Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anunci :: un altre món és aquí : globalització neoliberal : corrupció i poder : educació i societat : mitjans i manipulació
¿Buena Suerte? Medios libres en una nueva sociedad
13 feb 2006
Si el mensaje de Clooney es âhoy somos culpables de lo que está pasando porque consentimos cobardemente que nos engañen y nos mientanâ?. Me parece que Clooney es bastante ingenuo.
buenas.jpg
 buenas2.jpg
¿Buena suerte? Los medios de comunicación en una sociedad en red

-Si tuviera solo 4 euros ¿qué película iría a ver? ¿una americana?

-Me temo que sí, están los Oscars y lo copan todo.

-¿Cuales?

-Elegiría entre Munich y Buenas noches/Buena suerte.

-¿Cual?

-Seguramente Munich de Spielberg porque está en colores, es valiente, tiene más acción, sexo, no condena pero al menos dice la verdad...

-¿Y que pasa con Buenas noches/Buena suerte?

-De esta es la que quiero hablarte.

Buenas noches y Buena suerte, dirigida por George Clooney que por lo visto las enloquece con su belleza, y mucho más cuando ven que además de un cuerpazo seductor tiene materia gris suficiente para pensar un poquito.

- Hay una peli alemana â9 díasâ?, que por cierto si merece ser vista y digerida, pero ha durado poco en los cines, lamentablemente como otras muchas ¡viva la idiotización general! Trata sobre el interés de los poderes en controlar las iglesias. Pensarás que aburrimiento otra de nazis, pero la pregunta sería ¿por qué los nazis tenían tanto interés en dominar a cuatro curillas y un obispo de poca monta? Si en esos momentos dominaban toda Europa.... Hoy en día son más listos que los nazis, las iglesias están dominadas en muchas partes por entes políticos, económicos e incluso ateos, fíjate que cuentan que en la USA de Bush la feligresía cristiana es la que más apoya a Bush cuando Bush en su política económica interna y en las guerras y las represiones supuestamente antiterroristas que monta por el mundo es lo más endemoniado y anticristiano que uno se puede imaginar... La iglesia católica americana por lo menos mantenía una cierta dignidad, se opuso a la guerra de Irak, y ¿que le pasó? le empezaron a sacar dosieres (que supuestamente ya les venían sacando pasta, chantajeando, con ellos) algunos con más de 30 años de antigüedad sobre abusos y pederastas, total que la han arruinado totalmente y se aseguran un cambio âgeneracionalâ? dando paso a curas neointegristas y tolerantes con los neoliberales. Y ahora están muy entretenidos con el aborto. Digamos para concluir que puede darse en nuestros días una variable de sociedad totalitaria, muy innovadora, donde minorías privilegiadas (que fundamentalmente controlan la información) puedan dominar a una sociedad de forma totalitaria y monopolista aunque se mantenga una apariencia de pluralidad (porque hay elites políticas), de democracia (porque simplemente se vota y hay empresas privadas) y de libertad de expresión (porque hay muchos medios aunque no importe lo que digan, todos son financiados por los mismos anunciantes y la pluralidad es medida solo por lo superfluo). Pero la verdad está ahí fuera, si quieres cristianismo de verdad, por ejemplo ya que hablamos de religión, no te pierdas los comentarios del curilla Enrique de Castro los domingos a las 10h en el programa de Isabel Gemio, verás que hay mucha diferencia con el oficialismo y la propaganda de la COPE. Solo me falta por ver a don José María Aznar y a doña Esperanza Aguirre (ambos ateos) en alguna procesión vestidos de Nazarenos...

Que me lío, decía que Clooney ha hecho una película interesante. El asunto es que Buenas noches y Buena suerte puede llevarnos a conclusiones equivocadas. El tema es la batalla del periodista de un programa de la CBS Edward R. Murrow y su equipo contra el senador Joseph McCarthey y su caza de brujas contra la disidencia acusando a todo el mundo que no le interesaba de comunista aliado a una potencia extranjera. Represión, recuerdo, de la que fue victima entre otros muchos incluso Charles Chaplin, uno de los más grandes del cine y de la denuncia (El gran dictador). La película presenta realización muy interesante y es que las intervenciones del senador âanticomunistaâ? (más bien inquisidor, aunque mucho menos que el Rumsfeld o el Bush actual) son grabaciones auténticas del senador que simplemente se reproducen (muy bien encajadas), hay un documento final en la que el senador intenta recusar las acusaciones de Murrow con una demagogia descarada muy similar a la que hoy vemos reflejada en el PP aznarista de los Rajoy-Zaplanas-Acebes-Aguirres...

