Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
01 02 03 04 05 06 07
08 09 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: amèrica llatina
La Otra Campaña, vientos rebeldes que soplan de México
19 jun 2006
La Otra Campaña, vientos rebeldes que soplan de México.

En los tiempos que corren, parece que palabras como revolución, anticapitalismo, izquierda⦠son cosas del pasado. Cada vez más los movimientos sociales que luchan contra el sistema imperante se ven forzados a contentarse con pequeñas luchas, necesarias pero aisladas. Con estas luchas se generan espacios de resistencia que tienen el objetivo de que no se pierda la dignidad de los que no estamos dispuestos a renunciar a un mundo con justicia, pero parece que ya hace tiempo que se ha perdido la esperanza de poder cambiar ese sistema. Que la unión hace la fuerza es un hecho irrefutable, pero a lo largo de la historia han sido las divisiones y los sectarismos los que han marcado los distintos fracasos de las luchas contra el poder. En este contexto, la Otra Campaña representa un nuevo intento de unir fuerzas contra un enemigo común, que en este caso vuelve a ser el capitalismo. Se podría ver como un intento más de tantos otros, pero esto sería caer en el reduccionismo. En la propuesta de la Otra hay aspectos heredados de antiguos movimientos de izquierda, pero también hay muchos otros que rompen radicalmente con las antiguas formas de hacer política, por lo que la iniciativa representa una reinvención de la lucha contra el sistema.

La Otra Campaña es una propuesta que nace del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y, para enmarcar la iniciativa, conviene recuperar algunos elementos históricos de este grupo armado. Como tal, el EZLN nace hacia noviembre del 83, cuando seis personas convencidas de la tradicional lucha guerrillera/armada de los años 70 se lanzan a la selva de Chiapas para crear una guerrilla marxista. El grupo crece a partir de un largo proceso de organización en silencio. A lo largo de 10 años, van recorriendo comunidades, escuchando y aprendiendo de la larga resistencia indígena, incorporando la cosmovisión indígena, lo que constituye un rasgo diferenciador que caracteriza al EZLN. Es a principios del 94 cuando el grupo sale a la luz pública declarando la guerra al gobierno mexicano. Después de dos semanas de enfrentamientos armados, la sociedad civil fuerza a que se llegue a un alto al fuego y, a partir de entonces, el EZLN apuesta por la palabra por encima de las armas. Desde ese momento, el gobierno inicia una estrategia de doble lenguaje, combinando una aparente intención de dialogo con una intensa ofensiva militar, a la que el EZLN resiste. La estrategia política y mediática del EZLN lleva a que en el 96 se llegue a los Acuerdos de San Andrés, acuerdos que el gobierno firmó pero nunca reconoció constitucionalmente. El punto central de estos acuerdos es el reconocimiento de los derechos y cultura indígenas para que éstos se puedan organizar con autonomía. A partir de la firma, muchos de los esfuerzos del EZLN se centra, por medio de variadas movilizaciones muy innovadoras, en obligar a que el gobierno cumpla con estos acuerdos. El año 2001 el gobierno modifica artículos constitucionales referentes a los pueblos indígenas ignorando los acuerdos de San Andrés; a partir de este momento el EZLN abandona la vía de la legalidad en favor de la legitimidad. Dos años después se anuncia la formación de las Juntas de Buen Gobierno, que básicamente consisten en aplicar de modo unilateral los acuerdos de San Andrés. A lo largo de todos estos años, en las comunidades zapatistas se ha ido construyendo un proceso de autonomía que les ha llevado a tener escuelas, clínicas, procesos de producción, fuentes de generación de energía,⦠todo pensado y organizado desde las comunidades, en función de sus necesidades. Aunque este proceso de autonomía ha dignificado y mejorado las condiciones de vida, el EZLN se da cuenta que, solo, no puede conseguir su objetivo, que es acabar con el sistema que oprime a los pueblos indígenas y al resto de la Humanidad. En este punto es cuando se plantean un cambio de estrategia: la Otra Campaña.

La propuesta de la Otra forma parte del plan de acción expuesto en la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, lanzada por el EZLN en julio del 2005. En esta declaración se hace un llamado a crear un movimiento de izquierda y anticapitalista, civil y pacífico. El primer paso de este movimiento es definir un plan nacional de lucha que permita dar la vuelta al país, que se plasme en una nueva constitución. Para alcanzar este objetivo, anuncian que distintas delegaciones del EZLN recorrerán la república con el fin de escuchar y aprender de los problemas y las luchas de la gente humilde y sencilla, con la finalidad de articular un proceso organizativo, a largo plazo cuya meta es cambiar el sistema. Así, a principios del 2006, sale de la selva la primera delegación, encabezada por el subcomandante Marcos (delegado 0), con el objetivo de reunirse con quien lo desee, con la condición que sea gente abajo y a la izquierda.

La propuesta es escucharse, reconocer al otro, articularse y organizarse desde abajo, para llegar a acuerdos que permitan construir una organización real y consciente de la gente que quiere cambiar las cosas desde abajo, a la izquierda y contra el capitalismo. El reto es bien grande, sobre todo teniendo en cuenta que el sistema siempre busca aislar y dividir y que a menudo es fácil caer en juegos de protagonismos y luchas internas de poder. El objetivo es desarrollar una nueva forma de hacer política, desde abajo y por abajo, que no tenga nada que ver con la clase política tradicional.

En la Otra se definen unos mínimos puntos de consenso a partir de los cuales empezar a construir. Los puntos son ser de izquierda y anticapitalista, con todas sus consecuencias, no sólo de palabra. Los posicionamientos políticos que van más allá de estos puntos se consensuarán en el camino, escuchando y teniendo en cuenta a todos y todas las adherentes, sin excluir ninguna voz, por pequeña que sea. El que la propuesta sea civil y pacífica no es porque se piense que la lucha armada no es legítima (no olvidemos la E del EZLN), sino porque la vía de las armas excluye a todos esos que no las tienen, que son la mayoría.

