Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Octubre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
  01 02 03 04 05 06
07 08 09 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* %sArticle
Notícies :: corrupció i poder
El Guti y Puig Antich
08 oct 2006
«Él fue el artífice máximo del nacimiento de la plataforma unitaria antifranquista de mayor alcance, la Assemblea de Catalunya». Este hito del fallecido Antoni Gutiérrez Díaz, es algo más que un cliché biográfico hoy cuando ha saltado a la palestra la figura de Salvador Puig Antich, fruto, por otra parte, de una película superficial y deficiente como Salvador de Manuel Huerga y Mediapro. No es casualidad que el mismo Gutiérrez Díaz que años mas tarde alcanzó la cumbre de su carrera política como Presidente del Parlamento Europeo, fuera en 1974 la cabeza —y eso vale sí hablamos tanto en un sentido simbólico como intelectual— de la Assemblea de Catalunya. La misma coordinadora política que se negó, hasta la última noche, a mover un dedo por la conmutación de la pena de muerte al militante del MIL.
guti-carillo-raimundo.jpg
Tanto la Assemblea de Catalunya, que era el principal organismo del antifranquismo catalán, como la constelación de siglas que la componían —el PSUC, la mas importante—, cometieron entre 1973 y 1974 un crimen político y ético que ya señalaba la complicidad con el aparato franquista en los años que estaban por venir. Un testigo directo de aquella época, me cuenta como el ex alcalde de Cornellà, ex ministro de Industria, actual candidato a la Generalitat de Catalunya por el PSC, y por aquella época dirigente del maoista Partido de los Trabajadores (PT), José Montilla, se negaba a mover un dedo para salvar al que calificó como un «gangster», adjetivo habitual de la izquierda autoritaria contra el MIL.

Esa actitud, mayoritaria en el sector hegemónico de la oposición de la época, responde, por un lado a una determinada cultura militante, y por otro a intereses tácticos y partidistas.

El insulto y el desprecio por la vida de cualquier luchador que no se ajuste a la línea marcada por el partido o por la dirección, la deformación del adversario político hasta demonizarlo y convertirlo en el enemigo, hasta justificar la insolidaridad o incluso el asesinato en algunos casos, es una robusta criatura moral de la cultura stalinista, que por entonces dominaba a la mayoría de la militancia y que hoy se sobrevive a sí misma encarnada en otras siglas y a veces en los mismos nombres.

Por otro lado, a lo que se iba conformando como el futuro sistema de partidos políticos, no dejaba de interesarle un escarmiento a las organizaciones independientes, que desde posiciones autónomas y heterodoxas trataban de construir un movimiento político diferente al de los negociadores del postfranquismo. La apuesta, a fuer de mezquina salía gratis. La oposición oficial solo debía actuar por omisión, no mover un dedo, esperar que aquel 2 de marzo se consumara la sentencia. Los costes políticos serían exclusivamente para el aparato franquista, quizás solo un número silencioso de militantes saldrían decepcionados de la actitud del PSUC, y tanto en el corto como en el largo plazo Puig Antich podría ser recuperado y amortizada su muerte. Así fue.

Quizás los mismos que con Pasquall Maragall coinciden en destacar «su aportación decisiva a la unidad contra la dictadura y en la configuración de la Assemblea de Catalunya», quisieran disolver, a la vista del garrote vil, la responsabilidad personal de «el Guti» en un «error» colectivo de la oposición antifranquista oficial. Pero un acto consciente difícilmente puede ser un error, sobre todo cuando implica una muerte y, en este caso, la ejecución política de un militante.

«El Guti» no era un cualquiera y uno no puede dejar de pensar que, si éste que hoy acumula esquelas y hagiografías hubiera lanzado a los comunistas catalanes y a la Assemblea de Catalunya en su conjunto, la consigna de hacer todo por evitar la pena de muerte a Puig Antich, ese llamamiento se hubiera aplicado a rajatabla. Si eso hubiera conseguido frenar la presión policial que exigía la cabeza del joven militante anticapitalista, nadie puede saberlo. Algunos prefieren atribuir el desenlace final, exclusivamente al atentado de Carrero Blanco y por tanto a ETA.

En cualquier caso, lo que está fuera de toda duda, es que aquellos que detentando una posición dirigente en el seno de la oposición, esperaron impasibles a que llegaran las 9.40 del 2 de marzo, tienen una cuota de responsabilidad histórica, política y ética alta, muy alta.

