Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: guerra
La amenaza de huelga general aumenta la presión sobre Villepin
19 mar 2006
La contestación social a su reforma laboral ha colocado al primer ministro en un callejón sin salida.
(agencias)
La presión sobre el primer ministro francés, Dominique de Villepin, aumentó hoy con la amenaza de huelga general lanzada por los sindicatos para tratar de obligarle a que retire su nuevo y polémico contrato laboral para jóvenes (CPE), como pidieron cientos de miles de manifestantes ayer en toda Francia.

âEstamos pensando en convocar una jornada de paro laboral nacional si el Gobierno persisteâ? en mantener el contrato de primer empleo (CPE), aseguró el secretario general del sindicato CGT, Bernard Thibault, en la radio âFrance Interâ?.

Para su colega de FO, Jean-Claude Mailly, es preciso convocar âuna jornada de huelga interprofesionalâ? que sirva como âaceleradorâ? al movimiento de oposición al CPE. Un movimiento que congregó ayer a más de un millón y medio de manifestantes, según los sindicatos (algo más de medio millón según la policía), en 160 ciudades del país para exigir la retirada del CPE, destinado a los menores de 26 años, que podrán ser despedidos sin justificación por el empleador durante los primeros 24 meses.

El desfile en París culminó con enfrentamientos entre un grupo de violentos y la policía, con un saldo de 167 personas arrestadas -70 de las cuales seguían hoy bajo custodia policial-, y 52 heridos leves, entre ellos 34 agentes, según informó la Prefectura.

Enardecidos por la elevada participación en esta tercera jornada nacional de movilización convocada por los sindicatos y las organizaciones de estudiantes de universidad y de instituto y apoyada por la oposición de izquierdas, los líderes sindicales se reúnen mañana por la noche para decidir sus próximas acciones.

Han lanzado un llamamiento solemne al presidente, Jacques Chirac, para que se retire el contrato que, en palabras de Thibault, âpone en entredicho el conjunto del código de trabajoâ?.

El CPE âinstaura por primera vez en Europa la posibilidad de los empresarios de despedir sin ningún motivo. Es un procedimiento único y no dejaremos que esta reforma se instale en Franciaâ?, recalcó.

Hasta el momento, Chirac ha respaldado a su fiel Villepin -que ha lanzado el CPE personalmente y sin concertación, en el marco de su âbatalla por el empleoâ?-, y ha pedido a los detractores que respondan a la invitación del Ejecutivo al diálogo para negociar medidas que âenriquezcanâ? el contrato.

El portavoz del Ejecutivo, Jean-Francois Copé, reiteró hoy el lanzamiento al diálogo para reformar el CPE âen el marco de la leyâ?. âSi se quiere salir del 'impassè, es necesario apaciguar la situación y, por tanto, que se retire el CPE. En ese caso, todo el mundo vendrá a negociarâ?, replicó Mailly.

Los analistas barajan diversos guiones como salida a la crisis. Una posibilidad es que Villepin apueste por la desmovilización de los jóvenes con las vacaciones de Pascua, a comienzos de abril. Ello supondría que los sindicatos cedieran, como ocurrió con otras medidas impopulares, lo que no está ganado.

Otra sería modificar en profundidad el CPE (reservarlo a jóvenes no cualificados o a los que lleven al menos dos años en paro; o reducir a la mitad el período de prueba). Otra salida sería la censura del CPE por el Consejo Constitucional al que el opositor Partido Socialista ha recurrido.

El último recurso sería la retirada del CPE que, de momento, Villepin parece excluir, consciente quizás de que la eliminación de un polémico contrato juvenil impulsado por uno de sus predecesores, el conservador Edouard Balladur, en 1994, contribuyó a su derrota en las elecciones presidenciales en 1995.

Villepin, silencioso sobre sus ambiciones presidenciales, es visto como el delfín de Chirac para los comicios de 2007.

Popularidad en caída libre
El rechazo al CPE ha contribuido a que el primer ministro atraviese su peor momento desde que hace casi diezmeses se hizo con las riendas del Gobierno.

El 61 por ciento de los franceses está descontento o muy descontento con Villepin, según un sondeo en âLe Journal du Dimancheâ?. Otro, publicado por âLe Parisienâ?, muestra que el 46 por ciento lo considera âdemasiado autoritarioâ?, y sólo el 19 por ciento cree que escucha a los franceses.

En la misma tónica, casi tres de cada cuatro franceses (un 72%) considera que Dominique de Villepin, no les escucha lo suficiente, según un sonde publicado hoy por 'Parisien-Dimanchè, 'Aujourd'hui-Dimanchè y la cadena de televisión i-Télé, un día después de las manifestaciones multitudinarias registradas ayer contra el Contrato de Primer Empleo (CPE).

Además, la mayoría de los franceses considera que el primer ministro no está a la altura de las circunstancias (es la opinión del 58%, frente al 35% que opina lo contrario), que no muestra cercanía con los ciudadanos (así lo piensa el 57% frente al 34%) y que no es "capaz de reformar el país" (57% frente al 32%).

Los franceses están divididos sobre el talante del primer ministro, y mientras un 46% le considera "demasiado autoritario", el mismo porcentaje piensa que no lo es.

En el lado positivo, un 68% le considera "valiente", frente al 25% que cree que no lo es; y un 52% le ve "competente", mientras un 39% opina lo contrario. Las opiniones están más divididas cuando se pregunta sobre si el inquilino de Matignon "sabe dónde va", ya que un 48% piensa que si, pero un 43% que no. La encuesta se hizo por teléfono antes de la manifestación, los días 15 y 16 de marzo, a una muestra de 587 personas.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: La amenaza de huelga general aumenta la presión sobre Villepin
20 mar 2006
En la España progresista hay paz social, porque no gobierna la derecha. Bueno, también hay protestas,¡viva el botellón!
Sindicat