Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: laboral : dones
Eurostat manipula los datos de jornada laboral y discriminación femenina
07 mar 2006
Eurostat, la agencia de la burguesía europea para la manipulación de datos estadísticos, oculta la realidad cotidiana de la vida laboral y familiar
Los datos que presenta la agencia capitalista Eurostat están sesgados porque no se refieren a jornadas laborales sino a días naturales (así se explica que sitúe el "horario de trabajo remunerado en poco más de ¡ 4 horas diarias !) y por el hecho de estimar el conjunto de la población de una determinada franja de edad, sin tener en cuenta la tasa de actividad.

De esta forma, Eurostat ofrece unas estadísticas completamente alejadas de la realidad, maquillando de forma vergonzosa la doble explotación a la que se somete a la madre trabajadora, por parte del capital y por parte de la familia.

Aquí tenemos el artículo de la prensa burguesa en la que a pesar de la aparencia de "denuncia" se recogen las cifras completamente manipuladas:

Estudian más, trabajan más... y cobran menos
Europeas y españolas emplean más horas que los hombres y reciben salarios inferiores en un 15%

FERNANDO GARCÃ?A - 07/03/2006
Bruselas. Corresponsal

Ellas dan más por menos. Las europeas superan a los europeos en horas trabajadas y en perseverancia en los estudios, pero sus salarios son inferiores en un 15% de media. Son éstos algunos de los datos más reseñables del informe que el instituto estadístico europeo, Eurostat, hizo ayer público con motivo de la celebración, mañana, del día de la Mujer Trabajadora.

Las mujeres europeas de entre 20 y 74 años dedican a la actividad remunerada y al estudio una media de entre dos y tres horas y media diarias frente a unas cuatro a cinco horas en el caso de los hombres. Pero la diferencia es más abultada cuando se trata de trabajo doméstico, al que ellas dedican de cuatro a cinco horas frente a la hora y media a dos horas y pico que pasan ellos en las llamadas tareas del hogar.

Si se suman las horas en casa y fuera, las mujeres salen perdiendo en todos los países salvo en Suecia, donde ambos géneros están igualados con un total de 6 horas y 54 minutos al día. España es donde la diferencia en perjuicio del sexo femenino es mayor: ellas trabajan 7,21 horas diarias (4,55 en el hogar y 2,26 fuera o estudiando), y ellos sólo 6,16 (1,37 en casa y 4,55 fuera). Los españoles, en cerrada competencia con los italianos, son los hombres más vagos de Europa a la hora de arrimar el hombro dentro de casa.

El 80% de las europeas de 20 a 24 años ha terminado el ciclo superior de enseñanza secundaria. El porcentaje desciende hasta el 74,6% en el caso de los varones. El 54,6% de las estudiantes universitarias de Europa son mujeres. Los españoles de ambos sexos quedan por debajo de tales promedios. La relación entre chicas y chicos que han terminado la secundaria en España es de 68,2% frente a 54,8%, mientras que el índice femenino en la enseñanza superior es del 53,1%.

Lo más triste del informe Eurostat está en comprobar como todo ese esfuerzo suplementario de la mujer en el trabajo y ante los libros no se ve recompensado. En el 2006, es decir, 31 años después de la aprobación de la directiva europea sobre igualdad de retribuciones entre hombres y mujeres, la brecha salarial de la UE está en el 15%; es decir, cuando un empleado cobra 100 en un puesto, su compañera igual en categoría sólo se lleva 85. España está en el promedio europeo de distancia salarial entre sexos; lejos de Malta o Bélgica, donde las diferencias se limitan al 4% y al 6%, aunque en mejor situación que Alemania (23%) o Eslovaquia (24%).

Eurostat sitúa a las madres españolas como las que más tarde tienen su primer hijo: a los 29,2 años, frente a una medida comunitaria de 28,2 años. La edad del primer parto ha crecido desde 1994 en casi año y medio (de 26,8 a 28,2) en el conjunto de la UE.

La estadística sobre tiempo libre confirma a los españoles de ambos sexos como los que menos dedican a leer: sólo 5 horas de cada 100, cuando la media europea es de 10.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Eurostat manipula los datos de jornada laboral y discriminación femenina
07 mar 2006
Todos sabemos que en estos momentos no hay ningún centro de trabajo en el que se cumplan los horarios laborales contractuales, y las jornadas se alargan casi todas ilegalmente (siempre con la bendición sindical) más allá de las diez horas.
En el caso de las mujeres trabajadoras a esta situación se suma el habitual acoso moral de tipo sexista y la presión de los miembros varones y otras "clases pasivas" de la familia.

En cuanto a la retribución, la real es al menos un 30 % más baja para las mujeres trabajadoras, pues Eurostat sólo ha tenido en consideración salarios base y no retribuciones totales.

Lo cual hace que las cifras que presenta Eurostat sean poco más que un vergonzoso maquillaje de la realidad.
Re: Eurostat manipula los datos de jornada laboral y discriminación femenina
08 mar 2006
Ciertamente, la mirada de Euroestat ha sido parcial al no tomar en consideración la tasa de actividad de la mujer, menor que la del hombre, justamente, por la dificultades para acceder al ámbito del trabajo remunerado. Las diferencias salariales entre hombres y mujeres suelen estimarse en la horquilla del 28% al 33%. Tres factores fundamentales crean esta cruel realidad: a) la discriminación horizontal, que hace que las actividades profesionales feminizadas sean menos valoradas salarialmente; b) la discriminación vertical, que hace que los puestos de trabajo superiores y de dirección sean ocupados por hombres; y por último, el empleo más precario de la mujer, también el tiempo parcial, asociado a menores salarios. De ahí que las medidas de "acción positiva" sean tan importantes. Es necesario lanzar un ataque en toda línea a las organizaciones del trabajo discriminatorias. La observación sobre la bendición sindical a las prolongaciones de jornada sobra. Es una pura mentira.
El sindicalismo confederal esta luchando a diario contra la prolongación de jornada y por su reducción. Recomiendo a quién quiera verificar las diferencias salariales reales, entre hombres y mujeres, que se adentre en la Web de la propia Agencia Tributaria, que refleja las diferencias de retribuciones por géneros, del conjunto de lo que tributamos, no solo de los salarios bases, ahí se ve la diferencia real. La observación sobre el maquillaje de Euroestat esta bien, ahora, el asombro sobre que Euroestat es una agencia estadística capitalista, es de risa. En que régimen vivimos? Pero pensemos un momento, con todo esas agencias evidencian realidades discriminatorias y eso nos interesa.
Sindicat