Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: mitjans i manipulació
El cine catal谩n, sometido a la Multinacional Media Pro, premia la mediocre superproducci贸n 鈥淪alvador鈥?.
29 des 2006
Los premios del cine Barcelona subsisten como publicidad para los Goya. Jaume Roures Llop, presidente de Media Pro, la multinacional de la programación basura, utilizó una vez más la revisión del caso Puig Antich para realizar publicidad engañosa de su film â淪alvadorâ?. Los de Media Pro montaron un show en la gala de premios de Cine Barcelona para obtener un Goya.
No hubo sorpresa en la entrega de trofeos, ni nos extrañó el sometimiento de los cineastas y el mundillo de cultura catalana a la multinacional Media Pro, productora y distribuidora de la ideología liberal dominante.

â淪alvadorâ? es sólo una pequeña muestra más de cómo funciona el mercado de productoras y distribuidoras. Se premia al que tiene dinero y se le bendice. Como a dictadores, reyes, príncipes, y especuladores (Jesús Gil y Gil) se les ha premiado con títulos de doctores honoris causa de prestigiosas universidades.

El film â淪alvadorâ? es un caso interesante y paradigmático porque se le premió por motivos extra fílmicos, como demuestra la insistente propaganda â渁ntifranquistaâ? de Media Pro y la exhibición por todos lados de las hermanas del agarrotado Puig Antich. Según Jaume Roures, el film se ha hecho para conseguir la revisión del proceso de Puig Antich. Esa es la excusa liberal y la publicidad de la multinacional para promocionar y salvar un film comercial de gángsteres y atracadores, y nulo en cuanto a film histórico.

Mi fácil pronóstico de hace unas semanas se ha cumplido (1). Salvador ha arrasado con siete trofeos, unas torres, fabricadas por Ricardo Bofill. Según algunos que las tuvieron en manos se trataba más bien de ladrillos.
Mi acierto no tiene mérito. Era de esperar, conociendo los tejemanejes de Media Pro y sus amigos de TV-3 e instituciones políticas. Media Pro no dejó nada a los demás seleccionados. Así son las multinacionales: Todo lo compran, nada comparten.

Mi amigo J. me avisó: â減or la tele, en el canal 33, están retransmitiendo el circo de los premios y â淪alvador está arrasandoâ?. Al final de la emisión me comentó: â淓sos de Media Pro hasta recibiendo premios siguen haciendo publicidad política. No hablan de cine. Sacan a las hermanas para presentar su â淪alvadorâ?, como los del PP sacan a las víctimas de ETA para seguir subsistiendoâ?.

Efectivamente el Roures y Huerga en el Liceu dedicaron el film a las sonrientes hermanas, protagonistas de la Gala de cine, y recordaron una y otra vez la ambigua revisión â渄e no se sabe qué bala es la que dio muerte a un pobre policía cumpliendo con su deberâ?.

Esta incierta revisión sirve para confundir la lucha antifranquista de otro tiempo y convertirla en un show mediático y judicial.

Media Pro utiliza las hermanas para enternecer al público, conmover a la audiencia y probar que â淪alvadorâ? es un film histórico. Como fílmicamente no pueden competir con Volver de Almodóvar, Alatriste, y el laberinto del fauno, centran la propaganda en el engaño de la revisión que protagonizan las hermanas Puig.

Llegamos a la paradoja de que no sabemos si la farsa de la revisión sirve para promocionar la ficción â淪alvadorâ?, o si la impostura de â淪alvadorâ? sirve para la revisión y acrecentar la rumorologia de periodistas amarillistas y la tergiversación histórica.

Con esta revisión individual del â渃aso Puig Antichâ? los medios nacionales, lo aprovechan para recuperar de nuevo la memoria de Francisco Javier Anguas, el policía muerto en cumplimiento de su deber, y para volver a homenajear sus servicios prestados a la dictadura. (Ver El país, 1 octubre 2006, Marcos Ordóñez, â渆l otro muertoâ?)


