Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
Garzón detiene al director del Grupo Noticias y a un ex preso de Zumaia
12 jul 2006
GARA

NUEVAS DETENCIONES EN EL MARCO DEL ÃLTIMO OPERATIVO POLICIAL

GARZÃN DETIENE AL DIRECTOR DEL GRUPO NOTICIAS Y A UN EX PRESO DE ZUMAIA

12/07/06

LA POLICIA ESPAÃOLA ENTRA EN LA SEDE DEL ROTATIVO, EN IRUÃEA, Y REGISTRA EL DESPACHO DE MUÃOZ

JESÃS IRURETAGOIENA, EX PRESO Y EX REFUGIADO POLÃ?TICO ZUMAIARRA, Y PABLO MUÃOZ, DIRECTOR EDITORIAL DEL GRUPO NOTICIAS, FUERON DETENIDOS EN ZUMAIA Y DONOSTIA, RESPECTIVAMENTE, POR ORDEN DE BALTASAR GARZÃN, QUE LES INVOLUCRA EN LA MISMA OPERACIÃN INICIADA EL 20 DE JUNIO POR EL JUEZ FERNANDO GRANDE-MARLASKA. AMBOS PERMANECÃ?AN INCOMUNICADOS EN CALABOZOS DE LA POLICÃ?A ESPAÃOLA. AGENTES DE ESE CUERPO REGISTRARON DURANTE HORAS LA REDACCIÃN DE "DIARIO DE NOTICIAS" EN IRUÃEA.
DONOSTIA


La Policía española detuvo ayer en Gipuzkoa a Pablo Muñoz y a Jesús Iruretagoiena en relación con la presunta «red de extorsión de ETA». Según fuentes judiciales, sus nombres aparecen en un auto del juez Fernando Grande-Marlaska como «intermediarios» en la gestión y cobro del denominado «impuesto revolucionario». La operación la ordenó el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, que continúa la instrucción de la causa, y los arrestos los practicaron agentes de la Comisaría General de Información de la Dirección General de la Policía española.



Pablo Muñoz, director de âDiario de Noticias de Navarraâ? y âNoticias de Gipuzkoaâ? y director editorial de Grupo Noticias, fue arrestado al mediodía en Donostia. Según indicó Europa Press citando fuentes del Consejo de Administración y dirección de Grupo Noticias, los policías irrumpieron en el domicilio del ex director de âEginâ? y lo incomunicaron de forma inmediata, «sin ni siquiera dar la más mínima información a sus familiares y sin asistencia letrada».



VARIOS REGISTROS


Tras registrar su casa, Muñoz fue trasladado por la tarde hasta la sede de âDiario de Noticiasâ? en Huarte. La Policía dio comienzo al registro de su despacho a las 17.00. En solidaridad, sus compañeros abandonaron el local y permanecieron en la calle hasta las 20.00, momento en que Muñoz fue sacado del periódico e introducido en un coche para ser trasladado a Madrid. Se fue entre aplausos.



Jesús Iruretagoiena Lafuente, de 66 años, fue capturado por agentes de paisano, sobre las 11.30, en una rotonda cercana al peaje de Arroa, mientras viajaba con su mujer en un vehículo. Askatasuna explicó que los policías les dieron el alto y le mostraron la orden de arresto, acusándole de tener rela-ción con el llamado «impuesto revolucionario».



Tras registrar el coche y el bolso de su compañera, les enseñaron una orden para acceder y registrar un garaje en el citado barrio de Zumaia. El inmueble, registrado a nombre de su hijo, fue inspeccionado en presencia de Iruretagoiena, según dijeron a GARA vecinos de la localidad costera.



PIDEN EL «HABEAS CORPUS»


Askatasuna explicó que los familiares de Iruretagoiena pedirán el habeas corpus, preocupados por el trato que pueda reci- bir en comisaría. Y es que el día 8 fue sometido a una intervención para implantarle una prótesis en la rodilla, y ayer era el primer día que salía a la calle. Hace un año le realizaron una operación similar en la otra rodilla. También sufre de hipertensión, entre otras dolencias.



