Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: ecologia
En el último siglo se redujo un 90% el volumen de peces de los océanos
26 jun 2006
http://www.crisisenergetica.org/

EN EL ÃLTIMO SIGLO SE REDUJO UN 90% EL VOLUMEN DE PECES DE LOS OCÃANOS

23/06/06

EL MUNDO // CIENCIA Y ECOLOGÃ?A

PÃRDIDA DE BIODIVERSIDAD MARINA

EN EL ÃLTIMO SIGLO SE REDUJO UN 90% EL VOLUMEN DE PECES DE LOS OCÃANOS

23/06/2006

EFE

MADRID.- EL VOLUMEN DE PECES EN LOS OCÃANOS SE HA REDUCIDO MÃ?S DEL 90% EN EL ÃLTIMO SIGLO, Y EL PORCENTAJE DE BIODIVERSIDAD MARINA PROTEGIDA ES INFERIOR AL 0,1% DEL TOTAL, ADVIRTIÃ EL CIENTÃ?FICO, CARLOS DUARTE, PROFESOR DEL CONSEJO SUPERIOR DE INVESTIGACIONES CIENTÃ?FICAS (CSIC).
El diario El Mundo publica la noticia de que en el último siglo se redujo un 90% el volumen de peces de los océanos y que el porcentaje de biodiversidad marina protegida es inferior al 0,1% del total. Este estudio procede de D. Carlos Duarte, profesor del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y otros dos investigadores: Iris E. Hendriks, científico asociado en la Universidad de las Islas Baleares, y Carlo H.R. Heip, director del Centro de Ecología Marina del Instituto Holandés de Yerseke y lo exponen en el último número de la revista 'Science', en su editorial.

Los conceptos para la protección de los océanos, son muy difíciles porque no se pueden poner fronteras en el mar, ni asegurar a los peces en zonas protegidas".


Un problema añadido es el carácter internacional de gran parte de los océanos y el vacío legal que existe para protegerlos o legislar sobre los mismos. La sobreexplotación de los océanos por la sobrepesca, ha provocado que la biomasa de peces, haya disminuido más del 90% en el último siglo y por tanto también hemos perdido más del 90% de los stocks pesqueros".


Por otro lado, existen "amenazas importantes" por el calentamiento global por el enfriamiento de los ecosistemas marinos, y el problema de la acidificación del océano, algo que se está produciendo últimamente por el aumento de CO2 en la atmósfera que está provocando un aumento de dióxido de carbono en el océano, lo que hace que el PH de los mares esté disminuyendo amenazando la vida de todos los organismos del océano con esqueletos carbonatados, como los corales, los moluscos y otros. La extinción del boquerón del golfo de Vizcaya o del Atún Rojo en todo el mundo solo es la punta del Iceberg, pero la actitud humana no parece que vaya a cambiar, a la pregunta del Problema de la extinción del atún rojo en los caladeros de EEUU, respondía un pescador para un programa de televisión que: "A él no le habían dejado Bisontes Americanos para cazarlos" y que el seguiría pescando los atunes. Como decimos por mi tierra, "El que venga detrás que arree", pero no va a ser tan fácil, No van a 'ARREAR' a todos.


NOTICIA GENÃRICA:

El último número de la revista 'Science' publica en su editorial esta reflexión firmada por Duarte y otros dos investigadores: Iris E.Hendriks, científico asociado en la Universidad de las Islas Baleares, y Carlo H.R. Heip, director del Centro de Ecología Marina del Instituto Holandés de Yerseke.



Duarte, miembro del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados IMEDEA (centro mixto del CSIC y la Universidad de las Islas Baleares), ha advertido de que, en la actualidad, menos del 0,1% de la biodiversidad marina está protegida.
La cifra contrasta con el nivel de protección de la biodiversidad terrestre, con tasas que se aproximan al 10%, según Duarte, para quien se debe "revertir esta situación" y "llegar a un mejor equilibrio del esfuerzo de investigación en biodiversidad marina y terrestre".


Para ello, continuó, se requiere un esfuerzo de interconexión entre los investigadores dedicados al océano, "lo que implica grandes recursos y medios técnicos, y mayor inversión financiera para investigar la vida en el océano".


Duarte recordó que, en el contexto de la Convención de Kioto para la protección de la diversidad biológica ha habido "progresos importantes", pero persisten aún "grandes problemas" para encontrar "medidas viables" para proteger la vida en los océanos.



Explicó que se necesitan "modelos y conceptos operativos" respecto a cómo proteger la vida en los océanos, porque la traslación de la denominación de área protegida aplicada al ámbito terrestre "puede no ser efectiva para los mares".



"Es un reto intelectual o científico aún no abordado", dijo Duarte, para quien "los conceptos para la protección de la naturaleza terrestre no son directamente extrapolables al océano, porque no se pueden poner fronteras en medio del mar, ni explicar a los peces qué zonas están protegidas".


Un problema añadido es el carácter internacional de gran parte de los océanos y el vacío legal que existe para proteger o legislar sobre los mismos, añadió.


LOS CIENTÃ?FICOS, CENTRADOS EN LOS ANIMALES TERRESTRES

La mayor parte del esfuerzo en investigación sobre biodiversidad se está destinando al ámbito terrestre, con un nivel diez veces superior, explicó, al que se dedica para estudiar los océanos.



Indicó que se publican anualmente diez veces más números de artículos sobre biodiversidad y conservación de la biodiversidad terrestre que sobre océanos, pese a que "se sabe mucho menos de la biodiversidad marina".


En su opinión, no se puede dilatar excesivamente la necesidad de impulsar la investigación sobre biodiversidad marina porque, advirtió, "las amenazas son tangibles ya".



Por un lado, avisó de "la sobreexplotación de los océanos por la sobrepesca", lo que ha provocado que la abundancia de poblaciones en el océano, es decir, la biomasa de peces, haya disminuido más del 90% en el último siglo.


"Ahora hay menos del 10% de abundancia de peces en los océanos de la que había a principios del siglo XX y hemos perdido más del 90% de los stocks pesqueros".



Por otro lado, advirtió de "amenazas importantes" a causa del calentamiento global con impactos sobre el enfriamiento de los ecosistemas marinos, y se refirió también al problema de la acidificación del océano, "algo que se está poniendo de manifiesto últimamente".


Duarte explicó que el aumento de CO2 en la atmósfera está provocando un aumento de dióxido de carbono en el océano, lo que hace que el PH de los mares esté disminuyendo.


Concluyó que esto se trata de una amenaza grave para la vida de todos los organismos del océano con esqueletos carbonatados, como los corales, los moluscos y otros.

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa