Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme
"Ley sobre Ciudadanía y Entrada en Israel": l'apartheid sionista
25 mai 2006
Israel y los Territorios Ocupados: La decisión del Tribunal Superior institucionaliza la discriminación racial

font: http://web.amnesty.org
La decisión tomada el 14 de mayo por el Tribunal Superior de Israel de mantener una ley que niega explícitamente los derechos familiares por razón de origen étnico o nacional es un paso más en la institucionalización de la discriminación racial en este país.

La "Ley sobre Ciudadanía y Entrada en Israel" prohíbe la reunificación familiar para las personas israelíes casadas con personas palestinas de los Territorios Ocupados. Se dirige especialmente contra los árabes israelíes (ciudadanos palestinos de Israel), que componen una quinta parte de la población de Israel, y contra los jerosolimitanos palestinos,(1) ya que son estos grupos los que contraen matrimonio con personas palestinas de Cisjordania y la Franja de Gaza.

Miles de parejas se ven afectadas por esta ley discriminatoria, que obliga a las personas árabes israelíes casadas con personas palestinas a abandonar su país o permanecer separadas de sus cónyuges e hijos. La ley militar israelí prohíbe a los israelíes entrar en los principales centros de población de los Territorios Ocupados, y los ciudadanos israelíes no pueden reunirse con sus cónyuges palestinos allí; al mismo tiempo, los cónyuges palestinos que permanecen en Israel sin permiso corren el peligro constante de ser expulsados del país y separados de su familia. De esta manera, las parejas israelí-palestinas se verían obligadas en última instancia a trasladarse a otro país para vivir juntas, una opción que no es ni factible ni deseable para las personas afectadas. Además, los jerosolimitanos palestinos perderían su residencia y su derecho a volver a vivir alguna vez en Jerusalén si se trasladaran a vivir fuera de la ciudad.

Cinco de los 11 jueces del Tribunal Superior de Justicia que se pronunciaron sobre esta ley el 14 de mayo, incluido su presidente, votaron contra la confirmación de la ley, reconociendo que viola derechos humanos. El presidente del Tribunal, Aharon Barak, manifestó que la ley viola el derecho de los árabes israelíes a la igualdad.

De hecho, la ley viola la prohibición absoluta de la discriminación contenida en el derecho internacional de los derechos humanos, en especial varios tratados que Israel ha ratificado y está obligado a cumplir, como la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y la Convención sobre los Derechos del Niño.

La disposición de la ley que permite la concesión discrecional de los permisos temporales de residencia para los esposos palestinos de más de 35 años y las esposas palestinas de más de 25 es arbitraria en sí y no altera el carácter discriminatorio de la ley. Tampoco beneficia a la mayoría de las parejas israelí-palestinas, que se casan a una edad más temprana. Además, las solicitudes de permiso de parejas que cumplen los criterios de edad pueden ser rechazadas si los servicios de seguridad israelíes consideran que algún miembro de la familia en general del cónyuge que solicita el permiso constituye un "riesgo para la seguridad". A miles de personas palestinas que pidieron la reunificación familiar antes de la aprobación de esta ley se les denegó el permiso por motivos de "seguridad" no especificados en circunstancias en las que, al no facilitarse razones detalladas para cada denegación, a los afectados les resultaba imposible impugnar judicialmente de manera efectiva esa decisión.

Las autoridades israelíes han tratado de justificar esta ley con argumentos basados en la seguridad, pero no han presentado pruebas convincentes que los respalden. Ni siquiera la afirmación de que unas 25 personas, algunas de ellas nacidas de padres israelíes y que no estaban en Israel a causa de una reunificación familiar, han estado implicadas en ataques y en delitos relativos a la seguridad puede justificar que se niegue la reunificación familiar a todos los palestinos. Esta denegación es discriminatoria y desproporcionada y constituye una forma de castigo colectivo, prohibido por el derecho internacional. Además, las declaraciones de autoridades y legisladores israelíes que respaldan la nueva ley indican que el motivo principal que subyace tras ella es de índole demográfica, más que de seguridad: es decir, la determinación de reducir el porcentaje de árabes israelíes entre la población del país.

La prohibición de la reunificación familiar para parejas israelí-palestinas, introducida inicialmente por una decisión administrativa del ministro del Interior en 2002 y convertida posteriormente en ley por el Parlamento israelí en julio de 2003, debe ser revisada por el Parlamento el próximo mes de julio. Amnistía Internacional reitera su llamamiento al gobierno israelí y a los miembros del Parlamento para que deroguen esta ley y garanticen que todas las medidas que se tomen para abordar las cuestiones de seguridad –incluidas las posibles reformas de la ley de ciudadanía– cumplen el derecho internacional de derechos humanos, en especial el principio de no discriminación.

