Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: antifeixisme : corrupció i poder : criminalització i repressió
A la espera de conocer la autopsia, la familia rechaza la versión oficial de suicidio.
28 feb 2006
Algunos hechos que rodearon la muerte del preso político Igor Angulo y la forma en la que se realizó el levantamiento del cadáver llevan a sus familiares a poner en cuestión la versión oficial de Instituciones Penitenciarias, que mantiene la tesis del suicidio. El cuerpo del joven santurtziarra, al que ayer se le practicó la autopsia, será repatriado hoy. Durante la jornada de ayer continuaron desarrollándose movilizaciones de protesta en numerosos puntos de Euskal Herria. Batasuna acusó al PSOE de utilizar a los presos vascos como «rehenes políticos y moneda de cambio».
estadoasesino.jpeg
cuenca.jpg
Los nuevos datos conocidos sobre las circunstancias que rodearon la muerte de Igor Angulo en la prisión de Cuenca han hecho que su familia ponga aún más en duda la versión de que el vecino de Santurtzi se haya suicidado.

Según explicó a GARA Iñaki Goioaga, el abogado que ha acompañado a la familia de Igor Angulo hasta Cuenca, en el acta de reconocimiento y alzamiento del cadáver que se realizó en la celda del preso de Santurtzi se recoge que el cuerpo apareció tendido en una litera, y no colgando de loLos nuevos datos conocidos sobre las circunstancias que rodearon la muerte de Igor Angulo en la prisión de Cuenca han hecho que su familia ponga aún más en duda la versión de que el vecino de Santurtzi se haya suicidado.

Según explicó a GARA Iñaki Goioaga, el abogado que ha acompañado a la familia de Igor Angulo hasta Cuenca, en el acta de reconocimiento y alzamiento del cadáver que se realizó en la celda del preso de Santurtzi se recoge que el cuerpo apareció tendido en una litera, y no colgando de los barrotes de la ventana tal y como se difundió a lo largo de la jornada del lunes por parte de las agencias de información que citaban fuentes penitenciarias.

«Su versión es que Igor estaba ahorcado. Si esto es así, surgen un montón de interrogantes: ¿Quién cortó la cuerda de la que estaba colgado? ¿Por qué lo hizo? ¿Por qué el juez no estaba presente cuando se llevó a cabo esta operación? Lo que está claro es que manipularon el cadáver sin que el juez instructor estuviera presente», explicó al respecto Goioaga.

Acta de levantamiento escueta

La directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, señaló que el cuerpo de Angulo se movió debido a que los servicios médicos de la cárcel de Cuenca, al llegar a la celda, intentaron reanimarle, por lo que no consideró que exista nada anormal en este caso. Goioaga rechazó esta versión, destacando que Angulo tenía un colgante en el cuello y que, si se hubieran producido maniobras de reanimación, hubieran tenido que quitárselo y el cadáver aún lo tenía.

Las sospechas que provocan estos hechos se ven incrementadas porque en el acta no se mencionan las circunstancias del entorno en el que fue hallado el cuerpo del joven santurtziarra. «No dicen nada sobre si había una silla en las inmediaciones ni de cómo se encontraba la celda. Tampoco hace referencia a qué altura se encon- traba la ventana ni a otros muchos detalles que son relevantes», precisa el letrado, que destaca que en un acta de levantamiento de cadáver todos estos datos tienen que aparecer de forma detallada y concreta.

La sensación de que existen irregularidades se ve incrementada tras constatar que, al contrario de lo que dicta el protocolo para actuar en estos casos, no se hubiera procedido a precintar la celda en la que fue hallado Angulo, tal y como reconocieron los agentes judiciales encargados de la instrucción del caso a preguntas de Goioaga. «Esto es algo elemental para poder realizar una inspección ocular del lugar de los hechos o para poder practicar otra serie de pruebas, comotomar huellas o ver cómo se encontraba la celda. Pero es algo que no se ha hecho. Es incomprensible que no se haya precintado la celda, cuando es algo básico para poder determinar cómo han sucedido los hechos. Si pedimos ahora que se practique cualquier prueba, no puede ser válida porque no se sabe quién ha entrado en la celda o si ya ha sido ocupada por otro preso», destaca el abogado de la familia de Angulo.



No tenía permiso para utilizar cordones
M.D.

