Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per mail aquest* Notícia
Notícies :: guerra
Bombardeig de Beirut igual que el de Gernika
12 set 2006
Un militar israelí equipara el ataque aéreo de Beirut con el de Gernika
El coronel en la reserva de la Fuerza Aérea israelí Samuel Gordon ha criticado el ataque aéreo contra el barrio libanés de Dahaya, al sur de Beirut, y lo ha comparado con el de la Alemania nazi contra Gernika.

Gordon, un destacado estratega de Israel en combates aéreos, ha hecho estas consideraciones en el quinto Congreso Internacional sobre Terrorismo que se celebra en Israel, según informa el diario Maariv.

"No puedo aceptar que la Fuerza Aérea israelí bombardee todo un barrio hasta sus cimientos", ha dicho el militar en alusión a los ataques de la Fuerza Aérea durante la guerra contra la milicia libanesa de Hizbulá, cuyo líder y principales jefes, según las autoridades militares, se ocultaban en esa zona de Beirut.

Diapositiva del mural de Picasso

"No tengo en mi poder la información con que cuenta la Fuerza Aérea pero, en principio, no se puede admitir la destrucción de todo un barrio", ha dicho Gordon a los participantes.

Al concluir su disertación, en la ciudad de Herzlía, ha proyectado una diapositiva del célebre mural de Pablo Picasso sobre el bombardeo alemán de Gernika, en abril de 1937, que causó la muerte a 1.600 residentes de esa localidad, a la que dejó en ruinas.

Crítica con el Ejército

El director del Instituto de la Política Antiterrorista, Shabtai Shavit, exjefe de los Servicios Secretos (Mosad), ha replicado a Gordon diciendo: "Nosotros no atacamos el barrio de Dahaya sino las jefaturas de Hizbulá, cuyos dirigentes eligieron establecerlas en el corazón de Beirut, y en medio de la población civil".

Gordon, doctor universitario en su especialidad, es conocido en Israel por sus críticas a las Fuerzas Armadas de su país.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Bombardeig de Beirut igual que el de Gernika
13 set 2006
El bombardeo de Gernika causó la muerte a menos de 200 residentes de la ciudad. Una masacre, pero una decima parte de lo que claman los nacionalistas vascos tontos. Los listos saben callarse por lo menos.
Re: Bombardeig de Beirut igual que el de Gernika
13 set 2006
Fora policia d,indymedia
Re: Bombardeig de Beirut igual que el de Gernika
13 set 2006
re (tar) dado ets vomitiu
Re: Bombardeig de Beirut igual que el de Gernika
13 set 2006
La gent nomès parla de bombardejos simbolics del de Gernika potser per ser el mes representatiu que van rebre els republicans durant la guerra i perque el Picasso hi va fer un llibre, pero els bombardejos mes besties de la historia van passar a la Segona Guerra Mundial.El Japó va rebre moltissim amb el bombardeig massiu de Tokyo que en una nit va perdre 100.000 persones o per no parlar dels 2 atomitzacions de Hiroshima i Nagasaki.Pero els bombardejos mes terribles que ha sofert mai un país passaren a Alemanya on els caçabombarders aliats van causar nomès en civils alemanys i austriacs amb tres anys de raids aeris mes de 2 milions i mig de morts, sent el mes simbólic el de Dresden, alli en dos nits els pilots britanics i americans van matar prop de tres-centes mil persones, en una ciutat de refugiats o la unica industria que existia era la de la ceramica.
Re: Bombardeig de Beirut igual que el de Gernika
13 set 2006
On he possat que el Picasso va fer un llibre era un quadre sorry!! A aqui hi ha un text molt interessant pero curtet que dona a coneixer el que foren els bombardejos dels aliats(els mateixos que crucificaren al Vietnam , a l´Irak i a l´Afganistan), en fi:

