Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: corrupció i poder : criminalització i repressió : amèrica llatina
Marchan miles mujeres Oaxaqueñas en repudio a URO y la PFP
08 nov 2006
A pesar de una marcha de miles mujeres en repudio al Gobernador Oaxaqueño Ulises Ruiz y la presencía de la PFP en el estado de Oaxaca, hoy se escala la presión en contra de simpatizantes de la APPO.
11-7-2006__oaxaca_womens_march_087cmi.jpg
11-7-2006__oaxaca_womens_march_115cmi.jpg
En varios incidentes registrados desde la tarde y despues de la ¨megamarcha¨ de la CCO Consejo Ciudadano de Oaxaca de los simpatizantes al gobernador, por lo menos 5 jovenes de la APPO fueron detenidos, la casa de un miembro de la coordindora juridica de la APPO fue allanada entre otras intimidaciones que sufrieron miembros de la APPO. Mientras tanto la APPO definio 5 condiciones para regresar al dialogo con gobernación cuales incluyen, la libertad de sus 60 presos y la presentacion de mas de 30 desaparecidos, un fin al acoso de miembros de la APPO, cuartelamiento de la PFP entre otros.

Durante la marcha de la mujeres un tanque del PFP abrio fuego con agua de alta presion hacia las manifestantes mientras que colocaban flores acercas de sus botas de los efectivos federales.

Ver imagenes
http://www.chiapas.indymedia.org/display.php3?article_id=138477

Vea el Video
http://www.chiapas.indymedia.org/display.php3?article_id=138521

PFP ataca marcha pacífica de mujeres
http://www.chiapas.indymedia.org/display.php3?article_id=138540



8 de noviembre MARCHA DE RADIO UNIVERSIDAD A SANTO DOMINGO CONTRA EL BLOQUEO DE LA SEÃAL Y POR LA CAIDA DE ULISES RUIZ
http://vientos.info/cml/?q=node/6468

Radio ZAPO transmite por el 91.7 fm en el valle de mexico y por internet has clik aki!
http://giss.tv:8000/zapo.ogg

Radio Universidad ha vuelto!!!! escuchala aki!!
http://radio.indymedia.org:8000/appo.mp3.m3u

tambien en Radio Plantón
http://streaming.com.mx:8006

RADIO APPO DE OAXACA SIGUE TRANSMITIENDO
http://icecast.v2v.cc:8000/appo1.mp3.m3u

o escucha un espejo.
http://vientos.info/cml/?q=node/6231

Intermitentemente se cae la señal en línea, por internet, cuando ocurra, puedes seguir escuchando por la Ke Huelga
http://kehuelga.org:8000/radio.mp3,

donde se están haciendo enlaces y un noticiario. Accesa una cronología de mutimedia por ((i))ndyoax aqui.
http://mexico.indymedia.org/MultimediaOaxaca

Radio Zapote al aire en Ciudad de Mexico
http://radio.indymedia.org:8000/radiozapote-alta.mp3.m3u

Comunicado del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra en Apoyo a Oaxaca
http://vientos.info/cml/?q=node/6492

Noticias 8 de noviembre Oaxaca
http://vientos.info/cml/?q=node/6494

CONFERENCIA DE PRENSA EN LAS INSTALACIONES DE RADIO UNIVERSIDAD A LAS 17:30 HRS PARA EXIGIR LA PRESENTACION CON VIDA DE LOS 3 ESTUDIANTES DE LA UABJO SECUESTRADOS: BENITO PEREDA FERNÃ?NDEZ, JESÃS RENE TRUJILLO MARTÃ?NEZ Y MAURICIO MARMOLEJO RIVERA. EL DIA DE AYER POSIBLEMENTE POR POLICIAS MINISTERIALES CUANDO AYANARON SU DOMICILIO. Y LOS 13 DETENIDOS DURANTE ESTA MADRUGADA EN LAS BARRICADAS.

SUCESOS DEL D�A: La marcha que se convoca partirá de Radio Universidad a las 11:00 AM con rumbo a la plaza de Santo domingo en oaxaca

03:20 En la barricada de 5 señores se llevaron a 5 y a otros 2 en la coonia Calicanto camionetas ministeriales.

00:53 Se anuncian disparos cerca de la barricada de soriana y hay seis detenidos en la barricada de la colonia Carrillo Puerto, dos de ellos menores de edad. Se pide ayuda e informaci[on.

00:08 Se reporta que hace un rato agredieron a tiros por la policia ministerial de Santa Lucia del camino a gente de la barricada de Carrillo Puerto que esta cerca de cinco señores. NO HAY HERIDOS se denuncia al presidente municipal Manuel Martínez Feria que apoya a los priístas.

http://vientos.info/cml/?q=node/6468


Periodista Independiente Denuncia Agresión de PFP
http://oaxacalibre.org/libertad/index.php?option=com_content&task=view&i


6 de Noviembre. -ACUERDOS DE LA PLENARIA DE LA ASAMBLEA POPULAR DE LOS PUEBLOS DE OAXACA.-
http://www.asambleapopulardeoaxaca.com/boletines/?p=107
http://www.asambleapopulardeoaxaca.com

La entrevista que sobre la situación de Oaxaca dio el presidente Vicente Fox
http://www.chiapas.indymedia.org/display.php3?article_id=138516

+ info:
Noticias Directas Desde Oaxaca y Cobertura de la Resistencia Popular de Oaxaca:
http://chiapas.indymedia.org/index.php?category=13
Mira també:
http://www.chiapas.indymedia.org
http://www.vientos.info/cml

Comentaris

Oaxaqueños: el verano de su descontento
08 nov 2006
Hermann Bellinghausen

Oaxaqueños: el verano de su descontento

Noches atrás, un reportero de televisión los llamaba "sujetos", para diferenciarlos de sí mismo y de la policía robocópica que los agredía en ese momento, para quienes reservaba el "personas" y el "nosotros". Y pensé en lo mal repartidas que están las cosas.

Los "sujetos", que la pantalla presenta como una mera emanación del caos, están en la primera línea de la resistencia de todo un pueblo, aunque el tirano lo intente borrar con una arbitraria reducción de cifras (unos "3 mil revoltosos", "una sola avenida", como aquellos "tres o cuatro municipios" de 1994) a quienes llevaron adelante el verano de su descontento y hoy sufren el asedio de batallas que, aunque insistan los represores, distan de ser finales.

"Les van a faltar cárceles", desafiaba un maestro en el Zócalo oaxaqueño hace ya tres meses. Detrás de esos "sujetos" arrojando piedras y cocteles incendiarios contra tanquetas electrificadas y líneas grises de agentes blindados que vienen a desalojarlos, se encuentra un pueblo. Mejor dicho, muchos pueblos, pues Oaxaca es el mosaico de pueblos y culturas más diverso del país (y con sus 16 lenguas me atreverá a decir que del continente). Tal es la evidencia que la policía federal, el ministerio público, los discursos de Presidencia y el gobernador, los pistoleros y policías disfrazados, los medios de comunicación y el futuro presidente pretenden borrar.

Si en verdad fueran "centenares de sujetos", un día hubiera bastado para someterlos. Es toda una ciudad. Y más que eso. La resistencia en la capital de Oaxaca la hacen millares de pobladores de allí, y campesinos, maestros y estudiantes de todo el estado que, como se sabe, es muy grande. La ciudad refleja a la entidad, la contiene. Si el gobierno priísta amaga con soltar 20 mil adeptos para instaurar su orden, es posible que los tenga. Y qué. No hacían falta las elecciones del 2 de julio para probar que la resistencia oaxaqueña la respaldan centenares de miles, quizá millones. El priísmo decrépito sólo aspira a aumentar el dolor de su pueblo (que es lo último que importa a estos nuevos próceres dispuestos a sobrevivir aún sobre un campo de muertos: se llama fascismo).

Cosificar al pueblo, reducirlo, criminalizarlo, son intentos desesperados por quebrar algo inédito: la sublevación de pueblos enteros, respaldados por su extensísima diáspora en el país y Estados Unidos. ¿Dónde queda la lógica de un estadista legítimo en quien se comporta como un enfermo mental a la vista de todos?

