâ?, y eso mucho antes que,a raíz de su matrimonio con Germaine de Foix, procuró desvincular sus antiguos Estados de la unión con Castilla.
Parece que los primitivos pobladores de los Países Catalanes fueron los ligúrios y los íberos, que después se mezclaron con los celtas âmas numerosos-. Por este territorio pasaron también sin dejar no sin esfuerzo vestigios los fenicios y los griegos.Ocuparon eventualmente algunas zonas del litoral. Cataluña comenzó a configurarse con los visigodos.
Los romanos subdividieron la Península Ibérica en tres províncias : la Bética ( meridional y central), la Lusitánia( atlántica y centro-occidental) y Tarraconense (mediterránea).Pero los visigodos crearon otra llamada Septimánia, la que abarcaba, además del territorio galo (después provenzal) de Elna, Agda, Carcasona, Narbona, Magalona, Beziers y Nimes y la casi totalidad de los actuales Países Catalanes.Este territorio fue el esquema del futuro Marquesado de Gótia, fundado mas tarde por Carlomagno.
A comienzos del siglo VIII, la decadéncia interna de los visigodos de España propició la invasión árabe.En tres años los árabes ocuparon la Península Ibérica y en cincuenta años se independizaron del Sultanato de Damasco.Pero pronto se subdividen en incontables reinos de taifas, cosa que facilitó la Reconquista Cristiana.En lo que se refiere a los cristianos ibéricos âlos antiguos celtíberos ,visigodos- necesitarán ocho siglos para reconstruir la unidad española, y de una forma bastante precária. Durante este periodo se elaboran las tres naciones íberas : la oriental, la central y la occidental. Estas, conjuntamente con la nórdica ( o vasca) constituyen en los elementos de un problema, sino étnico, si cultural ó politico español, que únicamente la tozudería y la ofuscación humana lo hacen de difícil solución.
La Reconquista del territorio penínsular, que duró desde el 718 al 1492, lo podemos dividir en cuatro períodos:

1) Nacimiento de las naciones peninsulares.A León y a Castilla esta fase duró hasta el año 1037, en el que Fernando I une ambos reinos. El verbo â unir â, en este caso, no es sino un amable subterfugio castellano, con el conde Fernán González se separó de León âFernán González fue el primer separatista penínsular-. Después Castilla se anexionó León y de este ya no se oye ni gallo ni gallina en la História.Para Cataluña, termina el año 1137, en el que Ramón Berenguer IV se casa con Petronila , reina infante heredera de Aragón, ya que su tío Ramiro II el Monje -con tal de salvar la existencia de Aragón_ prefiere unirse con Cataluña que no con Castilla, la cual alegó unos derechos dinásticos sobre el Reino de Zaragoza ; derechos derivados ya de la época que tal reino era islámico. Castilla ofreció a Aragón la â unión â , dicho sea de otra forma, la absorción, tal como sucedió con León. Cataluña tiene un doble interés en esta unión. De mala gana de tener, en aquel momento histórico , un territorio diversas veces mas grande que el aragonés. Los territorios provenzales desde Bearn hasta Nimes, son vasallos del Conde de Barcelona , que ha estendido sus dominios hasta Tortosa. Ramón Berenguer, tal como sus predecesores, no puede aspirar al título de rey, por la simple razón que es vasallo de los reyes francos.Esta situación procede de la creación del Marquesado de la Septimánia para Carlomagno.
Cataluña tendrá que soportar numerosas guerras contra Francia con fin de defender su independencia.Y mas tarde, en la Batalla de Muret, Cataluña perderá casi la totalidad de sus territorios postpirenaicos en beneficio de los galos.Estos usarán un pretexto religioso âla cruzada contra los albigeses- con tal de anexionarse aquellas tierras.En casarse Petronila, pues, con Ramón Berenguer , éste obtuvo el titulo de rey, según el Derecho Feudal, y al mismo tiempo le libera del vasallaje.Este matrimonio conjura el afán de anexión de Castilla encima Aragón; la extensión territorial del que no representa, en aquellos momentos, ni la mitad de la actual. Los castellanos también codiciaban el Reino Musulmán de Valencia.
Con tal de evitar el aplastamiento geográfico e histórico de Aragón, se efectúa este matrimonio de Estado. La población aragonesa representa una quinta parte de la catalana.Si tenemos en cuenta la población norpirenaica, ó provenzal, no llega ni a la décima parte.Con la ayuda catalana, se efectúa la reconquista de Teruel, el cual es anexionado al Reino de Aragón. En la incipiente Confederación Catalano-Aragonesa, Aragón guardará sus própios fueros, su Derecho, la Administración Publica y la Justicia. El reino de Navarra, precursor de la actual Euskadi, se extiende por casi todo el norte penínsular aunque Castilla le arrebata el Señorío de Vizcaya.Con la unión catalano-aragonesa , Navarra permanecerá cercada y a partir de entonces se moverá dentro de la órbita francesa.
Tocando Portugal, alcanzará pronto su independencia para con Castilla , bien y comenzando un brillante periodo de imperialismo ultramarino.

2) Periodo de las grandes conquistas cristianas.
En Castilla , este periodo queda cerrado con la muerte de Fernando III el Santo (1252), conquistador de toda Andalucía, salvo el Reino árabe de Granada.Tal fase histórica queda cerrada a Cataluña por Jaime I el Conquistador (1276), el cual incorpora los reinos musulmanes de Mallorca y Valencia a su corona; mientras que el de Murcia, una vez liberado, le regala a Castilla.La conquista catalana del Reino Musulmán de Murcia incluía mas ó menos las actuales províncias de Albacete ,Murcia y Almería. Así, pues, que Jaime I hace este obsequio a su yerno castellano Alfonso X , aunque éste se alió repetidas veces con los moros contra Cataluña.

