Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: @rtivisme
Poesía a oscuras
23 ago 2006
El pequeño Fabián, mi vecino, tiene poco más de año y medio de edad y no conoce en su casa la luz eléctrica.
Poesía a oscuras.
Poesía a oscuras
Orlando Guillén

I
Orlando: Ya leí tu nuevo comunicado. Chidísimo y necesario en su indignada estricta extensión. Ojalá estés bien en Barcelona, cobijado y arropado por el cariño de tus hijos y de los catalanes que te admiran y quieren. A la distancia, charco oceánico de por medio, admiro por mi parte con qué temple y hombradía resististe tanto y tanto tiempo en condiciones oprobiosamente adversas. Por efecto de una granizada la otra noche se fue la luz digamos una hora en mi depto (en toda la zona circundante) y mi enfado se disipó nomás de acordarme de los meses y meses que te la rifaste a la luz de una vela, cuando la canalla te quiso arrojar a la edad de las cavernas. Ojalá los dioses soplen en tu favor y por fin veamos editado ese libro maravilloso...
Abrazos
Mario Raúl

II
Con leve pincel ensangrentado el escritor mexicano Mario Raúl Guzmán acusa recibo en el texto que precede del más reciente mío (âPremiar el crimen es punir la virtudâ?, http://argentina.indymedia.org/news/2006/08/429307.php, por sólo dar un link) e incide en la naturaleza de otra infamia más que cargar al democrático, plural, cambiario y este sí agónico en medio de un charco electoral fraudulento gobierno foxista que me procuró sin conseguirlo la muerte âno por otra razón más que porque supe eludirla con recurso a la magia enana inmortal del teatro como se lo advertí en mi carta pública hoy ya dedo de pueblo âLa estampida de los hipócritasâ?.

III
Denuncié en su momento en documento publicado originalmente en la red indymedia y que ahora forma parte de mi libro âLa estampida de los hipócritas (carta pública al presidente Fox), Muerte bastarda en Barcelona y otros textículosâ?, de reciente aparición y presentación en México (y en cuanto a esta última, de próxima en Barcelona -ciudades en donde ya por estos días circula y está en librerías), cómo la delincuencia de Estado se benefició de la delincuencia común para privarme del uso de energía eléctrica en agravio también de algunos de mis vecinos y en el de Las Flores de Uxmal Arte y Cultura AC. Entre otras cosas en ese material de 2004, dirigido a Fox y a otros funcionarios involucrados escribí esto:
âVengo de un ayuno de conciencia de ocho y medio días sostenido en Guadalajara, Jalisco, durante la celebración de la reciente Feria Internacional del Libro en defensa de mi derecho al trabajo y a la vida, a la opinión y al libre ejercicio de la crítica y el pensamiento, y en general de mis derechos fundamentales y de la poesía catalana del siglo XX, como respuesta inmediata al secuestro por parte de la administración federal del Fondo de Cultura Económica de mi libro âDoce poetas catalanes del siglo XXâ. Después de un período corto de recuperación en aquella ciudad, a mi retorno me encuentro con que vecinos que lo son por medios delincuenciales han utilizado el número de mi interior y los de otros vecinos para poner a su nombre servicios de luz eléctricos (si bien instalándolos en los interiores que ellos ocupan), con el conocimiento, la anuencia y el respaldo del gerente de la sucursal Narvarte de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro (sita en Yácatas y Maltrata, C. P. 03020 DF), funcionario que se negó a instalarnos los mismos servicios (de carácter público y que no se pueden negar a ningún ciudadano) en nuestros domicilios, a pesar de haber comprobado con documentos notariales, bancarios, telefónicos y fiscales nuestra residencia legal en esos interiores y particularmente en mi caso de la sede social de la asociación civil Las Flores de Uxmal Arte y Cultura AC, agrupación de intercambio cultural mexicano catalán cuyas actividades son públicas y documentablesâ?. âHasta ahora sólo he sido víctima de una persecución de Estado derivada del ejercicio de mi opinión en términos que han quedado claros ante los ojos del mundo con la contundencia de mi última acción extrema de protesta y denuncia en la FIL de Guadalajara, y de un gobierno que no atiende a la razón y a la justicia ni siquiera por motivos humanitarios. ¿Tengo que enfrentar ahora también a la delincuencia común con la complacencia o bajo el patronato del gobierno federal, y en su caso de la justicia del DF?â? âHe responsabilizado públicamente (y sigue siendo así mientras las pongan en riesgo conductas de Estado sin razón en mi contra) de mi vida y mi seguridad al gobierno federal por su cabeza ejecutiva y en las áreas que directamente me afectan, y a las instancias locales que ocasionalmente se relacionan con este asunto en lo que resulte pertinenteâ?. âMi domicilio es inviolable como el de cualquier otro ciudadano mexicano por imperativo constitucional. En mi situación actual y de por sí su vulneración pone en riesgo mi seguridad personal y familiar y mis bienes. Exijo pues una investigación exhaustiva en torno a este asunto que abarque a los particulares y al gerente de la sucursal de la Compañía de Luz citada que debe explicar los motivos de su conducta con mejores argumentos que la prepotencia hasta ahora asumida y presumiblemente pagada y/o interesada, y se obre en consecuencia con la constancia de hechos que hicimos levantar los afectados ante el ministerio público en la Octava Delegación del DF, que pronto se convertirá en demanda formalâ?.
Lo que se convirtió en demanda formal fue âLa estampida de los hipócritasâ? que en formato jurídico presenté ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y está en proceso contra el Estado mexicano por violación sistemática y continuada a mis garantías de persona, de escritor y de ciudadano.
Después de publicar y presentar en México âLa estampidaâ?, me vine a Barcelona con fecha que hoy cumple un mes. Desde luego, en todo ese tiempo no tuve luz. Mi vecina Norberta Régules presentó un amparo que cínicamente había sido recurrido por el chicanero y leguleyo jurídico de la paraestatal, de modo que hasta ahora no hay luz eléctrica en mi domicilio en un país donde ese energético es propiedad de la nación y su uso no puede negarse a ningún ciudadano.
En âPremiar el crimen es punir la virtudâ? saqué a balcón los casos tan canallescos cuanto patéticos del blindaje mediante el premio gubernamental a algunos de los criminales que se ocuparon de servirme (sin éxito final, como es patente y ya lo dije) la muerte civil. Dentro de ese espíritu propongo ahora a Fox (ya que se le acaba el tiempo y no puede premiarse a sí mismo y endilgársenos embalsamado) que premie también por decreto por lo menos a Abascal en Gobernación y a Luis de Pablo con todo y su gerente en Narvarte en la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, y que el que quede presidente con o sin fraude electoral le haga como quiera.

IV
El pequeño Fabián, mi vecino, tiene poco más de año y medio de edad y no conoce en su casa la luz eléctrica.
Sólo el gato es gato, dice Neruda, y además ve de noche, digo yo. Con ojos que son también Oda al gato la poesía ve de noche y ve de día.
Oscura, iluminada poesía a oscuras.
Mira també:
http://www.floresdeuxmal.com

This work is in the public domain
Sindicato Sindicat