Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Octubre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: amèrica llatina
Evo militariza la erradicación de coca
02 oct 2006
El Presidente dice que no quiere que emerja una âmini Colombiaâ? en el centro del país
EVO MILITARIZA LA ERRADICACIÃN DE COCALES

El Presidente dice que no quiere que emerja una âmini Colombiaâ? en el centro del país

www.econoticiasbolivia.com

Redacción de Econoticiasbolivia.com (La Paz, octubre 2, 2006).- El Gobierno del presidente Evo Morales instruyó la militarización en la erradicación de cocales en el Parque Nacional Carrasco, en el centro de Bolivia y escenario de un sangriento choque este viernes entre campesinos y fuerzas antidrogas que dejó como saldo dos colonos muertos a bala y heridas en otros ocho. Los dirigentes de la zona rechazaron la decisión oficial y advirtieron que no permitirán que se cumpla la consigna gubernamental de âcoca ceroâ? contra sus cultivos.

La Asamblea de Derechos Humanos cuestionó la decisión del Gobierno, que intenta mostrar ante la comunidad internacional, y en especial ante los Estados Unidos, de que combate la coca ilegal y al narcotráfico. El Presidente ratificó la intención oficial de erradicar hasta fin de año más de cinco mil hectáreas de coca, en el marco de la draconiana ley 1008, que presume la culpabilidad de los cocaleros, antes que su inocencia. Este nivel de erradicación había sido ofertado a los Estados Unidos, a fin de que mantenga abierto su mercado a productos bolivianos que ingresan sin pagar aranceles.

"Lo que esto (la militarización) va a propiciar es violencia y lo que menos quiere el país es enfrentamiento entre bolivianos", dijo Guillermo Vilela, presidente de la Asamblea de Derechos Humanos

âMINI COLOMBIAâ?

La decisión de erradicar toda la coca en la zona del Parque Carrasco y en Yungas de Vandiola, a unos 350 kilómetros al sureste de La Paz, fue asumida por Morales, tras que las autoridades acusaran a los campesinos de ser narcotraficantes y de intentar convertir la zona en una âmini Colombiaâ?.

âNo puede haber una âmini Colombiaâ en el Parque Nacional Carrasco. Ahí hubo una emboscada, no sólo disparos y dinamitazos. También hubo ráfagas y lo máximo que hay en el campo son máuser. Eso (ametralladoras) no pueden tener los hermanos campesinos. Los policías y militares han sido desarmados. Ellos prefirieron entregar sus armas para evitar más muertes. No fue por cobardes. Si se radicalizaba, hubiera sido una matanzaâ?, dijo Morales este fin de semana,

Este lunes, los cocaleros de Yungas de Vandiola confirmaron que devolvieron las armas tomadas a las fuerzas antidrogas. Sergio Bedoya, representante policial de Chimoré, informó que se devolvieron tres ametralladoras, una escopeta, dos pistolas y 180 cartuchos.

En el enfrentamiento fallecieron a bala los cocaleros Rember Guzmán Zambrana (24) y Celestino Ricaldi (entre 28 y 30 años) y quedaron heridos los guardias Germán Chipana Quispe y Eleuterio Ramos, además del cocalero Calixto Policarpio Licona (estado de coma), que fueron trasladados a un nosocomio en Santa Cruz, además de otros campesinos.

Los policías que estuvieron como rehenes de los campesinos relataron que fueron golpeados. Fuimos interceptados por un grupo de colonos, unos 70, que decían que habían matado a sus hermanos.
Estábamos en patrulla, lograron reducirnos, éramos una patrulla de nueve, nos golpearon por todas partes y nos quitaron el armamento y el sistema de comunicación. Nos trasladaron donde había dos cuerpos y ahí empezó la golpiza a cada uno de nosotros", contó un policíaâ?, contó uno de los policías a una radioemisora de la zona cocalera.

COCA CERO

A pesar de que se mantiene un ambiente hostil en el lugar de conflicto, Morales dijo que no se permitirá que dicha zona de reserva natural sea utilizada para abastecer de coca al narcotráfico. En ese sentido, desde este lunes los efectivos de la militarizada fuerza antidrogas tenían previsto continuar con sus trabajos de erradicación de casi medio millar de hectáreas de coca y la destrucción de 1.750 asentamientos de otras tantas familias campesinas.

Ã?lex Contreras, vocero gubernamental, dijo que por ahora serán los mismos uniformados acantonados en Playa Amarilla los que retomen la erradicación. âPor estrategia no puedo decir la hora en que los policías y militares volverán a las zonas cocalerasâ?, dijo Contreras, al afirmar que en el cuartel de Chimoré, están en permanente alerta para asistir a Playa Amarilla, donde se produjo el enfrentamiento.

âEl gobierno prepara la intervención militar y policial al Parque Nacional Carrasco para destruir 450 hectáreas de hoja de coca ilegal, fabricas de cocaína, expulsar a los narcotraficantes y levantar los 1.750 asentamientos ilegales en esta área protegidaâ?, aseguró el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres.

Al gobierno "no le temblará ni doblarán la manos para que impere la ley en el Parque Nacional Carrasco, una área protegida, donde no se puede sembrar coca ni permitir la elaboración de cocaína". Dijo que âno negociarán la Ley con narcotraficantesâ?.

RESISTENCIA CAMPESINA

Entretanto, el dirigente de los productores de coca de Vandiola, Néstor Churaca, dijo que el gobierno los discrimina porque no forman parte de los sindicatos oficialistas del Chapare, la zona cocalera de la que es líder Morales. "Porque somos pocos, el gobierno nos ha metido la bala y nos ha querido acallar; pero en realidad... la ley nos reconoce (los cultivos de coca). Eso estamos pidiendo, que nos respete, como la ley reconoce al gobierno", agregó.

El dirigente cocalero Emilio Caero denunció que los uniformados estaban erradicando en Vandiola y que con esa medida, el gobierno buscaría trasladar su cuota legal al Chapare, donde según la ley antidroga de 1988 los cultivos son ilegales.

Sin embargo, un decreto de 2004 del ex presidente Carlos Mesa permitió el cultivo de hasta 3.200 hectáreas en el Chapare a la espera de que un estudio determine la verdadera cantidad de coca necesaria para el consumo tradicional: masticado y usos rituales y medicinales.

El presidente Morales ha señalado que legalizará esas 3.200 hectáreas y que incluso autorizará nuevos cultivos en el Chapare. Indicó también que en Bolivia "no habrá coca cero, sino cocaína cero", en rechazo a las políticas de erradicación drástica promovidas por Estados Unidos.

REUNIONES DE EMERGENCIA

Desde horas de la mañana, el presidente Morales se reunía de emergencia y en absoluta reserva con autoridades y dirigentes de las federaciones cocaleras que lo apoyan y lo mantienen como su líder máximo. Primero se reunió en Shinaota, en el Chapare, con sus más fieles seguidores, y en horas de la tarde se trasladó hasta la localidad de Lauca Ã, donde una reunión de las seis federaciones cocaleras evaluaba la situación. Varios dirigentes cuestionaron que el actual gobernante hubiese permitido que las tropas antidrogas bajo su mando hubiesen disparado contra los campesinos. Otros criticaron el lenguaje de las autoridades que calificaron de narcotraficantes a los cocaleros.
Mira també:
http://www.econoticiasbolivia.com

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more