Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: criminalització i repressió
La cifra de muertos en las protestas por la democracia en Nepal asciende a 11.
20 abr 2006
Miles de personas se manifiestan en el país desafiando el toque de queda
l1873887.jpg
921885609.jpg
ELMUNDO.ES | EFE
KATMANDÚ.- Cuatro manifestantes murieron por disparos de la Policía cuando participaban en una protesta contra el rey Gyanendra en el distrito de Jhapa, en el oeste de Nepal. En total son ya 11 las personas fallecidas desde que comenzó la ola de protestas en favor de la democracia en el pequeño reino del Himalaya.

Nepal cumple dos semanas de protestas y huelga general que han causado ya un total de 11 muertos en las manifestaciones reprimidas por la Policía, según fuentes opositoras. Las mismas fuentes señalaron que el personal de seguridad abrió fuego contra los manifestantes sin que obrase provocación.

El rey Gyanendra asumió hace 14 meses el poder absoluto en Nepal tras destituir al Gobierno democráticamente elegido, lo que ha dado lugar a la actual ola de movilizaciones pidiendo el retorno de la democracia en el país. En las últimas dos semanas, miles de personas se han manifestado desafiando los toques de queda y la prohibición de concentraciones públicas dictadas por las autoridades.

La alianza opositora señala que las manifestaciones se han llevado a cabo de forma pacífica, mientras que el Gobierno nepalí asegura que los rebeldes maoístas se han infiltrado en las protestas y la Policía se ha visto obligada a hacer uso de la fuerza.

La oposición tiene previsto celebrar una manifestación el jueves en Katmandú en la que prevé reunir a medio millón de personas. Las autoridades nepalíes impusieron un toque de queda de 18 horas en la ciudad, desde las 2.00 horas de la próxima madrugada (00.15 en España) hasta las 20.00 del jueves (16.15 en España). Hasta ahora, todas las grandes manifestaciones planeadas por la oposición han sido abortadas debido a las medidas restrictivas.

La máxima tensión se registró en Pokhara, donde el Gobierno decretó un toque de queda bajo la amenaza de disparar a todo aquel que lo quebrantara, según informó la emisora Radio Nepal. Pese a ello, hubo una gran manifestación, organizada por profesores de colegio y universidad, y 250 personas fueron detenidas por las fuerzas de seguridad.

Pokhara es una de las ciudades con más turistas y viajeros de Nepal, uno de los países más atractivos para los montañeros de todo el mundo, ya que está marcado por la cordillera del Himalaya, con acceso al Everest, y por la cordillera del Anapurna. Esta época es una de las de mayor afluencia en el país, ya que es primavera y aún no han llegado las lluvias que arrastran los monzones, aunque no es el periodo de máxima afluencia (entre septiembre y diciembre). Precisamente de Pokhara parten las rutas hacia las cumbres de los Anapurnas.

En los últimos días, Gyanendra se ha reunido con varios ex primeros ministros, todos ellos monárquicos, para analizar la situación actual de Nepal, pero la oposición -formada por siete partidos más unidos que nunca- ha calificado esos encuentros como "inútiles" y "puro espectáculo".

El monarca ha ofrecido la celebración de elecciones en abril de 2007, pero los partidarios de la democracia dicen que no se puede confiar en él y que debería entregar el poder inmediatamente a un gobierno multipartidista.

Los rebeldes maoístas, que controlan gran parte del territorio de Nepal, alcanzaron en noviembre pasado un acuerdo con los principales partidos de la oposición a favor de la convocatoria de elecciones a una Asamblea constituyente como única vía para salir de la crisis.

Desde la comunidad internacional, EEUU e India han pedido repetidamente la restauración de la democracia. Tres grupos internacionales de derechos humanos, Amnistía Internacional, Human Rights Watch y la Comisión Internacional de Juristas, pidieron que se aprueben sanciones internacionales contra el monarca y los principales dirigentes nepalíes, acusándoles de ser "insensibles al sufrimiento" del pueblo.

Por otro lado, Madhav Kumar Nepal, secretario general del Partido Comunista (Unificado Marxista-Leninista), fue puesto en libertad, tras permanecer en arresto domiciliario desde el pasado 19 de enero. Tras ser liberado, acudió a reunirse con Karan Singh, enviado especial del primer ministro indio, Manmohan Singh, que se encuentra en Katmandú.
Mira també:
http://www.elmundo.es/elmundo/2006/04/19/internacional/1145455016.html

This work is in the public domain
Sindicat