El tiempo pone a cada cual en su lugar a condición de que el paso de los años no borre la huella de los pasos. «El Guti» ha conseguido ingresar en la historia de los vencedores.
Mira també:
http://www.insurgente.org/modules.php?name=News&file=article&sid=6872
http://www.insurgente.org

This work is in the public domain

Comentaris

Re: El Guti y Puig Antich
08 oct 2006
Clar, el Guti es responsable de la mort de Salvador P. Antich no?

Ets un porc difamant a un home que acaba de morir i ha estat honest i a dedicat la seva vida a la política x defensar els interessos dels ciutadans i treballadors vinguin d´on vinguin i ha treballat i s´ha arriscat per les nostres llibertats.
Re: El Guti y Puig Antich
08 oct 2006
El Guti, com el Carrillo, Camacho o tantos otros dirigentes stalinistas de aquella epoca, eran unos vendidos que traicionaron años de luchas y muertes obreras, por conseguir una poltrona a sueldo de esta pseudodemocracia burguesa que surgio de los hijos(los naturales y los adoptivos) de Franco.
Lo mismo que sus actuales herederos de IC-IU,PSC-PSOE y demas purria reciclada.
Re: El Guti y Puig Antich
08 oct 2006
OSti ha de ser dur que tota la societat menys vosaltres 4 siguin els cul`pables dels mals mundials, o uns botiflers, o uns capitalistes no?
Re: El Guti y Puig Antich
08 oct 2006
Joan Isaac critica Lluís Llach per 'Salvador'



http://www.e-noticies.com/actualitat/joan-isaac-critica-llu%eds-llach-pe





VIDEO-Joan Isaac - A Margalida



http://www.youtube.com/watch?v=Ptp0atzzn84&mode=related&search
Re: El Guti y Puig Antich
08 oct 2006
Tot és criticable. L'oposició d'aquella època (i nosaltres ara) no era omniscent, o sigui que no tenia totes les claus. Probablement es podia haver fet més, però insultant greument els comunistes d'aleshores esteu insultant també els que van morir a la preso (Grimau, Comorera, i altres) i els que van sofrir tortures. Un respecte, si us plau. És molt fàcil simplificar.
Re: El Guti y Puig Antich
09 oct 2006
dir la veritat sobre el guti és insultar els comunistes?, doncs que deixin el comunisme
Re: El Guti y Puig Antich
09 oct 2006
La pel·lícula Salvador, de Manuel Huerga, continua rebent crítiques pel tractament donat a la figura de Salvador Puig Antich i l'absència de "A Margalida" a la banda sonora del film. En declaracions a El Triangle, Joan Isaac, autor d'aquesta peça, ha afirmat que els responsables del film "ja poden parlar de cinema; però, si us plau, que no parlin de memòria històrica ni de memòria musical. Han comès una manca de respecte, no amb mi, sinó amb la memòria de la música". Isaac també ha tingut paraules de retret per a Lluís Llach, autor de la música de Salvador: "No m'esperava això de Llach. És un autor admirable, hem fet coses junts, però aquí s'ha equivocat". Finalment, el cantautor ha manifestat que "no penso anar a veure la pel·lícula , però no per cap mena de rebequeria personal: és que no vull donar ni un euro a guanyar als senyors de Mediapro, a Manuel Huerga o a Lluís Llach".
Re: El Guti y Puig Antich
09 oct 2006
i una merda oblidarem les vostres obscenes manipulacions, stalinistes de merda---

us creieu que per dir-vos comunistes ya valeu el pes en or, i l'unic que doneu es pena i fastic.

NO oblidem.

El MIL "també" era comunista, pero molt més conseqüent. Aquests "gangsters", com li deieu vosaltres, socialitzaven els beneficis bancaris, que servien per a recolzar i enfortir les vagues salvatjes (ui si, he dit vagues salvatjes...) de l'epoca-

Tombi qui tombi seguireu sent l'enemic burocrata, la deriva autoritària i encorsetadora de la revolució, que , malgrat vosaltres (auto-servidors del Partit proletari) digueu, és i será sempre un assumpte del poble i mai de l'Estat o el Partit.

Vosaltres, els comunistes-científics, els vertaders comunistes, els hereus de Lenin-Stalin, que poc heu entes de Mao i que mai heu sabut distingir la llibertat de l'egoisme... sou l'enemic: heu estat i esteu al govern, heu defensat i defenseu la societat mercantilista i la seva pau social. Una falacia que us col·loca al centre mateix del punt de mira en que els lluitadors dissidents veuen qui amaga els estralls de la lluita i en treu profit.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more