Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Anàlisi :: un altre món és aquí
Cultura proletaria versus cultura burguesa
06 feb 2006
Hola, akest és un text no massa llarg (crec) ke vaig escriure l'estiu passat sobre la necessitat d'impulsar una revolució cultural (en un sentit no maoista) en el sentit de crear noves relacions, des del proletariat, amb el món en què ens movem.
La cultura se suele definir como todo aquello que se aprende, aquello que no es instintivo (si bien, en algunas cosas, resulta difícil delimitar el instinto y la cultura).
Esto abarca desde el arte (pintura, escultura, cine, ...) hasta las costumbres populares, las normas sociales, la religión, etc. En definitiva, la forma de relacionarse con l@s otr@s y con el mundo, en todas o casi todas las facetas y aspectos de esas relaciones.
La cultura, como fenómeno social que es, está condicionado por el modelo de sociedad y el modelo de sociedad por la cultura, en una estrecha relación que posiblemente se remonte al nacimiento de ambos.
La sociedad en la que vivimos, basada en la opresión de la gran mayoría - perteneciente a las "clases populares" - por la minoría de la alta burguesía y su aparato represivo,tiene una cultura burguesa, una cultura vinculada a los intereses de la clase en el poder. Si queremos hacer una revolución que derroque a la alta burguesía, no bastará con una revolución militar que derroque su poder armado, o una revolución electoral, que lleve a un gobierno revolucionario al poder, más bien, hará falta todo un proceso de autoaprendizaje de un sector cada vez mayor de la población, que construya un modelo nuevo de mundo y que, para ello, destruya las actuales relaciones humanas.
El proceso, en realidad, hace mucho tiempo que comenzó: cada acto de liberación, cada lucha contra el poder, lleva dentro sus propios valores que cada un@ puede apreciar de modo distinto. Además, cada cual tendrá sus propias ideas (más o menos parecidas, más o menos distintas) de cómo debe ser esa nueva cultura proletaria, no obstante, me permito exponer algunas ideas sobre cómo puede ser:
· En las relaciones con el medio natural, con la Tierra, podría tratarse de una culotura de aprendizaje y respeto. Mucho se ha aprendido y se puede aún aprender, con la ecología, de los hábitats naturales y del planeta que conforman, pero la ciencia no basta. Si la cultura burguesa se basa en el sacrificio del medio natural en pos del progreso material de su propia civilización, la cultura proletaria podría basarse en el respeto supremo a la diversidad de especies y a la vida, como un maravilloso fenómeno natural así como, en general, a lo natural como valor en sí mismo.
· En las relaciones con las otras especies animales, la cultura burguesa se basa en su utilización como objetos, ya sea para satisfacer determinadas tendencias - afán de exterminio (caza y pesca), sadismo (tauromaquia), zoofilia, afán de diversión a costa de otr@s (encierros), etc., ya sea para obtener de ellas productos innecesarios (pieles, carne, leche, huevos, miel, seda, ...) o ya sea para hacer con ellas cosas que, en seres humanos, se considerarían inmorales (experimentación sin su consentimiento para fines militares, cosméticos, médicos).
Una nueva cultura proletaria, no basada en la opresión del débil por el fuerte, podría basarse en el respeto a otras formas de vida y en el reconocimiento de su derecho a sentir y a ser libres.
· En las relaciones de poder, si la cultura burguesa se basa en la obediencia del más débil al más fuerte (principio de autoridad), así como en su envidia (desclasamiento), la cultura proletaria podría basarse en que la única obediencia sea la debida a los propios principios (coherencia ética) y que las relaciones con los otros miembros de las clases populares sean de desobediencia a toda autoridad (organización horizontal, autónoma, de base y de democracia directa) y de humildad-orgullo: humildad, por asumir que un@ no es mejor que nadie y orgullo, por asumir que nadie es mejor que un@ y para no ceder a la tentación del desclasamiento.
Esto implica la construcción permanente de relaciones de respeto entre todos los seres humanos, sin importar su género, etnia, tendencia sexual, filosofía, etc.
También implica evitar las relaciones de dependencia, ya que la dependencia (afectiva, dependencia de un líder, de un dios, de la patria, de una droga) implica una relación de poder del objeto de dependencia respecto a la persona dependiente, que ve minada su voluntad frente al poder del objeto y, con ella, su libertad.
