Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Desembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Anàlisi :: mitjans i manipulació
La defensa matizada de L贸pez Arnal de los criminales franquistas 鈥渓iberales鈥? (1)
26 nov 2006
Patética defensa del marxista López Arnal de los ministros â渓iberalesâ? que asesinaron a Puig Antich y de la multinacional Media Pro, productora de Salvador, en su artículo â淩espuesta a una crítica no matizadaâ?.
Salvador López Arnal ataca con insultos y sin argumentos mi artículo â渓os liberales asesinaron a Puig Antich.â?, en donde señalo y analizo tres importantes lapsus de historiadores e intelectuales.

Resumo brevemente los tres lapsus de los intelectuales del Reino (de derechas e izquierdas), base de mi aportación:

El primer lapsus, es el olvido de que los asesinos principales de Puig Antich son los ministros franquistas del Gobierno Arias Navarro, quienes dieron luz verde por unanimidad a la condena a muerte que pesaba sobre Puig. Un olvido de la burguesía hegemónica, resultante del pacto entre ex franquistas y oposición democrática (PP y PSOE, básicamente).

Este grave lapsus aparece en la superproducción Salvador, en donde se inventa además la grosera mentida de dar la culpabilidad a ETA, haciendo decir al propio Salvador Puig Antich. â淓TA me ha matadoâ?.
Es significativo y digno de estudio el olvido de los crímenes de los ministros â渞eformadoresâ? y demás cargos de alto rango, sobretodo cuando este olvido lo padecen de manera crónica y continuada socialdemócratas y la izquierda constitucional, después de 30 años de democracia en el papel. Lapsus increíble, después de 30 años porque estos socialdemócratas conocen bien a los criminales franquistas porque llevan 30 años compartiendo el poder con ellos. Por tanto no es un olvido por desconocimiento, o involuntario.

Entre unos y otros llevan inculcándonos, las pocas veces que osan hablar de crímenes franquistas, que el único asesino de los cientos de miles de españoles fue Franco, ya muerto. Se olvidan de los colaboradores directos, los altos cargos, hoy respetables demócratas, vivos, manteniendo como antes los diferentes poderes del Estado. Un lapsus absurdo, cuando los asesinos ya están amnistiados, y cuando nos dicen que existe una democracia consolidada y libertad de expresión.


El segundo lapsus es el olvido de la inacción de la oposición democrática, que no quiso dar estatuto político a Puig Antich, ni movilizarse, ni informar a la opinión pública.

Estas fuerzas antifranquistas luego lo recuperaron, porque el pueblo (estudiantes, artistas, obreros, intelectuales) protestó y condenó el asesinato. Y ahora 30 años después, estos socialdemócratas vuelven a recuperarlo en el film â淪alvadorâ?, silenciando una vez más el abandono total que sufrió Puig Antich y sus amigos.

El tercer lapsus es el no presentar a los criminales y torturadores de la policía secreta, la BPS, como tales. En el film â淪alvadorâ? los presentan como eficientes policías, y al criminal Timoteo Fernández Santorum, que disparó dos tiros a bocajarro para liquidar a Puig Antich, como no disparando, cuando el propio esbirro lo reconoció en el consejo militar. Los abogados no se atrevieron a incriminarle en pleno franquismo, pero tampoco en los veinte años siguientes, ya en democracia y con el delito no prescrito. Ahora 30 años se olvidan de la acusación de Salvador Puig contra este criminal y se inventan un imaginario tiroteo y al Fernández Santorum sin disparar. El grito â渘o hagas esoâ?, del jefe de estos esbirros, mientras disparaba, se convierte en el film en una justificación para mostrar al asesino sin disparar. ¿Por qué esos socialdemócratas que van de antifranquistas, protegen todavía 30 años después a los asesinos franquistas, y se inventan una revisión absurda para absolver a Puig Antich de la muerte de unos de estos esbirros?

Estos tres lapsus no son olvidos inconscientes, como los que analizaba Freud en sus pacientes, sino olvidos conscientes, pactados. Pero nos sirve las interpretaciones de Freud de lapsus individuales, para mostrar a nivel social lo que todavía hoy sigue reprimido, difícil de decir y expresar.

López Arnal ha reaccionado (esa es la palabra, que merece) a estos olvidos irrefutables, con agresividad típica de los quintacolumnistas de la retaguardia que su especialidad es agredir suciamente a los que atacan las mentiras mediáticas que mantienen la hegemonía de los burgueses.

¿Es que López Arnal y su amigo Pepe Gutiérrez , colaboradores en Viejo Topo, Webs marxistas, Insignia, etc., no tienen otra cosa que hacer, a parte de elogiar Media Pro, a Huergas, TV-3, Escribano, que atacarme por denunciar la ficción Salvador y a los criminales franquistas de alto rango?

Es insólito eso de ser el blanco de críticas de estos marxistas y de la derecha, cuando en mi vida he publicado nada, y sólo por denunciar a criminales franquistas, al film â淪alvadorâ? y el festín que están deleitándose los socialdemócratas con el agarrotamiento de Puig Antich, después de haberlo traicionado en vida.

Hoy los medios de comunicación silencian el testimonio de los ex MIL y demás grupos armados y sobretodo Jean Marc Rouillan. Es comprensible. Los medios son de ellos.
Por ejemplo, en el diario Avui, el periodista Enric Vila y el carcelero Irurre se permiten tratarme de mentiroso, pero no me permiten defenderme, ni explicar la sarta de mentiras que hay en su artículo. Tampoco se nos permite rectificar los errores, falsificaciones, y opiniones sin ningún rigor, o como diría López Arnal, delirantes, que los de Media Pro y sus periodistas, cuentan como verdades, Roures, Huerga, los actores explican la historia del MIL a su manera, que nada tiene que ver con la realidad, y no permiten a los propios del MIL, explicar su testimonio, y denunciar las falsificaciones. Una paradoja más de Media Pro, quines además afirman que han contrastado cada escena y que se han respetado los hechos históricos con toda fidelidad. .

Pero lo curioso es que cuando denunciamos la tergiversación histórica, y explicamos nuestro testimonio en Webs libres, (que Media pro, Prisa, Planeta y demás medios no controlan, ni pueden censurar), salen quintacolumnistas marxistas, tipo Gutiérrez, López Arnal, a defender las multinacionales y las mentiras históricas de la actual burguesía. Son reacciones dignas de estudio clínico, ya que presumen de ser intelectuales de izquierdas. ¿Buscan el reconocimiento? ¿Por qué defienden con tanto ardor, disciplina y trabajo los olvidos que la burguesía impone incluso 30 años después? ¿Consideran que la burguesía no se puede defender sola o que no basta con la censura que nos imponen en sus medios? ¿O pretenden mostrarles que ellos les son de gran ayuda en las Webs subversivas, donde reina la libre expresión, ataques indisciplinados e incontrolados?

López Arnal me hace pensar a la policía política del PSUC en 1937 (partido engrosado de golpe por pequeño burgueses y otros que aspiraban a serlo), que en vez de luchar contra los fascistas se dedicaron a conseguir cargos, a defender a Companys (la burguesía) y a matar a revolucionarios siguiendo órdenes de Stalin y su propio instinto de clase. Cuando tuvieron algo de poder lo utilizaron para prohibir el POUM, perseguir a revolucionarios con calumnias y falsedades. Finalmente provocaron una guerra civil, (Mayo 37). Esos del PSUC al final del franquismo, son los que dejaron a Puig Antich sin el apoyo que necesitaba para el indulto, son los que pactaron con los franquistas en la transición, dejando a todos los revolucionarios en prisión, y peor dejando las aspiraciones del pueblo en el olvido, y aceptando una monarquita impuesta por el dictador Franco, que todos rechazábamos. Esos son los que pusieron orden, los especialistas en luchas internas con obsesión en denunciar a los que están en su izquierda y tendencia a aspirar a ser burgueses pactando con ellos y incluso defendiéndoles con descaro, como ese López Arnal y un tal Gutiérrez Ã?lvarez. A los contrarrevolucionarios de ayer, hoy a falta de revolución, los podemos llamar â渓os quintacolumnistasâ?, nombre genuino de Barcelona, para indicar a los aliados ocultos de la burguesía.

Así siento los ataques de este comisario de izquierdas, que le veo apoyando la propaganda de la burguesía (Media Pro Generalitat, Prisa, etc.) y defendiendo a los crímenes de los ministros liberales de Franco, haciendo creer que yo deliro, haciendo creer que trato de asesinos de Puig a todos los liberales del mundo, y cita a Bertrand Russell, Ferreter Mora, y lo bueno que es la doctrina liberal. Termina sus ataques con fervor militante interpretando que aspiro a formar parte de este selecto grupo liberal, seguramente una proyección del Sr. López Arnal.
¿Por exponer unos lapsus de los que mandan y sus mentiras, estoy aspirando a formar parte de la intelectualidad pequeño burguesa liberal y progresista? ¿Y mis detractores, todo un elogio para un desconocido, a qué aspiran?

