Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: guerra
Otra lucha armada es posible: cómo liberar un país invadido sin derramar sangre
14 jun 2006
Akest és un article ke he escrit sobre la resistència armada (i una mica també sobre la no-armada) a l'Iraq i, en general, als països ocupats per altres estats.
No pretén criticar els ke legítimament maten els soldats invasors i els seus colaboracionistes armats, però sí proposar-los una alternativa.
El més ideal hauria estat escriure akest article en àrab i difondre-ho en mitjans de l'Iraq, Palestina, etc. però, com ke no conec akest idioma, em conformo amb publicar-ho a Indymedia Barcelona, a veure kè n'opineu.
Desde que los ejércitos de Estados Unidos, Reino Unido y Australia invadieran su país hace 3 años, los comandos de la Resistencia armada iraquí han optado por dos líneas básicas de acción: por un lado, sabotear la producción y transporte de la industria petrolífera, principal objeto de interés económico para los invasores y por otro, matar a los soldados de los ejércitos invasores (ya van unos 2.500), así como a algunos de los ejércitos ocupantes (Italia, Japón, etc.) y, en gran medida, a los colaboracionistas armados iraquíes (policía y ejército iraquíes). La primera línea de acción sólo tiene un defecto: si no se pone cuidado en apuntar a las empresas de los países invasores, puede parecer una campaña indiscriminada contra la industria del petróleo, cuando de lo que se trata es de evitar que la invasión cumpla su objetivo económico: saquear los recursos económicos de Iraq y convertir el país en una colonia de las tres potencias anglosajonas.
Respecto a la segunda línea de acción, aparte de otros defectos de los que ya se ha hablado, tiene uno en el que sería conveniente fijar la atención: ¿es legítimo matar a los soldados invasores? Una invasión armada sólo se puede evitar por las armas, esto es de lógica. Pero, una vez que la invasión ya se ha consumado, ¿qué
hacer? Si lo que queremos es salvar vidas, la respuesta es difícil de encontrar: unas fuerzas invasoras suponen cierto grado de peligro para la población local pero si esta, además, opone resistencia armada, los ejércitos invasores se volverán más agresivos, aumentarán las posibilidades de disparos indiscriminados y efectuarán âoperaciones antiterroristasâ? en las cuales puede morir más gente.
Como conclusión, la lucha armada es peligrosa en cualquier caso, pero eso no debe hacernos olvidar que es el único medio eficaz para expulsar a un invasor.
Volviendo a la pregunta ¿es legítimo matar a los soldados invasores? Estos matan a iraquíes, pero sólo de forma un tanto esporádica y en ofensivas militares (sin que haya forma, para la opinión pública, de saber qué víctimas son combatientes de la Resistencia, quienes terroristas y quienes civiles); no parece que tengan como plan exterminar de forma sistemática a la población iraquí o a un determinado sector de esa sociedad. Les quieren sumisos, pero no necesariamente muertos. Por tanto, aunque sea comprensible que algunos/as iraquíes opten por intentar expulsar a los invasores y a sus colaboradores armados matándolos, esta quizá no sea la forma más incruenta de expulsarles. ¿Y si hubiera un modo menos trágico de lograr echarles?
La población de Iraq consta de aproximadamente 24 millones de habitantes. De ellos, una parte estará a favor de los invasores, pero otra gran parte estará en
contra; pongamos que este último sector aglutina a la mitad de la población, 12 millones. Si, de esos 12 millones, uno solo de cada mil está dispuesto a
empuñar las armas para liberar a su pueblo, podríamos llegar a contar hasta 12.000 guerrilleros. Igualmente, si por cada mil personas contrarias a los invasores,
cinco colaboraran con la resistencia armada, esta tendría una red de unos 60.000 colaboradores. ¿Podría esta resistencia armada secuestrar a los soldados
invasores, en lugar de matarlos?
El contingente estadounidense en Iraq son unos 150.000 soldados; si la operación de secuestro de cada soldado llevara, entre planificarla y esperar el momento
preciso para ejecutarla, aproximadamente medio mes, contando con que los 12.000 partisanos operaran en 4.000 comandos de alrededor de 3 personas cada uno,
les llevaría alrededor de 19 meses secuestrarlos a todos. Esto es sólo una media ya que, en realidad, en el comienzo, el ritmo sería mucho más lento, ritmo que
se iría acelerando con el tiempo y, al final, sería bastante más rápido. Como media, los 150.000 soldados estadounidenses habrían sido secuestrados en apenas 19
meses, bastante menos tiempo del que llevan en Iraq desde que lo invadieron. Contando con las casas de los 60.000 colaboradores como zulos donde ocultar a los
soldados secuestrados, habría que meter a entre dos y tres rehenes en cada casa. Los soldados secuestrados serían tratados según establece la convención de
Genève, recibiendo un trato respetuoso, si bien las familias de los colaboradores no podrían darles de comer, dado que no hay muchas familias iraquíes que
puedan permitirse dar de comer a dos o tres personas más. Este gasto correría a cargo de la Resistencia armada, que debería recurrir a la alta burguesía de
Iraq (a base de robos, secuestros y, sobre todo, del cobro del âimpuesto revolucionarioâ?) para financiarse.