Además de informar que le dejaron coger algunos medicamentos, vecinos de Zumaia explicaron a este diario que Iruretagoiena se refugió en 1972 y que no volvió a Euskal Herria hasta el 77. En 1981 fue detenido y permaneció preso en Carabanchel y en Puerto durante unos dos años y medio. En 1986 volvió a ser arrestado, si bien a los cuatro días, en los que lo tuvieron incomunicado, volvió a recobrar la libertad.
En denuncia de su arresto, 150 zumaiarras realizaron una asamblea informativa, así como una manifestación y un breve corte de carretera. La protesta se desarrolló con normalidad, pero denunciaron que por la tarde policías quitaron varios carteles colocados en la calle.



Una información difundida el viernes por agencias indicaba que los nombres de Muñoz e Iruretagoiena constaban en una «lista de intermediarios», mientras que ayer concretaban que Marlaska les incluyó en el auto que decretó la libertad bajo fianza de 30.000 euros para Gorka Agirre citándoles como dos de los «intermediarios ubicados en España y encargados de ponerse en relación con el extorsionado, activar procesos de negociación, articular plazos y vías seguras de pago, entregar recibos, poner en circulación cartas de extorsión, recibiendo en ocasiones dinero».
Además, según el Ministerio de Interior, Muñoz realizó funciones de mediación entre el sector empresarial navarro y la citada «red de extorsión».

Tras la filtración del viernes, el periodista difundió una declaración en las ediciones del sábado de âDiario de Noticiasâ? y âNoticias de Gipuzkoaâ?. Bajo el título «Dañar por dañar», aseguraba que «jamás he participado en ninguna intermediación por la extorsión de empresario alguno» y consideraba «inmoral e injustificable negociar, facilitar o amparar el pago de cantidad alguna a ninguna organización terrorista».


UN SALDO DE NUEVE PRESOS, UN CONFINADO Y SEIS LIBERADOS


DONOSTIA
Estos dos últimos arrestos se enmarcan en la amplia redada impulsada por los jueces especiales Laurence Le Vert y Fernando Grande-Marlaska a ambos lados del Bidasoa el pasado 20 de junio, de modo que ya suman un total de 18 los ciudadanos vascos arrestados por su presunta relación con «la red de extorsión de ETA».



De las doce personas detenidas el primer día en que se emprendió la redada, recobraron la libertad José Román Badiola, Izaskun Gantxegi, Iñaki Aristizabal y Julen Madariaga, aunque este último en situación de procesado y castigado con el confinamiento en París y una fianza de 20.000 euros. Mientras, Joseba Elosua, Ramón Sagarzazu, Kristina Larrañaga, José Antonio Cau, Eloy Uriarte, Anjel Iturbe, Jean-Pierre Harocarene y Carmelo Lukin siguen aún encarcelados.



Tras su arresto el día 24, los empresarios navarros José Javier Azpiroz y Juan María Saralegi también quedaban libres a los dos días.



Además, en un nuevo episodio fueron arrestados el día 27 Emilio Castillo y José Ignacio Elosua. Marlaska decidió encarcelar al primero y liberar al segundo.



Y, también dentro de esta misma causa, el juez decretó el día 28 libertad bajo fianza para el jeltzale Gorka Agirre, después de tomarle declaración en el TSJPV. Xabier Arzalluz fue citado a Madrid, pero en calidad de testigo.
La mayoría de los arrestados padeció el régimen de incomunicación a manos de la policía francesa y española. Pese a la lluvia de filtraciones, el sumario sigue aún bajo secreto.