· En las relaciones con lo desconocido y lo sobrenatural, se podría asumir la propia ignorancia, no buscando explicaciones sobrenaturales. Las supersticiones, sean organizadas (cultos religiosos) o espontáneas, a menudo favorecen actitudes que interesan al poder (conformismo, resignación, envidia de clase) y nunca ofrecen respuestas fiables.Además, las religiones se basan en la obediencia a la autoridad (divina) y en la ignorancia de lo desconocido. Si la cultura proletaria se basa en la desobediencia a toda autoridad y en el afán de conocimiento, esta nueva cultura proletaria tendría que ser anti-tea, en el sentido de rechazar todo dios o ser sobrenatural, y buscar respuestas a sus preguntas.
· En las relaciones con la diversión, la cultura burguesa parece basarse en la tríada "sexo, drogas y música comercial". Las relaciones con la sexualidad se basan en su transformación en otro objeto de consumo: tanto su práctica (prostitución) como su visión (pornografía) son negocios multimillonarios y, por otra parte, se fomenta una cultura del "salidismo" en la cual este consumo no sólo es natural, sino que entronca con la construcción de una necesidad artificial de tener relaciones sexuales, mejor cuantas más y cuanto más variadas (anteponiendo la cantidad a la calidad). Una nueva cultura podría concretarse en una sexualidad no sólo desinteresada materialmente, sin intercambios de ningún tipo, sino, también, basada en el respeto y la voluntad totalmente libre de los participantes y en la naturalidad de toda sexualidad que respete esa voluntad así como en la idea de que, en la sexualidad, nada es obligatorio.
· En las relaciones con las drogas, frente a una cultura burguesa que nos dice que debemos consumir drogas (algunas, abiertamente, otras, de forma oculta), que debmos dedicar tiempo, energía y dineroa un consumo que resulta en ocasiones adictivo y, a menudo, perjudicial para la salud, que debemos obtener sensaciones (estimulación, relax, desinhibición, evasión) sin importar si tenemos o no motivos para ello, frente a esta cultura, podemos oponer la filosofía "straight edge", que dice que no debemos huir de nuestros problemas, sino afrontarlos, que no necesitamos estímulos sintéticos para disfrutar. La nueva cultura proletaria podría alimentarse de esta corriente, respetando siempre otras opciones.
· En las relaciones con la música y las otras artes, en lugar de la cultura burguesa, en la cual estas se venden al mejor postor, se podrían fortalecer las artes alternativas: la música, arquitectura, cine, etc. no comerciales, aquellos que no buscan el enriquecimiento de sus autores, sino contribuir al enriquecimiento cultural colectivo de la mejor manera posible (por ejemplo, fomentando la producción artística a través de cooperativas de autores y no de empresas convencionales).
· En la relación con la violencia, asumiéndola como un hecho natural, no pretendiendo negarla, pero tampoco exaltarla. El hecho de actuar de forma violenta podría analizarse como cualquier otro tipo de acción: haciendo un balance previo de las consecuencias de hacerlo y las de no hacerlo y decidiendo, en cada caso, en función cuál de las opciones parezca la menos mala, dadas las consecuencias previsibles.
Esto, en el marco de la lucha contra el sistema, se plasmaría en una lucha armada racional y pragmática, ante la cual la actitud sería de respeto y admiración, pero nunca de idolatría o mitificación.
· En la relación con la represión, tanto la autorepresión como la represión social, asumiéndolas como algo natural, dada la conflictividad que puede producirse entre el deseo y el derecho ajeno, pero considerándola siempre un mal necesario y que, por tanto, debe estar sometido a la voluntad (personal o colectiva) y respetar, en la medida que sea posible, los derechos de la persona o personas a quien afecte, siendo lo más racional posible.
· En la relación con la propia etnia, superar actitudes de orgullo, chovinismo, xenofobia y otras, tan a menudo aprovechadas por el sistema para diferentes objetivos (promover guerras interestatales, fomentar el "espíritu patriótico", disolver la lucha de clases, etc.), asumiendo la etnia como un hecho antropológico sin especial importancia, considerando igual de respetables y merecedores de ser preservados todos los rasgos culturales: todas las lenguas, todas las tradiciones que respeten los derechos ajenos, etc.