3) Es el periodo que podríamos llamar de los cuatro reinos cristianos constituídos en la brega por la preponderancia politica.Esta etapa histórica se extiende hasta la entronización de la dinastía borda de los Trástamara en Castilla, el 1369, y en Aragón el 1412. La misma tentativa fue frustrada en Portugal el 1385 y a partir de entonces, los vecinos, ayudados por Inglaterra, siempre magistral en aprovechar situaciones de este tipo, se escurrirá del que parecía ser su destino historico. Cataluña y Portugal iniciarán entonces su expansión marítima.Los portugueses se enraízan sólidamente en Angola, Guinea y Mozambique ; ultra y llegan hasta la India, la China y el Timor. Los catalanes, en pugna constante con los franceses, genoveses, venecianos, turcos y griegos, crean un verdadero imperio en el Mediterráneo.En un momento determinado las cuatro barras de sangre ondean sobre Cerdeña, Córcega, Sicília, por todo el sur de Italia, hasta Nápoles incluido, Malta y Gozzo, los ducados de Neopátria y de Atenas, los cuales incluyen la actual Grecia mas Albania y Macedonia, hasta la lejana isla de Castellroig ( Castellorizzo), la mas oriental de las islas del Dodecanéso. Cataluña tenía , además, diversos enclaves en el norte de Africa mas el vasallaje político sobre la isla de Chipre, completan este lozano imperio, la metrópoli del cual se estendía desde Oriola hasta Salses y de Mahón hasta Albarracín.

4) Preponderancia de Castilla. Esta se va materializando año tras año hasta la unión de Castilla con Aragón, mediante el matrimonio de Fernando e Isabel. La reconquista termina con la toma del Reino Musulmán de Granada, el año 1492. Luego, Fernando â el catalanote â, invade Navarra y la anexiona a Castilla.