La cifra total de muertos causados entre la población de Alemania por los bombardeos terroristas angloamericanos es difícil de evaluar. Se ha hablado de tres millones. En todo caso, la cifra más baja la da el periódico suizo Die Tat, en un artículo del demógrafo de Zurich Dr. Adalbert Aigner, quien afirma:
"La cantidad de 2.050.000 muertos en los bombardeos de ciudades alemanas es la que me parece mis próxima a la verdad" [469]
El escritor inglés, de raza judía, David Irving, cree que la cifra se halla próxima a los dos millones y medio [470]. Mas de 15.000 tripulantes angloamericanos perdieron sus vidas en estos bombardeos en que la estupidez disputaba con la más satánica crueldad un combate interminable. Mientras tanto, la industria alemana, infinitamente menos atacada que la población civil, llegaba a su punto más alto de producción a finales de 1944.
Hay que tener muy presente el número de heridos y mutilados a causa de los bombardeos, que se ha evaluado en algo más de 4 millones de personas, la mayoría, como es lógico, ancianos, mujeres y niños. Así mismo, debe tenerse muy presente los enfermos crónicos y los subsiguientemente fallecidos a causa de las intoxicaciones por óxido de carbono. El siniestro Profesor Lindemann consideraba que el óxido de carbono liberado por las bombas debía causar aproximadamente el 70 por ciento de las víctimas de los bombardeos. Resumiendo, creemos, personalmente, que el número total de muertos a causa de los bombardeos terroristas Aliados debe hallarse cerca de los 4 millones, pero nos quedaremos, para la evaluación final, con la más baja que hemos encontrado, de los 2.050.000.
Aunque toda ciudad alemana de alguna importancia fue profusamente bombardeada, cabe hacer especial mención de los bombardeos de Berlín y, sobre todo, de Hamburgo, el 25 de julio y el 3 de agosto de 1943. Los ataques contra los barrios residenciales de la capital hanseática se desarrollaron de noche, y con una saña hasta entonces inigualada. Pero todos los récords de la gratuita violencia fueron batidos en el bombardeo de Dresde, llevado a cabo durante la noche del 13 al 14 de febrero de 1945. Esa fué la más sangrienta acción bélica realizada, a lo largo de toda la Historia del Mundo, contra una población civil. Dresde, se hallaba entonces, a unos 115 kilómetros de las líneas del frente germano-ruso, y a ella habían llegado más de medio millón de refugiados, ancianos, mujeres y niños. Dresde era una dudad abierta. En ella no habían cuarteles, ni fábricas de armamentos, ni objetivos militares de ningún género. Habían, en cambio, numerosos hospitales, con enormes cruces rojas pintadas en sus azoteas.
En la mañana del 13 de febrero, 35 aviones ingleses de reconocimiento volaron sobre Dresde y tomaron numerosas fotografías, sin ser inquietados por la ''Luftwaffe", que se hallaba operando en el frente, ni por las defensas antiaéreas, inexistentes en una ciudad residencial cuya única industria era la de cerámicas. Por la noche, 800 bombarderos de la RAF arrojaron sobre la indefensa ciudad, abarrotada de refugiados, una lluvia de bombas explosivas e incendiarias. Al amanecer del día siguiente, una segunda oleada de bombarderos descargó otro alud de fuego.
Y horas más tarde, otros 1.200 tetramotores acabaron de machacar la ciudad destruida, avivando la horrorosa pira con latas de petróleo. En total se lanzaron sobre Dresde 10.000 bombas explosivas y 650.000 bombas incendiarias, amén de 15.000 latas de petróleo, de un hectolitro cada una. [471]. El escritor inglés F.J.P. Veale, dice:
"Para dar una impresión más dramática, en medio del horror general, las fieras del Parque Zoológico, frenéticas por el ruido y por el resplandor de las explosiones, se escaparon. Se cuenta que estos animales, así como los
— 201 —
grupos de refugiados, fueron ametrallados cuando trataban de escapar a través del Parque Grande, por aviones de caza en vuelo rasante... en dicho parque fueron encontrados luego muchos cuerpos de hombres y animales acribillados a balazos... Para evitar las epidemias causadas por los cadáveres en putrefacción, hubo que organizar gigantescas piras que consumían, cada una, cinco mil cuerpos o pedazos de cuerpos. La espantosa tarea se prolongó durante varias semanas.
Los cálculos del número total de victimas en ese descomunal bombardeo varían mucho de uno a otro. Algunos elevan la cifra hasta un cuarto de millón. Personalmente nos sentimos inclinados a adherirnos a esa cifra" [472]
[469] "Die Tat", Zurich, 19-I-1955.
[470] David Irving: " Dresde", ed. francesa, pg. 88.
[471] David Irving: Dresde".
[472] F.J.P. Veale: "El Crimen de Nuremberg".
[473] David Iiving: "Dresde".
[474] F.J.P. Veale: Ibid. Id. Op. Cit.
[475] Leslie MacLean: " Bomber Offensive".
[476] Martín Caidin: " A Torch to the Enemy".
[477] Georges Ollivier: " Franklin Roosevelt L' homme de Yalta".
[478] Robert E. Theobald: " Last Secret of Peal Harbour".