This work licensed under a
Creative Commons license

Comentaris

Re: Cultura proletaria versus cultura burguesa
06 feb 2006
tu el que vols és crear un altre tipus de religió, la religió de la revolució de la que aquí a Indymedia tenim tants aspirants a sacerdot. gràcies però amb mi no hi comptis. jo tinc la meva pròpia visió del món i no necessito que ningú em digui què he de fer, què està bé i què malament. salutacions cordials.
Re: Cultura proletaria versus cultura burguesa
06 feb 2006
Si saps escriure, "observador", el més probable és ke també sàpigues llegir, aleshores... perkè critikes l'article, si no l'has llegit?
No em diguis ke sí ke l'has llegit perkè tu mateix et delates: m'acuses d'intentar crear una nova religió només per expressar les meves idees i insinues ke dic el ke s'ha de fer i kè està bé i kè està malament, quan el ke dic és just el contrari: convido tothom a mantenir una actitud de "sobirania", de seguir les seves conciències i de respectar els drets dels altres i fer-se respectar.
Si acuses algú, com a mínim, dona'n arguments.
Les teves acusacions són gratuïtes i no tenen cap fonament.
PD: les teves salutacions, de cordials, no en tenen res.
Re: Cultura proletaria versus cultura burguesa
07 feb 2006
home, sí que me l'he llegit. sóc imbècil, però tampoc tant com per criticar una cosa que no m'he llegit.

mira, dius que és necessari "impulsar una revolució cultural". això és crear una nova "cultura" (sigui el que sigui) que s'oposi a la cultura burgesa existent i la substitueixi. bé, doncs implícitament ja estàs dient què no s'ha de fer i què està malament: tot el que tu associes a aquesta "cultura burgesa"; els toros, la prostitució, les drogues, etc. tot això són els pecats de la teva religió. com ens podem redimir dels pecats? doncs adoptant una actitud proletària de la que tu poses uns quants exemples. i és cert que no dius com hauria de ser exactament aquesta cultura proletària, només fas "suggerències", però això és un altre tema (que la teva proposta alternativa no té contingut, per tant no existeix realment, només és un nom sense significat: cultura proletària).

ara, una cosa és que critiqui el que dius, i una altra que no et pugui saludar cordialment. em sembla que ser una mica amable no costa res, i t'ho deia sincerament.
Re: Cultura proletaria versus cultura burguesa
08 feb 2006
Això es comença a posar interessant, a mesura que entrem en matèria. No crec ke sigui cap bogeria dir ke les classes populars necessitem una revolució cultural, tu no estàs d'acord?
Evidentment, no tothom estarà d'acord amb mi en ke està bé i kè està malament, només faltaria, però em sembla envident ke els fenòmens ke tu esmentes (la tauromàfia, la prostitució, les drogues)i d'altres ke apareixen en el text formen part de la cultura oficial burgesa ke ens oprimeix.
Com tu dius, només faix suggerències i, si he penjat el text a Indymedia, no és per omplir akest espai, ke ja està ple de convocatòries, notícies i anàlisis, sinó, justament, per debatre'l.
Per una altra banda, no sé perkè al final dius ke la meva proposta no té contingut... aleshores, kè són, totes akestes paraules, sinó el contingut de la meva proposta? ke creus ke ho he escrit perkè m'avorria?
Bé, sincerament, no acabo d'entendre la teva argumentació, ja me la explicaràs amb més detall.
Salutacions (ara sí) cordials
PD: ke consti ke, això de ke ets imbècil, ho dius tu, no t'ho he dit pas jo. Suposo ke això vol dir ke et rius de tu mateix, la qual cosa crec ke és bona.
Sindicat