Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme
Ciutadans y el neolenguaje
10 nov 2006
Reflexión sobre cómo nos manipulan acostumbrándonos de niños a creer que las palabras tienen unos significados muy distintos de los que más tarde el Poder se encarga de otorgarles. El último caso descubierto: la palabra ‘ciudadanos’.
Desde que Orwell se atreviera a diseccionar el proceso de manipulación intencionada del significado de las palabras –al que acertadamente llamó ‘neolenguaje’–, asistimos a un espectáculo que últimamente interpretan mercenarios de tertulia, libelistas de gran tirada y radio-embusteros a sueldo del Señor. Nos entretienen con un juego en el que la verdad es lo de menos, en el que valores como el respeto o la honestidad son motivo de sonrisa.

Nosotros, el pueblo llano, hemos podido ver cómo legiones de periodistas fanáticos, políticos integristas y escritores sectarios se atrevían a pervertir el verdadero significado de palabras como ‘Libertad’, hasta el extremo de que hoy, ‘libertad’ es cualquier cosa. Nuestros gobiernos asesinan en nombre de esa ‘libertad’ –incluso con carácter preventivo–. Aquella palabra que otrora definiera el pensamiento ilustrado, se utiliza hoy para adjetivar un tipo de mercado –el de una esclavitud que al no tener grilletes, muchos confunden con lo que no es– . ‘Neoliberal’ no significa lo que parece; ‘liberar’ es ahora sinónimo de ‘invadir’; y ‘libertario’ quiere decir demente, marginal, peligroso, molesto, antisistema.

Se atrevieron también con la palabra ‘Democracia’, desconociendo deliberadamente su etimología, y llegando a emplearla para referirse a cualquier régimen amigo en el que periódicamente se simule un proceso electoral que permita a la turba elegir entre los ya elegidos. Mofas bipartidistas, engaños no-proporcionales, guarreos de lista cerrada, dedocracias tabú, fusión de poderes… y así llegamos a las monarquías democráticas y por éstas, a fenómenos como el misterio de los ‘reyes republicanos’ y los ‘dictadores amigos’. ‘Socialdemocracia’ tampoco es lo que parece, y ‘democracia cristiana’ menos aún. Se diría que la partícula ‘demo’ ya no procede de Demos (~ Pueblo), sino de Deimos (~ terror).

Incluso ‘España’ –el nombre de un país–, mutó su significado neutro –si es que alguna vez lo tuvo–, pasando de ser una mera denominación toponímica a convertirse en un título de propiedad, en manos de los fascistas y el odio puro. Franco decidió que España le pertenecía –empezando por su nombre–, y por ello, el partido político que fundara un ex ministro dictarorial, al heredar su ideario y dinosaurios, se sintió legitimado para heredar también del título de propiedad sobre la palabra ‘España’. Es así como podemos explicar que un anti-español sea hoy cualquier persona cuya ideología colisione con la del partido neofranquista. Nos han enseñado que un español, es una persona de buen nombre, de buena familia, alguien en quien confiar una hacienda, tu hija o un crédito. “España es nuestra, porque para eso ganamos la guerra? –llegan a decir–, “solo nosotros somos España, nación única, patria común e indivisible?, “nuestros adversarios malvenden o hacen peligrar la unidad de España?.

Constitución’ tampoco es lo que parece. Una ‘constitución’ es ahora algo a lo que se puede llegar prescindiendo del engorroso y difícilmente controlable trámite de un proceso constituyente. Una ‘constitución’ es hoy un documento otorgado por Dios. Inmutable –aunque no por ello deba ser cumplida–. ‘Constitucional’ es todo lo favorable a los intereses políticos del poder establecido, lo demás es malo, anti-español, ‘anticonstitucional’. Pretender cambiar cualquier parte de la ‘constitución’ se tacha de herejía, y al hereje se le trata como hace cuatro siglos.

Embrutecieron también el término ‘Terrorismo’, que no hace tanto sirviera para designar a grupos de personas que optaban por emplear violencia como vía para conseguir sus fines políticos. Hoy ‘terrorismo’ es algo bien distinto: su significado se ha asimilado al de ‘enemigo’, sí, sí… ese enemigo abstracto que se citaba en los viejos manuales de guerra. ‘Terrorista’, es aquel que piensa de un modo distinto al del aceptable –el Pensamiento Único–, sin importar si este razonamiento conduce a la criminalización generalizada de extensos sectores sociales en base a ilícitos penales cometidos por otros –que muchas veces están las órdenes de quienes más tarde se valdrán de su existencia para justificar nuevas guerras, cultivar canteras de votantes, y en resumen: crear, alentar o mantener odios, miedos, envidias y engaños masivos–. Así, ‘terrorismo’ son los actos violentos de los demás, pero nunca los propios. Y por ello, ‘antiterrorismo’ es cualquier acción dirigida a destruir la vida de los que sobran, molestan, piensan, o simplemente, nacieron en el lugar equivocado.

Y qué decir del nombre de la ‘República’… en España, la jefatura del Estado se ve sometida desde hace siete décadas al poder militar instaurado mediante un golpe de Estado. Al poder establecido no le gusta la realidad cuando ésta es tan ignominiosa como la nuestra: tres años de asesinato masivo, otros diez de asesinato selectivo, y ello sin contar el secuestro y la desaparición de personas, ideas, culturas, justicia y libertad. Por esa razón, no es extraño que todavía hoy, muchos sigan dando por buenos los nuevos significados impuestos a la palabra ‘República’. No es extraño, después de setenta años repitiéndonos que la república es anarquía, y la anarquía, caos, que el caos es un desorden, y este desorden, algo peligroso… punible. Un ‘republicano’ es ahora un comunista, una mala persona o una suerte de loco, como hace poco le dijo un imbécil a otro.

¿Y todo eso para qué? Todo eso para haceros una confesión: yo era de los que hace muy poco todavía me atrevía a utilizar la palabra ‘Ciudadanía’. Lo hacía guiado tanto por criterios éticos como estéticos, por su semántica, su traducibilidad. Decía yo: “…la ciudadanía esto, la ciudadanía lo otro…?, era bueno, descriptivo, asexuado, neutral… algo con lo que cualquier persona podía sentirse identificada. Además, los asalariados del Mal todavía no se habían atrevido a mancillar su uso. Es un término tan respetable, que no parecía ni remotamente posible que alguna vez, alguien llegara, y se la quedara para si, y acto seguido la confundiera con su miseria. Pero estaba equivocado. Lo que parecía imposible, ha terminado por suceder.

¿Quién iba a decir que alguien se atrevería con la palabra ‘ciutadans’? Y sin embargo, así ha sido. Resulta bastante más fácil manchar lo limpio, ya se sabe: los parásitos prefieren testas sin mácula.

Pudo haber ocurrido en cualquier lugar, pero fue en Catalunya, un día surgieron cuatro titiriteros, tres pares de arribistas, algún que otro ‘escritor’ y allegados, y se lanzaron a la escena política: primero sin exponer, más tarde con un discurso que dejaba entrever algunas de sus fobias, y finalmente a lo grande y sin complejos: mezclando Le Contrat Social con Mein Kampf. Ultra-nacionalistas, anti-internacionalistas, jugando a parecer antinacionalistas. Antifranquistas e hijos de franquitas, unidos en su afán de robar a los ladrones, aunque solo sea un par o tres de escaños. Literatos que dan la nota y músicos iletrados, unidos por lo que todos sabemos y nadie nos dirá. Helos ahí: flor de un verano, metiendo el hocico en el Olimpo d’Hont, como el perro del hortelano…

Finalmente la derecha se ha quedado a 5 escaños de la gobernabilidad, con lo que la capacidad de influencia de Ciutadans se ha visto reducida a lo meramente testimonial. Imaginad, imaginad qué habría ocurrido si el equilibrio de fuerzas hubiera otorgado esa llave que bordea el 50% al esperpéntico grupito de oportunistas de la desazón: los de siempre se habrían visto impelidos a la tesitura de tener que hacerles la pelota, pactar, compartir los dineros… y todo eso que no hace falta escribir.

‘Ciutadans’. Lástima de palabra. ¡Si Jean Jaques levantara la cabeza!
Mira també:
http://www.durgell.com/item/2006/11/9/ciutadans-y-el-neolenguaje
http://www.ciutadans-ciudadanos.com/index_ES.php?lang=ES

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Ciutadans y el neolenguaje
10 nov 2006
El ploricó

D'ara endavant, he decidit no deixar-ne passar ni una. A partir d'ara, penso denunciar amb grans escarafalls totes les obstruccions, marginacions, persecucions i innobles travetes que, amb paciència i abnegació dignes d'un Job, i com a escriptor que viu i treballa a Catalunya, he patit, patesc i estic segur que patiré per part del poder establert, que com tothom sap és el del totalitarisme catalanista i el dels seus corifeus dels mitjans de comunicació i el mediocre món intel·lectual català, els quals, com tothom sap també, treballen a sou directe de Jordi Pujol. Si cal, penjaré a YouTube un vídeo netejant-me les cascarrulles amb les pàgines de l'AVUI, i que sant Vicent (Sanchis) em perdoni.

