Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: pobles i cultures vs poder i estats
Claves para un juicio que rompe moldes 18/98...
11 set 2006
El juicio del «caso 18/98» será lo nunca visto por sus dimensiones:más de 1.000 años de cárcel de petición fiscal y casi 60 procesados.No tiene parangón, pero sí precedente: en buena medida, en esta vista oral se repetirán los argumentos del juicio del «caso Jarrai-Haika-Segi». Cambian el tribunal y el escenario, pero persisten la tesis y lassupuestas pruebas. Entre medio se puede pronunciar el Supremo.
logoa.png
Será un juicio sin punto de comparación posible por sus dimensiones gigantescas, por su incidencia cuantitativa y cualitativa en el tejido social vasco, e incluso por el momento político en el que se inserta. Casi ocho años después de que Baltasar Garzón ordenara las primeras redadas, su tesis se somete a examen en casa, en la propia Audiencia Nacional. Estas son algunas de las preguntas que cabe hacerse ante el inicio de la vista. Las respuestas, a partir del lunes:

¿CUAL SERA EL EJE DEL JUICIO?


Las acusaciones insistirán en que los organismos y entidades juzgadas (empresas de diverso tipo, la editorial del clausurado 'Egin', la asociación europea Xaki, Ekin o la Fundación Joxemi Zumalabe, especialmente) o bien eran parte de ETA o bien eran controladas por lo que Garzón define como «complejo ETA-KAS». Se trata de la famosa tesis del «desdoblamiento» de la organización armada trazada por este magistrado. En consecuencia con ella, se trata de imponer a sus responsables o miembros amplias condenas de prisión por «integración» o «colaboración» con ETA, además de otros delitos de tipo económico. La defensa argumentará que no hay vínculo orgánico de ningún tipo con la organización armada, y que de hecho las actividades que se juzgan, políticas o de otro tipo, eran perfectamente públicas. En este sentido, la base argumental del juicio será muy similar a la del «caso Jarrai-Haika-Segi» juzgado en la primave- ra pasada, y casi idéntica también a la de las redadas posteriores que siguen sin ser juzgadas (movimiento pro-amnistía, «herriko tabernas», "Egunkaria", Udalbiltza...). De hecho, no hay explicación lógica que justifique por qué el 18/98 ha quedado circunscrito a estos casos concretos, más allá de la imposibilidad técnica de seguir aumentando el volumen del sumario y el número de acusados.

¿HAY JURISPRUDENCIA?

La sentencia dictada en mayo sobre el proceso contra los jóvenes abertzales estableció que Jarrai, Haika y Segi no formaban parte de ETA, contradiciendo por tanto la teoría del juez instructor y del fiscal. Sin embargo, no sienta jurisprudencia en la medida en que todavía no es firme porque el Tribunal Supremo no se ha pronunciado. Tanto la Fiscalía como la defensa apelaron a esta instancia al estar disconformes con el fallo. Los recursos se están tramitando con rapidez, así que podría ocurrir que el Alto Tribunal español se pronuncie al respecto mientras se desarrolla esta vista del sumario 18/98, lo que podría tener una indudable influencia sobre la posición de los magistrados. En cualquier caso, para sentar jurisprudencia se requiere más de una sentencia en el mismo sentido, y además no vincula obligatoriamente a los jueces a aplicar ese mismo dictamen.


¿CON QUE SE ACUSA?

Las acusaciones se apoyan en el mismo material que esgrimieron en el caso anterior;casi en su totalidad, se trata de informes policiales (tanto de la Unidad Central de Información de la Policía española como de la Guardia Civil) que sostienen la tesis de Garzón, y que se intentan justificar a través del contenido de documentos incautados en diversas redadas y en declaraciones realizadas en el periodo de incomunicación por detenidos, todo ello en un espacio muy largo de tiempo. Así, los testigos citados por la Fiscalía son básicamente las personas a quienes se hallaron esos documentos, con la única finalidad por parte de la acusación de tratar de manifestar su origen ante el tribunal.

¿CON QUE SE DEFIENDE?

Frente a la historia de la izquierda abertzale que tratan de construir estos informes policiales a partir del supuesto desdoblamiento de ETA, la defensa presentará testigos y peritos que explicará qué eran en realidad KAS, Xaki, Ekin, Zumalabe... Poco más cabe hacer porque, como ocurría en el caso anterior, en el proceso no se citan actuaciones delictivas concretas de los imputados, sino generalidades.

¿QUIEN FORMA EL TRIBUNAL?

La presidenta y ponente (encargada por tanto de redactar el fallo) es Angela Murillo. A su lado se sentarán los magistrados Luis Martínez de Salinas y Nicolás Poveda, todos ellos de la Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional. Puede ser definido como un tribunal «de perfil bajo» en la medida en que no se trata de jueces demasiado conocidos;otros de más renombre han quedado apartados del caso al haber intervenido en trámites anteriores de este largo y complejo proceso. Tanto Murillo como Martínez de Salinas fueron el año pasado aspirantes a presidir la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, lo mismo que Garzón, aunque al final el triunfador fue Javier Gómez Bermúdez. La sombra de éste se puede extender sobre el juicio: de hecho, ya se mostró algo crítico sobre el fallo de Jarrai-Haika-Segi al resaltar que «desdice al instructor». La influencia de Garzón queda ya más lejana;aunque el 3 de diciembre concluía su periodo de excedencia en Estados Unidos y debía volver a la Audiencia Nacional para retomar la plaza, finalmente ha solicitado una prórroga de seis meses. Se da por seguro, además, que el impulsor de todo este macroproceso 18/98+ no retornará al tribunal especial.

¿QUIEN ACUSA?

El fiscal será Enrique Molina, que ha ejercido esta posición prácticamente durante la instrucción de todos los sumarios 18/98+, por lo que conoce al dedillo su línea argumental. El desenlace del proceso Jarrai-Haika-Segi no le ha hecho cambiar de posición (en realidad, la petición de más de mil años de cárcel fue hecha antes), ni cabe esperar que lo haga al inicio del juicio, aunque sí se puede prever algún pequeño retoque más técnico que de fondo. En la acusación le acompañará de nuevo la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), en la que sí se produce una modificación significativa:el tándem formado por el abogado Pedro Cerracín y el portavoz Luis Portero fue cesado tras el juicio anterior y la labor quedará en manos de dos nuevos abogados. El propio Portero ya ha denunciado que es imposible que puedan conocer un sumario de tal envergadura en tan poco periodo de tiempo.

¿QUIEN EJERCE LA DEFENSA?

Todos los procesados excepto dos (Pepe Uruñuela y José Ramón Antxia) estarán defendidos por un equipo formado por nueve letrados con dilatada experiencia en procesos contra ciudadanos vascos en la Audiencia Nacional, entre los que se puede citar a Iñigo Iruin, Arantza Zulueta, Aitor Ibero o Amaia Izko. Actúan de forma coordinada en las cuestiones generales, aunque cada uno de ellos se centrará además en las diferentes piezas en que se puede dividir este juicio en función de las redadas realizadas en su día (cronológicamente, primero fue la realizada contra varias empresas como Gadusmar, luego la que conllevó el cierre de 'Egin', y después las de Xaki, Ekin y, por último, Zumalabe). Uruñuela y Antxia estarán defendidos por diferentes abogados de Madrid.

¿COMO SE DEFENDERA?

Los acusados han dejado claro que consideran que éste es un juicio político y que su actitud, por tanto, estará en correspondencia y será también política. El lunes ya dieron una primera señal al respecto al acceder a la Audiencia Nacional e identificarse en ella con el documento de nacionalidad vasca. Además, han explicado que utilizarán la vista oral como «altavoz» para reivindicar una solución al conflicto y exigir que se dejen de lado este tipo de procesos que, según resaltan, tienen como objetivo a todo el ámbito de la construcción de Euskal Herria, no exclusivamente a ellos y sus organizaciones. En el aspecto más jurídico, defenderán la legimitidad de su trabajo y reiterarán su carácter público.

¿QUIENES SON LOS TESTIGOS?

La Fiscalía, como ya se ha dicho, opta por testigos destinados a tratar de apuntalar su tesis, pero la AVT se decanta por nombres que puedan dar una proyección más mediática que jurídica a la vista. Por ejemplo, se citará a los periodistas Luis del Olmo, Isabel San Sebastián o Iñaki Ezquerra, además de a Jon Juaristi, Fernando Savater, Mikel Azurmendi o el sacerdote Jaime Larrinaga. Por contra, se ha rechazado la petición de la defensa para que acudiera Arnaldo Otegi (oficialmente se alude a que «los extremos que se pretenden verificar con su testimonios ya quedarán verificados con innumerables testigos») y también Hebe de Bonafini, presidenta de las Madres de la Plaza de Mayo («por no estar acreditada su relación con la causa»).

¿CABE ALGUN APLAZAMIENTO?

Dependerá de las cuestiones previas que pueda presentar la defensa, pero hasta el momento ya ha quedado muy en evidencia el interés de la Audiencia Nacional por poner en marcha la vista el lunes de la forma que sea. De hecho, hay una cuestión que sigue sin tener respuesta por parte del tribunal:la recusación de los peritos por parte de la defensa. En caso de que fuera aceptada, se tendría que abrir un plazo para que las partes formularan sus peticiones, de modo que el juicio debería posponerse, pero la falta de respuesta del tribunal parece indicar que no será así.

¿COMO SERA LA VISTA?

Seguirá el esquema previsto legalmente, que comienza con el interrogatorio a los acusados, sigue con las declaraciones de los testigos, continúa con la de los peritos y con la lectura de los documentos que se estime pertinente, y acaba con las conclusiones e informes de acusaciones y defensas. El tribunal no ha explicado por el momento si la dividirá en partes correspondientes con las diferentes redadas, aunque ésta parece la hipótesis más lógica para organizar el proceso. En consecuencia, la defensa ha planteado la cuestión de si todos los acusados deben estar en todas las sesiones o únicamente en las que corresponden a su pieza, que todavía sigue sin definir.

¿CUAL SERA EL CALENDARIO?

En principio, habrá cinco sesiones por semana, pero concentradas en tres días: los lunes y los martes habrá juicio tanto por la mañana como por la tarde, y los miércoles sólo por la mañana. Se respetarán además las numerosas festividades previstas en las próximas fechas; de hecho, la semana de la celebración de la Constitución española queda declarada inhábil. Así, de momento se han fijado sesiones para los días 21, 22, 23, 28, 29 y 30 de noviembre, y también para los 12, 13, 14, 19, 20 y 21 de diciembre, es decir, hasta el parón navideño.

¿DONDE SE VA A JUZGAR?

El escenario es especial, ya que así lo exigía la enorme cantidad de procesados. Se ha habilitado para ello un edificio de la Audiencia Nacional ubicado en la Casa de Campo, lejos de la sede habitual del tribunal especial. Esta sala se estrenó hace algunos meses con la vista oral a los acusados de juzgar a presuntos implicados en los atentados del 11 de setiembre de 2001 detenidos en el Estado español. En los asientos del público hay espacio para cerca de un centenar de personas; los numerosos periodistas acreditados deberán permanecer en otra sala y seguirlo por televisión.

Mas:

http://www.ehwatch.org/docs/sumario.htm

http://www.18-98plus.org/hemeroteka/a/albisteak_es/a491hem/heme

This work is in the public domain
Sindicat