* * *
Cataluña, España y Europa 2ª Part
11 gen 2007
En la Cataluña del Norte la reconquista es a cargo del imperio carolingio.Los francos, dueños de toda la Galia después del triunfo de Poitiers, conquistan la Septimánia y secundados por la población autóctona (visigoda-celtíbera), llegan hasta Barcelona, la cual fue ocupada por Luís el Piadoso el año 801. Este territorio, primero dividido en un montón de condaditos, fue unificado en el entorno del conde de Barcelona, feudatario del rey de Francia. Hasta el conde Borrell II (954-992) que se le independizó aún y restando el vasallaje, el cual duró âa desagrado de numerosas guerras franco-catalanas- hasta la boda de Ramón Berenguer IV con Petronila de Aragón, como ya hemos visto. Sin esperar ayuda de su soberano francés, el conde catalán Borrell II reconquista Barcelona de una breve ocupación árabe de Almanzor, el año 992. En realidad la ayuda francesa no podía llegar, porqué Hugo Capeto âprimer rey de la nueva dinastía franca- no estaba en condiciones de enviarla. A pesar de todo, Cataluña permaneció muy marcada por este origen franco.
Por respeto a sus antiguos soberanos, el condado de Barcelona , mas tarde de Cataluña, no se erigió nunca en reino; como lo hicieron otras comarcas peninsulares, como el exiguo Reino de Sobrarbe. Hasta el 1180 documentos publicos catalanes hacen referencia a los reyes contemporáneos de Francia; su escritura no fue la visigoda ( tal como lo era al Reino de Castilla), sino la carolingia. La toponímia del norte catalán denota que era la escritura y el habla autóctona, y no por eso dejó de estar emparentada con la lengua occitana ó provenzal y reforzada por estos primeros meridionales galos. Fueron estos los primeros conquistadores de la Marca Hispánica, nombre que entonces tenía la actual Cataluña, de la cual derivó el futuro nombre de España. En lo que se refiere al idioma, el catalán es hermano del occitano de Provenza, lengua de trovadores y literaria de Cataluña hasta el siglo XIII, en el cual Ramón Llull ( ó Raimundo Lulio como dicen los manuales de historia que corren por España ) lo sustituyó por el catalán como lengua literária y científica.
Este origen franco determinó igualmente la política de los primeros condes barceloneses, ó catalanes, y también la de los primeros condes-reyes de Cataluña-Aragón, hasta primeros del siglo XIII.Tal política se encarriló casi exclusivamente con Francia. Desde Ramón Berenguer I hasta Jaime I , la política matrimonial y, a veces, las guerras, hicieron posible que la Casa de Barcelona se extendiera en sus dominios desde Lorda (â Lourdesâ? ) hasta Marsella. Y por el interior , hasta Nimes y hasta incluso mas al norte. Finalmente, y mediante el Tratado de Corbeil, San Luís de Francia y Jaime I , ventilan y arreglan el pleito franco-catalán. El francés abdicó en sus derechos que aún vindicaba sobre Cataluña, y el catalán renunció a sus territorios del norte del Pirineo, salvo de la villa de Montpellier, donde nació Jaime I.
La política catalana con Castilla estuvo marcada, durante mucho tiempo, por este carácter original. Si repasamos la historia, a uno le da la impresión de que la confederación catalana-aragonesa solo tiene una manía: ayudar a Castilla en su tarea de rechazar los árabes de la península, ya fuera por el mero celo cristiano, ya fuera por solidaridad conracial y sin esperar ninguna reciprocidad. Ramón Berenguer IV , después de casarse con Petronila, inauguró una etapa pródiga en intervenciones a favor de Castilla, en tiempos de Alfonso VI. Fue el monarca catalán quién ayudó a su colega castellano a liberar por vez primera a Almería de los árabes. Fue el mismo Ramón Berenguer IV quién firmó con Alfonso VII el Tratado de Tudilén , por el cual a canvio del retorno de Tarazona, Albarracín y otras ciudades aragonesas que habían estado ocupadas por tropas castellanas sin prévia declaración de guerra, se reservaba el territorio (todavía islamico) de los Reinos de Valencia y Murcia todo y renunciando a toda otra conquista penínsular. Su hijo, Alfonso I , de Cataluña, II de Aragón, ayudó a Castilla a conquistar el Reino de Cuenca, y en terminar ( por su cuenta) la villa de Lorca que le pertenecia según el Tratado de Tudilén.
Alfonso VIII de Castilla, se puso lleno de cólera. Convocó al rey catalán en la villa de Cazorla ( Andalucía) y le hizo firmar un nuevo tratado, con el cual el catalán renunció al Reino de Murcia todo y pasando a ser zona exclusivamente de conquista castellana. Mientras que el monarca castellano renunciaba a unos derechos de señorío âpuramente nominales- que tenía sobre la ciudad de Valencia, entonces todavía en manos sarracenas.
Pedro I de Cataluña, II de Aragón, olvidando la situación de apuro en que se encontraban sus dominios en Occitánia, contribuyó de forma trascendental a la victoria de las Navas de Tolosa contra el ejército islámico. Vale la pena decir que, para Cataluña, tal triunfo no representó ningún beneficio. Fue inútil.
Hemos dicho poco que el hijo de este rey catalán, Jaime I, conquistó el Reino árabe de Murcia y la ciudad de Almería todo y regalando a su yerno, Alfonso X el Sabio, de Castilla; por lealtad al Tratado de Cazorla. Sin embargo, Jaime I tenía poderosas razones por abrogar tal tratado, porqué su sabio yerno había ocupado ciudades valencianas ( Utiel y Requena) y había alimentado revueltas de los moros contra los catalanes.
