Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: @rtivisme : corrupció i poder : criminalització i repressió : educació i societat : xarxa i llibertat
Crónica de una visita a la SGAE
22 abr 2006
Nos acercamos a la SGAE un viernes por la mañana. Primero visitamos el palacete de Gaudí, todo elegante y lujoso, tiene más pinta de ministerio que otra cosa.
En la entrada, un segurata se nos acerca para preguntarnos dónde vamos. Como uno de nosotros es socio de la entidad, no tenemos dificultad en entrar (de otra forma tampoco, sólo hay que dejar el DNI). Nos dirigimos a "Admisión de socios", planta baja, para hacer algunas preguntas. El tipo que nos atiende es correcto en todo momento, parece ser consciente de los prejuicios que hay sobre la entidad.
Los aspectos que sacamos en claro:

* Nos da un ejemplar del contrato de adhesión. Nos informa que dicho documento está en su web, así como el libro de tarifas y el reglamento. Sin embargo, miramos durante el fin de semana y esa sección se encuentra deshabilitada.
* Los socios pueden (de hecho nos lo recomienda) tener acceso a las cuentas de la entidad.
* La toma de decisiones está ponderada por la recaudación de cada socio, de acuerdo a unas tablas bastante complicadas. Cada socio puede tener más de un voto.
* Nos habla un poco las licencias nuevas, por las cuales se ceden ciertos derechos al público (para la distribución por internet, por ejemplo) durante unos 3 años, a partir de los cuales las obras se gestionan de forma tradicional.
* Un grupo que, habiendo registrado canciones con la SGAE, decida que la entidad deje de gestionar dichos temas (para así poderlos licenciar de forma libre, p. e.) debe solicitar la baja por escrito. Todos los miembros del grupo que aparezcan como autores de esas canciones en la entidad deben darse de baja. Para que es ta solicitud se haga efectiva es recomendable enviarla por burofax y con una detallada explicación de las razones por las que se quiere abandonar la SGAE. Después ellos revisan el caso y te contestan (lo que no se sabe es qué plazo de contestación manejan ni qué ocurre en caso de que no acepten tu solicitud de baja).

Dejamos el palacete y para aclarar dudas sobre el canon de copia privada, en otro edificio contiguo donde también nos tenemos que identificar. Este segurata es más borde y no nos deja pasar al precioso jardincillo que hay detrás del palacete. No sabemos si es de disfrute exclusivo para socios o también está ponderado por la recaudación…

Después de confundirnos de departamento acabamos en el de canon por copia privada. La persona que nos atiende es menos afable. Como reconoce él mismo, se nota que tiene que lidiar frecuentemente con reclamaciones acerca del acuerdo privado de su entidad. Ante acusaciones directas de robo por parte de la SGAE, su discurso es que el canon es legal y, por tanto, su robo es legal mientras no cambie la
ley. Nos insiste en que la ley va a cambiar en un mes y que nos esperemos hasta entonces. Y que en la discursión de dicha ley hay varias partes interesadas, así que tengamos la certeza de que la situación cambiará, contemplando diversas exenciones al canon. Miedo dan.

Tras esto, cambiamos nuevamente de edificio para visitar la delegación Madrid, donde no tenemos que identificarnos. Aquí nos atenden dos personas bastante amables. Les planteamos diversas cuestiones relacionadas con el cobro de derechos en salas y conciertos.

* La SGAE cobra en un concierto siempre que se toquen canciones de su repertorio. Sin embargo, para un concierto benéfico por ejemplo, se puede pedir a los autores que cedan la recaudación de ese día a la organización, con lo que se ingresarían en una cuenta bancaria distinta a la de los autores. Para ello, se debe presentar un escrito a en la SGAE.
* También se puede recuperar la parte del dinero que recaudan por derechos de forma regular (en un mes, p.e.) en las salas, relativo a un concierto donde no seha tocado repertorio de la SGAE. Para ello se debe mandar un escrito detallando el día y lugar de la actuación, así como los intérpretes, que declaran que su repertorio no está gestionado por la SGAE.
* Se puede saber si un grupo está en SGAE preguntando si alguno de sus componentes tiene obras registradas en dicha entidad.

Como impresión final, comentar que hay diferencia entre los curritos de la SGAE y las cabezas visibles (Teddy, Farré). Son conscientes de la mala imagen que tienen, pero dentro de sus mecanismos están convencidos de ayudar a los autores y realizar una labor totalmente legítima.
Mira també:
http://www.ruidodebarrio.org/?p=57

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa