Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: ecologia : sanitat : altres temes : sense clasificar
Subestación de Patraix (Valencia): juicio a vecina visto para sentencia
23 mai 2006
VISTO PARA SENTENCIA EL JUICIO A UNA VECINA DE PATRAIX

Esta mañana se ha celebrado en la Audiencia Provincial de Valencia el juicio de una mujer trabajadora, madre y vecina del barrio de Patraix que fue detenida aleatoriamente en agosto del año pasado cuando se manifestaba pacíficamente en defensa de la salud, junto con sus vecinos y vecinas del barrio cuando protestaban por la construcción de la ST Patraix.

El fiscal solicitaba una pena de 4 años de prisión por los delitos de agresión a dos policías nacionales, delito que nunca ocurrió y que la defensa ha demostrado claramente.

Antes de iniciarse el juicio hubo un intento de negociación por parte de la acusación (Policía nacional) en la que pedían que si se declaraba culpable rebajarían la pena solicitada a un año. Pero la acusada, muy segura de su inocencia, se negó en rotundo arriesgándose a que pudiera ser declarada culpable y ser condenada a los 4 años que pedía la fiscal.

El juicio se inicio con las declaración de la acusada, la cual fue firme y contundente, detallando claramente lo que ocurrió ese día y que en ningún momento agredió a ningún policía. Que la detención se produjo tras solicitarle un agente de policía el D.N.I., y al no llevarlo la detuvieron.

Tras su declaración, lo hicieron los testigos presentes ese día, empezando por los dos agentes de policía que la acusan. La primera agente, una subinspectora de la Policía Nacional declaro que la agresión que había sufrido fue una escoriación (arañazo) en el pómulo derecho de la cara, cuando en el parte médico de lesiones que había presentado decía que dicha lesión era en el cuello. Es más, cuando a preguntas del abogado defensor le pidió que reconociera a la acusada, no lo hizo. La declaración del otro policía, que fue el que la detuvo, se basó en decir que la acusada le había agredido con el âmazo de morteroâ? que llevaba para hacer ruido, aunque no recordaba en el codo de qué brazo fue, ni había presentado ningún parte de lesiones.

A continuación declararon los testigos presentados por la defensa, vecinos y vecinas presentes ese día, algunos habían estado a su lado cuando la detuvieron. Todos coincidieron en lo mismo, Mª Ãngeles (así se llama la acusada) no agredió a ningún policía y fue detenida aleatoriamente. Incluso una vecina que observó todos los hechos desde su balcón, declaró además, que el agente que la detuvo actuó desmesuradamente al agarrar por detrás y de los pechos a la acusada para introducirla en el furgón policial, lo que le llamó enormemente la atención ya que la detenida no ofreció resistencia en ningún momento (hecho que también declaró la propia acusada).

Tras la intervención de todos los testigos, empezó el alegato final de los dos letrados, empezando por la fiscal quien lo primero que hizo fue rectificar la solicitud de pena, rebajándola a 1 año y seis meses, al considerar sólo una agresión y que el âmazoâ? no se puede considerar como un arma peligrosa.

Luego intervino el abogado de la defensa, quien basó su alegato en varias pruebas contundentes que demostraban la inocencia de la acusada. La primera era que existía un desfase, de aproximadamente 2 horas, entre el parte policial (9 horas) y el parte de lesiones presentado por la subinspectora (10,30 horas); parece ser que se incluyó en el parte policial el parte de lesiones antes de tener éste. En este mismo parte, también demostró que la fecha del mismo había sido manipulada, presentando fotocopias ampliadas del mismo en donde demostraba que la fecha original 21-9-06 había sido cambiada por el 26-8-06 (día de autos). También llama la atención que dicho parte fue realizado en un centro hospitalario privado, cuando lo habitual es que el cuerpo de policía acuda a los centros públicos, sobre todo teniendo el Hospital Pesset a escasos pocos metros del lugar de los hechos. El abogado también hizo mención a que normalmente, cuando los agentes de policía se presentan en un hospital no dan su nombre, sino su número de identificación, mientras que en el parte presentado por la acusación figura el nombre de la subinspectora.

Siguió su defensa basándose en un reportaje fotográfico de los hechos ocurridos ese día. Presentó una serie de fotografías del momento de la detención de Mª Ãngeles, en dos de las cuales aparece la agente de policía, (en el momento de la detención y unos instantes después) presentando el lado derecho de su cara (el lado donde supuestamente fue agredida), y en las que se observa claramente que no existe ningún tipo de lesión.

La defensa, también presento como prueba otra foto en la que se ve a un agente de la policía realizando fotografías el día de los hechos, sin embargo, la acusación las ha ocultado y no las ha presentado en el juicio.

Siguió su alegato diciendo y demostrando, que la actitud de los vecinos y vecinas del barrio de Patraix ha sido siempre pacífica en sus protestas por la construcción de la subestación, que se trata de una reivindicación justa, ya que se puede ver afectada su salud por la emisión de los campos electromagnéticos que producirá esa instalación, tal como dicen numerosos estudios científicos, y que la lucha que iniciaron hace ya más de una año por la defensa de su salud y la de sus hijos siempre ha discurrido por los cauces democráticos y legales.

Tras estas pruebas tan contundentes, termino solicitando al Tribunal una sentencia absolutoria para Mª �ngeles.

La pesadilla que se inicio hace ya casi un año para Mª �ngeles, todavía no ha acabado, pero esta cerca ya su final. A partir de hoy, dormirá más tranquila pues ha sido demostrada claramente su INOCENCIA.
Mira també:
http://www.subestacionpatraixfuera.com

This work is in the public domain
Sindicat