Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme : corrupció i poder : criminalització i repressió : dones
"Escribo para no reventar, por temor a la muerte lenta y a la gangrena de la amnesia, en la que se pudre toda una generación...."
19 mai 2006
«Escribo para no reventar, por temor a la muerte lenta y a la gangrena de la amnesia, en la que se pudre toda una generación. [...] Escribo mientras noto cómo me sube por dentro la bomba de explosión retardada de estos años de soledad. [...] Escribo porque todavía no se me ha ocurrido nada mejor para matar definitivamente las mañanas carcelarias. O porque no he tenido valor para hacerlo. Escribo para que esas mañanas sin vida se encarcelen y se hundan en el dolor de las palabras y de su frágil arquitectura.»
Jean-Marc Rouillan-“Odio las mañanas�?
"Los indicios apuntan a que el trato que se dispensa a los cuatro miembros del grupo Acción Directa encarcelados en Francia dista de ajustarse a los principios internacionales — dijo amnistia internacional—. El gobierno francés no tiene otra opción que dar los pasos necesarios para rectificar esta situación de inmediato."

Joëlle Aubron, Nathalie Ménigon, Jean-Marc Rouillan y Georges Cipriani fueron detenidos en febrero de 1987 y condenados en 1994 a penas concurrentes de cadena perpetua por actos de violencia de motivación política, entre ellos asesinatos. Durante la mayor parte de los 14 años que han pasado en prisión han estado recluidos en distintos tipos de régimen de aislamiento y en solitario. El deterioro que, según informes, ha sufrido la salud de al menos dos de ellos se atribuye a los años de aislamiento a los que han sido sometidos.
(n.deli.y a las estrategias destructivas para acabar con ellos por parte de la institución,o sea del estado).

Inicialmente, Joëlle Aubron y Nathalie Ménigon estaban recluidas en condiciones correspondientes a una categoría especial de máxima seguridad, pero en 1999 las transfirieron a una prisión donde se esperaba que sus condiciones de reclusión se normalizaran. No obstante, los informes indican que siguen pesando restricciones especiales sobre su libertad para tener trato social, mantener correspondencia y recibir visitas y que no se les permite usar los locales de reunión del centro penitenciario.

Nathalie Ménigon y Jean-Marc Rouillan se casaron en 1999, pero no han podido verse desde entonces. Nathalie Ménigon padece graves problemas cardiovasculares y depresión y, según informes, recientemente ha sufrido dos ataques al corazón(n.del i.en silla de ruedas). Los informes también indican que tiene el lado izquierdo paralizado y sufre impedimentos del habla. Según los informes, Georges Cipriani, recluido en Ensisheim (departamento de Alto Rin), y durante cierto tiempo en un hospital psiquiátrico, ha ido perdiendo gradualmente la razón y ya no es consciente del hecho de que está encarcelado.Sus karceler@s han expresado preocupación respecto a su situación.

Joëlle Aubron y Jean-Marc Rouillan, recluido en la prisión de Lannemezan, mantienen desde principios de enero una huelga de hambre para llamar la atención sobre la penosa situación de Georges Cipriani y Nathalie Ménigon.

Amnistía Internacional siente preocupación desde hace mucho tiempo por las condiciones de reclusión de estos cuatro miembros de Acción Directa. La organización de derechos humanos cree que el aislamiento prolongado puede tener consecuencias perjudiciales para la salud física y mental de los presos y puede, en algunas circunstancias, constituir trato cruel, inhumano o degradante. En 1988, Amnistía Internacional se dirigió por escrito al ministro de Justicia de Francia para pedir que aclarase las condiciones en las que estaban recluidos los cuatro presos, después de recibir informes que indicaban que los habían sometido a prolongados periodos de aislamiento. En 1998, Amnistía Internacional escribió nuevamente al ministro para pedir aclaraciones tras recibir informes según los cuales, 12 años después de su detención y 4 años después de su condena, los cuatro seguían sometidos a un aislamiento estricto y a duras restricciones a sus derechos a mantener correspondencia y recibir visitas, y que algunas medidas, como la negativa a autorizar una petición de Nathalie Ménigon de que se le permitiera tener un gatito en su celda, parecían meramente punitivas.