La revisión del â渃aso Puig Antichâ? es una farsa.

La revisión sería aceptable si se revisaran a los asesinos de la BPS (Brigada Político Social), los crímenes de los carceleros y militares, a la ilegal justicia franquista, a los ministros franquistas y a todos los colaboradores de alto rango del franquismo, incluido al príncipe Juan Carlos. Pero sólo se revisa a Puig Antich, dando a entender que no disparó contra el policía que liquidó, hecho que no tiene ninguna importancia.

El chicharelo y astuto Roures Llop insistió ante las cámaras de televisión que â淪alvadorâ? es el resultado de un trabajo de muchos años y tiene como objetivo que se haga justicia a Salvador Puig Antich. Con estos motivos humanistas y altruistas nos quiere hacer tragar la impostura de â淪alvadorâ? y la revisión unilateral del caso â淧uig Antichâ?.
Además, no se puede pedir a la justicia militar española la revisión de nada, a no ser que primero se revisen ellos mismos sus propios crímenes pasados. Esta revisión individual no es más que un reconocimiento de la justicia militar franquista y sus herederos. Roures afirmó que estarían 32 años más pidiendo esa ambivalente revisión, si calía. Es una manera rebuscada de entretener a las masas, y va a contracorriente de las reclamaciones de las víctimas del franquismo y movimientos sociales que exigen la nulidad de los consejos de guerra.

La revisión del caso Puig Antich tiene como único objetivo el de crear dudas sobre los disparos de Salvador Puig Antich contra el policía fallecido. No se revisa la actuación de los asesinos de la BPS. Esto es el colmo del revisionismo histórico, de una deformada y manipulada memoria histórica, que pretenden imponer.

Además ya Salvador Puig reconoció haber disparado contra el policía, mientras intentaba escapar, pero ahora nos entretienen de si disparó o no, lo cual parece de suma importancia para los mercaderes de entretenimiento, para los militares y jueces del Tribunal Supremo, y para las hermanas que piensan que así exculpan a su hermano de â渁sesinoâ?.

Esta aislada revisión de una de las ultimas víctima del franquismo ha sido mantenida sin archivar por los del PP y los de Pujol, quienes la van paseando de un despacho a otro para que se eternice en el Ministerio de Justicia. Están encantados que algunas víctimas revisen casos individualmente con ayuda de multinacionales, gobernantes, jueces y el todopoderoso dinero, sobretodo cuando se dedican a revisar anécdotas en vez de revisar a los criminales franquistas y sus crímenes. Así dividen y silencian a las víctimas del franquismo que mayoritariamente exigen la anulación de todos los consejos de guerra militares del franquismo.

La revisión de Puig Antich es magnificada por los medios del poder, (El País dominical â淧uig Antich, caso reabiertoâ? apología de Javier Angulo. El pasado 25 de diciembre 2006, en la portada de El País â淯n testigo clave del â渃aso Puig Antichâ? hallado en un asiloâ? de Julio M Lázaro). No revisan a los asesinos, a los jueces, a los pésimos abogados, al ineficiente médico Barjau. Sólo se dedica a cuestionar si Puig disparó o no a Anguas, el homenajeado policía muerto en tiempos de Franco, que ahora con la revisión del caso, vuelve a ser homenajeado por los medios. Esa es la recuperación de la memoria histórica de los liberales de hoy.

Esta revisión individual del â渃aso jurídico Puig Antichâ? sirve para encubrir a los asesinos franquistas, y retardar la necesaria anulación de todos los consejos militares franquistas, señalar a los criminales (muertos y sobretodo los que están en puestos de poder), y homenajear a las víctimas del franquismo.


La revisión del caso Puig Antich, el entretenimiento de los actuales poderes.