La desigualdad en México es desesperante, espantosa, asquerosa. E invisible para quienes no la padecen. Las malas noticias del movimiento popular oaxaqueño es que eso existe. Que el sistema político y económico es criminal. Destruye el campo, y con él los pueblos. Aniquila los tejidos comunitarios, las costumbres de nuestra riqueza plural. Más que proletarizar, lumpeniza a las personas, las machaca y desconstruye. Detrás de la escenografía urbana de centros comerciales, avenidas y zonas residenciales que uniforman y americanizan el paisaje urbano, de norte a sur existe el México de la pobreza, pero también de la comunalidad y la resistencia.

Los mediáticamente desdeñables "appos", que para colmo no respetan a los reporteros mentirosos y vendidos (y les regalan la oportunidad farisea de mostrarse en sus propias pantallas como "héroes de la libertad de expresión"), componen, por millares, una estructura social inédita en nuestro país (cuando menos). Estamos hablando de Oaxaca, la tierra del tequio o trabajo colectivo gratuito para el bien general, y de la comunalidad, esa riqueza civilizatoria profunda (Guillermo Bonfil dixit) de los pueblos mesoamericanos que 500 años de colonización no han logrado quebrar, y hoy levanta barricadas.

Oaxaca prueba, como lo hacen los mayas de Chiapas desde la década pasada, que la comunalidad es una forma elevada de convivencia, y que llegados al extremo de no dejarse más y no morir, es un instrumento de la resistencia, un arma casi invencible, no importa cuantos ejércitos o policías los aplasten y sobrevuelen. Ante la determinación de los oaxaqueños, también les van a faltar cementerios. Si los foxes y calderones, los mandos de la Policía Federal Preventiva y los cerebros de la "seguridad nacional" (que al verlos "operar" uno se pregunta si cuidan la de México o la de Washington) no entienden que lastimar a un pueblo que se defiende, con razón y con razones, les asegura la ignominia histórica en un plazo no lejano, mal nos irá en lo inmediato.

La ficción neoliberal, su peña de millonarios obscenamente ricos y su nube de clases medias hipnotizadas en la Jauja virtual de los patrones han encontrado en el heroísmo de los indígenas y mestizos oaxaqueños -purititos mexicanos de bien abajo- la horma de su zapato. Insistan en su intocable Ulises y su chuequísimo "estado de derecho". Anden, coman lumbre. La historia no los absolverá, y mucho menos la memoria del pueblo mexicano.

*****

Carlos Fazio

Oaxaca contrainsurgente

Lo que comenzó en Oaxaca como un problema gremial protagonizado por la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, en mayo pasado, se transformó luego en un problema político que el gobierno de Vicente Fox derivó en un asunto de seguridad nacional. De manera somera, la génesis del conflicto es fácilmente identificable: ante la respuesta represiva del gobierno local encabezado por Ulises Ruiz contra el plantón de los maestros en huelga (14 de junio), con saldo de 92 heridos, y la acumulación de agravios, surgió un amplio movimiento social representado por la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (21 de junio). La emergencia de la APPO prendió focos rojos en el bloque dominante, que vio desafiada su hegemonía e intereses.

Pese a sus contradicciones y matices, la alianza de los gobiernos de Oaxaca y federal, en el plano político, se expresó en un desaseado amasiato entre los partidos Acción Nacional y Revolucionario Institucional. Y a nivel represivo exhibe dos características principales. Por un lado, el gobernador Ruiz recurrió a la acción coercitiva y violenta del aparato de seguridad del Estado, y cuando éste fue desbordado por la férrea resistencia civil pacífica de los integrantes del magisterio y de la APPO, puso en práctica una acción paralela, clandestina, estatal, vía la paramilitarización del conflicto.