Amnistía Internacional no ha recibido ninguna respuesta a esta carta.
-
En Francia, se han venido produciendo últimamente testimonios públicos de solidaridad con esta gente, exigiendo su liberación por enfermedad, en apoyo de las peticiones legales. No estaría de más que hiciéramos lo mismo desde el territorio del Estado español. Es verdad que se les acusa de haber matado gente (un general traficante de armas, un gran empresario de la Renault, responsable de 26.000 despidos...) ¿Pero qué legitimidad tienen unos Estados que han nacido y medrado en el crimen y la explotación para condenar a nadie por éso? Si los tienen presos en condiciones infrahumanas no es por haber matado, sino por haberles declarado la guerra, a ellos y a sus dueños, los capitalistas, explotadores y destructores de todo ¿Y no se lo han hecho pagar ya bastante caro? ¡Basta ya de que el Estado y el Capital torturen a quienes han elegido como chivos expiatorios para distraer la atención de sus propios crímenes! ¿Es que no estamos viendo todos los días cuáles son sus verdaderas virtudes? ¡Basta ya de este vampirismo hipócrita! Las campañas de solidaridad con esta gente no van a cesar, hasta que el Estado francés se decida a liberarlos, pero más bien tendrían que extenderse, si se quiere conseguir algo. Esto es un llamamiento a la participación en ellas.
------------------------------------------
La militante de Acción directa Nathalie Ménigon, encarcelada en Bapaume (Pas-de-Calais), fue brevemente hospitalizada el viernes.

LILLE (AFP) - La militante de Acción directa Nathalie Ménigon, encarcelada en Bapaume (Pas-de-Calais), fue brevemente hospitalizada el viernes "tras violentos males de cabeza", aprendió ante la Administración penitenciaria y fuente hospitalaria.

Nathalie Ménigon, 47 años, que se encuentra parcialmente hemiplégica tras dos accidentes vasculares cerebrales, fue hospitalizada el viernes por la tarde en Arrás, según la prefectura de Pas-de-Calais.

Volvió al centro de detención de Bapaume poco antes de las 19h, indicó a la AFP la dirección del centro hospitalario.

Nathalie Ménigon presentó dos solicitudes de suspensión de condena
por razones médicas, rechazadas en abril y diciembre de 2004.

Tras el fin de su período de seguridad de 18 años, que se cumplió en marzo, presentó una solicitud de puesta en libertad condicional, que fue rechazada el 14 de septiembre por el Tribunal de apelación de Douai (Norte).

"Hay riesgos de recaída, hoy es manifiesto. Ya tuvo mucho dolor tras recuperarse de dos accidentes vasculares cerebrales. Un tercero podría serle fatal", declaró a la AFP Alain Pojolat, miembro del comité de apoyo a los militantes de Acción directa (AD) "Ne laissons pas faire".

El Sr. Pojolat no obstante indicó no haber obtenido ninguna información precisa sobre su estado de salud.

Nathalie Ménigon fue condenada en 1989 con otros tres miembros de AD - Joëlle Aubron, Jaan- Marc Rouillan y Georges Cipriani - a reclusión criminal a perpetuidad por el asesinato del PRESIDENTE de Renault Georges Besse en 1986, después en 1994 por otros cinco hechos cometidos entre 1984 y 1986, entre ellos el asesinato del ingeniero general del armamento René Audran en 1985.

De los cuatro militantes, solamente Joëlle Aubron, de 46 años, ha sido liberada, beneficiándose de una suspensión de condena por razones médicas en junio del 2004, tras ser operada tres meses antes por un tumor cerebral.




Mira també:
http://www.action-directe.net/
http://nlpf.samizdat.net/

This work is in the public domain
Sindicat