La Otra representa el proceso de construcción de una unión de luchas y resistencias donde cada quien ve al otro como un compañero de lucha, sin tener que renunciar a sus formas ni reivindicaciones propias. Una unión donde se da más importancia al escuchar que al convencer. Una unión en la que no hay homogeneidad ni hegemonía, donde, desde el momento que uno se pone en la piel del otro, entiende el sufrimiento ajeno como propio. La complicidad, el compañerismo, la igualdad, la rabia, la resistencia, la lealtad, el cuestionamiento del orden de cosas existente, ⦠son puentes que nos descubren un enemigo común. Ya no se trata de solidaridad conâ¦, sino del compromiso colectivo de acabar con un dolor que nos une, un dolor que tiene muchas caras pero un mismo origen: el sistema capitalista.

En esta lógica es como hay que entender las movilizaciones que se están produciendo después de que el gobierno reprimiera con brutalidad a miembros de la Otra en la población de San Salvador Atenco. En este acto de represión, la policía detuvo ilegal y arbitrariamente a más de 200 personas, mató a dos jóvenes, de 14 y 20 años, violaron a la mayoría de las mujeres detenidas, golpearon a toda la población sin ninguna distinción, saquearon y destrozaron infinidad de casas, en definitiva, aplicaron el terrorismo de estado buscando atemorizar a la gente para que no se organice. La respuesta de los adherentes a la Otra ha sido la contraria: más que paralizar, estos hechos han acelerado el proceso de construcción de la Otra y es que desde el momento en que un grupo o persona se adhiere a esta iniciativa, adquiere un compromiso: si agreden a uno, nos agreden a todas.

La Otra Campaña es la propuesta que hace el EZLN a nivel nacional, pero en la Sexta Declaración también se lanzan propuestas a nivel internacional. Se propone que en todas partes la gente oprimida se organice en la lógica que plantea la Sexta. Con el fin de compartir distintas formas de lucha y resistencias, y para acordar mecanismos de organización y coordinación a escala internacional, el EZLN convoca a un encuentro intercontinental. En la declaración, el EZLN manifiesta que establecerá relaciones de apoyo y ayuda con los grupos que en todas partes resisten al capitalismo, ya que está claro que los problemas del capitalismo nos afectan a todas, por mucho que nos quieran hacer creer que en Europa gozamos de bienestar. Por eso, la Sexta se marca como objetivo derrocar a este enemigo común.

El estado y el poder capitalista son conceptos que llevamos interiorizados y esta es una de las grandes armas que tiene el sistema. El vivir inmersos en una dinámica plenamente capitalista nos ha hecho desconocer las implicaciones que esto nos provoca, hasta el punto de creer que no existe otra alternativa. A menudo se cae en âEs que yo solo no puedo hacer nadaâ?, pero si nos quitamos los miedos y empezamos a reconocer a los que ya están tan hartos como nosotras, veremos que somos muchos y que el cambio es posible. Si tenemos claro que no queremos este sistema, no nos queda más opción que crear nuevas alternativas que nos lleven a acabar con el capitalismo.

El enemigo es muy poderoso, es cierto, y tenemos mucho en contra nuestra, pero lo que tenemos a favor es el deber con nosotras mismas de no dejarnos convencer de que las cosas no se pueden cambiar. La clave está en hasta dónde estamos dispuestas a aguantar; y tenemos que pensar que lo que ganamos o perdemos es nuestra vida. Quizás algunos dirán: ââ¦pues mi vida, aunque no es lo que yo quisiera, no está tan malâ¦â? y quizás tienen razón o quizás no quieran darse cuenta de las injusticias propias o ajenas que se nos obliga a tragar cada día; en cualquier caso, hay muchos millones que aunque quieran, no pueden caer en el conformismo. Es en estos millones donde reside la esperanza del cambio, la urgencia del cambio, la necesidad del cambio. Son esos que no tienen miedo a perder nada porque no tienen nada que perder, ni tan siquiera la vida. Son esas que dicen: â?Ya basta, ya no. Ahora vamos por ustedesâ?⦠El resto, o nos convencemos de que tenemos muy poco que perder y mucho que ganar, o nos lo seguiremos mirando desde nuestras luchas aisladas, aunque eso sí, necesarias, siempre necesarias. Pero entonces, ¿cuando dejarán de serlo?


La Sexta Declaración de la Selva Lacandona se puede encontrar en: http://enlacezapatista.ezln.org.mx/especiales/2/

This work is in the public domain

Comentaris

Re: La Otra Campaña, vientos rebeldes que soplan de México
22 jun 2006
Sí , hi estic d'acord : hi ha que canviar elsvalors , que els de dal passin a baix i els de baix emergexin i això ho pot fer tot deu , inclos els capitalistes .
Si el capital o capitalisme , ara és sinonim de poder i poder despotic diuen que hi habia hagut un capitalisme comunitari , un aprobisionament de recursos per repartir a la comunitat .
Si el capitalisme significa poder tenim qe estar al tanto doncs d'aixó tothom en té ; hi ha que ser humils i reconeier que ,, si no l'enemic el pes més feixuc que ens arrosega es en creures una unitat pròpia ,una personalitat a defendre en definitiva lo que dona el barem del grau de personalitat es la por .
voldría ajudar icompletar aquest von text de la Otra amb ser curosos amb nosaltres mateixes per així quasi sence voler la nostra actuació faci bibrar a l'altre,,, abajam si s'encomana .

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more