Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Marea Roja, imparable!
02 des 2006
Mentres Europa dorm,Llatinoamérica es posa en peu.
marea eoja,rojita.gif
La estrategia de sembrar
La Falsimedia âprogresistaâ prepara a la opinión pública contra el seguro triunfo de Chávez
Por: InSurGente
Fecha de publicación: 01/12/06




inSurgente (Antonio Maira).- No hay más que leer las noticias que publica El País, periódico supuestamente progresista âen realidad el órgano escrito principal de la política imperial de los EEUU en el estado español- y órgano de prensa de la gran multinacional de la comunicación más influyente en América Latina, el Grupo Prisa.

Es evidente la puesta en marcha de una estrategia de âsiembra de recelosâ?, con la que este sector de Falsimedia prepara a la opinión pública internacional ante el triunfo inevitable, democráticamente impecable y apoteósico de Hugo Chávez.

La siembra de recelos es una estrategia de largo plazo destinada a minar los triunfos democráticos populares. Se aplica a aquellos procesos electorales en los que ese triunfo se ha producido de una manera âpoco institucionalizadaâ?, en avalancha de pueblo, abriendo el sistema cerrado y absolutamente corrupto de las democracias del Consenso de Washington.

La cualificación de corruptos y cerrados de los sistemas políticos falsamente democráticos, no se refiere en exclusiva âni mucho menos- a los estados del llamado tercer mundo. Su expresión más perfecta se da en todos y cada uno de los miembros de la âcomunidad internacionalâ? definida por los EEUU. Es una referencia aplicable a todos los procesos electorales calificados y catalogados como democráticos por Washington.

Recordemos que el primer gran fraude (realizado en un sistema fraudulento en si mismo, porque está absolutamente manejado por la oligarquía económica más poderosa del mundo) se produce en los Estados Unidos. Cambia el resultado en las elecciones por las que Bush se convirtió en presidente (para dos mandatos, realmente) del país más poderoso del planeta.

La Falsimedia progresista y la siembra de recelos

En El País de hoy, Juan Jesús Aznárez, el mismo enviado especial que cubrió la etapa entre el golpe mediático-militar del 11 de abril de 2002, y el subsiguiente sabotaje petrolero, nos da una lección magistral de esa estrategia:

Titular e idea fundamental: elección indefinida

âHugo Chávez propone la reelección indefinidaâ?.

En realidad lo que propone el presidente venezolano a la consideración del electorado -con claridad absoluta, y como propuesta específica de cambio constitucional- es la eliminación de la âcláusulaâ? de no âreelecciónâ?, para que Chávez pueda presentarse a las sucesivas elecciones presidenciales en Venezuela.

El cambio constitucional requiere una propuesta de la Asamblea Nacional y un referéndum popular obligatorio.

En España, el cambio del orden de sucesión de la Monarquía, que es en realidad una refundación solemne de la borbonocracia neofranquista, se va a hacer sin participación popular alguna.

Dictadura chavista

âEsto no es una dictadura âmatizó el mandatarioâ?, nos explica candorosamente el astuto Aznárez estableciendo el primer gran recelo.

La matización siguiente es todavía más cínica:

âVenezuela en absoluto es una dictadura pero el control establecido por el gobierno... sobre las instituciones... provoca la afirmación del âcandidato opositorâ de que âsi gana Chávez se acabó la libertad en Venezuelaâ.

El criterio sobre la existencia o no de una âdictadura chavistaâ? se le entrega a Manuel Rosales, golpista confeso y documentado del 11 de Abril y de la siguiente intentona realizada pocos meses más tarde con el sabotaje petrolero.

Después de proporcionarnos una referencia democrática y ética de esa categoría, el enviado especial de El País continúa enumerando las instituciones âcontroladas por Chávezâ?: Ejecutivo, Asamblea nacional, Poder Ciudadano (Defensor del Pueblo), Fiscalía General y Controlador de la República, Poder Electoral, Tribunal Supremo y Ejército.

El País está argumentando de la misma manera que los golpistas del 11 de abril de 2002 que resolvieron el problema de la democracia venezolana aboliendo todas las instituciones y cargos públicos con el Decreto Carmona. Un documento claramente fascista que firmó, por cierto, Rosales. Casualmente fue aprobado calurosamente por el periódico y todos los órganos de desinformación de Prisa.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Marea Roja, imparable!
02 des 2006
Ver : www.unmundoporganar.org
Sindicat