Esta revisión, al igual que el film â淪alvadorâ?, tiene además unas características patéticas y engañosas:
,
-     Se encubre al asesino franquista, Timoteo Fernández Santorum, autor de los dos disparos a bocajarro contra Salvador Puig, estando él desarmado. Hecho denunciado repetidamente por Salvador Puig Antich en el juicio y después del juicio, sin ser retomadas sus denuncias por los abogados. En el film â淪alvadorâ? el asesino Fernández no dispara, le perdona la vida. En el film se inventan un tiroteo, y a Puig participando en un tiroteo inexistente. Luego en los medios inducen a la creencia del mito del héroe que muere por el pueblo, sin que haya matado a nadie, como Jesucristo, el otro salvador.
-     Ni siquiera, después de treinta años de democracia, se atreven a señalar los crímenes cometidos por policías, ministros, carceleros. En el film â淪alvadorâ? y en la revisión del caso â淧uig Antichâ? se encubren a los policías asesinos, a los carceleros que torturaban.

-     No se revisan todas las ilegalidades que tuvieron lugar en la Modelo en su última hora rodeado únicamente de asesinos y fuerzas represivas del régimen.

-     Ni siquiera se revisa la intervención pésima de los abogados. Fue una de las peores defensas de la historia de la justicia española. Le hicieron a Puig Antich una como delincuente común, tal como les apetecía a los militares.

-     Condomines Valls, primer decano del Colegio de Abogados, protagonizó la fatal defensa de Puig, como gángster y asesino involuntario de un policía, ya que según la idea telenovelesca de este abogado su cliente Salvador Puig Antich confundió a los policías con una banda rival de gángsteres.
-     No se revisa la actuación de otro inútil abogado, el Paco Caminal, ex vicedecano del Colegio de Abogados. Ahora el Colegio de abogados y Media Pro nos explican la historia al revés, haciendo propaganda en los medios de la colaboración y solidaridad de esta Institución en el caso Puig Antich y de la buena actuación de estos inútiles abogados. El Colegio de Abogados de Barcelona inaugura hoy una exposición sobre el MIL y Puig Antich. Al igual que â淪alvadorâ?, esta exposición es otra impostura para promover la revisión â渄el caso Puig Antichâ? que las derechas de este país se empeñan en eternizar y dejar como modelo.
-    
-     No se revisa el pésimo informe del médico de Ramón Barjau Viñals en el Hospital Clínico de Barcelona, que se limitó a escribir:
-     â淩econocido cadáver (sin acento en el original). Presenta varias heridas por arma de fuegoâ?.
-     Ahora el payaso Roures Llop intoxica a la opinión pública diciendo que gracias a la revisión, el médico Barjau podrá testimoniar 32 años después. Barjau por el momento ya ha hecho un falso testimonio de gravedad al afirmar que se acuerda perfectamente que antes de ir a comer por la mañana recibió el cadáver de Anguas, cuando entró en el hospital, según el pésimo informe del propio Barjau, a las 18â35 de la tarde y se acuerda de cinco impactos de bala 32 años después. Barjau miente porque de entrada fue por la tarde y su memoria por tanto está atrofiada y ni siquiera se ha enterado que él mismo ya hizo un informe, tan malo que no hubiera servido de nada, si la imaginaria quinta bala hubiera existido. Luego, y para exculparle del grave delito de falso testimonio, debemos deducir que confundió los tres balazos que Puig Antich prodigó al policía, confundiendo entradas y salidas. En cualquier caso en la revisión y en â淪alvadorâ? no se debe dar protagonismo a Barjau, pues hizo un pésimo y recriminable mal informe en su día. Dar a entender lo contrario, poniendo medallas a médicos, abogados, carceleros, militares, es una impostura más.

Lo que hay que revisar es la Audiencia Nacional, heredada del franquismo, ya que muchos de sus magistrados deberían estar presos por violar los derechos de los de los ciudadanos, en especial los nacionalistas, los árabes, los musulmanes, los resistentes y si quieren que cite un caso reciente, el de Iñaki de Juana al que exigieron más de 90 años por una carta inocente, escrita y publicada con dos años de anterioridad, violando fragantemente el derecho de expresión de los ciudadanos.
La Audiencia Nacional no tiene autoridad moral para revisar juicios del franquismo, porque es la continuación del TOP franquista y por sus reiteradas violaciones de los derechos de los ciudadanos.


Paco Caminal, un gris y oscuro abogado

El origen de la revisión se encuentra a Paco Caminal, uno de los abogados de Puig Antich. Paco Caminal era abogado laboralista, inexperto, recién egresado, becado por una multinacional y secretario comarcal del sindicato vertical (de la dictadura, dominado por los falangistas). Hoy es un letrado de la derecha catalana, ex vicedecano del Colegio de abogados de Barcelona y en 1996 nombrado vocal del Consejo General del poder judicial, nombrado por Aznar por recomendación de Pujol. Empezó su ascendente carrera con la fatal defensa de Puig Antich, que le dio a conocer. En â淪alvadorâ? Caminal aparece entrevistando a Barjau, investigando la impostura que ahora 32 años surge en la revisión. En la realidad, la defensa nunca convocó a Barjau, y ni siquiera los abogados cuestionaron el informe forense, ya que Oriol Arau, cuando quiso alargar el juicio pidiendo que se rehiciera la autopsia, dijo explícitamente que no cuestionaba el informe del forense, sino que no se había hecho en el lugar apropiado.

En el guión, Paco Caminal aparece recibiendo una maleta repleta de dinero de Ignasi y Felip Solé, militantes del MIL y OLLA. Esta escena no aparece en â淪alvadorâ?, a pesar de estar descrita por Escribano y retranscrita en el guión. Paco Caminal, amigo del Paco Escribano, seguramente no quiso verse recibiendo dinero proveniente de atracos, y prefirió que se dejara la imagen de abogados altruistas y humanitarios que trabajaron por una causa perdida, con la única ayuda, según la prensa, de un monje de de Montserrat o un Capuchino. Total, y para no alargarnos, â淪alvadorâ? es el producto final de un montón de mutilaciones y censuras de un guión de encargo, realizado a partir de una novela sin ningún rigor histórico. Por tanto â淪alvadorâ? es una lección, no ya de historia, sino de manipulación histórica.

Los que han conocido a Paco Caminal, lo describen como gris, oscuro y mediocre abogado. Pero no parece idiota. Este derechista abogado, 25 años después convirtió a Salvador Puig Antich en un caso jurídico, y sigue reviviendo el caso â淧uig Antichâ?, ahora con dinero de la Generalitat, Escribano, Media Pro, y removiendo sus influencias en Madrid, no sabemos si para más notoriedad, o para exculpar su pésima defensa de 32 años atrás. En cualquier caso, sus errores pasados no ameritan una revisión con falsedades, tergiversaciones, y falsos testimonios, y una película que rehaga la historia a su gusto y el de sus amigos de la derecha.

Los muchos recortes del guión son la prueba incontestable de cómo manipulan a la opinión pública. Es la ideología liberal del consenso y de esconder los trapos sucios.



Propaganda para los Goya.

Para quienes no se dieron cuenta, la gala de premios de cine Barcelona fue publicidad y promoción de cine catalán para los Goya.
Media Pro se ha pasado de la raya otorgándose tantos premios, pero era necesario para influir en las nominaciones a los premios Goya.

El presentador Puigcorbé y la Rosa Maria Sardà interpretaron e imitaron como se venden las artistas catalanes: Se pusieron a hablar en castellano y en inglés, los idiomas imperiales, para venderse, para conseguir contratos y promocionarse. Señalaron al camaleón Roures, este productor que va sin corbata y tejanos haciéndose pasar por progre, y con aires de ir pidiendo que uno le trabaje gratis para sus películas humanistas y antifranquistas. El dúo de presentadores encontró sin querer, o queriendo, la metáfora de estos premios. Media Pro los ha utilizado para vender su película â淪alvadorâ? en los Goya (enero 2007) y en los futuros festivales internacionales.