IRUÑEA

Otro de los elementos que han incrementado las dudas de los allegados de Igor Angulo es que la versión oficial indique que el preso de Santurtzi se ahogó utilizando unos cordones para realizar pulseras, que también habría empleado para inmovilizarse las manos, cuando no tenía permiso para utilizar este material en la prisión ni, mucho menos, en el interior de su celda.

Así lo señalaron el lunes a GARA miembros de la cuadrilla de Angulo en Santurtzi, que recordaron que en primer lugar le impidieron seguir con sus estudios de Graduado Social y que posteriormente tampoco le dejaron realizar los trabajos de manualidades que solía hacer.

Orden de la dirección

Iñaki Goioaga confirma este extremo, subrayando que «la dirección de la prisión le había denegado el permiso para disponer de material para elaborar pulseras. Y ahora ha aparecido muerto con ese material».

Estos hechos vienen a sumarse a la percepción de la familia de que Igor Angulo estaba bien de ánimo. Así lo atestigua tanto su compañera, que mantuvo con él una conversación telefónica la víspera de su muerte, tal y como confirmó ayer a Euskadi Irratia, como las amigas que se desplazaron hasta Cuenca para visitarle el pasado fin de semana.

Ambos testimonios coinciden al señala que preso político se encontraba bien de ánimo, tenía planes de futuro y estaba muy ilusionado con su hijo, un perfil que no consideran compatible con el de un posible suicida.

Una autopsia de una duración anormalmente prolongada

La autopsia que se practicó al cuerpo de Angulo en el tanatorio del cementerio de Cuenca comenzó a las 9.30 y se prolongó hasta pasadas las 15.30, una duración anormalmente prolongada, ya que este tipo de operaciones suele rondar las dos horas. En la misma participaron dos forenses y un doctor de confianza designado por la familia. Los primeros indicios, según Iñaki Goioaga, aumentan las dudas en torno a la versión oficial. -s barrotes de la ventana tal y como se difundió a lo largo de la jornada del lunes por parte de las agencias de información que citaban fuentes penitenciarias.

«Su versión es que Igor estaba ahorcado. Si esto es así, surgen un montón de interrogantes: ¿Quién cortó la cuerda de la que estaba colgado? ¿Por qué lo hizo? ¿Por qué el juez no estaba presente cuando se llevó a cabo esta operación? Lo que está claro es que manipularon el cadáver sin que el juez instructor estuviera presente», explicó al respecto Goioaga.

Acta de levantamiento escueta

La directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, señaló que el cuerpo de Angulo se movió debido a que los servicios médicos de la cárcel de Cuenca, al llegar a la celda, intentaron reanimarle, por lo que no consideró que exista nada anormal en este caso. Goioaga rechazó esta versión, destacando que Angulo tenía un colgante en el cuello y que, si se hubieran producido maniobras de reanimación, hubieran tenido que quitárselo y el cadáver aún lo tenía.

Las sospechas que provocan estos hechos se ven incrementadas porque en el acta no se mencionan las circunstancias del entorno en el que fue hallado el cuerpo del joven santurtziarra. «No dicen nada sobre si había una silla en las inmediaciones ni de cómo se encontraba la celda. Tampoco hace referencia a qué altura se encon- traba la ventana ni a otros muchos detalles que son relevantes», precisa el letrado, que destaca que en un acta de levantamiento de cadáver todos estos datos tienen que aparecer de forma detallada y concreta.

La sensación de que existen irregularidades se ve incrementada tras constatar que, al contrario de lo que dicta el protocolo para actuar en estos casos, no se hubiera procedido a precintar la celda en la que fue hallado Angulo, tal y como reconocieron los agentes judiciales encargados de la instrucción del caso a preguntas de Goioaga. «Esto es algo elemental para poder realizar una inspección ocular del lugar de los hechos o para poder practicar otra serie de pruebas, comotomar huellas o ver cómo se encontraba la celda. Pero es algo que no se ha hecho. Es incomprensible que no se haya precintado la celda, cuando es algo básico para poder determinar cómo han sucedido los hechos. Si pedimos ahora que se practique cualquier prueba, no puede ser válida porque no se sabe quién ha entrado en la celda o si ya ha sido ocupada por otro preso», destaca el abogado de la familia de Angulo.



No tenía permiso para utilizar cordones
M.D.