Les transcribo las 12 reacciones a mi artículo para que vean la verborrea insultante de este inquisidor de izquierdas y mis respuestas:


1.
Titulo: â淩espuesta a una crítica no matizadaâ?
Subtítulo: â淒espropósitos del artículo â渓os liberales asesinaron a Puig Antichâ? de Txema Bofill

Hago constancia de los insultos y descalificaciones que aparecen ya en el encabezado y siguen a lo largo del artículo: despropósitosâ¦, ataques personales sin mesura y sin sentido algunoâ¦, absurdoâ¦, barbaridadesâ¦, deliranteâ¦, descabelladoâ¦, enorme disparate políticoâ¦, barbaridad de lenguaje usado sin controlâ¦, rabia comprensibleâ¦, ataques personales sin sinsentido y sin mesura algunaâ¦, errores argumentativosâ¦, ejemplo de sectarismo político en estado puroâ¦, no es ciertoâ¦, no es correcto⦠etc.
Así responde â渆l que sabeâ? a mis argumentos y reflexiones, Sin comentario â渄el que no sabeâ?.

En el título confunde y reduce mis aportaciones y análisis a crítica no matizada, con lo cual creo que no se lo ha leído bien. Mi argumentación de que los asesinos de Puig Antich fueron los ministros franquistas no es una crítica. Es una afirmación, una hipótesis explicada y demostrada y una conclusión irrefutable. Podría haber intentado refutarme alegando que el asesino fue el verdugo, o los policías que estuvieron a última hora para darle una cruel y horrible muerte, y por tanto podría objetar que los ministros que aprobaron su muerte no fueron los asesinos.

Claro que hay críticas, pero a diferencia de las críticas del marxista López Arnal, las mías son a los poderes, a los que mandan, a las multinacionales, a los medios que ocultan los crímenes y criminales franquistas. Por ejemplo, hay críticas cuando digo que la multinacional Media Pro y medios de comunicación silencian a los criminales franquistas de más alto rango y nos quieren hacer creer que los asesinos fueron sólo los policías vengativos por culpa de ETA, y el verdugo.

Matizando los matices.
A los criminales franquistas de alto rango, los intocables, no los matizo, ni falta hace. Fueron asesinos. De eso de matices, se ocupan los aduladores y desinformadotes que a fuerza de matizar y matizar los hacen desaparecer y luego con unos matices más los transforman en demócratas. Un ejemplo es el de López Arnal, quien de tanto matizar y matizar y rizar el rizo con verborrea, resulta que el delirante soy yo, y hace desaparecer a los asesinos franquistas, mientras nos cuenta historias de liberales buenos, Bertrand Russell, Kissinger, etc.



2. Txema Bofill ha explicado en â淟os liberales asesinaron Puig Antichâ? las razones por las que no le ha convencido la película â淪alvadorâ?

Una afirmación falsa, que desinforma a los lectores

Cualquier lector, que lea mi artículo, constatará que no se trata de razones contra el film â淪alvadorâ?, sino de mostrar que los asesinos fueron los ministros franquistas que dieron la orden de ejecución, â渆l enteradoâ?, y como esta decisión fue influenciada por la inacción de la oposición democrática. Explico hechos reales, y no explico â渞azones para mostrar que no me convenció el film â淪alvadorâ?. Lo cito, eso sí, para demostrar como tergiversan hechos históricos y como nos mienten, engañan, con un film que sólo es una ficción.

Pero también cito a los documentales de TV-3, la novela de Escribano â淐uenta atrásâ? , el ensayo â渓a torna de la tornaâ?, libro mucho mejor documentado sobre el mismo tema, y denuncio al sicario Timoteo Fernández Santorum, en base a la lectura del Sumario, que pegó dos tiros a bocajarro estando Puig desarmado, crimen que desaparece y exculpan inexplicablemente, tanto en el film â淪alvadorâ? , como en la revisión del caso que promueven abogados de la Generalitat, Media Pro, Escribano y familia Puig.

Conclusión No se trata de razones por las que Salvador no me ha convencido. Aunque me hubiera convencido cinematográficamente (que no es el caso), o como ficción, o la música de Lluis Llach, o las tetas de la Ingrid, lo seguiría deconstruyendo. Y con más razón, cuando le salen admiradores en Instituciones y palacios (Mas, Montilla, Benach, etc.) y defensores hasta en las alcantarillas.

Txema Bofill. Barcelona, 24 de noviembre 2006.


(1). Los restantes nueve ataques de López Arnal y mis respuestas, se presentarán en el próximo artículo.
Mira també:
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=41151

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more