D'ara endavant, en una paraula, jo també faré el ploricó, amb l'esperança que em vagi tan bé com als qui el vénen fent en els últims anys. I és que aquí no hi ha res com sortir a la plaça pública bramant que el catalanisme t'ha marginat i perseguit perquè vinguin les forces vives del presumpte catalanisme totpoderós a eixugar-te els mocs i posar-se a la teva disposició per mirar de fer-te passar el disgust. Doncs potser que en prenem nota i deixem de ser mediocres escrivents pagats pel règim sinistre i ens esforcem per convertir-nos en brillants artistes cosmopolites, molt més ben pagats pel mateix règim (que aleshores ja no és tan sinistre) perquè callem la terrible injustícia que s'ha comès amb nosaltres.

La figura de l'intel·lectual ornat per uns mèrits que ningú sap ben bé quins són però que tampoc ningú posa en dubte, i dotat d'una estimable capacitat per a la construcció de teories conspiratives que curiosament sempre giren al voltant de la seva il·lustre persona, segons les quals la responsabilitat de les seves frustracions no la tenen mai ells sinó aquest país ingrat que no sap valorar-los com es mereixen, s'ha convertit en endèmica a Catalunya i s'ha estès cap a una part de la societat, que s'ha adonat amb promptitud de la rendibilitat d'un cert tipus de victimisme. De la mateixa manera que Boadella en té prou d'afirmar que ha patit represàlies des de la Generalitat (per molt mentida que sigui) perquè una consellera de Cultura es desplaci fins a Sevilla per mirar de fer-li un desgreuge; igual que Francesc de Carreras és capaç de sostenir que el catalanisme ha creat un sistema social d'exclusions mentre ell mateix gaudeix de tantes tribunes com calgui i forma part durant anys del Consell Consultiu de la Generalitat, de la mateixa manera aviat el personal s'adona que posar el crit al cel perquè l'escola del seu fill és tota en català té premi.

És innegable que una part, la pitjor, del discurs catalanista s'ha fonamentat en un victimisme malsà, el qual, usat com a convenient coartada, ha estat molt útil a l'hora d'encobrir o dissimular mancances, febleses i baixeses de tot ordre. Però no és menys cert que al victimisme catalanista li respon i correspon un victimisme espanyolista que, sota el mantell de l'apel·lació a una idea tergiversada de la democràcia i del respecte a les minories, reclama privilegis que no li pertoquen i inventa greuges que no existeixen, sovint en benefici dels interessos personals de quatre espavilats que no surarien de cap altra manera: idees absurdes com que el castellà és objecte de persecució a Catalunya, distorsions de la realitat com la magnificació dels insults o agressions perpetrades per elements residuals i microscòpicament minoritaris, o argumentacions delirants que equiparen la situació dels drets individuals a la Catalunya actual amb la de l'Espanya franquista són només alguns exemples que donen la mesura de la mala fe i el nul respecte per la veritat amb què actua aquest altre victimisme. La històrica prepotència del nacionalisme espanyol i la no menys històrica covardia del català acaben de determinar un joc de pesos en què, com sempre, la balança acaba decantant-se en contra de l'interès comú i d'aquesta cohesió social que només sembla importar als catalanistes i al lliri que massa sovint porten a la mà.

