Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Gener»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
          01 02
03 04 05 06 07 08 09
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: altres temes
Seis anotaciones sobre el alto el fuego
25 mar 2006
I. El terror ha sido históricamente uno de los modos que ha utilizado el poder para constituir un territorio, para definir la geografía política sobre la que operaban sus decisiones
Seis anotaciones sobre el alto el fuego




Felipe Romero
Divergencias. España, marzo del 2006.





I. El terror ha sido históricamente uno de los modos que ha utilizado el poder para constituir un territorio, para definir la geografía política sobre la que operaban sus decisiones. Así ocurría en la época medieval: cuando el señor feudal quería afianzar su dominio visitaba las aldeas rodeado de sus soldados y castigaba con dureza cualquier cuestionamiento de su autoridad: una gallina sustraída podía significar la decapitación. Cuando se comienzan a afianzar los estados nación, lo mismo hace el rey desplazándose a las fronteras de sus posesiones. El señor feudal que dudaba en poner su poder a disposición del rey (e incluso su propio cuerpo cerca, con objeto de estar vigilado, motivo que origina el nacimiento de las Cortes europeas) es cuestionado. Más adelante, unifica sus posesiones mediante las herramientas del Estado: idioma, educación, unificación de los mercados y las legislaciones, o ya más cerca, la televisión pública. Cuando nos preguntan "de dónde nos sentimos" respondemos conforme a lo que el poder nos enseñó. Otro ejemplo, más actual, de terror y territorio es el de Oriente Próximo: la fórmula "paz por territorios" es, no muy en el fondo, "terror o territorios".
II. Paz y soberanía, negociación y negocio. Hay quien trata de diferenciar el problema de la paz del de la soberanía, cuando están indisolublemente unidos: la paz, en un contexto de competencia por el poder sobre un mismo territorio, es el reflejo o de una victoria o de una negociación. La negociación entre poderes resulta de la incapacidad de cada uno de ellos para definir completamente para sí un territorio. La negociación es un negocio: se negocia en pos de un beneficio, para los que están en condiciones de negociar, por supuesto. El beneficio en última instancia es la soberanía, entendida como qué poder manda. De la soberanía depende la paz.

III. La identidad: nadie ha muerto por España, nadie ha muerto por Euskadi. Han sido asesinados en nombre de España o de Euskadi. Las ideas matan, las personas mueren. El guardia civil que es asesinado no muere por España, es asesinado por dos ideas, dos ideas del imbécil que le mata: la idea que tiene de España y la idea que tiene de Euskadi, ideas y sentimientos que el poder de referencia le enseñó. El guardia civil nace cuerpo, no nace español. La categoría, la etiqueta, la identidad que el poder le impone y que el imbécil del etarra se cree son sus asesinas. Las ideas que el poder nos inculca pueden matar; los cuerpos, nosotros, morimos.

IV. Los "negociados": esa oficina burocrática, el negociado, somos nosotros. Se negociará la soberanía sobre nosotros. Se hace siempre, se negocia sobre nosotros, somos la moneda de cambio. Desde la negociación sobre el idioma que tendremos que hablar a la negociación sobre el dinero que tendremos que pagar por desplazarnos a Carabanchel Alto. Nos negocian: de nosotros sale la plusvalía que explica que ambos sean capaces de ganar, un poder y otro. Damos tanto que permitimos que ambos ganen.

V. La estupidez simbólica: la fuerza de trabajo, sobre la que se despliega el poder y la soberanía, de la que extraer el plusvalor y el beneficio, tiene la rara capacidad de sentir y por tanto de desobedecer, frente a las otras materias del sistema productivo (capital, maquinaria y materia prima). Y en la negociación de la que somos objeto un determinado valor afectivo es la garantía de un mayor beneficio. Así, nuestra modulación afectiva es necesaria mediante mensajes simbólicos de os negociadores: la cadena SER emite aquella canción de Antonio Flores de "nunca más usar la violencia"; en la sintonía de RNE escuchamos el alegre sonido del acordeón de Kepa Junquera.... El poder que no está en condiciones de negociar modula nuestros afectos en otro sentido: fotos, vídeos, imágenes de las víctimas y los atentados.

VI. No en mi nombre: obviamente, es preferible que las disputas de poder no nos lleven por delante. Obviamente, quizás, frente a los poderes del Estado y de una estructura jerárquica armada, ahora se abra la posibilidad de hablar lenguajes distintos a los de los poderes, de usar términos distintos, de oir otras voces. Es una buena noticia, pero no se olvide que hablan de nuestra soberanía, de a quién hemos de pertenecer sin que nosotros hablemos: contestar sí o no a sus preguntas, a sus referendos, no es hablar. La respuesta está en el punk, más concretamente en La Polla (por aquella época aún Records): "Veo casas, veo piedras, veo árboles, veo policía; en fin, veo el paisaje, pero por mucho que miro, no veo crecer países por ninguna parte / Un país es un invento, un país es una estafa, un país es algo para lo que nadie me ha pedido mi opinión. Un país no es nada, nada lo justifica, ni sus putos muertos, ni sus putas medallas / Yo no debo nada a Dios ni al gobierno por haber nacido por el coño de mi madre". Amén.
Mira també:
http://www.lainsignia.org

This work is in the public domain

Comentaris

comunicado de En Lucha
25 mar 2006
El alto al fuego permanente declarado por ETA, en vigor desde el 24 de marzo de 2006, refuerza las esperanzas de paz en Euskadi. Su declaración es un paso muy positivo, extremadamente necesario. El cese de la lucha armada permitirá que la sociedad vasca recupere toda su iniciativa. Esa estrategia de lucha contra la represión del Estado, ha comportado demasiada frustración y sufrimiento. Es hora de nuevos protagonismos. Con ello, se obliga al gobierno de Zapatero a mover ficha e intensificar aquellas medidas que faciliten la concreción de un proceso de paz.

Normalización
Los primeros pasos a dar por el gobierno deberían conducirse hacia la inmediata normalización política. Poner fin a los ataques constantes contra militantes de Batasuna, así como a la criminalización de la izquierda abertzale, consagrada a través del Pacto Antiterrorista, no puede demorarse más. La ley de partidos debe ser derogada. Eso implicaría la anulación inmediata de la ilegalización de Batasuna, condición indispensable para que todas las fuerzas políticas partan en condiciones de igualdad para defender libremente la opción que representan.
Medidas emprendidas por la Audiencia Nacional, verdadero tribunal de excepción, contra varias organizaciones sociales vascas con el macro juicio 18/98, contra dirigentes abertzales destacados como Arnaldo Otegi, o con el recrudecimiento sectario de las políticas penitenciarias, sólo puede servir para dinamitar las condiciones de distensión exigibles para el proceso. Los tribunales no pueden seguir siendo un obstáculo.

Mesas
La declaración de ETA reafirma la apuesta de la izquierda abertzale, adaptada con matices por la gran mayoría de formaciones políticas, de constituir dos mesas en paralelo. Una para negociar la desmilitarización entre ETA y el propio gobierno, y otra para la resolución política, formada por todos los partidos. El proceso será largo y complejo. La sincronización de las dos mesas será decisiva para el avance colectivo del mismo. En lo político, sentar las bases de una mesa para el diálogo implica evitar que se escamotee el fondo de la cuestión: el derecho del pueblo vasco a decidir su futuro. La consecución de la paz sólo tendrá una significación de futuro si se le dota de contenido y se respeta la voluntad de la ciudadanía vasca, es decir, su derecho a la autodeterminación.