(1) Los Palestinos que permanecieron en Israel tras el establecimiento del Estado en 1948 se convirtieron en ciudadanos israelíes, mientras que los habitantes palestinos de Jerusalén recibieron un estatus especial como residentes permanentes tras la ocupación de Jerusalén Oriental por parte de Israel en 1967 y su posterior anexión. Actualmente hay unos 230.000 residentes palestinos permanentes en Jerusalén.
Mira també:
http://web.amnesty.org/library/Index/ESLMDE150422006

This work is in the public domain

Comentaris

El día que Israel se levantó “racista?
25 mai 2006
Los hipócritas se han escandalizado ante el fallo del Tribunal Supremo de Israel respaldando la Ley de Ciudadanía e Ingreso, por la cual los israelíes que se hayan casado con palestinos de Judea, Samaria y Gaza no podrán traer su familia a Israel. La Ley que impide a los palestinos y a sus hijos naturalizarse israelís y entrar en el país, ya ha sido calificada por representantes de la comunidad árabe de "racista". La califican de âracistaâ? los mismos que se reunen con las bandas criminales islámicas que quieren ver destruida israel y llaman a matar a los â judíos hijos del cerdo y monoâ? y llaman âNakbaâ? (desastre) a la creación del Estado de Israel, del cual viven y quieren todos los derechos, pero no sus deberes. Hablan de "flagrante vulneración de los derechos civiles" mientras utilizan la democracia israelí para destruir al propio Israel, ante el regocijo de quienes piensan que Israel sobra en el concierto mundial. Cualquier historia de amor es muy bonita, y la reunificación familiar lo es más⦠pero en Israel , por desgracia y a lamento de todos, no hablamos de historias de amor, sino de la vida y de la muerte cada día en atentados.

Hipócritamente se vierten mentiras contra la ley en muchos medios europeos y americanos. Se dice que la Ley de Ciudadanía e Ingreso discrimina a los árabes israelíes, ya que les prohíbe la reunificación familiar si se han casado con otros árabes procedentes de Judea, Samaria y Gaza, pero esto es verdad solamente a medias. Si se casa un ciudadano israelí judío le ocurre lo mismo, se aplica la misma Ley , y eso no lo dicen. Dicen, por el contrario, también ocultando media verdad, que un ciudadano israelí (sea musulmán , cristiano, judíoâ¦) que se case con alguien que no sea palestino sí puede nacionalizar a su cónyuge. BINGO⦠Nuestros avispados lectores entenderán que el problema está no pues en los ciudadanos árabes israelíes y/o judío-israelíes, el problema está en traer a Israel personas que pertenecen a gobiernos que no reconocen a Israel y que le tiene declarada la guerra y sobre la cual practican el terrorismo. El problema de los palestinos no es que sean árabes, es que respaldan y viven en entidades que practican el terror contra Israel. No es un problema de racismo, es un problema de terrorismo.

Para el hipócrita occidente que cada día pone vallas a sus países-no para evitar que entren terroristas âa estos les da visados diplomáticos como el caso de Suecia y Noruega con la banda criminal islámica Hamás- sino para preservar su identidad ante los âinmigrantesâ? es racismo. La sentencia reabre el manido y negacionista debate promovido desde el antisionismo de raiz estalinista y también apoyada por nazis de que si Israel como estado judío y al mismo tiempo declararse democrático si en su seno residen un millón y medio de personas que no son judíos. Nuestra pregunta es ¿acaso encuentran alguna contradicción? Los que la encuentran tienen ya la excusa para acabar con Israel y demandar la sumisión de Israel en una sola entidad nacional simplemente palestina donde âárabesâ? y âjudíosâ? vivan en democracia y en paz, como si "palestina" cumpliese esos requisitos. Esto sería posible de discutir si los palestinos estuvieran gobernados por grupos demócratas y que llamaran al acuerdo con Israel y al respeto a los judíos, no solamente de Israel, sino de todo el mundo. Si dicho extremo ocurriera, entenderán nuestros versados lectores que la paz ya existiría. Por lo tanto, lo que se preconiza por cierta âprogresíaâ? en Occidente es simplemente la destrucción de Israel y facilitar que millones de judíos sean precipitados al mar, mientras se nos critica por âracistasâ? y dan golpecitos en la espalda de la âdemocráticaâ? Hamás y su gobierno de la ANP. Incluso idiotas útiles como la diputada Zelaya Galón de Meretz han llegado a decir "El fallo establece que hay ciudadanos de primera y de segunda. Es una vergüenza para la ley israelí". Rizando el rizo la asociación Ã?rabe Adala âlegalizada en Israel- dijo que "se trata de una ley racista, porque restringe los derechos ciudadanos en base al origen étnico de una persona y no de forma individual", cosa que como hemos visto es esencialmente falso, ya que la ley afecta a los palestinos, no a los ciudadanos israelíes sean judíos o árabes.