Toda esta idea puede parecer utópica o, cuanto menos, difícil de trasladar a la realidad pero, aparte de las matemáticas, sólo se basa en dos puntos: la capacidad
de la Resistencia armada de operar de forma lo bastante impune para sobrevivir y financiarse y, sobre todo y como parte de lo anterior, la capacidad de ella
para crecer en base a su éxito y, sobre todo, al apoyo que el pueblo le dé y a la entrega de sus militantes, que es lo más básico en cualquier iniciativa política.
El resultado es que, en apenas 19 meses, el contingente militar estadounidense en Iraq habría dejado de existir. No les podrían encontrar en unos
pocos sitios concretos, ya que estarían dispersos por miles de hogares anónimos, pero tampoco entrando al azar casa por casa, ya que los colaboradores de la
Resistencia armada serían sólo uno de cada 400 iraquíes.
La campaña de secuestros sería tanto más exitosa cuanto más apuntaran los/as combatientes a secuestrar a suboficiales y, sobre todo, a oficiales del ejército gringo.
Ciertamente, no hay que olvidar los ejércitos del Reino Unido y Australia, así como los miles de soldados de que EE.UU. dispone fuera de Iraq, sin embargo, cabe pensar que, por muy cabezotas que sean los mandatarios del Imperio, el secuestro de 150.000 de sus soldados sería considerado como la derrota que es y, por lo tanto, los tres ejércitos invasores se retirarían de Iraq y ningún otro ejército, extranjero o local, se atrevería a intentar someter al pueblo iraquí.
No habría, evidentemente, devolución de sus armas al ejército estadounidense, sin embargo, una vez consumada la retirada, los soldados serían devueltos a su país sanos y salvos, bajo el compromiso de no reincorporarse a las fuerzas armadas.
¿Con quién negociarían las autoridades estadounidenses la entrega? Ahí es donde entra la otra Resistencia, la no armada. Los representantes de la Resistencia
desarmada, elegidos por sus bases, negociarían con los invasores su salida del país sin condiciones y la devolución de sus soldados sanos y salvos.
Esto último, además de ser factible dado el considerable apoyo de que la Resistencia goza entre la población iraquí, serviría a esta para ir ejercitando su capacidad de elegir qué modelo de sociedad quieren: la llamada âcomunidad internacionalâ? no aceptaría un Iraq sumido en el caos, pero sí otro modelo de anarquía, uno en el que los iraquíes decidieran en asambleas vecinales sus decisiones políticas, económicas, etcétera.
La organización de la Resistencia, tanto la armada como la pacífica, será, si alcanza el suficiente apoyo popular y fuerza, el embrión de la nueva sociedad iraquí y será tan autoritaria o tan libertaria como los iraquíes quieran.
Este modelo de Resistencia, pensado para Iraq, podría servir igualmente para Afganistán, Palestina, Chechenia y cualquier otro país invadido por tropas extranjeras y agentes colaboracionistas; su ingrediente más básico, como ya se ha dicho, es la voluntad de la población de luchar por su libertad.

