Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Expedición Madidi se enfrenta a Matilde Asensi y Planeta
26 mar 2006
El viernes 24 de marzo, junto a �lvaro Díez Astete, iniciamos las acciones legales contra Matilde Asensi y la Editorial Planeta por el robo y la manipulación de nuestro trabajo como Expedición Madidi de Bolivia con relación a los Toromonas y al parque Madidi que sirvió para que la autora española escribiera la novela El origen perdido, éxito de ventas en España y en otros países.
SOLIDARIDAD CON LA EXPEDICIÃN MADIDI DE BOLIVIA EN LA DENUNCIA CONTRA MATILDE ASENSI Y LA EDITORIAL PLANETA


El viernes 24 de marzo, junto a �lvaro Díez Astete, iniciamos las acciones legales contra Matilde Asensi y la Editorial Planeta por el robo y la manipulación de nuestro trabajo como Expedición Madidi de Bolivia con relación a los Toromonas y al parque Madidi que sirvió para que la autora española escribiera la novela El origen perdido, éxito de ventas en España y en otros países.
Desde que nos enteramos del asunto, en mayo del año 2005 y gracias a la Internet, pasó casi un año donde hemos estado denunciando el caso y trabajando en la preparación de la demanda, la reunión de las pruebas, localización de testigos, etc., etc.
En todo este tiempo de resistencia, hemos recibido y agradecido la solidaridad de mucha gente, incluida la de la Cámara de Diputados de la República de Bolivia y la vuestra desde ya, así que ahora que hemos llegado a un punto de no retorno, esperamos seguir contando con ustedes.
Les pedimos de manera fraternal que hagan todo lo que esté en sus manos para informar y dar a conocer esta denuncia que no es más que una defensa de la producción cultural e intelectual de la nación boliviana y las acciones emprendidas vinculadas a temas tan sensibles como es la problemática de los pueblos indígenas aislados o en situación de alta vulnerabilidad o la preservación estratégica de áreas protegidas de gran biodiversidad como es el Parque Nacional Madidi.
La batalla que encaramos puede parecer desproporcionada: nos enfrentaremos a uno de los monstruos de la industrial editorial en el ámbito mundial (Planeta vende en un año el equivalente aproximado a un quinto del total de las exportaciones bolivianas) y a su escritora estrella. A los mercaderes del libro y su prima pluma a la caza de historias como la nuestra. Pero nos empeñaremos en ella porque contamos con el arma fundamental: la verdad. Entonces, no es David contra Goliat; son ellos âsólo con sus millones, sus amenazas, sus chantajes, su soberbia y su asqueroso descaro- y nosotros con la verdad, con la verdad de creer y trabajar por Bolivia. Es una verdad fuerte, rotunda, inmensa.
La verdad que deseamos seguir defendiendo con ustedes para que el mundo se entere y este patético y desagradable nuevo caso de saqueo cultural encuentre una reparación en base al otro principio que nos anima: la búsqueda de que se haga justicia.
Lo demás es un acto de libertad y cuestión de dignidad; de defensa de la dignidad de todos los que están y han estado involucrados en el proyecto Expedición Madidi, incluidas las comunidades indígenas y originarias con las que trabajamos y con las que seguiremos bregando para concretar nuestros objetivos.
Una vez terminada la reunión de todas las pruebas, hemos vuelto a pedir licencia y protección a nuestro padre, el cerro Katantika, bajo cuyo sombra bienhechora, iniciamos la primera de nuestras expediciones en septiembre del año 2000.
La fuerza de la montaña nos ampara y nos inspira y sabemos que, entre todos, vamos a lograr que la verdad y la justicia prevalezcan y que la dignidad que siempre reclamamos para Bolivia, para su pueblo y para nosotros mismos, sea respetada. Enhorabuena y que así sea. Y gracias, muchas gracias, por seguir recibiendo vuestro apoyo.

Pablo Cingolani y �lvaro Díez Astete.