Israel está asediada por organizaciones terroristas que los palestinos defienden, apoyan y entronizan en sus gobiernos. Israel tiene derecho a impedir la entrada de elementos que puedan desestabilizar su paz, le guste o no a la hipócrita comunidad internacional. Se trata siempre de una comunidad que exige a Israel lo que ella ni cumple ni quiere cumplir pero que proyecta sus fobias y necedades sobre Israel.

Como decíamos anteriormente, ésta no es una ley contra las historias de amor⦠ésta es una ley básica para la seguridad de Israel, que abre el camino a estudiar cada caso particular en el marco y en excepción a la Ley. Llegará un día, cuando los musulmanes quieran entenderlo, que Israel en lugar de luchar contra el terrorismo y protegerse con leyes y vallas âque es como las democracias se protegen de quienes quieren destruirlas- abrirá sus fronteras a sus vecinos. Eso ocurrirá el mismo día en que dejen las bombas y se sienten a negociar⦠cualquier otra cosa son simplemente sueños de destrucción de Israel y nuestro deber es evitar que dichos anhelos se materialicen evitando todas las muertes posibles.


http://www.es-israel.org/modules.php?name=News&file=article&sid=3562
Re: "Ley sobre Ciudadanía y Entrada en Israel": l'apartheid sionista
25 mai 2006
"No hay solución militar para la seguridad en Israel, porque la seguridad no depende de muros, fronteras o alambradas. La seguridad es una sensación íntima: está en cada uno y nace de la justicia. Y sin seguridad no hay negocios ni prosperidad ni futuro"

font: kaosenlared 14/05/2006
htt-Nací en Haifa, de padres emigrados judíos alemanes, y de niño tenía amigos palestinos, algo inusual hoy, porque los niños sufren un apartheid odioso. A los 18 años hice mi servicio militar y participé como soldado israelí en la terrible guerra de 1973 en los altos del Golán.

–¿Fue usted un buen soldado?

–Cumplí las órdenes. Mi auténtica crisis comenzó cuando fui a estudiar a Oxford en 1980. Allí me di cuenta de la mentira.

–¿Qué descubrió?

–Que mi padre me había engañado y que nos habían engañado a todos en el colegio y en la universidad: mi padre y mis profesores nos habían repetido una y mil veces que cuando se fundó el Estado de Israel en 1948 los palestinos prefirieron irse y eso es mentira. Los archivos que consulté y los documentos que yo mismo leí demostraban que los palestinos fueron expulsados por los israelíes con terror, amenazas y violencia.

–Eso estaba claro para el resto del mundo.

–Pero para nosotros, no. Hoy en Israel se sigue insistiendo en que los palestinos se fueron por propia voluntad, pese a que... ¡los israelíes les pedimos que se quedaran!

–No parece muy creíble.

–Es la verdad oficial, cuando en realidad el nuevo Israel aplicó la limpieza étnica a los palestinos. En mi investigación en Oxford descubrí que el plan de expulsión israelí fue sistemático. Había más de un millar de pueblos palestinos y un millón de pobladores palestinos en las ciudades y es verdad que sólo echamos a 850.000, pero porque la guerra acabó y aceptaron el estatus final.

–Los terroristas judíos que incendiaban y mataban palestinos eran Irgun y Stern.

–No sólo ellos. Todo el movimiento sionista estaba organizado para echar a los palestinos. Y he documentado cada extremo de lo que digo. Hubo muchas masacres terribles.

–Por ejemplo, Deir Yassin.

–Ésa es sólo la más conocida. Yo creí, como israelí biempensante, que hubo un único Deir Yassin y que fue obra del Irgun, pero después descubrí que hubo muchas más masacres y que no sólo las cometió el Irgun.

–¿No era ése el plan sionista primigenio?

–Teodor Herzl, fundador del sionismo, ya dice, cuando llega el primer sionista a Israel en 1882, que no pueden permitir a la población local que se quede en su nuevo Estado.

–También la fuerza parece estar en manos de Israel.

–Eso de la fuerza y el poder es muy relativo. ¿Qué puede hacer el ejército israelí para acabar con lo que consideran "problema palestino"? ¿Tirar bombas atómicas sobre Belén? ¿Aniquilarlos a todos? No hay solución militar para la seguridad en Israel, porque la seguridad no depende de muros, fronteras o alambradas. La seguridad es una sensación íntima: está en cada uno y nace de la justicia. Y sin seguridad no hay negocios ni prosperidad ni futuro.