El uso de sicarios y escuadrones de la muerte por parte del Estado -con elementos que sufren una suerte de desdoblamiento funcional, cumpliendo tareas policiales durante su jornada laboral, y aprovechan la nocturnidad para convertirse en patota que sale a matar brigadistas en las barricadas- se aparta de toda legalidad formal e incorpora elementos propios de la guerra sucia que, a su vez, la asimilan al terrorismo de Estado. Una de las características del Estado terrorista es el ocultamiento de su accionar. Por ello, grupos operativos (como los que asesinaron a varios maestros oaxaqueños y al camarógrafo estadunidense Bradley Roland Hill, de Indymedia) no se identifican, sus brazos ejecutores visten de civil, las autoridades niegan su acción o procedimiento y buscan ocultarlos o legitiman la muerte de opositores criminalizando a las víctimas al presentarlas como "violentas" o "subversivas", que forman parte de una "guerrilla urbana".

Por otro, al intervenir en el conflicto, el gobierno de Vicente Fox -en consulta con su impuesto sucesor, Felipe Calderón-, optó por una salida militar de tipo contrainsurgente. No otra cosa fue el desembarco de helicópteros, tanquetas antidisturbios y cuerpos de elite de la Marina de Guerra en Huatulco y Salina Cruz, el 30 de septiembre, así como el sobrevuelo de aviones y helicópteros del Ejército, la Armada y la Policía Federal Preventiva (PFP) sobre la capital oaxaqueña, entre ellos una nave espía Schweizer dotada de alta tecnología (sistemas de grabación, rayos infrarrojos y visión nocturna).

No se trató, entonces, de una simple "acción militar disuasiva", que intentaba enviar a la APPO y a la sección 22 un mensaje inequívoco: rendición en la mesa de negociaciones o intervención, según manejaron "expertos" en asuntos de seguridad. Tampoco, dado el volumen de la tropa y el sofisticado equipo castrense, se movilizó a esos elementos para ejecutar una operación tipo "quirúrgico". El plan era otro. Pero los distintos cuerpos de inteligencia (Ejército, Marina, Cisen) alertaron a las autoridades nacionales que Oaxaca no era Atenco. La rebelión popular en ascenso dibujaba un escenario posible con muchos muertos, en un país polarizado políticamente, lo que abría la posibilidad de que se desencadenara un efecto gelatina, que derivara, a su vez, en un eventual estallido insurreccional. Eso hizo abortar el operativo.

No obstante, el 28 de octubre, arrinconado por las circunstancias y cediendo a las presiones de Calderón y los poderes fácticos, el presidente Fox decidió que los representantes gubernamentales abandonaran de manera unilateral la mesa de diálogo en la Secretaría de Gobernación y, tras desoír la propuesta de una tregua de 100 días sugerida por Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz, la organización civil que encabeza el obispo emérito Samuel Ruiz), ordenó una operación de desalojo en la capital oaxaqueña, de tipo limitado.

Si bien es cierto que durante la recuperación de lugares estratégicos en la ciudad de Oaxaca (29 de octubre) y en el curso de la batalla campal que se produjo en el intento de copamiento de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (2 de noviembre) hubo muertos y heridos, la policía militarizada (PFP) y los cuerpos especiales, de inteligencia y táctica, del Ejército y la Armada que participaron en las escaramuzas no tenían orden de tirar a matar y/o aniquilar al adversario.

Con su torpe decisión, Fox dio un virtual apoyo al gobernador Ruiz y sus aliados del PRI, y de paso identificó a la resistencia civil pacífica, protagonizada por amplios sectores sociales oaxaqueños, como el "enemigo interno" a vencer. A partir del accionar represivo instrumentado por los gobiernos federal y estatal, Oaxaca, como antes Chiapas, conforma hoy un Estado militarizado de tipo contrainsurgente. Reina allí un estado de excepción, estructurado sobre una base pública, a la vez clandestina y terrorista, que busca, mediante el ejercicio de la violencia institucional (de poder-fuerza), la desarticulación del movimiento social y una aceptación ciudadana y un consenso forzados, afines a "la ley y el orden" formales del bloque de poder dominante.

Con una agravante: la humillación sufrida por la PFP y otras fuerzas coadyuvantes en la fallida toma de Ciudad Universitaria podría alentar una venganza. Según los códigos de "la sociedad del honor" que rige aún en el arcaico sistema político mexicano, una nueva acción de escarmiento ubicaría al país en el peor de los escenarios posibles y abriría el camino hacia un proceso de fascistización del Estado.

http://www.jornada.unam.mx
Sindicat Terrassa