Publicidad y propaganda. Es la única manera que pueden conseguir premios las malas películas.
Albert Serra, un joven director de Bañoles, indiferente al premio que le otorgaron estos mercaderes a su primera película, dijo algo relevante: â淟as buenas pelis no necesitan premios, ni jurados. Se defienden solas. El resultado de un trabajo bien hecho está en la película misma, y si es buena, no necesita certificado de un juradoâ?. Una manera elegante de decir que los premios Sirven a los mediocres, y a los que van buscando taquilla, y vender a toda costa. â淪alvadorâ? es un buen ejemplo de una superproducción comercial, a la que Media Pro dedica todavía más tiempo y dinero para conseguir algún reconocimiento fuera de casa. Roures explicó que ha estado un montón de años preparando esa mediocridad, y sigue perdiendo tiempo en buscarle premios y taquillas. El colmo. Lo sensato sería que utilizara su tiempo en producir buen cine, y en reflexionar, para lo cual debería aceptar a los que disienten, hecho para los de la multinacional, ni siquiera existen. Sólo existe el consenso que cocinan ellos. Su dictadura es incuestionable. En vez de tanta publicidad y verborrea, que les debe aburrir a ellos mismos, no les iría mal unos minutos de reflexión. Nosotros se la ofrecemos gratis.

Roures no perdió ocasión para hacer publicidad para los Goya, exhibiendo las hermanas del agarrotado, y hablando del circo de la revisión. Huerga hizo más de lo mismo, pero a la americana, mascando chicle.

Media pro se olvida que el actual rey estaba en el gobierno de Franco y que no hizo ningún gesto para conseguir el indulto de Salvador Puig Antich. Pero Media Pro no se olvida que en el contexto de hoy sigue siendo de mal gusto recordar a los colaboradores de la dictadura asesina, y a los ministros liberales que decretaron la ejecución de Puig Antich.

La hipocresía de Media Pro. El olvido de Jean Marc Rouillan, militante del MIL.

Aquí y hoy los de Media Pro, TV-3 y demás colaboradores:
- No mueven un dedo por Jean Marc Rouillan, uno de los protagonistas de su film, y amigo de Salvador Puig. Rouillan sigue preso después de haber cumplido cadena perpetua. Padece como Iñaki de Juana la discriminación e injusticia de las instancias judiciales.

- No mueven un dedo para señalar al criminal que disparó a Puig Antich, acusación reitera de Puig Antich, ni a los ministros liberales que acordaron la ejecución.

- No mueven un dedo para investigar y denunciar a las ilegalidades que ocurrieron en la hora de la ejecución. .


¿Por qué no buscan las declaraciones de los asesinos, uno de ellos metido en los GAL, en vez de un moribundo forense de 91 años de edad?

Han esperado a que el forense se encuentre en una clínica moribundo a sus 91 años, para entrevistarle y cuestionarle de un correcto informe forense de hace 32 años. Eso es una canallada. Esa son las noticias de portada del diario â淓l Paísâ? que ha participado también en la impostura de â淪alvadorâ?.
¿Por qué no buscan y obligan a declarar a los asesinos de la BPS? Lo que debiera ser noticia de primera página no es el encuentro del forense en un asilo, sino el que la esperpéntica defensa esperase a entrevistarle cuando se encuentra moribundo en una clínica 32 años después. Lo que debería ser portada de El País es que después de 32 años ni siquiera se atrevan a llamar a declarar a los asesinos de la BPS, ni siquiera se nombra su existencia. Por tanto en el momento de la detención de Puig Antich, habían allí seis esbirros de la secreta. Sólo nos hablan maravillas del policía muerto, el que no puede hablar. ¿Por qué no llaman a declarar a los ministros liberales que participaron en primer grado en el asesinato de Puig Antich? Seguramente porque nos llevaríamos sorpresas al conocer sus cargos en la democracia, o bien, sus pensiones millonarias actuales por los crímenes y servicios prestados en la dictadura.

La industria de cine catalán premió a la multinacional Media Pro que organiza las galas, los eventos de cine, controla las distribuidoras, hace negocios millonarios con la TV-3, que retransmitía el acto, y con Escribano en particular, autor de la novela, base del supuesto film histórico.