–Menos seguridad tienen los palestinos.

–¡Los terribles terroristas palestinos! ¿Qué tienen? No tienen nada más que sus propias vidas para inmolarse. Pero sólo con eso han acabado con la sensación de seguridad en Israel y con cualquier esperanza de futuro en la región. El muro de Sharon es el último absurdo económico de un régimen sin salida. Además de los problemas morales que plantea, no hay dinero para construirlo.

–El apartheid sudafricano se colapsó no por ser una atrocidad ética, sino por ser económicamente ineficiente.

–Es exactamente lo que le sucederá al apartheid israelí. Es una ruina. Para mantener este apartheid israelí necesitamos un Estado policial militar ineficiente para todo lo que no sea mantenernos en guerra perpetua. Este Estado no sirve para procurarnos prosperidad a los ciudadanos.

–¿Y no podría haber en Israel un final más o menos feliz como en Sudáfrica?

–Yo edito en el extranjero porque en Israel tienen miedo a mis libros. Hace un año casi me echan de la universidad y ya ni cuento las amenazas de muerte. Mis colegas me dijeron que me apoyaban en privado y les contesté que su apoyo privado no me servía. Callaron. Sólo habrá paz y convivencia cuando todos sepamos mirar la verdad a la cara.

–¿Y el proceso de paz?

–En 1948, el Estado judío se estableció sobre el 80 por ciento de territorio palestino y expulsó a sus habitantes. En 1967, el cien por cien ya es Israel. Ahora, cuando Sharon dice que seamos generosos se refiere a aquel 20 por ciento... ¡que quiere dividir en dos!

–De momento, ni siquiera les da eso.

–¡Dejan a los palestinos el 10 por ciento de la que era su tierra y quieren que les den las gracias! Somos un caso particular de colonialistas que se quedan para siempre.

–¿No teme que sus opiniones lo conviertan en un exiliado en su propio país?

–Yo sólo quiero que los israelíes sean capaces de ponerse en el lugar del otro por un segundo. Si no lo hacen, no habrá país ni futuro para mis hijos: vamos derechos al suicidio.

–¿Y usted qué propone?

–La única salida no estúpida: reconciliación, paz justa y un Estado que respete cualquier identidad religiosa y no sólo una. A partir de ahí, puede llegar la prosperidad.
¿Los dejarías entrar en tu casa?
25 mai 2006
1226680.jpeg
E002Hamas_ActRel_12-01.jpeg
foto3.jpeg
husseini.jpg
recorte.jpeg
Ni que sean niños, ni que estén casados con una vecina o vecino...son nazis como el Gran Mufti
compte amb el teu vei, podria ser sionista
25 mai 2006
1_armas050512_400,Niños_manejando_armas,posibles_terroristas.jpg
angelets...
si tens un veí jueu què passa?
25 mai 2006
bonica la falsificació
Re: "Ley sobre Ciudadanía y Entrada en Israel": l'apartheid sionista
26 mai 2006
paranoic, per sort no tots els jueus son sionistes
apren a llegir
per cert, molt divertida l'excusa de l'antiterrorisme per fotre a caldo els palestins, si els britanics l'haguessin fet servir contra l'Irgun i haguessin fotut un missil pel cul als seus membres i familiars un altre gall cantaria
ki ki riki
Re: "Ley sobre Ciudadanía y Entrada en Israel": l'apartheid sionista
26 mai 2006
Lo que aguantamos del gusano Es-Israel no tiene nombre !
Nos insulta, miente ,intoxica, hace apología del genocidio, del Terrorismo de Estado,alienta la violencia y el racismo...
¿Donde está el control de Indymedia sobre los contenidos ?
Un nazi-sionista permanentemente de guardia, invadiendo Indymedia como si esto fuese la franja de Gaza.
Fora invasors !
Re: "Ley sobre Ciudadanía y Entrada en Israel": l'apartheid sionista
27 mai 2006
Sí tio, ets un puto pesat! dones pel sac a tot arreu i només fas que queixarte de que els altres són uns terroristes i uns assassins i genocides, jo de tu deixaria de donar pel sac, perquè aquí estem vacunats contra idiotes com tu, es tracta de fer un petit viatje i llegir lo suficient per veure que els jueus us esteu convertint en el poble més assassí de la història i tot per culpa de sionistes com vosaltres. Aneu a cagar d¡una puta vegada! proposo als moderadors que no deixin publicar res més als caraculs d'Es-israel.
Sindicat