I entre el Patrimoni europeu que mai es parla i que van borrar per sempre mes de la historia els aliats:
Aún cuando por razones de espacio, hemos querido limitar a unas pocas páginas el tema del terrorismo aéreo de los "buenos", no queremos dejar pasar por alto el tema de dos tipos de crimen particulares, dignos en su ejecución de seres bárbaros, ignorantes y depravados: los ataques contra los niños y los ataques contra las obras de arte.
El 18 de marzo de 1941, la prensa sueca [480] publicaba, espantada, la noticia de que la aviación británica había literalmente inundado varias poblaciones italianas con objetos aparentemente inocuos, como lapiceros, plumas estilográficas y juguetes que, al ser recogidos, estallaban, causando graves heridas en quienes ingenuamente las tomaban en sus manos. El satánico experimento se repetiría en Alemania. En la documentación gráfica que acompaña a esta obra puede observarse el efecto causado en niños alemanes e italianos por los mortíferos juguetes. Mencionemos, igualmente, que en el bárbaro ataque aéreo contra la ciudad de Freiburg, el 10 de mayo de 1940, la aviación inglesa, además de arrojar sus bombas, descendió en vuelo rasante para ametrallar un parque en el que estaban jugando numerosos niños, de los que 20 perecieron acribillados. Podríamos extendernos más sobre este desagradable tema, pero creemos que como muestra basta con estos dos tristes ejemplos.
La lucha contra el Arte europeo, llevada a cabo con singular violencia por las fuerzas aéreas norteamericanas y británicas, obtuvo, tristemente, éxitos sobresalientes. El escritor francés Henry La Farge, en un libro prologado por el español Juan Estelrich -y ni el uno ni el otro podían ser catalogados, ciertamente, como nazis-, cita las principales destrucciones de monumentos artísticos ocasionadas por la guerra. De las 410 principales destrucciones mencionadas en el libro en cuestión [481], por lo menos 357 son imputables, sin duda posible, a la aviación de los "buenos", y otras 31 pueden serle, con grandes visos de similitud, igualmente atribuidas. Las 22 atribuibles a los "malos" se produjeron a causa, bien de bombardeos terrestres (como el palacio Real y el Palacio Staczic de Varsovia, o la Iglesia de San Lorenzo de Rotterdam) en plena batalla, bien en bombardeos de objetivos militares que, por error, causaron daños en monumentos como la Catedral de Coventry. A las armas de represalia, V-1 y V-2,
— 204 —
pueden achacarse los irreparables destrozos causados en el Merchant Taylor's Hall y la Portland House, de Londres, así como en la Iglesia de San Nicolás de Bristol.
A los "buenos, los patentados inventores del terrorismo aéreo, hay que reconocerles el "mérito" de haber destruido joyas arquitectónicas como el barrio gótico y la Catedral de Ulm. el Castillo de Karlsruhe, la Iglesia Conventual de Stuttgart, la Iglesia de San Kilian de Heilbronn, la "Marienkapelle" de Wurzburg, la totalidad de la preciosa ciudad de Hildesheim, que pasaba por ser la más bella de Europa, la Iglesia de las Damas, de Nuremberg, El Castillo Monbijou de Berlín, el Ayuntamiento de Brunswick, el ya mencionado arrasamiento de Dresde, el Monte di Pietá de Vicenza, El Palacio Salvadego y la Iglesia de Santa María de los Milagros, de Brescia, el Monasterio de Santa María de las Gracias y el Palacio Real de Milán, el Palacio Pallavicini de Genova, el Teatro Farnesio de Parma, el Museo Anatómico de Bolonia, el Templo Malatesta de Rímini, el Cementerio de Pisa, con los incomparables frescos de Benozzo Gozzoli, el Monasterio de Santa Clara de Nápoles, la Catedral de Benevento, la Catedral de Aquisgrán, la de Colonia, la de Mainz, y mil joyas más de nuestra Europa, destruidas por nada, porque sí... ¿Por que sí? ¿Acaso, como se demostraría después, como se demuestra hogaño a diario, los poderes fácticos que desencadenaron esa guerra idiota, no odiaban a Europa entera sin distinguir entre nazis y no nazis?
¿Acaso no es cierto que los alemanes, mientras estuvieron en guerra con Francia nunca bombardearon París pero los ingleses sí lo hicieron, en Junio de 1941, causando destrozos en los barrios más humildes de la capital francesa y provocando la muerte de 1.500 personas, civiles en su totalidad? ¿No fue la RAF? Lo que se odiaba no era sólo Alemania: era Europa entera y su espíritu, representado por sus mejores joyas artísticas. Los poderes fácticos movían a sus muñecos de las democracias occidentales porque odiaban y temían a Europa, presente y futura, y para matar a ese futuro atacaban, con diabólica lógica, a sus niños. Lindemann, el padre del terrorismo aéreo, fue hecho Lord por Jorge VI. Pero su pobre ejecutor, Churchill, que sólo llevaba a cabo el sucio trabajo por aquellos planeado, sólo quedó en Sir. Para los que mandan de verdad, "Lord".
[480] "Svenska Dagbladet", Estocolmo, 18-III-1941.
[481] Henry La Farge: " Los tesoros perdidos de Europa".

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more