This work licensed under a
Creative Commons license

Comentaris

Re: Otra lucha armada es posible: cómo liberar un país invadido sin derramar sangre
14 jun 2006
jo proposo comprarli a aquest noi un joc destrategia i estil risk o estratego i potser es relaxa una mica.
Re: Otra lucha armada es posible: cómo liberar un país invadido sin derramar sangre
14 jun 2006
B.r.s., me podias escribir cuatro lineas orientandome sobre un problemilla que tengo?
Podias describirme en ese lenguaje tan cercano y clarificador, que caracteriza a tus textos,como podiamos montarnoslo de una forma sencilla y drastica para invadir el Vaticano y acabar de una tacada,con la iglesia catolica y todas sus ramificaciones malignas, a ser posible en dos , maximo tres, fines de semana (que luego llegan las vacaciones).Te lo agradeceria de corazon, porque llevamos unos dias dandole vueltas y no acabamos de encontrar el metodo mas efectivo.Estoy seguro que para ti sera pan comido.Te agradeceria que adjuntaras una memoria en la que incluya un calendario desglosado,un presupuesto, plan de financiacion y amortizacion y mas o menos con que recursos deberiamos contar para acometer el asuntillo.Si te sobra tiempo ve pensando en la invasion de Suiza y la desmantelacion del Estado de Israel como proyectos para el Otoño.
Re: Otra lucha armada es posible: cómo liberar un país invadido sin derramar sangre
14 jun 2006
Gracias al anterior por lo de "eres grande!", yo también te kiero.
Respecto a esos planes para invadir el estado del Vaticano y desmantelar Israel, te prometo ke me pondré a ello enseguida (lo primero, se presenta fácil, siendo un microestado de menos de 1 km cuadrado y siendo un centenar los guardias suizos).
De lo de invadir Suïsse vete olvidando, dispone de uno de los mejores sistemas de defensa del mundo (sino el mejor) y un ejército de más de un millón de hombres ke funcionan de manera casi independiente... muy chungo.
Coñas aparte, no creo ke la idea del texto sea tan rara: se trata de proponer otro modelo de resistencia armada ke aproveche la gran base social del proyecto y la energía de sus activistas para evitar el tener que derramar sangre. Nada más.
Ni es un juego de estrategia, ni me creo mejor ke nadie por lanzar una propuesta de este tipo. Teniendo en cuenta (por poner un par de casos reales) ke la Resistencia armada iraquí y la afgana no van a conseguir echar a los gringos (al ritmo ke van) o ke, durante le Segunda Guerra Mundial, las resistencias armadas de la mayoría de países europeos tampoco consiguieron gran cosa hasta ke llegaron los aliados a echarles una mano, tampoco pasa nada por proponer un nuevo modelo.
Además, una propuesta es sólo eso: una propuesta. El/la ke no le guste tiene todo el derecho del mundo (y yo se lo agradeceré) a comentar los puntos con los ke no está de acuerdo y decir por ké y ké alternativas sugeriría él o ella.
Re: Otra lucha armada es posible: cómo liberar un país invadido sin derramar sangre
15 jun 2006
és curios que presentis el text en català però el facis en castellà

podries dir com és això? penses que fa més fi, que l'entendrà més gent?
Re: Otra lucha armada es posible: cómo liberar un país invadido sin derramar sangre
15 jun 2006
per detall: TOt sembla indicar que s'expresa millor en castellà que en català.

BRS: Jo mai sé si les coses les dius en serio o en broma.
Si és broma... estàs fatal.
Si és serio...

Salut xaval.
Re: Otra lucha armada es posible: cómo liberar un país invadido sin derramar sangre
15 jun 2006
A "detall": et diré ke he escrit el text en castellà perkè és la meva llengua materna i és en la ke m'expresso millor, però l'he presentat en català perkè em venia de gust i perkè també haig de practicar el català.
A "glups": em fa gràcia ke diguis allò de "mai sé si les coses les dius en serio o en broma". Això probablement es deu a ke sovint tinc opinions força heterodoxes i singulars, però ke sigui una mica "raro" (com diuen alguns) no vol dir ke sigui un provocador o ke em puguin dir "aznarkista" (com em diuen, també alguns) o coses així.
L'article no és cap broma, és una proposta de com podria ser la lluita armada per l'alliberament del poble iraquià i, perquè no, d'altres pobles ke viuen ocupats... ja sé ke és una mica estrany fer-ho akí, des de la distància; però és on estic. Si pugués, comapartiria les meves idees amb els partisans iraquians, però entre la clandestinitat i la distància (i l'idioma) ho veig força "txungo".
I, com ke no puc, doncs ho publico a I.B. per compartir-ho amb vosaltres i contrastar opinions.
Re: Otra lucha armada es posible: cómo liberar un país invadido sin derramar sangre
15 jun 2006
Comença per penjar-lo en català, i desprès ja et procuparas de traduir-lo.
Si creus que ha de seguir així, el pots penjar a http://madrid.indymedia.org o als altres portals de Llatino-amèrica.
Sindicat