Si el mensaje de Clooney es âhoy somos culpables de lo que está pasando porque consentimos cobardemente que nos engañen y nos mientanâ?. Me parece que Clooney es bastante ingenuo.

Digamos que tenemos un cáncer que nos está paralizando y es que llevan años desmontando/montando todo un sistema de ganar dinero y concentración de poder absolutamente endemoniado. Lo que llama el Comandante Marcos y medio mundo que no se rinde âla globalización neoliberalâ?. Y parece que nadie es capaz de hacer frente con nuevos paradigmas y normas, leyes e innovaciones a la estrategia bastarda de dominación neoliberal. Vemos por ejemplo: el apoyo que el dueño de la cadena da a Murrow. Hoy es impensable, porque hay una excesiva concentración de poder en los anunciantes, en los medios financieros... Y por otra parte los grandes medios y los profesionales más independientes van perdiendo poder frente al mundo digital supuestamente más plural e internet. Hay toda una ânuevaâ? tiranía del statu quo cuya tendencia a medio plazo es sociedades más desarticuladas y caóticas donde los únicos que pueden controlarlas son precisamente las minorías ultracapitalistas... En la peli de Clooney nuestros héroes solo tienen que buscar un nuevo patrocinador, hoy nunca encontrarían un patrocinador. Por cierto que la peli también es un manifiesto contra tanto puritanismo antitabaco...

Y aquí hay un desafío para políticos con visión que pueden hacer una gran labor. Y es que hay que garantizar que haya pluralidad en los medios y que estos sean muchos e independientes unos de otros. No valen los paradigmas del viejo capitalismo restaurado por los neoliberales. En muchas áreas de la sociedad no vale decir: si ganas dinero lo estas haciendo bien. Por supuesto los medios tienen que ganar dinero pero los âbeneficiosâ? no solo tienen que venir de los anunciantes o de la defensa de intereses bastardos... La información es un servicio público y no debe ser por supuesto monopolizada por empresas estatales y controladas políticamente (el caso español-autonómico) pero tampoco financiada solo por publicidad o por la financiación descarada de los más indecentes especuladores de Wall Street, la banca, etc. Se trata de avanzar hacia sistemas de comunicación plurales donde haya mucha más interactividad con los receptores (que pueden también emitir mensajes y controlar el sistema) y donde haya mucha más información-contenidos-entretenimiento de calidad y menos repeticiones y redundancia. No se trata de que haya 50 canales y que todos sean de los mismos y casi con los mismos contenidos, sino que haya muchos que sean independientes y únicos. Lo dejo aquí pero te debes dar cuenta que los cambios que necesitamos los que de verdad queremos sociedades libres y plurales (cuyo medio fundamental evidentemente tiene que ser internet) están muy lejos de ser adoptados, los grandes medios intentan sobrevivir (y es necesario proteger una mínima libertad y calidad que en ellos se da todavía) pero no es volviendo a un sistema anterior con cero interacción y dominado por supuestas élites como podrán hacerlo. Aquí hay un muy buen trabajo para Hillary Clinton, para Angela Merkel (si es que de verdad quiere crear miles de puestos de trabajo y garantizar el bienestar alemán), para Rodríguez Zapatero (que tendrá que convencer a Polanco para liderar un mundo hispano de la comunicación más plural pero donde nadie tenga poder hegemónico)...