Contra el inmovilismo
En vistas de la ferocidad de la derecha contra la reforma del estatuto catalán, no cabe esperar una modificación en su actitud sobre el futuro en Euskadi. Al contrario, el PP hará todo lo posible y más para hacer fracasar cualquier escenario de paz. Desvalorar la iniciativa del alto al fuego, empequeñecer su dimensión y sus consecuencias son la antesala del inmovilismo constitucional que se nos avecina. Desactivar esa ofensiva, así como la presión que puedan ejercer los sectores más conservadores del Estado no será una tarea cómoda, pero sí necesaria para evitar que con el tiempo la esperanza se marchite. El gobierno de Zapatero está forzado a dar más pasos valientes y no titubear ante las presiones, tanto externas como internas, incluso en el seno del propio PSOE.

Responsabilidad
Hacer irreversible el proceso dependerá de varios factores, especialmente de la movilización social a favor de una paz justa. Desarrollar un movimiento a favor de un proceso democrático, que apueste por la solidaridad entre los pueblos que conforman el Estado español y la ampliación de sus derechos civiles y políticos, será fundamental. Aproximarnos a un escenario de paz y libertad es indisociable del reconocimiento de los derechos nacionales en Euskadi, pero también de la superación de los límites democráticos impuestos con la Transición en el conjunto del Estado.
Construir un movimiento fuerte exigirá una capacidad inclusiva que pueda aunar esfuerzos de organizaciones políticas, sociales, sindicales, etc. En su seno, el papel de la izquierda anticapitalista, en su firmeza a favor de la paz y del derecho a decidir del pueblo vasco, puede ayudar significativamente. Este es el reto que asumimos como En lucha.

En lucha, 23 de marzo de 2006




Para ponerse en contacto con En Lucha
Telf: 687 20 24 61.
Correo: Apdo. de Correos 563, 08080 Barcelona
Email: info ARROBA enlucha.org
Re: Seis anotaciones sobre el alto el fuego
25 mar 2006
Mesos de gran intensitat política es viuran dâaquí a lâestiu.

Sâha de començar a vestir públicament un procés de pau que, fins ara, sâha teixit a base de converses secretes celebrades a Euskadi i a diferents capitals europees entre el moviment independentista basc i els mitjancers del govern socialista.
Tot el que sâha treballat i acordat entre bambolines sâha de dur a la pràctica. El primer que li toca fer Zapatero és verificar lâalto el foc anunciat per ETA.
Caldrà que passi un temps prudencial, mes i mig o dos mesos, abans que el president espanyol sol.liciti al Congrés dels Diputats lâinici de contactes oficials amb lâorganització armada. Aquest pas és necessari donar-lo abans que acabi el període de sessions parlamentari.

Així doncs, tot fa pensar que la cambra baixa espanyola donarà llum verd a seureâs amb ETA cap el mes de maig. A partir de llavors ja no hi haurà cap impediment per començar a configurar una mesa de partits.
El Lehendakari Ibarretxe calcula que aquest fòrum extraparlamentari ha dâestar operatiu a partir del mes de setembre.
Com Batasuna ha dâestar present en aquesta mesa, cal que deixi de ser il.legal. En els pròxims mesos, doncs, la formació dâArnaldo Otegi, deixarà de ser clandestina, i possiblement adoptarà unes altres sigles. El lehendakari Ibarretxe sâha compromès a treballar, des de la seva responsabilitat, âsense presses però sense pausesâ? per encarrilar la mesa de partits, la mateixa expressió que curiosament ha utilitzat un dels dirigents de lâEsquerra Abertzale, Joseba Permach.

Ãs més, el moviment independentista ja sâha marcat com a prioritat immediata crear el que defineix com una âMesa de Solucióâ?. En les pròximes setmanes haurem dâestar pendents de dues destacades cites polítiques a Euskal Herria.
La més immediata és la manifestació del pròxim 1 dâabril,
convocada per tots els partits, sindicats i associacions abertzales, menys el PNB.

La segona cita, a mitjans dâabril, és lâAberri Eguna, el Dia de la Pàtria Basca.
Una jornada de reivindicació que aquest any estarà totalment marcada per lâalto el foc permanent dâETA.

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more