Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: immigració
Noticia sin interés
05 ago 2006
Reflexión acerca del terrible aumento del número de víctimas entre quienes tratan de alcanzar nuestras costas, ante la indiferencia generalizada de la prensa y opinión pública. Personas a quienes los grandes medios llaman âsin papelesâ? e incluso âilegalesâ?, en un intento de criminalizar a quienes no son sino víctimas de nuestra increíble falta de ética. Les desproveemos de su calidad de Seres Humanos, quizá buscando reducir nuestra vergüenza.
noticia-sin-interes-indymedia.gif
Quizá sigamos ocupando titulares, pero lo cierto es que a costa de aparecer, hemos conseguido dejar de ser noticia. Así, mañana volveremos a ser esa primicia de ayer, sin novedad, ni cercanía⦠âOtras tres docenas de âsin papelesâ fallecen a bordo de un cayucoâ?⦠esos medios de comunicación, hacen que todo parezca tan inevitable. Se nos presenta como otro accidente natural⦠un subproducto biológico⦠condenado a la extinción, pasamos por ser un mero daño colateral del primer mundo.
       
Sin apenas capacidad para influir, no somos un colectivo organizado, nuestros rostros hablan de miedo pero no se entrevistan con nadie, no hay cumbres, ni verdadero interés político, carecemos de capacidad adquisitiva, ergo no nos escucha, nadie nos conoce, tampoco se nos ve como un peligro, no despertamos interés⦠somos la versión contemporánea de aquel bebé desnutrido al que la jerarquía eclesiástica utilizaba como reclamo para financiar su perversión moral.

Hoy he muerto. También hoy. Lo sé, todos morimos alguna vez, pero es que yo estaba embarazada y no había cumplido los 18. Quizá eso no importe, pero a mi sí me importa. Y eso no es lo peor, lo peor es que mañana también voy a morir, y probablemente esté muriéndome otra vez, justo cuando leas lo que ahora escribo.

Todo empezó hace quince lunas, cuando decidí abandonar el infierno en el que me encontraba. La verdad es que ya nada me ataba, sobretodo tras la muerte de mi madre. Muerte de la que en cierto modo me alegré, imagino que debe sonar extraño, pero es la verdad: demasiado tiempo conviviendo con la enfermedad⦠y además, estos últimos días⦠bueno, perdonad. Allí ya solo quedan cadáveres vivientes, soldados de catorce años y prisioneros que de día salen a trabajar.
   
Había oído historias de ese lugar donde la vida era mejor. Un sitio en el que nadie era consciente de vivir en un paraíso que les parecía cotidiano, automático, ganado⦠justamente merecido. Decían, que allí no había hambre ni guerras que temer⦠un lugar donde había ayudas para la salud y en el que todo el mundo tenía como mínimo, derecho a existir.

He aprendido a desconfiar de habladurías âpese a mi edad, sé bien de brujos y charlatanesâ, pero⦠si al menos fuera cierta la mitad de lo que contaban, merecía la pena intentarlo, de modo que un día, harta de cuanto me rodeaba, decidí a emprender el camino que habría de llevarme lejos de todo lo que me resultaba familiar âdifícil elecciónâ. Dejé atrás a mis queridísimas amigas, la tumba de mi madre, el lago donde solía jugar de pequeña y la monotonía la fábrica de conservas. Difícil⦠pero inexorable. Me deshice de todo cuanto no pudiera llevarme y partí.
   
El camino tampoco fue fácil⦠no podría explicar todas las cosas que viví: una constante huida de todo y todos, convertida en el eslabón más débil de una cadena de miserias que si alguna vez mejoraba, no sería para mí. Humillaciones y asaltos, cosas incomprensibles y asombrosas, engaños y otros asuntos que no puedo contar.

Más el día llegó. Después de un par de estúpidos intentos, al final me enteré de cómo funcionaba todo, de adónde había que ir, con quién hablar y cuánto pagar. Al principio me asombró dar con tantas personas en mi misma situación. No es que esperara ser la única, pero he de confesar que la concurrencia me desbordó. Y como todo tiene su lado bueno y menos bueno, podría poner ejemplos de todo tipo: había cierta complicidad, pero también recelo, y es que a nadie sorprende saber que hay gente para todo.

Finalmente llegó el día. Fue el martes pasado. Recuerdo que, dada mi situación, trataron de disuadirme⦠¡pero no, nunca! precisamente ahora es cuando más razones había para hacer lo que estaba haciendo. Además, todo iba a salir bien, apartaba de mi mente pensamientos como que ese pudiera ser mi último martes, o el desconocimiento de la realidad a la que me dirigía. Peor no podía ser, y si había de morir⦠al menos todo acabaría, y no tendría que volver sobre mis pasos, explicar lo inexplicable y empezar donde no había sino recuerdos de un ayer que ya olvidé.

Europa, bellísimo sueño dorado de futuro en libertad. Mi hija sería europea, y nada habría de temer. Gorda y sana, limpia y culta. Tendría una de esas sonrisas que no disfrazan el temor ni conocen preocupación que no se pueda resolver. Europa, Europa hermosa, tierra de mi salvación. La Europa posible y amada. El cielo de todos mis pensamientos, se abría ahora a mis brazos y me parecía acogerme en paz.

Mas no fue así. El de anoche fue el octavo atardecer desde que abandonáramos tierra firme. A juzgar por la posición del Sol, juraría que nuestra derrota no fue uniforme, y además, no sé bien si debamos seguir evitando esos buques que avistamos y nos esquivan con errático desmán. Acabamos de arrojar otro cuerpo y ayer, dos personas decidieron lanzarse, presas de un vacío insuperable.

Aquí acaba todo. A nadie importa si alguna vez fui un maravilloso bebé, o si de niña solía llorar⦠nadie sabrá si hubiera podido escribir obras bellísimas o defender el bien de los demás, lo único que importa es que mi capacidad adquisitiva me excluye de la Humanidad. Nadie me conoce y nadie me espera. Carezco de ciudadanía⦠porque tenéis leyes donde se dice que mi existencia es ilegal.

¡Alzad muros! ¡Alzad! ¡Escribid leyes! ¡Y romped el sueño de los niños! Pero sabed que nadie es libre del futuro. Sabed, que nuestras lágrimas se mezclarán en este mar de cristal cuyas playas hoy separan la razón. Pensad y votad en conciencia, vosotros que aún podéis⦠cuestionad todo, desobedeced, moveos⦠porque otro mundo es posible.

¡Salud e Igualdad!
Mira també:
http://www.larepublica.es/article.php3?id_article=1396
http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=21795

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Noticia sin interés
05 ago 2006
Con nuestras vacaciones, con nuestras autonomias con nuestras huelgas de priviligiados, con nuestros apoyos y posicionamintos a guerras ètnicas entre terroristas de estado y terroristas del martirio, con nuestro nuevo coche y con nuestras hipotecas mentales al consumo de cosas inútiles, apenas nos queda tiempo libre para pensar e interesarnos en vosotros.
Si vinierais armados, aunque solo fuera con machete y a deguello, otro gallo cantaria.
Re: Noticia sin interés
08 ago 2006
ni nos queda tiempo libre ni nos interesa, que se preocupen ellos en sus paises, aunque si a ellos mismos no les importa, porque iba a importarnos a nosotros? aunque borreis esto sabeis que estoy en lo cierto, i por favor venir con machetes siempre he querido practicar el tiro al...
Sindicat