Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: educació i societat : sanitat
El consum excessiu de substàncies vegetals estimulants i les drogues
13 jun 2006
M'han passat un fullet de difusió mèdica, "Las medicinas no científicas y las enfermedades", on es denuncien algunes mentides sobre les malalties. Com ho veig molt interessant, en els pròxims dies vaig a publicar diverses cites. Està escrit pel catedràtic jubilat d'Història de la Medicina José María López Piñero. Ja he publicat
1 - 2 - 3- 4

El consumo excesivo de sustancias vegetales estimulantes

La cafeína

es un seudoalcaloide que contiene la semilla del cafeto (Coffea arabica L.) y la nuez de cola (Cola nítida A. Chev.). Estimula el sistema nervioso central, principalmente el cerebro, y los músculos estriados, facilita la excreción de la orina y tiene diversos efectos sobre el sistema circulatorio. Sin embargo, su consumo excesivo, aparte de irritar la mucosa digestiva y elevar la tensión arterial, produce un nerviosismo que puede llevar a la agitación y el insomnio, especialmente en personas sensibles. La solución no es recurrir a los llamados "cafés descafeinados", porque algunos incluyen elementos peligrosos. También hay que tener en cuenta que los refrescos de cola comercializados por poderosas empresas multinacionales, aparte de disminuir la absorción del calcio, en cantidades demasiado elevadas pueden causar depresión.

La teobromina

es el alcaloide del cacao (Theobrotna cacao L.), con el que se fabrica el chocolate, como es sabido. Sus efectos en el organismo son parecidos a los de la cafeína, pero mucho más suaves: facilita la excreción de la orina, relaja los músculos lisos y dilata los vasos sanguíneos. Además de no abusar, hay que estar precavidos frente a los numerosos chocolates falsificados.

nicotina

La es el alcaloide del tabaco (especies botánicas del género Nicotiana, principalmente N. tabacum L.) y no tiene nada que ver con sus efectos cancerígenos. Estimula los impulsos en los ganglios nerviosos y en las uniones neuromusculares. Sin embargo, en cantidades elevadas inhibe dichos impulsos y tiene otros efectos peligrosos. En el polo opuesto, es un fármaco contra los parásitos, pero de uso externo, que se mantiene en veterinaria y agronomía.

La doble manipulación en torno al tabaco

Es generalmente conocido que el hábito de fumar tabaco constituye uno de los "factores de riesgo" de los tumores malignos, especialmente el cáncer de pulmón, y de otras enfermedades respiratorias, cardiovasculares y digestivas. Las campañas para su erradicación están ampliamente justificadas, aunque pueda cuestionarse la mentalidad intolerante con la que son gestionadas, procedente de las creencias puritanas del mundo angloamericano. Conviene recordar que dichas creencias ya fracasaron trágicamente con la llamada "ley seca": no consiguió disminuir el alcoholismo, sino el florecimiento de los gangsters que tan bien conocemos por el cine.

El tabaco es objeto de una doble manipulación con objetivos opuestos: la que pretende negar o aminorar sus efectos perniciosos, procedente de las empresas que lo comercializan, y la destinada a presentarlo como "la principal causa de mortalidad evitable en los países desarrollados", con el fin de marginar los factores ambientales y socioeconómicos responsables de las enfermedades. La primera ha sido denunciada frontalmente con criterios rigurosos. Por el contrario, la «cruzada contra el tabaco» ha conseguido desorientar gravemente a muchos profesionales de la salud y a buena parte del pueblo médico. La edición más reciente de un libro de medicina interna muy difundido ha dedicado al "tabaquismo" numerosas páginas, añadiendo solamente breves espacios que aluden apresuradamente a "otros contaminantes químicos o físicos, ocupacio-nales y ambientales, factores dietéticos y genéticos", llegando en ocasiones a afirmar su "importancia siempre menor" e, incluso, a subordinar al hábito de fumar los efectos del asbesto y el amianto o de las radiaciones en el aparato respiratorio.

LOS DERIVADOS DEL PETRÓLEO

Especialmente se suele evitar la comparación del tabaco con los derivados del petróleo. Aparte de otros efectos perjudiciales, como disminuir la absorción de calcio por un mecanismo distinto al de los refrescos de cola, fumar afecta sobre todo a la salud a través del monóxido de carbono (CO) y del alquitrán. El monóxido de carbono es un gas muy tóxico, que desplaza al oxígeno en su unión a la hemoglobina, pero no nos afecta únicamente por fumar tabaco, sino por la contaminación resultante del funcionamiento de los vehículos motorizados y de algunas industrias. El alquitrán, principal agente cancerígeno del tabaco, puede resultar de materias vegetales, aunque todo el mundo sabe que se obtiene de la destilación del petróleo y que los carburantes se emplean en los motores de explosión, arcaica tecnología inventada por los alemanes Karl Benz y Gottlieb Daimler (gasolina: 1884) y Rudolph Diesel (1893) con la que se siguen desplazando automóviles, motocicletas y camiones. Por fortuna, parece que no va a tardar excesivamente el empleo generalizado de otros productos sin los terribles efectos de los derivados del petróleo.