A continuación, el texto completo de la denuncia:

SEÃOR FISCAL DE MATERIA.
Formula denuncia.
PABLO ALBERTO CINGOLANI GRAZIÃ?N y ALVARO DÃ?EZ ASTETE, mayores de edad, vecinos de la ciudad de La Paz, , ante usted respetuosamente decimos:
I.- DE LOS HECHOS.-
La prueba documental que acompaño a fs. 222, demuestra en forma plena e incontrovertible que el primero de los suscritos, ha organizado desde el año 2000 hasta el año 2003, tres expediciones al Norte del Departamento de La Paz, especialmente al interior del Parque Nacional Madidi, dado que en los hechos, sectores de esos territorios, sus características y habitantes, eran desconocidos para las autoridades del Estado boliviano.
A tal efecto, el año 2000, se organizó la primera expedición denominada âApolobamba-Madidi 2000â?, que tenía como objetivos principales 1. Recrear la ruta que el explorador y ex militar inglés Cnl. Percy Harrison Fawcett efectuó en territorio boliviano los años 1910 y 1911, y 2. Arribar a la Naciente Occidental del río Heath. Pablo Cingolani fue el Jefe de la citada Expedición, integrada también por guardaparques del Parque Nacional Madidi, un representante de la Universidad Técnica de Oruro, otro del Instituto Geográfico Militar y dos oficiales del Ejército Boliviano. Cumplida su primera etapa en la localidad de Apolo, el entonces director del PN Madidi, Ing. Ciro Oliver, solicitó a los expedicionarios investigar el paradero de un agrónomo noruego desaparecido llamado Lars Hafskjold, cuya desaparición se vinculaba con la probable existencia de un grupo indígena aislado conocido en la zona con el nombre de Toromonas. Las repercusiones nacionales e internacionales de esta Expedición, fueron amplias y destacadas, entre otras fue incorporada a la Base de Datos de la Real Sociedad Geográfica del Reino Unido. Estas repercusiones motivaron la incorporación a la expedición del antropólogo Ã?lvaro Díez Astete, una de las mayores autoridades bolivianas en el campo de la etnografía amazónica.
El año 2001, se organiza la segunda expedición denominada âMadidi XXIâ?, con previa Declaratoria de Interés Nacional por la H. Cámara de Diputados. Entre los objetivos de la segunda expedición, además de afirmar la soberanía nacional en esa región, se encontraba el efectivizar el lanzamiento de las Brigadas Integrales de Salud del Ministerio de Salud y Previsión Social, participando a tal fin varias instituciones nacionales e internacionales. A la vez, se realizó también un amplio trabajo de investigación, para indagar sobre el paradero de Lars Hafskjold y la acumulación de evidencias sobre la probable existencia de los Toromonas. La expedición, jefaturizada por Cingolani, incluyó a los médicos de la Brigada de Salud, y tuvo además como objetivo la reposición del Hito 27 del Límite boliviano-peruano (Sector Río Colorado), aspecto que efectivamente se consiguió, teniendo como en la anterior expedición, amplia repercusión nacional e internacional.
La tercera expedición denominada âMadidi 3/Santos Pariamoâ?, realizada el año 2003, marca la consolidación del Proyecto Expedición Madidi, teniendo como objetivos la afirmación de la soberanía nacional en otro sector de esa región (Hito 26 del Límite boliviano-peruano) y la promoción y defensa integral de las áreas protegidas.
Los resultados de las tres investigaciones, fueron ampliamente divulgados nacional e internacionalmente, por medio de artículos en periódicos, revistas especializadas y publicaciones realizadas en Internet. Esta producción de material de documentación y divulgación, tenía como objetivos básicos el proseguir con los esfuerzos desplegados en torno a la búsqueda de Lars Hafskjold y de los Toromonas y sensibilizar a personas e instituciones del extranjero para obtener financiamiento para realizar nuevas expediciones.
En este contexto, es que el año 2005, los suscritos en nuestra condición de principales responsables e impulsores de las Expediciones Madidi, tomamos conocimiento que la Editorial Planeta, desde el año 2003 había publicado la novela âEl Origen Perdidoâ? de la escritora española Matilde Asensi, alcanzando a marzo de 2005 su edición No. 14.
La trama central de esta novela, es precisamente una expedición al Parque Nacional Madidi; el objetivo de esa expedición se enlaza con la búsqueda (y hallazgo) de los Toromonas, esa búsqueda se basa en el trabajo antropológico de Ã?lvaro Díez Astete, citado en la novela como Ã?lvaro âDiazâ? Astete; se mencionan el trabajo en el campo de la salud y otros aspectos, todos los que fueron extraídos de las diversas publicaciones efectuadas sobre nuestras expediciones realizadas al Parque Madidi.
La escritora española Matilde Asensi utilizó abusiva e ilegalmente toda esa información, para sobre la misma construír una novela que es un éxito mundial, sin que la âautoraâ? haya por lo menos conocido a nuestro país, y lo que demuestra el ánimo delictivo, sin citar las fuentes de las que obtuvo información, pese a que en su novela, en otros aspectos, cita algunas fuentes de información histórica y antropológica. La conducta de Matilde Asensi llega al extremo de incluso transcribir en su novela párrafos íntegros de las publicaciones realizadas sobre los resultados de las expediciones, conforme se demuestra con la novela que acompañamos y la constancia de la reproducción de las notas constantes en las publicaciones
Ante esta situación, Pablo Cingolani, envía una carta a Editorial Planeta, reclamando por estos hechos, interviene la Embajada de Bolivia en España. Lamentablemente, la Editorial Planeta, asumiendo una actitud de cohonestación con las conductas delictivas de Matilde Asensi, da por cerrado el caso al reclamar a la Embajada Boliviana en España por su intervención en este asunto y amenaza a Pablo Cingolani con iniciar contra él acciones legales en caso de persistir en sus reclamaciones, pretendiendo con ello dejar en la impunidad las conductas delictivas de Matilde Asensi, lo que a su vez motiva a Matilde Asensi a efectuar una llamada telefónica a �lvaro Diez Astete, en la que insinúa la posibilidad de llegar a un acuerdo personal al reconocer que su obra utilizó las publicaciones de las expediciones al Parque Nacional Madidi, realizadas por nuestras personas.
II.- DEL DERECHO.-
Los hechos expuestos y demostrados con la prueba acompañada, evidencian inequívocamente que la escritora española Matilde Asensi, al apropiarse en su novela ilegítimamente de un bien mueble ajeno de valor histórico, arqueológico y científico (el trabajo y las publicaciones realizadas sobre las expediciones al Parque Nacional Madidi), ha incurrido en la comisión del delito de hurto agravado, previsto y sancionado por el artículo 326 inciso 4) del Código Penal; y en consideración a que se ha apoderado de esa información al acceder a las diversas publicaciones realizadas existentes en Internet, sin autorización de los principales promotores de las expediciones y sus publicaciones, ha incurrido además en la comisión del delito de alteración, acceso y uso indebido de datos informáticos, previsto y sancionado en el artículo 363 ter. del Código Penal.
El señor Carlos Reyés, Director Editorial de la Editorial Planeta, al cohonestar con esas actitudes delictivas y llegar incluso a amenazar con el inicio de acciones legales en caso de persistir en la reclamación, ha incurrido en la participación criminal en grado de complicidad, prevista en el artículo 23 del Código Penal, con relación a los delitos acusados contra Matilde Asensi.
III.- PETITORIO.-
Por los argumentos y hechos precedentemente expuestos, formulamos denuncia expresa de esas conductas delictivas, pidiendo a su autoridad se inicie la etapa preparatoria, para con su resultado se formule imputación formal contra los denunciados, para el posterior requerimiento conclusivo de acusación que permita la instauración del juicio oral y público.
OTROSI.- Solicitamos a su autoridad que para la citación a los denunciados, se tramiten exhortos suplicatorios para el Reino de España.
MAS OTROSI.- Acompañamos prueba literal a fs. 222
La Paz, 9 de marzo de 2006.

This work is in the public domain
Sindicat