Advierto al personal que si queremos prensa libre esta tiene que ser de pago. Nunca gratis. La prensa gratuita puede ser divertida pero nunca hará investigaciones en profundidad ni denuncias del poder porque está financiada por los anunciantes y por el propio poder, ni nunca defenderá la independencia de los profesionales (que evidentemente no pueden tener trabajos precarios). Me da lo mismo que lo gratis venga en papel, en pantallas por la calle o el metro, o en internet. No me gusta la prensa autodenominada gratis, es una absoluta mentira. Evidentemente el conocimiento es la forma de riqueza y de poder más importante y si quieres la info que la contiene tienes que saber que nunca será gratis. Otra cosa es que el acceso sea libre e igual para todos al menos en un porcentaje importante. Evidentemente defiendo que los medios tienen que ser libres y en su mayoría de acceso gratuito, pero a la vez pienso que no se pueden financiar solo con publicidad ni con âdonativosâ? de los poderosos de turno. Hay que innovar en nuevos modelos de financiación de los medios de comunicación, donde se proteja la propiedad intelectual (y un nuevo concepto de ella como âpropiedad abiertaâ?), donde sea posible la información libre, y la información contrastada, de calidad, rigurosa y por supuesto un mundo sin ninguna censura (âla calidadâ? que lo determine la gente y que ridícula la derechona y algunos âprogres y medios de calidadâ? de este país defendiendo la âlibertad de expresiónâ? a costa de una ridículas viñetas sobre Mahoma).

O sea que resumo: apuesto por una prensa de pago (que no sea financiada por publicidad o donativos o inversiones de Wall Street) más plural, y de acceso libre y gratuito. Nuevas leyes y nueva mentalidad son necesarias, nuevos políticos son necesarios convencidos de que la sociedad puede hoy tener más capacidad de digerir, seleccionar e interactuar (y por tanto producir) con una información que genere riqueza, placer y cultura. Políticos imposibles porque de siempre han vivido precisamente del control y la manipulación de la información. Como vez una propuesta alternativa muy diferente y liberadora de los dogmas âculturalesâ? que paralizan los cambios que necesita nuestra sociedad. ¿Podría no obstante sobrevivir el actual sistema de medios de comunicación? El problema es que los medios actuales ya no son interesantes si no son capaces de contribuir a los cambios que nos lleven a un mundo más plural y mejor organizado. Pero los cambios tienen que ser evolución consciente y no en base a catástrofes producidas por la âinsostenibilidad acelerada del sistemaâ? porque también es verdad que el mundo actual tiene mucho que hay que intentar conservar.

Para acometer estos cambios, fundamentales si queremos prosperar en sociedades libres, es necesario (1) profundizar en las claves de un nuevo mundo donde internet lo cambia todo (y no significa de ninguna de las maneras más capitalismo neoliberal) y necesita de nuevas leyes que hagan posible una red hiperplural y âgratuitaâ? (sin serlo, porque es explotación, tampoco las carreteras son gratuitas y nadie paga por ellas). Pero es necesario sobretodo (2) profundizar en una moral civil que nos lleve por el camino de la verdad frente a la continua manipulación de quienes no van a renunciar a sus intereses minoritarios y ajenos al bien común. Utilizo ahora una cita del teólogo Olegario González de Cardedal de su libro El poder y la conciencia:

- El tránsito hecho de golpe desde la legislación, desde una sociedad dogmáticamente determinada a una sociedad tecnocráticamente orientada, puede llevar consigo el riesgo de caer en un peligroso vacío total de normas, referencias y valores morales. Tal vacío puede ser fuente de desmoralización profunda, y cuando un pueblo se encuentra en tal estado, surgen todas las tentaciones. Tentaciones para el pueblo, que puede desistir de buscar la verdad entre tantas opiniones y de realizar un ideal moral ante la dificultad de hallarlo y seguirlo. Tentaciones para quienes tienen poder, autoridad o dinero, ya que, en esos instantes de vacío y desorientación, las masas no soportan la espera en que la razón analiza, discierne y elige, cediendo en el entretanto a la falacia de quienes las halagan, dan rienda suelta a sus instintos o sacian superficialmente sus anhelos, velándoles los problemas de fondo y las dificultades de largo alcance.