Es curioso como la ayuda catalana a Castilla se alternara con diversas guerras entre ambos Estados peninsulares. Jaime II de Aragón participó, al lado de Castilla, a la reconquista de la villa de Tarifa, en el extremo sur de la península, todo y proponiendo a Sancho IV una alianza a fin de resarcir el Reino de Granada, ultimo reducto árabe de la península. A canvio de esta ayuda el rey catalán sólo reclamó una sexta parte del territorio a conquistar; es decir, el equivalente mas ó menos del Reino árabe de Almería. Sancho IV lo aceptó, pero los nobles castellanos, en enterarse, se indignaron tanto que incluso querían asesinar a su propio plenipoténciario . Gracias a esta peculiar visión política, la reconquista se prolongó durante dos siglos. En el decurso de este tiempo, aconteció una inmigración masiva de berebéres (benimerinos) hacia el Reino de Granada; hecho que produjo una irremediable marca racial.
El plan de conquista del norte de Africa que habían planeado el rey catalán y el castellano, fracasó por la oposición de los nobles castellanos que eran muy influyentes en la corte de su país. Este plan tenía previsto que el río Muluya sería la frontera castellano-aragonesa en el norte de Africa. Al oeste era para Castilla, al este para Aragón.
Mas adelante hubo otro proyecto de cruzada por tal de echar fuera definitivamente a los árabes de Granada, pero esta vez no había compensación territorial para la Casa de Barcelona.Este proyecto, encarnizadamente mimado por el Papa y ideado por Alfonso III (IV de Aragón) se frustró por culpa de Alfonso XI de Castilla; el cual, fríamente y sin apuntar respondió con una alianza con el Reino árabe de Granada.
Vale la pena decir que los reyes de Aragón hicieron el error político de apuntalar siempre los insurrectos castellanos, aspirantes a la corona de su país. En estos casos, los reyes catalanes hacían prometer que sí ganaban a los sublevados castellanos, estos tenían que devolver el territorio del antiguo Reino de Murcia. Paralelamente, los reyes de Castilla apuntalaron políticamente ây hasta con intervención armada- el pretendiente a la Corona de Aragón , Fernando de Antequera, descendiente del ultimo rey de la Casa de Barcelona, Martín I â El Humanoâ?. Este monarca murió sin sucesión directa, cosa que hizo presentarse cuatro candidatos: dos por la linea masculina (Jaime ,Conde de Urgell y Alfonso, Duque de Gandía); y dos por linea femenina ( Luis de Calabria, Conde Provenza y el Infante de Castilla, llamado â de Antequeraâ?, porque conquistó a los árabes esta ciudad andaluza). En el Reino de Aragón permaneció excluida la sucesión femenina âotro rasgo tipicamente francés-. Consecuentemente el pretendido predilecto era Jaime de Urgell, el pariente mas oportuno. Sobre este punto no hay ninguna duda. Pero los motivos que hicieron que el llamado Compromiso ó Sentencia Arbitral de Caspe se decantara por el Infante castellano como Rey de Aragón, no tenían nada que ver con el derecho dinástico. Excepto la coacción ejercida sobre los nuevos síndicos reunidos en Caspe âcoacción materializada por la presencia de un ejército de ocupación castellano- el motivo principal que decidió la elección del futuro rey Fernando I fue el Cisma de Occidente, el cual traqueteó la Iglesia.
Efectivamente, el antipapa Benedicto XIII âel aragonés Pedro de Luna- ganó para su causa al prestigioso dominicano Vicente Ferrer, portavoz principal del reino de Valencia en Caspe. El Infante Fernando de Antequera había prometido una obediencia a Benedicto XIII que al final no cumplió, una vez logrado el trono. Mas tarde, Vicente Ferrer fue canonizado, a despecho de haber apoyado un antipapa. â ¡Sic transit gloria mundi !â?
El episodio de Caspe es, sin embargo, el prototipo o la prefiguración, de los reiterados fracasos políticos de Cataluña en sus relaciones con los otros pueblos peninsulares; mal que el catalanismo historicista le haya querido dar una trascendencia que en realidad no tuvo. Estos fracasos catalanes han sido sobretodo hacia Castilla.
Hemos dicho ahora mismo que la Sentencia de Caspe no tuvo el alcance que se esperaba. Porqué, a desagrado de su origen no catalán, el nuevo rey Fernando I pronto marcó distancias con sus parientes de Poniente. Fernando I les dijo que quería seguir siendo un monarca independiente, â ingratitud â que puntualmente le sería reprochada.
En el aspecto que tuvo trascendencia la Sentencia de Caspe, fue la de propiciar la unión penínsular, la cual tomaría forma con el matrimonio de Isabel de Castilla y Fernando II de Aragón. La debilidad de Enrique IV de Castilla (1454-1474)favoreció la unidad penínsular. Los nobles castellanos, una vez mas codiciosos de privilegios, se rebelaron contra su rey bien y presentando como excusa una pretendida ilegitimidad de su hija Juana, y designando como heredero de la corona castellana su hermano Alfonso. En morir este, probablemente envenenado, designaron su hermana menor, Isabel. Enrique IV y su mujer, la reina ofendida, Juana de Portugal, atestaron la legitimidad de su hija y la proclamaron heredera. Diversas ciudades castellanas les hicieron lado. Portugal tomó parte en pro de la Infanta Juana, prometida de su rey, Alfonso V. Isabel de Castilla, una vez casado con Fernando II de Aragón, alcanzó el triunfo y enseguida proclamó la divisa , tan bonita: â Tanto monta ,monta tanto, Isabel como Fernando â .La realidad fue, pero, que Isabel montó mas que Fernando, pero de largo. Ya que, cuando gracias a una fantastica lotería historica, las tierras americanas fueron descubiertas por un navegante aventurero de origen misterioso, que comandó tres carabelas alquiladas por Castilla -es cierto- pero que el dinero lo aflojó el Escribano Racionero (Ministro de Finanzas) de la Corona de Aragón, Lluís de Santángel ( 2) , las nuevas tierras fueron atribuídas a Castilla por Isabel, cuando testó.