Los que se ríen, con razón, del fracaso anual de un "día sin coches" en las ciudades de la Europa latina, no acostumbran a saber que, desde hace más de medio siglo, en muchas centroeuropeas y escandinavas sólo circulan por el centro los públicos.

Si a la contaminación que producen se suma el resultado de los accidentes, parece lógico que las autoridades sanitarias pusieran en los vehículos motorizados con productos del petróleo las "advertencias" que llevan los paquetes de tabaco y debería llevar la "comida basura". A ser posible, más rigurosas, aunque lo lamenten los humoristas.

Las drogas

No hay que confundir el abuso de sustancias vegetales estimulantes con la drogadicción. El consumo excesivo de cafeína, teobromina y nicotina es un hábito pernicioso, es decir, un fenómeno mental que consiste en un modo especial de conducta adquirido por repetición. En la drogadicción hay, además, trastornos somáticos que causan delirios y comportamientos depravados. Esta confusión, que tienen incluso muchos médicos, la favorecen los criminales intereses económicos de los narcotraficantes.

marihuana o cáñamo indio

La (Cannabis sativa L.) se utiliza, como es sabido, de dos modos:

-Las hojas se fuman como las del tabaco ("porro").

-El hachís se obtiene de los ápices floridos y otras partes, mezclados con diversas sustancias azucaradas o aromáticas.

No suele conocerse que la palabra asesino (del árabe hassasí, el que consume hachís) designaba originalmente el miembro de una secta secreta, aparecida en Persia y Siria durante la época de las Cruzadas (siglos XI-XIII), que se dedicaba a matar premeditadamente a los musulmanes.

Los efectos terapéuticos de la marihuana o cáñamo indio, que algunos pretenden haber "descubierto" en la actualidad, eran ya conocidos por las medicinas clásicas asiáticas hace más de dos milenios. Aparte de los trastornos neurológicos que produce, no puede ocultarse que sirve de puerta a las drogas "duras".

La cocaína

se obtiene de las hojas de coca (Erythroxylon coca Lam.) o por síntesis química.

La heroína

(o diacetilmorfina) procede del opio, es decir, del jugo lechoso de la adormidera (Papaver somniferum L.), utilizado como droga desde hace muchos miles de años. Ambas fueron estrepitosos fracasos de la investigación farmacológica. El norteamericano William S. Halsted, que experimentó la anestesia local mediante la infiltración de la primera (1885), acabó cocainómano. Todavía peor es lo que sucedió -y continúa pasando- con los intentos de usar la heroína contra el dolor.


This work is in the public domain

Comentaris

Re: El consum excessiu de substàncies vegetals estimulants i les drogues
13 jun 2006
gracias por ilumunarnos


des de luego es la leche los humos que tienen algunos.... esta informacion, a parte de muy incompleta, se puede encontrar en millares de sitios web... y sin ese tono de sabihondillo matasanos

por lo demas, alucinante lo de : "No suele conocerse que la palabra asesino (del árabe hassasí, el que consume hachís) designaba originalmente el miembro de una secta secreta" ah no pues mira que se ha repetido vecees la historieta, seran los que no leen ni las letras del champú... "que se dedicaba a matar premeditadamente a los musulmanes" EIN? estas seguro? No será que se dedicaban a combatir a los cruzados? en fin, tremendamente util la información
Re: El consum excessiu de substàncies vegetals estimulants i les drogues
14 jun 2006
Això de l'origen de la paraula assassí és cert, eren una secta musulmana que es dedicava a matar tothom que podia des de musulmans a cristians a kurds iezidis [pagans] i zoroastrians... pero això no fa automàticament assassí a qualsevol que fumi o hagi fumat cànnabis. De la mateixa manera que tampoc condueix forçosament a prendre altres drogues. No conec ningú que fumi cànnabis i sigui assassí o que prengui altres drogues.

En realitat passa com amb l'alcohol, que no és el mateix l'ús que l'abús. No cal citar cap catedràtic per saber-ho.
Re: El consum excessiu de substàncies vegetals estimulants i les drogues
14 jun 2006
La secta dels assassins era una secta musulmana xiita que estava enfrontada amb els sunnites i principalment amb els abbassides que constituien la majoria de les seves víctimes.
Re: El consum excessiu de substàncies vegetals estimulants i les drogues
14 jun 2006
com li agrada desinformar a la gent...

Els hassassins van ser dsprés de que al haixix se li digués així, van adoptar el nom pq consumien haxix, no se li va donar el nom a la substancia per ells.

K l'orde si k afecta el resultat a vegades.
Re: El consum excessiu de substàncies vegetals estimulants i les drogues
14 jun 2006
incomplert? diu que de la marihuana se'n fumen les fulles... proveu-ho, proveu-ho... i després aneu a votar l'estatut del mal de cap
Re: El consum excessiu de substàncies vegetals estimulants i les drogues
14 jun 2006
de tot lo que diu, l'únic que és cert és això dels assassins; però ho diu el revés: la paraula assassí vé de haxix (en àrab) i no a la inversa... aquest tiu desbarra una mica.
Sindicat