Aquí las religiones pueden ayudarnos, y Kant, y Voltaire, y todo. Porque la verdad es una y todos en el fondo tienen que coincidir en lo fundamental (todos somos iguales, todos tenemos derecho a la misma libertad y al mismo bienestar). Sobre todo el cristianismo y el mensaje de Jesús, sin manipulaciones bastardas de las jerarquías de turno (que también son útiles en su justa medida), Jesús que aportó a la historia de la humanidad un mensaje de igualdad y liberación para todos los seres humanos y que conste que el islam coincide absolutamente con esta propuesta y en muchos casos lo ha llevado a la práctica con más eficacia que los supuestos cristianos. En palabras del mismo texto del teólogo citado: âEl cristianismo es historia y mucho más: no sólo intrahistoria sino incluso contrahistoria. Porque a diferencia de toda la evolución humana donde los hombres se han vivido y definido como enemigos unos de otros desde los tiempos prehistóricos, Cristo ha introducido esa contrahistória, es decir, la afirmación esencial de que todo prójimo es hermano y de que el enemigo es también prójimoâ?.

La película de Clooney en el fondo propone eso, que volvamos a recuperar una cierta moral civil (cada uno con lo que pueda y tenga más cerca, Alá pues Alá, Voltaire pues Voltaire) que nos permita avanzar incluso en solitario por la senda de la lealtad a una humanidad de la que formamos parte. Pero tenemos que ser conscientes que ese camino de liberación a diferencia de en otras épocas se da en un mundo plagado de tentaciones y de trampas gigantescas, incluso el mismísimo âdemonioâ? te puede aparecer con cara de santo. Y al igual que en la revolución industrial los cambios significaron también unas nuevas relaciones de poder y el advenimiento de nuevas clases sociales, ahora nos encontramos con que las sociedades pueden autorregularse con más libertad sin tanto control de minorías burocráticas o minorías capitalistas (ojito no confundirse con ningún manifiesto propagandístico neoliberal). Y este es el desafío que viene con internet: hacer ese mundo necesario posible ya, y tecnológicamente por primera vez, donde el control esté en la capacidad de interactuar de la gente (y no solo votando, o comprando) y donde no haya tantos privilegios para minorías burocráticas o capitalistas-monopolistas. El cambio es el único camino para que prospere con garantías de independencia una prensa libre e independiente, y gratuita-sinserlo. Y ya lo dijo, ese glorioso gordo alemán, Helmut Kohl en un texto aquí citado recientemente: âlos que tienen visión son los verdaderos realistasâ?.

Hay desde luego una gran oportunidad porque algunos ya empiezan a ver que ese mundo plural y más diverso no es posible financiarlo con publicidad. Es preocupante ver que los políticos lo único que se les ocurre es montar comisiones de âvigilancia y controlâ?... Es muy interesante la opinión el otro día del presidente de Telecinco, Alejandro Echevarría que dijo que peligra la supervivencia de la televisión: "Vamos a un escenario teórico a partir del 2010, año del previsto apagón analógico, donde en cualquier parte del territorio se podrán ver hasta 44 canales digitales gratuitos y ¿cómo se pueden mantener todos estos operadores que vivirán exclusivamente de la publicidad?".

También dijo Echevarría que los operadores privados de televisión han obtenido grandes beneficios, lo que no pensará Echevarría es que para que sobreviva la televisión hay que garantizarle a él y sus empresas los privilegios que cuenta actualmente. Lo que he dicho: la sociedad puede hoy tener una información que genere riqueza, placer y cultura y ello ya es posible tecnológicamente falta que también se innove en el software (las leyes y las formas de financiación).

Así que la peli de Clooney se equivoca en una cosa: sí es verdad que es importante que tengamos gente capaz de asumir con valentía una responsabilidad leal con el bien común pero a la vez es necesario cambiar los modelos que permiten que unos pocos impongan caprichosamente una visión interesada y parcial que por otra parte es insostenible en el medio plazo. El cambio es inevitable, por las buenas o por las malas. Buena suerte.

afc euroimmersion.com 13Feb6
Mira també:
http://usuarios.lycos.es/euroim/buenas.htm
http://www.mangafilms.es/buenasnochesybuenasuerte/

This work licensed under a
Creative Commons license
Sindicat Terrassa