Durante tres siglos, los catalanes no pudieron comerciar con America. El unico comercio lo hacen por vía interpuesta, los ingleses. Los galeones cargados de oro, usurpados a los indios por cerderos y gente sin oficio ni beneficio, son abordados y saqueados por la entonces Reina de los Mares y , luego hundidos. A pesar de esto, llegó algo âde hecho llegó mucho- en Sevilla. Y aunque el pueblo español no se benefició ( ni tan siquiera las regiones castellanas o dependientes de Castilla), si que contribuye al enriquecimiento desmesurado de la nobleza y también de una neonobleza de indianos que durante siglos formarán la estructura de poder en España. Esta nobleza, reviscolada de la antigua miseria ( la figura del â noble arruinadoâ? solo tiene lugar en Castilla), será la creadora de latifundios y hará necesaria una reforma agraria. Reforma que no se materializará por culpa de sectarismos e impotencia, y otros no la harán por la simple razón que la han planteado los de â la izquierdaâ?.
Fue fatal no solo para los Países Catalanes, mas bien para toda España, el hecho que ni catalanes de Cataluña, de las Baleares y de Valencia (ultra los aragoneses) fueran excluídos del poblamiento de America. Aragón también, aunque es mucho mas próximo de Castilla por razones geográficas, etnicas, culturales y lingüísticas, lo metieron por cintura. España estaba agotada por las guerras insensatas de Alfonso de Trastámara en Nápoles, y después de la caída de Constantinopla , privada del comercio mediterráneo por la piratería turca , Cataluña hubiese podido encontrar una compensación a estos aprietos el el comercio con el Nuevo Mundo, pero no. No solo no le permitieron ( de mala gana del â tanto monta â), sinó que se vió condenada a ver como su propio rey arruinaba la marina catalana. Esta marina era una de las mas gloriosas de la Alta Edad Media. De manera que en bien pocos años de los astilleros de Barcelona ya no salió ninguna nave, y eso que antes eran los astilleros de mas fuerte producción de Europa.
Este exclusivismo castellano fue fatal para España, la cual se vió privada de la marina catalana, mientras que la castellana continuaba siendo muy débil ( 3 ) y el comercio con America fue acaparado prácticamente por la marina inglesa y holandesa, llegaba la guerra de corsarios. Además, la población castellana no era suficiente para colonizar sola el Nuevo Continente y esto permitió que otros pueblos se establecieran. Los anglosajones tardaron un siglo y medio en iniciar la colonización de America del Norte, cosa que los castellanos fueron capaces de realizar y que estaba vedado a los catalanes. Sin esta medida de exclusión, España no se hubiese revelado tan incapaz por desarrollar y conservar estos territorios. Toda America hubiese profesado la religión catolica (cosa que, según sus apologistas, molestaba tanto a la reina Isabel) y no se hablarían mas lenguas que las de la Península Iberica.
Tratada como a una extranjera, Cataluña pagó las consecuencias de ser el unico pueblo europeo que tenía prohibido ir a América. Fue justamente Cataluña que era el pais del soberano que había patrocinado este descubrimiento. Castilla debía a Aragón el hecho de entrar en politica internacional, gracias a las posesiones italianas. Castilla pagó el favor a Cataluña usurpandole aquellas posesiones aunque perdiendolas después de muchas batallas ganadas y de una sola guerra perdida, además de excluir a los catalanes de la colonización de America y de sus nuevas conquistas en el norte de Africa. En esta parte de Africa, la continuación de la política catalana hubiese frustrado el establecimiento de toda potencia extranjera. Castilla olvidó que las primeras tierras africanas que se anexionó, el archipiélago canario, costó muchas vidas catalanas, cual cosa permaneció sin retribución, ni agradecimiento ni tan siquiera oficial.
Una vez mas, la envidia (de nacionalidad española, como la avaricia es francesa y la hipocresía es inglesa) había cerrado el paso a España en el camino de la grandeza, bien y encauzandola hacia la ruina.
Isabel murió en 1504 .Designó a su marido como gobernador de Castilla, pero fue expulsado y cubierto de sambenitos. Los cstellanos prefirieron tener un principe extranjero, Felipe de Austria, llamado âel Hermosoâ? ( quizá fuera eso)y una princesa loca, doña Juana ( 4 ) que no el marido de la reina Isabel. Isabel, como su pueblo, olvidaron enseguida el â tanto monta â.
Fue entonces cuando Fernando el Católico se dio cuenta de sus errores y los quiso enmendar.
Con objeto de contrarestar las codicias de Felipe el Hermoso, ayudado por Luís XII, ambicionaba la corona de Nápoles y también para dar a Aragón un heredero que rompiera la unión âTanto monta, No monta tanto- con Castilla, Fernando el Católico firmó el Tratado de Blois (1505). Este tratado concluye un acuerdo de matrimonio con Germaine de Foix, sobrina del rey de Francia. De este enlace nació un heredero, en Valladolid, pero murió dos horas después del alumbramiento.




* * *
Cataluña, España y Europa - Part Final
11 gen 2007
Por bien que la unión entre las coronas de Castilla y Aragón fuese puramente personal, la sola dinamica del poder posibilitó que este se desplazara de poco en poco al centro de Castilla. Primero, el poder radicaba en Valladolid y después en Madrid, en detrimento de la periferia.
Contado y debatido, pasó aquello que finalmente tenía que pasar: Castilla se anexionó, tanto los territorios de la Corona de Aragón, como los de Navarra.
Pero eso si, de la anexión Castilla le llamaba unión.Porqué las leyes del Código Civil de Castilla se volvieron âCódigo Civil de Españaâ? bien y imponiéndose a otros pueblos contra su voluntad y, también, contra su utilidad.Porqué la politica que siguió Castilla, con el nombre de â españolaâ?, no era otra cosa que castellana.
Poca importancia tiene que en tiempos del primer Borbón, Felipe V, desapareciese el autogobierno catalán. Ya se había perdido lo esencial: la confianza. Desde entonces acá âpracticamente desde el principio- la desconfianza ha sido el común denominador de las relaciones entre el centro y la periféria de la Peninsula Ibérica. Y como muestra un botón, fijaros en el caso de la Armada Invencible. Esta famosa flota estaba compuesta en gran parte de navios portugueses, ya que la marina catalana ya no existía y la castellana no existió jamás.
A Felipe II le gustaban los barcos portugueses; entonces confió la comandancia de la Armada Invencible a un andaluz, el Duque de Medina Sidónia, gran capitán de tierra firme, pero que en su vida había navegado jamás. Cuando este respetuosamente, planteó al rey que era poco diestro en los asuntos de la mar, el monarca tuvo una respuesta lapidária: â No confio en los hombres, sinó en la Providencia â. Y la Providencia le demostró que no es prudente de confiar en los milagros cuando se dispone de medios naturales para alcanzar un objetivo. Y estos medios existían en Portugal y en Cataluña. Estaba Requesens, el vencedor de Lepanto; estaba Margarit; estaba Adolfo Vas-Nuhnes y otros navegantes portugueses, que no necesitaban ningún milagro ni ninguna excusa como una tempestad que hundió solo los barcos españoles, pero no los ingleses.
El caso catalán en vista el Estado español, no es unico, ni tiene nada de original. Algo de semblanza ocurrió y continua pasando alrededor de la geografia europea.
El muy democrático Estado francés ahoga por sistema los llamados â particularismosâ? deOccitánia, de Córcega, de Alsácia, de Bretaña y de la Cataluña del Norte.
Hace pocas decadas pasó una cosa mucho peor, me refiero a los â sinn-feinersâ? irlandeses. Y ya no hablamos de las innombrables expoliaciones masivas contra minorías alemanas de los Sudetes o del Bánato; o las humillaciones que sufren los alemanes del Tirol del Sur. Vale la pena decir que un puñado de movimientos regionalistas, nacionalistas, autonomistas â la eterna y babélica riña de calificativos- se encuentran infiltrados por el Enemigo, pero esto no quita ni una brizna de su valor, de su postura. Y sobretodo, de la actitud personal de estos regionalistas, ya que si bien sus movimientos están minados, también lo están â hasta el tuétano- los régimenes de los Estados. No hay nada mas centralizador que el comunismo.
Uno de los argumentos contra las autonomías regionales o contra los régimenes forales o â especiales â ,es el farisaico e interesado: â Ahora que todo el mundo habla de hacer Europa, no iremos a balcanizarla en cincuenta reinos de Taifaâ?. No se trata de fragmentar, de dividir, ni de enfrentar. Lo que hace falta es efectuar una unión real, basada en HECHOS tal y como son; bien y extrañando la irritante situación de colonialismo cultural ( y a veces , mas que cultural). Hace falta aniquilar de una vez y para siempre las riñas faltas de consistencia entre los pueblos hermanos de Europa.
Se ha dicho, de Madrid estando ây suponemos también desde París, Londres ó de cualquier otro centro oficial multiregional- que si catalanes, vascos , occitanos, bretones, escoceses⦠hubiésen conseguido la hegemonía politica, no hubiesen otorgado ninguna autonomía cultural ni interna a castellanos, franceses, ingleses, etc. Puede muy bien ser. Solo Dios podría saberlo. Y usamos una forma verbal condicional porqué, según el Evangelio de San Juan, Dios es REALIDAD , no hipótesis.
Nunca se podrá saber aquello que hubiése pasado a la cultura castellana si Fernando el Católico hubiése tenido un heredero de sus segundas núpcias con Germana de Foix; o sí, anteriormente, no hubiése muerto envenenado el Principe de Viana o si Inglaterra no hubiése pactado con el primer Borbón español (¿?) bien y abandonando a los Países Catalanes a su suerte, el 1713. Felipe V de España entregó a los ingleses Gibraltar y Menorca a cambio que estos retiraran la ayuda militar y diplomática a los catalanes. Esto lo estipuló el Tratado de Utrecht.
Lo que sabemos es aquello que ha pasado; que dicho sea de paso, no fué una historia hermosa.
Pero si admiten que la historia se hubiese desarrollado al revés (cosa que personalmente, con ciertos matices, nos sentimos decantados a admitir) esto no saca ninguna brizna del valor de la compostura autonomista; al contrario, lo refuerza.
Los hipernacionalismos centralizadores de la Edad Moderna RESTARON, y la nueva Europa , si quiere hacerse, no puede restarse, sinó SUMAR. Del mismo modo que una España castellana (sin Bascónia y contra los catalanes), distrajo fuerzas y energias para asegurar el predominio del centro sobre la periféria peninsular, renunciando a la colonización del norte de América y prefiriendo que fuera poblada por ingleses (igual que Australia) antes que por catalanes y aragoneses. Asi como, en la epoca contemporánea y en otro nivel de situación, Inglaterra, por tener celosía de Alemania, prefirió mas perder su imperio en beneficio de americanos y soviéticos, antes que ver como la Alemania nacionalsocialista hacía realidad la Nueva Europa, el 1940. En nuestros dias, el inmovilista centralismo que conocemos puede contribuir a entregarnos a todos juntos â atados de pies y manos- al mas centralista de todos los sistemas imaginables: el centralismo soviético.
Y como colofón final, quiero hacer una advertencia a mis connacionales catalanes. No os dejeis encaprichar por los encantos de la llamada Democrácia Europea. No sea que, por rehuír del â sucursalismoâ? político, creémos partidos (ó mas bien dicho , capellitas) a montones, todos ellos adjetivados â democráticos â y muchos también â socialistas â. En este momento en Cataluña hay mas de treinta partidos políticos.
De este modo creemos los catalanes que nos alejamos del sucursalismo de partidos de Madrid, cuando en realidad caen dentro de la órbita de los mal llamados partidos europeos, que merecerían llamarse â partidos ubicados en Europa â. Esto no es serio, recordemos que nadie se acordó del Sahara exespañol hasta que fueron descubiertos los yacimientos de fosfatos. Ahora se ha encontrado petroleo âparece que hay en abundancia- delante de las costas de Tarragona. De repente, por este motivo o por querernos utilizar como ariete político, a las â centrales â europeas de la socialdemocracia comienzan a hacernos halagos. Por lo que mas queráis , ¡¡ no hagámos el â polisario â !!
La patria de Balmes, Verdaguer, Maragall, Muntaner, Llull, Raimon de Panyafort, Albéniz, Granados, Monturiol y Ausiás march, no es un vericueto hosco destinado a servir de campo de batalla, mal que sea una batalla política rellena de intereses mezquinos y bordos, fuera de la cuestión debatida.
Cataluña no ha de ser el cortahierro de la democracia en España, sinó que tiene que emplear sus reservas espirituales y fisicas en la modesta medida que le ha dado la naturaleza. Tiene que procurar en la tarea magna y encendida de contribuír ( no restando, sinó SUMANDO ) a la gloriosa unidad de la patria común : Europa.
Es aleccionador el caso de España, el caso ibérico, ya que Portugal solo se salvó de un verdadero botín unificador gracias a la ayuda ânaturalmente interesada- de Inglaterra. Y esto es aleccionador para los que queremos una Europa auténticamente unida, porqué la queremos en primer lugar, y también porqué es el factor esencial para sobrevivir.
El caso ibérico es el mejor exponente de aquello que no hay que hacer por tal de conseguir la actualización de la Idea Política de Europa.
Europa no se hará a partir de mesianismos locales. No se hará tomando como punto de partida los vericuetos del Yorkshire, ni la meseta carpetobetónica, ni las heladas tierras de Prusia, ni el genio francés arrastrado por un genial aventurero, como Napoleón. Europa se edificará con la aportación de todos. Colaboración en las obligaciones, pero también en la gloria y en el beneficio. Y la colaboración de todos no se puede hacer a partir de un artificial monolito uniformista, sinó con el respeto con esta maravillosa variedad europea, genio de la Humanidad.
Unidad en la variedad, he aquí la formula salvadora. Uniformismo mesiánico, es la formula del fracaso, tal como experimentaron todos aquellos europeístas (sin saberlo) que fueron Felipe II, Luis XIV, Napoleón Bonaparte y en cierto modo Adolf Hitler, o almenos muchos de sus hombres de confianza.
Imaginémonos por un momento que hubiera pasado si elementos como Tervoben en Noruega, Koch en Ucrania y el propio Ribbentrop, en sus tratos con representantes de la órbita alemana, si se hubieran sentido no â tan alemanes â y si, â mas realistas â, y al fin y al cabo, mas humanos.
Alguien podrá alegar que Europa sería â mas facil â con un solo gobierno monolítico. ¡¡ Iros a saber !! Si hubiése un solo idioma, en lugar de veintinueve, si hubiése una sola nación , en lugar de cuarentaytres, si hubiése unas costumbres unicas, portadores de una ley exclusiva, en lugar de casi cincuenta. Pero todo eso no es así. Y nadie quiere renegar de su pasado. Nadie quiere perder las señas de identidad. NI NADIE LAS HA DE PERDER.
Europa se hará con un gobierno unico para los asuntos exteriores, la diplomacia, el ejército, la seguridad interna de aspecto general y las cuestiones financieras. Con una autonomía interna anchísima, naturalmente compatible con la seguridad global, con todo aquello que atañe la propia Cultura y el desarrollo intestino de cada una de las naciones âo regiones, ¡ Da igual el nombre ! que la integran. Europa se hará dentro del respeto mutuo de todos sus miembros. En la unidad sin tiranía. En la variedad sin traición a la patria común. Con el afán colectivo de llevar la Humanidad hacia cotas nunca imaginadas hasta ahora. Cotas que la Era Espacial abre posibilidades inverosímiles al genio de nuestra raza. Europa se hará cuando, ¡ finalmente! Sea una realidad la Europa de los pueblos. O no se hará.






--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

NOTAS


( 1 ) Francis Parker Yockey : â Imperium â
Ediciones Bausp. Apartado 14.010 Barcelona

( 2 ) La Corona de Aragón adelantó todo el dinero necesario para la empresa de viaje de Cristóbal Colón ( 1. 140.000 maravedíes ). Esto puso punto final a las dudas de Isabel, la que, ni vendió ni empeñó sus joyas, tal y como pretende la leyenda posterior.
Quién firmó las capitulaciones y los nombramientos reales al â Almirante y Virrey Colón â fue el catalán Joan de Coloma, Secretario de Fernando el Católico. Este fue el artífice del acuerdo pactado entre Colón y la pareja real. Los doce sacerdotes catalanes que acompañaron a Colón en el primer viaje, fueron los primeros evangelizadores del Nuevo Mundo. Y si los castellanos hermanos Monzón fueron los jefes navales de la expedición, fue un catalán, Pere Margarit, el jefe de la misión militar.
A pesar de todo, Isabel cuando testó, atribuye la gloria y el provecho del descubrimiento, exclusivamente , a Castilla.

( 3 ) Cuando mas tarde, en Lepanto, una semireconstruida marina catalana participó en la derrota naval de de los turcos, con el concuerdo de las flotas de Venecia y del Papado, se dio la comandancia oficial de la escuadra ( entonces ya llamada española ) al hermano bastardo del rey, el que con mucho esfuerzo apenas había visto el mar. Hace falta hurgar libros de historia muy minuciosos con tal de â descubrir â que la comandancia efectiva de la armada española era a cargo de un catalán, Lluís de Requesens.

( 4 ) Rodríguez Villa : â La Reina Doña Juana la Loca â , pagina 174.
Re: Trotsky independentista
12 gen 2007
Al que diu "aquest que ha firmat Terra Lliure, que no veus que és un manipulador? si fins i tot l'ha traït l'inconscient i posa "grup nazional"? Que cutre que es la penya déu meu! Però que cuuutre!" dirli que potser ell es el "cutre", que ni tant sols a entés l'anim del comentari... xD
Salud!!!
Re: Trotsky independentista
16 gen 2007
Trotsky independentista:
A modo de Introducción
Andalucía Libre

Entre las múltiples reacciones -por acción u omisión- que provocó nuestro articulo "La 'izquierda social' en Andalucía y la prueba de la Reforma Estatutaria" (Andalucía Libre nº 308) hubo una que en una lista de izquierdas nos respondió con tanta sinceridad como virulencia, espetándonos que "Resulta perfectamente previsible que la 'izquierda social', (de hecho que las izquierdas todas) que basan su ideología en la igualdad y (como corolario necesario), el internacionalismo y el rechazo (o al menos la 'prevención ante ellos) de los conceptos esenciales de la derecha totalitaria tales como 'nación' o 'patria', no muestre, en general ni el mas mínimo interés por aquello que a un grupo de extrema derecha nazional sozialista como 'Andalucía Libre' le parece esencial, tales como 'la condición de Andalucía como Nación y su derecho consecuente a la Soberanía Nacional y a la Autodeterminación'. Semejantes patochadas pueden defenderse bien desde una mentalidad falangista propia del nazional socialismo local, pero no desde las posiciones de izquierda." Dejando al margen insultos o exabruptos -que nos traen al fresco- este alegato, por lo que tiene de representativo de una determinada actitud política, nos ha hecho considerar de interés y actualidad recuperar de nuestro archivo y difundir el articulo de Trotsky que abajo reproducimos.

Reconocemos de entrada y de antemano que el antetítulo en el sumario -"Trotsky independentista"- esta expresamente escogido a modo de provocación y con toda intención. Al hacerlo no pretendemos en absoluto ni situar a Andalucía Libre al amparo de Trotsky, reclamando algún tipo de legitimidad por herencia, ni convertirle a posteriori en precursor inconsciente y aún ni siquiera 'objetivo', de las que hoy son nuestras posiciones políticas. Siempre nos ha parecido un método profundamente estéril ese tan habitual en la izquierda de basar o contraponer posiciones políticas a base de exégesis o de lanzarse citas o presuntos 'argumentos de autoridad' (además habitualmente situados fuera de su contexto original).

Queríamos, eso sí, contribuir a romper con el cliché que increíblemente aún opera en muchos militantes de izquierda que los hace creer que el unionismo -en nuestro caso, españolismo- ha de ser su segunda naturaleza -o la primera- si quieren seguir reciamente lo que creen que son sus principios esenciales o fundacionales; que la Autodeterminación -cuando se acepta- sólo es en el mejor de los casos un rodeo astuto para volver luego al redil de una 'III Republica' cualquiera o que la expresa demanda de independencia para una Nación sin Estado siempre ha estado extramuros y más allá de los horizontes programáticos de la izquierda. El articulo de Trotsky creemos que evidencia que esas tres premisas son falsas.

Y es tan verdad que Trotsky es independentista para la Ucrania de 1939 en relación a la URSS (como lo fue para Cataluña en 1934) -y de ahí que sea legitimo subrayarlo- como que nuestro independentismo para Andalucía en 2007 no es -ni puede, ni debe ser- el que Trotsky formuló entonces.

La postura de Trotsky sobre Ucrania se inserta en una coyuntura extremadamente compleja, en los prolegómenos y primeros compases de lo que luego sería la II Guerra Mundial. Para aquilatar y situar su alcance en toda su dimensión se requeriría una extensa introducción, no sólo sobre aquella situación internacional y sobre la realidad de la URSS estalinista sino también sobre la historia de Ucrania y del movimiento nacionalista ucraniano, que excede ahora de nuestros propósitos

Porque de lo que este texto nos interesa particularmente ahora no es tan sólo ni siquiera fundamentalmente el precedente o el desconcierto que pueda provocar en algún indocumentado, sino sobre todo su método y su sugerente libertad a la hora de intentar concretar a una realidad los principios subversivos realmente esenciales.

Que os sea útil

--------------
Articulo en:
Textos sobre la independencia de Ucrania, León Trotsky
Ficheros Andalucía Libre - Documentos Varios
http://www.elistas.net/lista/andalucialibre/ficheros/1
Incluye:
- La cuestión ucraniana, 22 de abril de 1939
- La independencia de Ucrania y el confusionismo sectario. 30 de julio de 1939
- Los feudalistas democráticos y la independencia de Ucrania, 5 de agosto de 1939
- La guerra y la cuestión ucraniana, 6 de septiembre de 1939
- Stalin, depositario interino de Ucrania, 18 de septiembre de 1939
- Anexo: León Trotsky, El derecho de las naciones a la autodeterminación, Mayo de 1917


Publicado en ANDALUCIA LIBRE nº 310 - Trotsky independentista - 18 de Febrero Referendum,
lunes, 15 de enero de 2007

En este correo:

*Andalucía - Convención Nacional del PA aprueba votar NO en el Referendum del Estatuto
*Consejo Andaluz de IU aprueba la gestión de Valderas y el SI al Estatuto
*El SOC celebrará asambleas y repartirá dípticos para pedir el «no»
*El Remate - PA e IU: Reflexiones sobre las formas de un NO y de un SI, Andalucía Libre
*Plataforma 'Andaluces por Andalucía' inicia campaña por el no al Estatuto
*A propósito de la Plataforma ‘Andaluces por Andalucía’, Andalucía Libre
*Análisis General del Proceso de Reforma Estatutaria
*Documentación
- "La "armonización" del Estatuto andaluz en Cortes: Entre el proyecto de los parlamentarios y la LOAPA", Manuel Ruiz Romero
- Las Propuestas de Preámbulo al Estatuto andaluz: Ideología y modelos para Andalucía
*Trotsky independentista: A modo de Introducción, Andalucía Libre
*La Independencia de Ucrania y el confusionismo sectario, León Trotsky
*Actos contra la cumbre de la OTAN, Sevilla, del 18 de enero al 8 de febrero, FSS
*IESA presenta Barómetro de Opinión Publica Andaluza
*IV Encuentro Andaluz de Solidaridad con Cuba - El Coronil, febrero de 2007
*Euskadi - ETA rompe su alto el fuego - Andalucía Libre
*Andalucía Libre es Andalucía Laica
*Directorio de Andalucía en Internet

--oOo--

Porque el Estatuto reformado es neoliberal y españolista.
En el Referendum del 18 de Febrero
Por Andalucía, Contra España:
VOTA NO AL
ESTATUTO DE LA DEPENDENCIA

* Sitios - ANDALUCIA LIBRE
http://www.elistas.net/lista/andalucialibre
http://www.andalucialibre.tk
http://andalucialibre.cjb.net/
* Alta: andalucialibre-alta ARROBA eListas.net
* Baja: andalucialibre-baja ARROBA eListas.net
Sindicat