No se premió la calidad, sino la capacidad de hacer negocios.
No se premió la investigación, sino la eficacia en hacer espectáculo, lucro y dinero.
No se premió la dirección sino su sometimiento de artistas a unos productores que no piensan en otra cosa que en hacer dinero y negocio.

No se premió al cine catalán, sino a una superproducción institucional y propagandística.

¿Dónde está la dignidad de los que premiaron la mediocricidad de Salvadorâ??
No se quejen cuando a la industria de cine catalana les llamen butifarreros, salchicheros, transmisores de unos valores hipócritas y falsos

Un montaje más para ver si así consiguen algún Goya para â淪alvadorâ?.
Esa coincidencia de que se entreguen premios del cine Barcelona unos días antes de los Goya, hace mal pensar y justificar la insistencia y el afán de Media Pro por amasar todos los premios posibles

Así constatamos que Salvador es en 80% publicidad, y el resto despilfarro de recursos, entre ellos a actores de calidad como Daniel Brühl.


El diseño de la estatuilla de Ricardo Bofill

Los trofeos de Ricardo Bofill fueron la horterada añadida a los premios de cine de Barcelona, una especie de IVA a la mediocridad.

A los profesionales del cine y de la cultura se les ha subido el diseño a la cabeza, y han querido que el trofeo fuera creado por un Nombre conocido. No se las ha ocurrido otra cosa que un arquitecto para hacer una escultura. Mucho diseño, apariencia, y poco contenido, como â淪alvadorâ?.

Una torre de cristal no es para premios creativos y de movimiento (cine). La estatuilla del arquitecto Bofill es un rectángulo inmóvil, de formas perfectas pero pesado, vanidoso, y por supuesto intranscendente, como los ladrillos, o como los símbolos de las torres WTC. Se me dirá que la torre de Ricardo Bofill tiene luces dentro como en el cine. En este caso podría simbolizar el cine encerrado en las prisiones del poder (de las multinacionales). No creo que las capacidades imitativas de Ricardo Bofill dieran para una reflexión así de subversiva.

¿Será que Bofill, se impresionó por el ataque a las torres gemelas del WTC, realizado por el arquitecto Mohamed Atta con movimiento, con curvas, con clímax, con estrategia, con conocimientos, con implicación personal, y con ataques reales con los aviones del enemigo, con combustible del enemigo, y filmado en directo con las cámaras del enemigo, provocando efectos naturales mejores a las costosas producciones de Hollywood y Media Pro?

¿Será que Ricardo Bofill con sus torrecitas luminosas ha querido recordarnos el WTC, la catedral de los amos del mundo, el centro del poder del dinero, el poder de las multinacionales, a pesar de que han sido tocados de muerte por su propia prepotencia e inmovilismo?

Pero bueno, dejémonos de filosofía. Los ladrillos tienen firma. Eso es lo que compran los mercaderes.

Con esos diseños neoglobales, rectangulares y cuadriculados, los beneficiados no tenían como cogerlos. Y uno ni siquiera puede decirles: â渜ue se lo metan por el culo y lo disfrutenâ?, pues no tienen la forma fálica de los clásicos trofeos.


â淪alvadorâ?, premio al despilfarro de dinero:
7 millones de euros, cofinanciados con dinero público.

Un despilfarro de millones para comprarse al Lluís Llach, al Daniel Brühl, al argentino Sbaraglia, a actores que ya habían conseguido Goyas y premios por todas partes. ¡Así cualquiera hace una película buena!
Despilfarro en efectos especiales, en publicidad y en campaña publicitaria sesgada

Pueden ver mi anticipación de los trofeos para â淪alvadorâ? partiendo de la hipótesis del sometimiento del mundillo del cine a la productora Media Pro y sus tentáculos:

http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=27994



Txema Bofill, 28 diciembre 2006, día de los inocentes
Mira també:
http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=27994
http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=26426

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa