Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: antifeixisme
Ramón Redondo, agredido en Zaragoza: " Los 'skins' iban de caza y me tocó a mí"
15 abr 2006
Ramón Redondo, el donostiarra agredido en Zaragoza, se encuentra ya fuera de peligro
JAVIER PEÑALBA/
005D6GENP1_1.jpg
SAN SEBASTI�N. DV. Ramón Redondo se levanta ya de la cama. Han transcurrido sólo dos días desde que abandonó la UCI del hospital Miguel Servet de Zaragoza, donde ingresó el domingo de madrugada en estado muy grave tras ser brutalmente agredido por un grupo skin. Hoy, fuera ya de todo peligro, Ramón se recupera en la habitación 712 del centro sanitario. A su lado, Sabina Hernández, su pareja, no se separa un instante de él. Ha pasado la noche a su lado. Ramón ha dormido bien. «La víspera no pegó ojo, pero esta última ha descansado mejor», explica Sabina.

Ramón se muestra animado. Dice que no ha perdido el apetito. Está deseando volver a su casa. Cree que en unos cinco días podrá hacerlo. Confía también en venir pronto a Donostia. Las innumerables manifestaciones de apoyo que ha recibido durante estos días han elevado su moral. «Estoy impresionado por toda la gente que me ha expresado su cariño. Todas estas muestras me han animado mucho. Las agradezco un montón. No sabía que hubiera tanta gente que me quisiera tanto», afirma.

Ramón Redondo recuerda con detalle todo lo ocurrido aquella desgraciada noche del pasado día 25. Acababa de salir de casa de un amigo en el barrio Actur de la capital aragonesa. Eran las dos de la madrugada. El joven se disponía a regresar a su domicilio. El Actur es un barrio dormitorio, sin demasiados comercios, con calles abiertas. El joven donostiarra caminaba por la acera hacia la calle María Zambrano para coger un taxi. Ramón había recorrido cinco manzanas cuando detectó la presencia de un grupo de personas. «Vi que se iban colocando alrededor de la calle. En aquel momento pensé que eran chicos que estaban de fiesta o haciendo el tonto», relata. En los segundos posteriores, Ramón observó que los atacantes le cerraban el paso. «Yo no quería problemas y seguí hacia adelante», indica. Los agresores, sin embargo, le cercaron. «El primero que vino a por mí era claramente un skin. Tenía el pelo corto, calzaba botas militares, tirantes y llevaba un símbolo nazi en el pecho. Enseguida empezaron a pegarme. Luego vinieron los otros y la paliza continuó».

Ramón afirma que, pese a todo, trató de evitarles. Sin embargo, le fue imposible. «Intenté escabullirme, pero no pude. Quise quitármelos de encima; les decía que me dejaran en paz, pero era imposible. Yo seguía de pie y pretendía llegar a la calle María Zambrano, porque allí había más luz, más gente y alguien podría ayudarme».

Ramón recuerda que mientras los golpes se sucedían uno tras otro, los agresores le dirigían frases. «Sé que decían algo relacionado con un bar de punkies, pero yo no sabía a qué se referían. Luego, me han dicho que, al parecer, les habían echado precisamente de un bar».

«Vi la alcantarilla»

Ramón afirma que la agresión apenas duró diez segundos. «Vi la tapa de alcantarilla con la que me golpearon, las piedras y los ladrillos. Yo sentí los impactos de todos estos objetos», recuerda. Ensangrentado, malherido y tratando de huir de sus agresores, Ramón Redondo se topó con una pareja. Pensó que podría auxiliarle o cuando menos interesarse por su estado. Pero no fue así. «Me vieron que estaba sangrando abundantemente y me rehuyeron, se metieron por otra calle. Igual, al verme en semejante estado, imaginaron que me habría metido en algún lío y, tal vez, por eso, no quisieron saber nada de mí», explica.

Ramón siguió corriendo hasta que «al final vino un chico de unos 19 años y preguntó '¿qué te pasa?'. Le conté que me habían agredido. Yo me encontraba aturdido, nervioso y el chico llamó a la Policía. Gracias a él detuvieron a los agresores. También llamó a Sabina. Le explicó lo sucedido». Con una profunda herida en la cabeza de la que manaba abundante sangre, Ramón conversó unos momentos con su mujer. «Intenté tranquilizarle. Le decía que fuera al hospital. No quería que me viera en semejante estado. La verdad es que no sé en qué momento dejé de hablar con ella. A partir de ese instante ya no recuerdo nada, hasta que dos días después desperté en la UCI del hospital».

Ramón Redondo dice que no es nada radical y que no desea mal alguno a nadie, aunque matiza que sobre sus agresores ha de caer todo el peso de la justicia. «Este tipo de personas sólo persiguen pegar por placer. Ya me dirás si no cómo un menor puede llegar a golpear a otra persona con la tapa de una alcantarilla. Esta vez me ha tocado a mí, pero pudo ser a cualquiera que, seguro, no habría tenido la cabeza tan dura como la mía».

El joven donostiarra es benévolo al calificar de «inconscientes» a sus agresores. «Desde luego, los objetos que utilizaron en la agresión hubieran podido causar la muerte a cualquiera. Estos iban de caza y esta vez me tocó a mí. Y después de todo he tenido suerte, porque me podía haber quedado allí. Si me llego a acobardar, se hubiesen cebado y no sé que hubiese sido de mí».



«No me voy a marchar de Zaragoza»

Ramón Redondo asegura que este incidente no va a cambiar su forma de vida. Asegura que no tiene miedo y precisa que «para nada me voy a marchar de esta ciudad. Personas como las que me han agredido hay en todos los sitios». El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza condenó ayer por unanimidad esta agresión. Varias asociaciones han convocado para hoy, en la plaza de las Canteras, una concentración en repulsa por estos hechos y la Federación de Barrios prepara una manifestación para el próximo día 5 de abril.

Ramón, de 29 años, llegó hace un año a la capital aragonesa para trabajar en una empresa de informática. Ãl es programador.
Mira també:
http://servicios.diariovasco.com/pg060401/prensa/noticias/AlDia/200604/01/DVA-ALD-281.html

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Ramón Redondo, agredido en Zaragoza: " Los 'skins' iban de caza y me tocó a mí"
15 abr 2006
Bueno, un poco inconscientes y unos pedazo de hijos de puta.
Re: Ramón Redondo, agredido en Zaragoza: " Los 'skins' iban de caza y me tocó a mí"
15 abr 2006
Eso demuestra que no son más que un grupo de subnormales sectarios que no tienen ningún problema de pegar a quien sea, aunque sean de raza "aria". Lo dicho, grupos violentos y sin ninguna ideología (apesar de que nos quieran demostrar lo contrario) más que la violencia injustificada y cobarde.
Re: Ramón Redondo, agredido en Zaragoza: " Los 'skins' iban de caza y me tocó a mí"
16 abr 2006
Ningún habitante del estado español o portugal es de raza aria.

Cap resident de l'estat espanyol o portugal és de raça ària.

Solo son los suecos, finlandeses, polacos, bielorusos, etc... Ni siquiera todos los alemanes.

PAREMOS LA ESTUPIDEZ.
MUERTE A LOS FASCISTAS.
LA AUTODEFENSA NO ES VIOLENCIA, ¡¡¡ES AUTODEFENSA!!!
Re: Ramón Redondo, agredido en Zaragoza: " Los 'skins' iban de caza y me tocó a mí"
16 abr 2006
putos nazis cabezahuecas!!
Re: Ramón Redondo, agredido en Zaragoza: " Los 'skins' iban de caza y me tocó a mí"
17 abr 2006
Y LOS PUTOS PUNKIS QUE CASI MATAN A LA NIÑA DE 15 AÑOS QUE??? ESO NO ES AGRESIÓN

QUE HIJOS DE PUTA SOIS, TODOS MUERTES CAMINO DE LAS DUCHAS VAIS CABRONAZOS!

http://www.la-falange.com/catalunya
Re: Ramón Redondo, agredido en Zaragoza: " Los 'skins' iban de caza y me tocó a mí"
19 abr 2006
I on van matar (casi) una nena de 15 anys?

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

Sindicat