Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Jornada de Solidaritat amb la Revolució Social de Oaxaca
20 nov 2006
JORNADA DE SOLIDARITAT AMB LA REVOLUCIÓ SOCIAL DE OAXACA*
Barcelona 1936-Oaxaca 2006
IMG_3840.jpg
foto201106.jpg
JORNADA DE SOLIDARITAT AMB LA REVOLUCIÃ SOCIAL DE OAXACA*
Barcelona 1936-Oaxaca 2006

A les 19h del vespre dâavui, 20 de novembre, sâhan donat cita més de cent persones a la Plaça del Diamant de Barcelona (barri de Gràcia) per mostrar el seu recolzament a lâAPPO (Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca).

La data ha estat triada en commemoració de lâinici de la Revolució Mexicana de 1910, i dâaquesta manera sâha agermanat la data amb la Revolució Espanyola de 1936, donat que en un dia com avui també es fan 70 anys de lâassassinat de Durruti, líder anarquista espanyol que va simbolitzar la revolució social. De la mateixa manera es dóna resposta a la crida realitzada per La Comisión Intergalàctica del EZLN a fer movilitzacions mundials el dia 20 en solidaritat amb el poble de Oaxaca.

Les més de dues hores que ha durat lâacte han tingut el seu inici en una glossa històrica de la Revolució Mexicana que enllaçava els fets de principi de segle amb la situació que es dóna actualment a Mèxic i especialment a lâEstat de Oaxaca. Posteriorment el sindicat dâensenyament USTEC-STEs ha llançat un missatge de solidaritat amb les i les mestres a Oaxaca, en ell el sindicat sâha adherit a la demanda de sortida del govern de Oaxaca dâUlises Ruiz i sâha afirmat que â per crear un món millor, cal una altra educacióâ?.

Desprès dâassistir a una /performance /teatral basada en lâèpoca de la Revolució Mexicana, sâha fet un esbós històric de la figura de Durriti, més tard, les més de cent persones assistents a lâacte amb pogut veure la projecció dâun vídeo sobre els esdeveniments a Oaxaca dels últims mesos. Per tancar lâacte ha hagut dansa mexicana i cançó proposta.

This work is in the public domain

Comentaris

OAXACA: Carta de una Madre a la PFP
20 nov 2006
Carta de una Madre a la PFP despuès del acoso sexual cometido a los manos de integrantes de las fuerzas federales

Carta de Una Madre Oaxaqueña a Los PEFEPOS
Oaxaca de Juárez, Oaxaca. 19 de noviembre de 2006

Integrantes de la Policía Federal Preventiva:

Son tan jóvenes, se parecen tanto a mis muchachos en la edad, en el color, en sus facciones, que si fuera otro el lugar y otras las circunstancias, no tendía ningún problema en acercarme a ustedes para darles un abrazo y tratar de reconfortarlos con amor maternal ahora que están lejos de casa, de mamá y papá, de la esposa y de los hijos, en tierra ajena. Sé lo que sienten porque una madre siempre siente a sus hijos y mis hijos, al igual que ustedes, hace días, semanas incluso, están fuera de casa. "Estamos bien, quizá vayamos mañana"…dicen y cuelgan o mandan mensajitos que no entiendo porque escriben tan raro…estoy segura de que ustedes y ellos podrían ser amigos: tienen la misma edad, las mismas facciones, la misma estatura, manejan los celulares tan bien…

Pero no, no es posible. Mis hijos y yo estamos de este lado, del lado del pueblo porque somos pueblo y estamos con el pueblo porque nuestra moral nos lo exige y nuestras condiciones de vida nos lo demandan. Ustedes, en cambio, están del lado del gobierno de los ricos, de la tiranía de los poderosos, son su brazo armado, aunque ustedes y sus hijos y sus esposas y sus padres son, como nosotros, pueblo.

Si pudiera desnudarlos, si pudiera arrebatarles los toletes y sus armas, el casco y las espinilleras, y ese uniforme gris, tan feo, y dejarlos tal como Dios los trajo al mundo, con su piel mestiza y sus cabellos negros, y los signos que en el cuerpo deja la desnutrición y las friegas para ganarse el pan, el sustento, se darían cuenta de que son tan parecidos a mis hijos, que tienen las mismas llagas que la miseria ha tatuado en su piel morena, que quizá pudieran permitirse pensar que están del lado equivocado, peleando contra los suyos, contra sus iguales. Y todo para mantener un sistema que sólo profundiza las desigualdades, que hace más ricos a los ricos y a los pobres los mata de hambre o los contrata con salarios de hambre para matar a aquellos que se saben dignos y se niegan a morir de hambre.

En ese aspecto ustedes y mis hijos son tan diferentes que me alegro de ello. Ellos dejaron la casa para defender a su gente, a su pueblo; ustedes dejaron la suya para defender a los gerentes que ofenden al pueblo. Ellos dejaron los uniformes de la escuela para ir a defender las barricadas; ustedes se han puesto los suyos para tratar de levantarlas. Ellos están en el frente por convicción libertaria; ¿ustedes por vocación sanguinaria? Ellos luchan por un futuro luminoso para todos, por una sociedad democrática, justa, igualitaria, fraterna; ustedes golpean a cambio de un sueldo que llevará a la mesa de los suyos el pan ensangrentado. Mis hijos están en la calle defendiendo la vida, sin más armas que la razón, la moral y su resortera; ustedes están en la calle con ametralladoras, atentando contra la vida de los que defienden la vida, profanando el suelo oaxaqueño, sin que medie razón por que no la hay, ni moral porque no la tienen.

Hace días que no veo a mis hijos pero que sé que están bien; sé que hay otras madres que van a la barricada a darles de comer y le dan el abrazo que yo no puedo darles porque tengo que trabajar para sostener a los más pequeños; sé que hay médicos que los curan si les ha pasado algo; sé que tienen amigos para sostenerse en los momentos difíciles, cuando pasan los sicarios y disparan y ven la muerte tan de cerca; sé que tienen a su novia a su lado, peleando codo a codo con ellos en la batalla, como iguales, como lo que son; sé que cuando quieren agredirlos, los vecinos salen y les echan la mano; sé que mis hijos son hijos del pueblo y que su pueblo son sus hermanos y sus madres, sus esposas y sus hijos. Hace días que no veo a mis hijos pero sé que están bien porque están del lado correcto, haciendo lo correcto y me siento muy orgullosa de ellos, de mis hijos, de los miles de hijos que me nacieron la madrugada del 14 de junio.

Ojalá que sus madres algún dí pueda decir lo mismo que yo digo de mis hijos: que están orgullosas de ustedes porque han decidido tirar el uniforme para que su porvenir no sea tan feos como sus vestimentas; porque el pan que decidan llevar a la mesa sea producto del sudor de sus frente, no de la sangre obrera derramada; que sy estancia en tierras oaxaqueñas sea producto de una visita a esta tierra hopitalaria, no producto de una ocupación militar disfrazada, carente de legalidad y legitimidad, traidora y artera. Siento lástima por ustedes y por las madres de ustedes, los extraños enemigos que ha osado profanar con sus botas y sus tanquetas mi suelo, mi tierra, sin que imaginaran siquiera que el Dios que nunca muere, un activista en cada hijo me dio. Estoy segura de que venceremos, de que triunfaremos, de que construiremos un mundo mejor para nuestros hijos y hasta para los suyos! Esa será nuestra venganza…

Atentamente las mujeres dignas y valientes de Oaxaca.

http://www.chiapas.indymedia.org/display.php3?article_id=139070
Sindicato Sindicat