Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: laboral
La Asamblea de Trabajadores–MUP se solidariza con los trabajadores de Martinelli en Elx
02 oct 2006
Logop_ATMUP.JPG
Ante los próximos despidos de que serán víctimas 147 empleados de las empresas Trudo y Logística del Calzado, la Asamblea de Trabajadores-MUP desea manifestar lo siguiente:
·     Nos solidarizamos de forma activa con los afectados, a quienes deseamos que puedan resolver el expediente de forma que sean atendidas sus justas reivindicaciones y sin recorte alguno de las compensaciones que les son debidas.
·     Denunciamos la política antiindustrial apadrinada por los gobiernos autonómico (PP) y central (PSOE), que llevan dos décadas dejando hacer a las empresas y facilitando el desmantelamiento de los centros de producción, mientras abaratan los despidos con las sucesivas reformas laborales. Tanto los gobiernos del PP como los del PSOE han dejado la economía española y valenciana al arbitrio de un puñado de grandes empresas privadas y de los especuladores; nuestra independencia económica y el salario de los trabajadores son sacrificados, así, en aras de conseguir la mayor rentabilidad para las inversiones, que huyen a otros países y a sectores económicos especulativos.
·     Cada vez queda más claro que estos gobiernos no consideran importante resolver la situación de desamparo de los trabajadores industriales que han perdido sus empleos. Aún no se ha reconocido, con todas sus consecuencias sociales y económicas, la situación de precariedad e ilegalidad a la que han estado sometidos miles de trabajadores del calzado, el textil, el juguete... Así, los empresarios que obtuvieron sus beneficios de la superexplotación y la ilegalidad desvían capitales a la construcción, mientras los trabajadores a los que no se permitió cotizar malviven del paro o de ayudas miserables.
·     Denunciamos, asimismo, la orientación especulativa, exclusivamente orientada al âpelotazoâ? y al urbanismo, que estos gobiernos han propiciado para la economía española y valenciana. Una tendencia de la que, desde luego, no se libra el Ayuntamiento de Elx: escándalos aparte, es plausible pensar que el oscurantismo que ha rodeado a la expansión urbanística en el entorno de Martinelli, a pesar de ser vox populi desde hace años, así como el protagonismo de la promoción privada en nuestro municipio y en todo el País Valenciano, han coadyuvado al trasvase de capitales de la industria a la construcción, como ya sucedió con Martínez Valero. Desde luego, las reformas laborales, la hegemonía absoluta de las empresas promotoras privadas, el modelo de âdesarrollo basadoâ? en centros comerciales y la permisividad hacia el dinero negro (exigido por las promotoras incluso en las VPO) son el campo abonado sobre el que los especuladores pueden trasladar, con costes mínimos, los capitales hacia el ladrillo. Naturalmente, el incremento de beneficios que consiguen deja en el camino a miles de parados y de familias arruinadas. Son, así, los trabajadores industriales quienes soportan sobre sus espaldas, a base de paro y míseras indemnizaciones, el famoso âboomâ? de la construcción.
·     Como venimos diciendo desde hace tres años, es necesario que las administraciones se impliquen en resolver este problema. Pero, mientras los empresarios se apoyan en el PP, el PSOE y otros grupos políticos que demandan «ayudas al sector» (es decir, a los empresarios), pero no soluciones para los trabajadores, desde la AT-MUP reivindicamos:
o     El reconocimiento de décadas de ilegalidad y las reparaciones adecuadas, con requisitos realistas, a los trabajadores afectados.
o     La implicación de todas las administraciones en la revitalización industrial y la lucha contra las deslocalizaciones. Ello supone medidas como, por ejemplo, acabar con las ayudas del IVEX al traslado de la producción al extranjero; y, a nivel municipal, la implantación de una comercializadora municipal que permita el acceso a los mercados también a los pequeños productores y que garantice que la producción se realiza respetando los derechos sociolaborales.
o     El abandono del modelo de âdesarrolloâ? basado en la construcción y en la depredación del territorio.
·     Somos conscientes, sin embargo, de que bajo el actual régimen monárquico no se van a garantizar, de forma efectiva, los derechos sociales y económicos de la mayoría de trabajadores y ciudadanos. Por eso, desde nuestra participación en la Coordinadora Estatal Republicana y en las próximas elecciones municipales, a través del MUP, seguiremos reivindicando la III República (Democrática, Popular y Federal) como la forma de Estado más adecuada para avanzar en la democracia y en el bienestar de las clases populares.
·     Finalmente, reafirmamos nuestra solidaridad con los despedidos de Martinelli y nos ponemos a su disposición para colaborar con ellos en cualesquiera acciones reivindicativas que consideren.







Asamblea de Trabajadores-MUP

This work is in the public domain
Colera camping CNT