IRUÑEA

Otro de los elementos que han incrementado las dudas de los allegados de Igor Angulo es que la versión oficial indique que el preso de Santurtzi se ahogó utilizando unos cordones para realizar pulseras, que también habría empleado para inmovilizarse las manos, cuando no tenía permiso para utilizar este material en la prisión ni, mucho menos, en el interior de su celda.

Así lo señalaron el lunes a GARA miembros de la cuadrilla de Angulo en Santurtzi, que recordaron que en primer lugar le impidieron seguir con sus estudios de Graduado Social y que posteriormente tampoco le dejaron realizar los trabajos de manualidades que solía hacer.

Orden de la dirección

Iñaki Goioaga confirma este extremo, subrayando que «la dirección de la prisión le había denegado el permiso para disponer de material para elaborar pulseras. Y ahora ha aparecido muerto con ese material».

Estos hechos vienen a sumarse a la percepción de la familia de que Igor Angulo estaba bien de ánimo. Así lo atestigua tanto su compañera, que mantuvo con él una conversación telefónica la víspera de su muerte, tal y como confirmó ayer a Euskadi Irratia, como las amigas que se desplazaron hasta Cuenca para visitarle el pasado fin de semana.

Ambos testimonios coinciden al señala que preso político se encontraba bien de ánimo, tenía planes de futuro y estaba muy ilusionado con su hijo, un perfil que no consideran compatible con el de un posible suicida.

Una autopsia de una duración anormalmente prolongada

La autopsia que se practicó al cuerpo de Angulo en el tanatorio del cementerio de Cuenca comenzó a las 9.30 y se prolongó hasta pasadas las 15.30, una duración anormalmente prolongada, ya que este tipo de operaciones suele rondar las dos horas. En la misma participaron dos forenses y un doctor de confianza designado por la familia. Los primeros indicios, según Iñaki Goioaga, aumentan las dudas en torno a la versión oficial.

Dudas razonables sobre la muerte de Angulo

La familia de Igor Angulo, cuyo cuerpo sin vida fue hallado el lunes en una celda de la cárcel de Cuenca, ha planteado una serie de dudas razonables en torno al óbito. Apoyada en los pocos datos que ha podido recabar tras su llegada a la ciudad manchega, la familia reiteraba su incredulidad ante la versión oficial aportada sobre la muerte del preso político. A la espera de que la autopsia, que se realizaba ayer en presencia de un médico de confianza de la familia Angulo-Iturrate, aporte algo más de luz sobre las circunstancias que concurrieron en esta muerte, la familia ha mostrado su extrañeza por algunos extremos de la información que se les ha aportado.

El primer dato que ha alertado a los allegados del preso es que, mientras en todas las informaciones relativas a la muerte del vecino de Santurtzi se hacía alusión a que a la llegada del forense su cuerpo se hallaba todavía suspendido de la ventana, en el parte de defunción que ha recibido la familia se sitúa el cuerpo sobre la litera de la celda. El hecho de que los responsables de la cárcel no advirtieran al funcionario judicial de la manipulación del cuerpo y de que, en consecuencia, éste no hiciera constar tan importante dato en su escueta acta de levantamiento del cadáver, ha agudizado la angustia y el temor de la familia.

Al tiempo, la compañera de Igor Angulo, que tuvo oportunidad de hablar por teléfono con él sólo unas horas antes de su fallecimiento sin que nada llamara su atención en el estado anímico de su pareja, hacía constar también su extrañeza por el hecho de que en la información que se les ha aportado sobre las circunstancias del presunto suicidio se recoja que el preso empleó cintas de cuero para sujetarse de antemano las muñecas. En su situación de preso de «primer grado», luego sometido a estricta vigilancia, Angulo no tenía acceso a un material que, por cierto, había solicitado para hacer pulseras, siéndole denegado el permiso.

A la luz de los muchos y oscuros precedentes en materia penitenciaria, siempre conviene mantener una activa duda intelectual ante la versión oficial. Además, y a la vista de las irregularidades que afloran en este caso, se impone exigir con más firmeza si cabe a quienes han fallado en su deber de velar por los derechos, incluido el derecho a la vida, del preso Igor Angulo que disipen hasta la última duda razonable que plantee la familia sobre cómo le sobrevino a éste la muerte. -

This work is in the public domain

Comentaris

Re: A la espera de conocer la autopsia, la familia rechaza la versión oficial de suicidio.
02 mar 2006
La història es repeteix?
Sindicat