Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme : corrupció i poder : criminalització i repressió : amèrica llatina
Nueva justicia chilena cede ante presión gubernamental. Formalizan cargos contra seis jóvenes libertarios
02 oct 2006

fuente de la imagen barcelona mani por la vivienda 30 de septiembre 2006

fuente de la imagen santiago de chile


fuente de la imagen santiago de chile


fuente de la imagen santiago de chile


fuente de la imagen santiago de chile
Santiago de Chile, 27 de septiembre de 2006.

Temprano en la mañana se inició la audiencia en el nuevo tribunal para juicios orales, de seis jóvenes (5 chilenos y un ciudadano español) acusados de fabricar bombas Molotov en una casa “okupada? de la capital.

La audiencia se realizaba en el marco de una gran espectación de la opinión pública chilena, debido a que un mes antes, el 11 de septiembre, el Gobierno de Michelle Bachellet viviera la bochornosa situación de ver una bomba Molotov que alcanzara una de las ventanas del Palacio de Gobierno, durante una marcha que recordaba el golpe de Estado que dió orígen a la dictadura militar mas sangrienta que recuerde América Latina.

Desde ese momento, comenzaron sendas críticas al Gobierno de la Concertación, de parte de numerosos sectores políticos y empresariales, acusando al Gobierno de débil, desorganizado, y sobrepasado por manifestaciones sociales, que cada día se expresan en las calles de Santiago de Chile, sean estos estudiantes secundarios, profesores, trabajadores de la salud o jubilados. Campaña que hábilmente intenta vincular las legítimas demandas sociales a la violencia que vive la ciudad a propósito de los numerosos hurtos y robos con violencia, que se cometen cada minuto en los diferentes barrios capitalinos.

Los grupos de poder, los empresarios y los partidos políticos, están explotando la condición de mujer del Presidente, para levantar una imagen de permisividad de la actual administración para el manejo de casos de conflicto social. Lo que buscan es poner el énfasis en problemas de gestión gubernamental, dejando de lado la naturaleza real de los propios conflictos: la grosera desigualdad en la distribución del ingreso.

Los servicios de inteligencia del Gobierno Concertacionista, ( ANI - Agencia Nacional de Informaciones, que es asesorada por agentes de la ex CNI de Pinochet), no encontraron mejor oportunidad de salir del impasse de “la Molotov en La Moneda?, que arremeter contra grupos de jóvenes que se localizan en diversos inmuebles abandonados, generalmente de propiedad del Estado: las casas “okupa?. Jóvenes que no cuentan con espacios para vivir o para realizar sus talleres y actividades artísticas, que generalmente las realizan como una forma de ganarse la vida. Jóvenes cansados de programas sociales gubernamentales que no les entregan espacios, que no les permiten autonomía y la expresión libre de sus proyectos.

El montaje comunicacional comenzó a ser advertido por muchos observadores, partiendo por los propios periodistas honestos, que al ver que la mayoría de estas personas son estudiantes, artistas y creadores populares, que las más de las veces son vegetarianos o que no consumen ni alcohol ni drogas, se vieron en la obligación moral de señalar la tesis del montaje mediático. Es sabido que en la mayoría de las “okupas? hay ley seca, ya que lo que une a todos es el sentimiento de cuidar el espacio liberado que poseen temporalmente.

Los sintomas evidentes del montaje se observan en varios elementos, que en su mayoría se señalaron durante la audiencia del 27 de septiembre. La detención de los estudiantes, aparte de incurrir en varios ilícitos, como el de violentar y amedrentar a los jóvenes tendiendolos en el suelo semidesnudos, con armas de fuego presionando sus cabezas, se realizó con gran parafernalia y show comunicacional. La estrategia consistió en demonizar “las casas okupas? y el movimiento Anarquista, como un sector de personas desquiciadas y “violentas por naturaleza?.

Pese a no hallarse ningún arma de fuego o cortopunzante, ni mucho menos bombas molotov o cualquier tipo de artefacto explosivo, preparado o en proceso de preparación, los jóvenes fueron tratados como criminales. En concreto, lo que encontraron los agentes de seguridad, fue un conjunto de botellas de jugo Andifrut “boca ancha?, parafina, aserrín y ácido muriático, disperso por la casa, pero que al momento del show, fueron dispuestos en un sector de la casa, como las pruebas del arsenal existente en esta “fábrica de bombas molotov?.

La defensa de los jóvenes, durante la audiencia demostró que, ni las botellas de jugo boca ancha sirven para hacer molotovs (requieren un gollete angosto), ni la parafina sirve para hacer molotovs, ya que es un líquido de combustión lenta, y que era usada por uno de los jóvenes en actividades de malabarismo, que el aserrín era para contener la orina del gato que vivía con ellos, y el ácido muriático era para limpiar los baños de una casa abandonada por años, por las autoridades gubernamentales. ------------->

Llama la atención en este montaje, que uno de los elementos que se agruparon en este supuesto “arsenal terrorista? se encontraba solapado entre boletines y folletos, un ejemplar del periódico The Clinic, que se vende en cualquier quiosco, de lectura habitual por cualquier jóven en Chile. O que se mostraran los video cassettes, de uno de los jóvenes detenidos, que estudia comunicación audiovisual, con el fin de hacer el símil simbólico con la imagen de los video cassettes encontrados en allanamientos a traficantes de pornografía infanti. Todas estrategias para dar veracidad y credibilidad al montaje.

