Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: guerra
Delegación catalana no puede entrar en Gaza. Malos tratos en la frontera
20 jul 2006
Las fuerzas internacionales que controlan la frontera entre Egipto y Gaza, han impedido entrar en Gaza a una delegación sindical catalana

Una delegación de sindicalistas de la Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC) teníamos previsto ayer, martes 18 de julio, entrar en Gaza para celebrar diversas reuniones con los Comités de Trabajadores y expresarles nuestra solidaridad. También estaba concretado reunirnos con otras organizaciones sociales y representantes de la Universidad para tratar sobre el Foro Social del Mediterráneo.

Como era previsible una gran aglomeración de personas, ya que después de un mes era la primera vez que se abría la frontera, el lunes a las 10 h. de la noche ya estábamos en el control fronterizo de Egipto junto con otras mil personas. A las 8 h. de la mañana ya éramos varios miles, palestinos en su práctica totalidad, los que esperábamos pasar a Gaza.

Durante toda esa noche, la policía egipcia nos obligaba a cambiar de lugar para provocar a los palestinos e impedirnos descansar, aunque fuera sobre el suelo. Mientras tanto, al otro lado de la frontera se oía constantemente el ruido de las bombas y los disparos que los israelitas lanzan cada noche sobre Gaza, en su intento de aterrorizar a la población palestina.

Cuando por fin se abrió la frontera, la policía egipcia en lugar de organizar la entrada, fue colocando diversos controles policiales que, de manera arbitraria, dejaban pasar a quien les daba la gana, lo que provocó tensiones y avalanchas. La aglomeración de gente, tantas horas al sol y la falta de agua y comida provocaron diversos desmayos y escenas de pánico, sobre todo entre los niños.

Por fin a las 13 horas conseguimos entrar en el recinto de control, donde seguía la aglomeración y el desconcierto, con un trato de la policía egipcia hacia los palestinos totalmente indigno, a base de gritos y empujones y devolviéndoles sus pasaportes lanzándoselos al aire, peor que si fueran animales. A diversos palestinos con pasaporte jordano y en tres casos con pasaporte alemán y francés no los permitieron pasar.

Las únicas personas de origen europeo éramos nosotros y una mujer ucraniana, que estaba embarazada, casada con un palestino y que volvía a su casa en Gaza. La policía egipcia no la dejó pasar y en nuestro caso, después de insistir, aceptaron enviar nuestros pasaportes al control internacional para que ellos decidieran.

Cinco horas más tarde, nos comunicaron que teníamos que volver a El Cairo, ya que el control internacional denegaba nuestra entrada, alegando que no éramos personas autorizadas. A pesar de nuestras protestas, no nos dejaron hablar con los responsables del control internacional y nos obligaron a volver a El Cairo.

Mientras que todos los gobiernos occidentales hacen declaraciones políticas diciendo que buscan soluciones para alcanzar la paz y la normalidad en Palestina, sus representantes en el control internacional de la frontera de Gaza impiden a una delegación sindical europea reunirse con sindicatos palestinos. A pesar de esas declaraciones hipócritas, con esa actitud pretenden evitar que ciudadanos europeos podamos conocer directamente cuál es la situación real que se vive en estos momentos en Palestina y permitir al ejército israelí continuar con su política de asesinatos, detenciones ilegales y destrucción de casas, sin la presencia de personas no palestinas que puedan denunciar todas esas violaciones de los derechos humanos.

Nosotros exigimos a los gobiernos de la Unión Europea que dejen de ser cómplices con la política de Estados Unidos y de Israel exigiendo al gobierno israelí que respete las leyes internacionales y el derecho del pueblo palestino a vivir en paz y en libertad en su tierra.

This work is in the public domain
Colera camping CNT