Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per correu-e aquest* Article
Apartat amb codi "Enviament Duplicat"
Comentari :: educació i societat
El profesor Ratzinger se equivocó
27 set 2006
¡Hoy tengo un mal día! Si me equivoco, ¿sabrán disculparme? ¿Por qué nos equivocamos? Es muy sencillo: pensamos y actuamos como seres humanos que somos; el cometer âerroresâ? es un mal endémico que muchas veces no podemos evitar. La inteligencia comete âyerrosâ?, pero esa misma inteligencia nos hace corregirlos: esto es ser inteligente. Hay un proverbio chino que predice: âEl hombre que hace mucho se equivoca mucho; el hombre que hace poco se equivoca poco; el hombre que no hace nada nunca se equivocaâ?. Es más, cuando cometemos equivocaciones lo hacemos en virtud del principio de libertad que todos poseemos; respecto a este principio, San Agustín dejó escrito: âDios que me hizo sin mí, no me podrá salvar sin míâ?.
ratzinger.jpg
Mariano foto  año 2006.jpg
Artículo de opinión:
El profesor Ratzinger se equivocó

¡Hoy tengo un mal día! Si me equivoco, ¿sabrán disculparme? ¿Por qué nos equivocamos? Es muy sencillo: pensamos y actuamos como seres humanos que somos; el cometer âerroresâ? es un mal endémico que muchas veces no podemos evitar. La inteligencia comete âyerrosâ?, pero esa misma inteligencia nos hace corregirlos: esto es ser inteligente. Hay un proverbio chino que predice: âEl hombre que hace mucho se equivoca mucho; el hombre que hace poco se equivoca poco; el hombre que no hace nada nunca se equivocaâ?. Es más, cuando cometemos equivocaciones lo hacemos en virtud del principio de libertad que todos poseemos; respecto a este principio, San Agustín dejó escrito: âDios que me hizo sin mí, no me podrá salvar sin míâ?.

En la conferencia pronunciada el 12-09-2006 en Ratisbona (Alemania), y bajo el título âFe, razón y universidad. Recuerdos y reflexionesâ?, el papa Benedicto XVI dijo entre otras cosas:â(...)Muéstrame también aquello que Mahoma ha traído de nuevo, y encontrarás solamente cosas malvadas e inhumanas, como su directiva de difundir por medio de la espada la fe que él predicabaâ?. Este es un de los fragmentos que se prestaron a la polémica y a la protesta dentro del mundo islámico. Hay algún otro que también contribuyó a la mala interpretación que le quisieron dar ciertos líderes del extremismo musulmán. El Pontífice de la Iglesia Católica no estuvo afortunado en esta conferencia, aunque hemos de reconocer que es un eminente teólogo y gran estadista, habiendo sido catedrático y vicerrector de Ratisbona. Puede decirse, y le digo, que cometió equivocación. Y esto con todo el respecto y consideración que me merece una persona de su talla, pero que se equivoca como todos los seres humanos. Será Santo Padre, estará inspirado por Dios, pero el Pontífice del Estado de la Ciudad del Vaticano al equivocarse, posiblemente, lo ha hecho como jefe político del aludido Estado, y, sin duda, no como hombre de Dios.

Se olvidó de lo que su persona representaba ante los ojos del mundo entero. Se sintió como un profesor de Teología, el profesor Ratzinger, al que se le había encargado dar una conferencia para enseñar y cultivar el espíritu de las personas, mediante vastos conocimientos de alguien que está en posesión de los mismos. Mal aconsejado, diría yo, por sus asesores que ignoraron la trascendencia que tienen sus palabrasâla de cualquier sucesor de San Pedro-cuando las dirigió ur bi et orbi (a los cuatro vientos). El profesor Ratzinger se equivocó.

Tenemos más equivocaciones, y como católico no me las debo callar, en el seno de Iglesia Católica. Y esto no lo menciono a título de polémica, sino como esclarecimiento de errores que, en mi modesto entender, los continuamos proclamando y por escrito. El Nuevo Catecismo vigente âHomosexualidad (2357) âse expresa en los siguientes términos: (...) âLos actos homosexuales son intrínsecamente desordenadosâ?. Y continúa diciendo: (...) âSon contrarios a la ley naturalâ?. Siguiendo este pequeño razonamiento, nuestro Catecismo católico ahonda aún más en el tema anterior al señalar: (...) âUn número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales instintivas (2358). Uno se pregunta cómo es que un compartimiento instintivo sea, al mismo, antinatural. Hemos de convenir que Dios creó la homosexualidad-gay y lesbianas- como criaturas a su imagen y semejanza. Por otra parte, y que me rectifiquen pues uno se equivoca muchas más ves que el Papa, no recuerdo que en las Sagradas Escrituras se mencione que no fueran aceptados -en nuestra mortal vida -por Jesucristo los gay y las lesbianas.

Se viene hablando constantemente de las âriquezas de la Iglesia Católicaâ?. Pues bien, la Piedad de Miguel Ã?ngel se encuentra en la Basílica de San Pedro, y si tratásemos de vender la valiosísima escultura en subasta pública âdicen los doctos en esta materiaâ se pagarían más de mil millones de dólares por él. Cierto es que la esculturaâmaravillosa obra de arteâse ausentaría de Italia, pero no menos cierto es comprender cuantos millones de bocas humanasâmuertas de hambreâtocarían con sus labios, quizá, sus primeros alimentos. Ellos y ellas âbocas humanas y muertas de hambreâsi exclamasen: ¡Somos pobres, mas Diosâel Dios de todas las religionesânos ha venido a ver! El cuadro en cuestión se vendería en subasta pública. Millonarios, bancos americanos, japoneses, españoles...serían los afortunados compradores. ¡Vaya usted a saber! Jesucristo dijo: âDeja todo lo que tienes y sígueme...â?. Hoy por hoy, y esto es realidad, la Iglesia de Jesucristo es inmensamente rica. No sabemos el porqué, pero números cantan...

El que fue Papa, Juan Pablo II, con nombre de pila Karol Wojtilaânuestro hermano, pues todos lo somos ante la muerteâen los últimos años de su pontificado fue coaccionado para elevar a los altares a nuestro también fallecido hermano José María Escrivá de Balaguer, fundador del âOpus Deiâ?. Nunca el fallecido hizo méritos suficientes para ser âsantoâ?. El último dejó escrito el libro religioso Camino. He aquí algunos de sus párrafos: â50. Eres curioso y preguntón, oliscón y ventanero: ¿no te da vergüenza ser, hasta en los defectos, tan poco masculino?âSé varón: y esos deseos de saber de los demás trócalos en deseos y realidades de propio conocimiento.â? Según esto, sin duda, las mujeres son ventaneras. El carácter misógino de estas palabras está servido. Karol Wojtila se equivocó también, o le hicieron equivocarse, cuando se encontraba mermado en sus facultades físicas y mentales. Ãl que entregó pedazos de su corazón como viajero incansable por el mundo enteroâarrastrando su cuerpo herido por la enfermedad y los atentados sufridos contra su mortal vidaâ, él que supo comportarse en tantas situaciones ambiguas vividas en la Europa del Este, él que tuvo una política segura y firme para el entendimiento de todos los credos religiosos de los cinco Continentes... también cometió errores. (Los santos suelen hacerlos los hombres, pero quiero entender que solamente Dios-âel Dios de todas las religionesâ?âes, única y exclusivamente, quien debe elevarlos a los altares. En los últimos debería visionarse, tan sólo, la cruz de Jesucristo.)

El líder de la mayor organización islámica de Indonesia, Hazym Muzady, ha dicho: âque las palabras explicativas del Papa, en las que lamenta que se hayan entendido mal sus palabras, son suficientes...â?. El Sumo Pontífice ha convocado en Castelgandolfo a los líderes de las principales comunidades islámicas italianas y a los embajadores de todos los países musulmanes ante la Santa Sede. Esto es actuar con sabiduría y diplomacia.

La Coruña, 27 de septiembre de 2006
Mariano Cabrero Bárcena
(copyright )
P.D. Se ruega no ocultar
Mira també:
http://www.blogger.com/profile/18022839
http://www.blogger.com/profile/18022839

Copyright by the author. All rights reserved.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

Sindicat