De manera que amb el seu permís, i mentre es va preparant tot perquè aviat es parli en castellà al Parlament en una nova i rutilant mostra d'aquest tarannà tan democràtic que ens caracteritza (gosaríem postil·lar que una cosa és ser demòcrata i una altra ser imbècil, però tant se val), jo me'n vaig a preparar el meu llistat de raons per estar profundament dolgut amb el país, a veure si cola i el proper conseller/a de Cultura ve a casa meva a demanar-me que sisplau no m'enfadi.
Re: Ciutadans y el neolenguaje
11 nov 2006
Molta culpa de l'exit de Ciudadanos pertany a CiU i a tot el catalanisme folclòric que ha imperat. No només es deu al pujolisme pilític (liberalisme econòmic, paternalisme cristià,...), sinó també al catalanisme de símbols, mític, de faixa i barretina, d'aquells que s'omplen la boca amb Catalunya, però que a l'hora de la veritat només pensen en la botigueta, la propietat, l'hortet, etc.
El pitjor de Ciudadanos és la seva hipocresia. Ells ataquen al nacionalisme català des de posicionaments espanyolistes, però no ho admeten (pot ser perquè al seu sí no hi ha suficient consens sobre aquest tema). però això no treu que. avui dia i si no ho canviem, la instiucionalització del catalanisme, transformant-se en un simulacre d'estat, ha propiciat que, p. exemple, per a moltes persones la llengua catalna s'asocií a repressió, ja que és la llengua de la policia i de l'estat.
Re: Ciutadans y el neolenguaje
12 nov 2006
Muy bueno!
Re: Ciutadans y el neolenguaje
13 nov 2006
¿Pero el Sr. d'Urgell ha leído ha Rousseau?¿Conoce a caso el concepto de "ciudadanía" para afirmar tan descuidadamente que ha sido pervertido? No tiene ni idea. Por favor, antes de pontificar, estudie.
Es un concepto ilustrado que para nada inventa Rousseau, es un concepto de la tradición liberal, utilizado como defensa ante los poderes establecidos aristocráticos del XVIII.
La clásica idea de "ciudadanía", como defensa de los derechos individuales casa muy bien con la de Ciutadans.
Rousseau es en muchos sentidos un anti-ilustrado y su idea de democracia linda el totalitarismo, anulando las libertades indivuales en favor de una abstracta "Voluntad General" que estaría por encima de todo individuo y que justificaría incluso la muerte del insumiso.
Rousseau es un pensador fundamental, en muchos sentidos progresista, pero alguno de sus conceptos no pueden ser tomados tan ligera. Son totalmente reaccionarios. Si Rousseau levantara la cabeza... y por ejemplo viera que también consideramos ciudadanos a las mujeres cosa que él excluía de forma radical...
El problema de Ciutadans es que se ha enfrentado a los poderes establecidos, (las aristocracias de hoy) Robar escaños a los de siempre tiene el precio de que te hechan los perros de los medios de comunicación encima.
Lo importante es lo que nos dicen: a favor de las listas abiertas, las bodas gays, laicismo...etc ¿un poco raro para ser de derechas, no?
La clase política catalana está de espaldas a la realidad de sus ciudadanos: Aquí los que hablamos castellano EXISTIMOS y necesitamos un reconocimiento.
Re: Ciutadans y el neolenguaje
13 nov 2006
si si. ciudadanos se ha enfrentado a la aristocracia, al poder, ... Ya ya, como el Losantos. Por eso estan de Carreras, Azua, boadella, je je je. La clase obrera de barna, vamos. Revindicando a Rousseau...? bufff. em temo que no sou els únics. Rousseau és la base de molts corrents ideològics, fins i tot alguns antagònics. Però com deia el bueno de Evaristo: yo no soy un ciudadano/ no me importa vuestra opinión. Clar, com els milers d'immigrants treballadors sense papers, els No-ciutadans. que hi pensen els "rebels" dels ciudadanos en aquesta penya?? No! tenen massa feina defensen el castellà. jo m'apunto amb aquests apàtrides. L'anti partit de la no-ciutadania.
Re: Ciutadans y el neolenguaje
14 nov 2006
No llamar matrimonio a las uniones civiles homosexuales, y no dejarles acceder al derecho de adopción hasta que no se hagan estudios que demuestren que no es malo para los niños, que defiende Ciutadans, también lo defienden los izquierdistas del PP. ¿Poruqe se denuncia el Populismo europeo, y nada se dice del que nos amenaza en casa?
Re: Ciutadans y el neolenguaje
17 nov 2006
nil, informate:C's S� defiende llamarlos "matrimonios" y tiene la misma posición en la adopción que el resto de partidos de izquierda.
Ui si, es cierto, Rousseau da pie a interpretaciones antagónicas. Pero lo que digo es que C's no pervierte el concepto de "ciudadanía" y que difícilmnte puede argumentar d'Urgell eso si ni siquiera conoce la genealogía del concepto y demuestra tanta ignorancia. Y que si dice que "ciudadanía" se ha convertido en neolenguaje que diga al menos por qué. Qué entiende él por "ciudadanía" y que entienden C's. Si no es así todo el articulo queda en NADA, palabrería barata.
Re: Ciutadans y el neolenguaje
17 nov 2006
Más:
Losantos habla bien de C's por luchas internas del pp (para darle caña a su odiado Piqué) ya veremos cuando saca a C's en vísperas de las generales.
Nooo, a lo mejor la clase obrera de barna es el Mas, el piji-Saura o el Carod. Los inspiradores de C's si algo no son es fachas, la mayoría estuvieron en la lucha antifranquista (cosa q no puede decir el Mas) y algunos incluso lo pagaron con carcel.
Claro que C's no son revolucionarios izquierdistas, no son ni más ni menos izquierdistas que iniciativa, psc o erc. Pero lo que está claro es que no son de derechas
Ejemplo, en el siguiente enlace se puede ver lo de derechas que son para los economistas de Expansión (que los colocan económicamente muy a la izquierda del psc)


http://app2.expansion.com/blogs/web/saballs.html?opcion=1&codPost=9263
Re: Ciutadans y el neolenguaje
21 nov 2006
La saña y el odio con el que los fanáticos de C's atacan los artículos de d'Urgell demuestran que éste, con su siempre sagaz análisis "ha tocado hueso", les ha metido el dedo en la herida DE LLENO.

Jodéos fachas de los cojones. Puñado de Lerrouxistas roba-peras.

Visca Catalunya, cabrons!
Sindicat