En concreto, con los elementos encontrados en la “casa okupa? no se podía hacer una bomba Molotov. Son materiales e implementos que se encuentran en la gran mayoría de los hogares chilenos. No obstante, se procedió al montaje, con el fin de lograr un efecto de manipulación de la opinión pública, atacando a un sector social desprotegido y huérfano de las redes de poder en esta democracia neoliberal.

Vecinos comentaban que la noche anterior al allanamiento se realizó una actividad festiva, con la participación de al menos 100 personas. Y eran muy frecuentes las actividades culturales y recreativas en el inmueble, sin que nunca se observaran desmanes, drogas o problemas de convivencia , tanto dentro de la casa como con la comunidad. No todos los jóvenes pernoctaban en la casa. Detuvieron sólo a los que estaban en ese momento. Podría haber sido cualquiera de los visitantes habituales a una casa ocupada donde se realizan actividades culturales.

Coke, Alvaro, Karla, Danae, Miquel y Víctor, son los nombres de los jóvenes inculpados, todos ellos estudiantes, creadores y artistas populares. Se trata de estudiantes que han participado en diferentes proyectos sociales y trabajos solidarios de apoyo mutuo, y en su mayoría realizan actividades artísticas, como teatro callejero, malabarismo y arte urbano en general. Su rechazo al sistema no consiste en atacarlo con bombas, consiste en crear un espacio diferente, libre autogestionado y autónomo. Esa es la base del movimiento okupa a nivel mundial.

Uno de los argumentos más extraños e increíbles es que frente a la argumentación sobre la rectitud de los jóvenes, por esgrimió la defensa, de que los jóvenes eran vegetarianos, el Fiscal argumentó que “los vegetarianos eran malos, ya que atentaban contra MacDonald?.

Pese a la evidente falta de pruebas y el montaje burdo, que recuerda los perores momentos de la dictadura de Pinochet, los inculpados fueron formalizados con cargos de asociación ilícita y porte ilegal de armas.

La sociedad chilena, cansada de los robos y la violencia que genera el propio sistema, hace la vista gorda y con ello le da cabida a la condena de seis estudiantes, por “al menos ocho meses, mientras dure la investigación?, como lo solicitaran los fiscales Leonardo de la Prida y Alejandro Sánchez, ante el tribunal. Ocho meses son el tiempo suficiente para olvidar el montaje. Después de todo, la Inteligencia sabe que la opinión pública tiene memoria de corta duración.

Lo grave de todo esto, además de encarcelar a inocentes, es que esta nueva justicia chilena es completamente permeable a las presiones de los grupos de poder comunicacional. Los mensajes del gobierno y los partidos políticos hacia jueces y funcionarios son cada vez más desvergonzados, consolidándose una situación de indefensión de bastos sectores sociales que luchan por sus derechos. Hace una pocas semanas, todos los actores sociales ponian el grito en el cielo, porque un juez dejó libre a un delincuente, por un descuido administrativo. Hoy, se ha puesto el grito en el cielo, para no dejar libres a “extremistas? que atentan contra “la seguridad interior del estado?, cuando en realidad, se trata de jóvenes libertarios, que su gran y único pecado es ser el eslabón más delgado de la cadena, en esta coyuntura política y en este momento comunicacional.

Si esto se concreta, es posible pensar que la Reforma Procesal Penal no es más que la instauración de un modelo de justicia que acepta ahora explícitamente el tráfico de influencias y las presiones interesadas, que un sector de la sociedad, dueño de los medios de comunicación y de los aparatos represivos del Estado, realizará en contra de cualquier otro sector de la sociedad. Lo que antes se hacía en pasillos y en las trastiendas, hoy se hace a vista y paciencia de todo el mundo, y con el beneplácito incluso de algunos que se cuelgan el cartel de estar siempre junto a los más desprotegidos.

Bienvenidos al Chile neoliberal. Bienvenidos a la Democracia de Mercado.
Mira també:
http://www.miguel.cl/enriquez/modules.php?op=modload&name=News&file=article&sid=475&mode=thread&order=0&thold=0

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Nueva justicia chilena cede ante presión gubernamental. Formalizan cargos contra seis jóvenes libertarios
03 oct 2006
soy estudiante, okupa , libertario y ravero.
doy animo a lxs compas de santiago , lo ke no me akabo de kreer ke en las fiestas no hubiera drogas ..
sin más ni ánimo de nada , tan solo un komentario ..

saluz y fuerza a lxs kompas presxs por el estado.
Sindicat