ESCLARECIENDO UN PRESUNTO «CHIVATAZO»


Garzón citó ayer en calidad de testigos a la esposa e hijo de Joseba Elosua, preso desde el día 24 por un delito de «integración o colaboración», quienes participaron en una diligencia de reconocimiento fotográfico dirigido a esclarecer el «chivatazo» que, según fuentes policiales, «dio al traste con la operación contra el aparato de extorsión de ETA» que tenía previsto realizarse el 4 de mayo. Es su segunda comparecencia en el tribunal especial. -


CONTINÃA EL DESPROPÃSITO

Cuando el pasado 20 de junio las policías española y francesa detuvieron a doce ciudadanos y ciudadanas vascas acusados de estar relacionados con «el aparato financiero de ETA», este diario ya destacó no sólo la gravedad de la actuación desde el punto de vista personal de los detenidos, sino también la constatación de que sólo podía ser entendida como un obstáculo para el diálogo y una amenaza en toda regla para el logro de la paz. A la redada que Madrid y París activaron entonces a través de Fernando Grande-Marlaska y Laurence Le Vert, le dio ayer continuidad Baltasar Garzón ordenando la detención de Jesús Iruretagoiena y Pablo Muñoz. Ante la continuación del despropósito, sólo cabe reiterar las valoraciones hechas en su día.



La Audiencia Nacional vuelve a presentarse como un tribunal de excepción que aplica medidas excepcionales a ciudadanos vascos. En este, como en otros muchos casos, no había razón alguna para actuar a través de detenciones policiales y de la aplicación de la incomunicación. Tanto Pablo Muñoz relevante periodista y director editorial del Grupo Noticias, que publica periódicos en Araba, Gipuzkoa y Nafarroa como Jesús Iruretagoiena no iban a eludir la acción de los tribunales. De hecho, no lo hicieron a pesar de conocer las imputaciones que se cernían sobre ellos y que fueron suficientemente aireadas en determinados medios. Si Garzón quería saber algo sobre sus actividades, bastaba con citarlos a declarar.


Medios informativos próximos al PSOE no tardaron ayer en presentar estas dos detenciones como un desmentido en la práctica de la información sobre la existencia de compromisos entre el Gobierno español y ETA previos a la declaración de alto el fuego, que incluían el fin de este tipo de operaciones policiales. Si fuera eso lo que se pretendiera, volvería a demostrarse, también en la práctica, que la Audiencia Nacional no es un órgano descontrolado del Estado, como desde el PSOEy desde el Gobierno español pretenden hacer ver cuando les interesa.


Resulta sumamente preocupante comprobar que el alto el fuego decretado por ETA el 22 de marzo no ha conllevado la comprometida distensión del escenario político vasco, puesto que una parte de esta sociedad sigue viéndose continuamente sobresaltada, al tiempo que se conculcan derechos individuales y colectivos. Convendría que quienes mueven los hilos de estas operaciones repasaran la experiencia internacional y reflexionaran sobre si ésta es la forma más adecuada de dirigir un proceso de paz. -



CADENA SER // EL PAÃ?S

EL CONSTITUCIONAL RECHAZA EL RECURSO DE OTEGI A SU CONDENA POR UN DELITO DE INJURIAS AL REY

CONSIDERA QUE LAS CRÃ?TICAS AL REY AFECTARON A SU DIGNIDAD

11-07-2006 EFE

EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL HA DECIDIDO NO ADMITIR A TRÃ?MITE UN RECURSO PRESENTADO POR EL PORTAVOZ DE BATASUNA ARNALDO OTEGI CONTRA LA SENTENCIA DEL SUPREMO QUE LE CONDENÃ A UN AÃO DE PRISIÃN POR UN DELITO DE INJURIAS GRAVES AL REY, AL CONSIDERAR QUE LAS CRÃ?TICAS QUE EFECTUÃ AFECTAN AL "NÃCLEO ÃLTIMO DE SU DIGNIDAD".


En un auto notificado hoy, la Sala Segunda del TC considera que las afirmaciones realizadas por Otegi, que dijo en una rueda de prensa el 26 de febrero de 2003 en San Sebastián, que el Rey era "el responsable de los torturadores", superan de manera "patente", por su notorio "carácter infame", el nivel de lo lícito.


Los magistrados subrayan que las palabras de Otegi suponen un "evidente menosprecio" al Rey y a la institución que encarna su persona, "afectando al núcleo último de su dignidad, por lo que manifiestamente no pueden considerarse amparadas por el ejercicio de derecho a la libertad de expresión".

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa