Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: corrupció i poder
El Hallowyn de Ferrungen y la Novela de Ted Bundin Por Oscar Portela
04 feb 2006
Relaci{on de la informaci{on y la justicia.OP
El Halloween de Ferrugen y la novela de Ted Bundy

Por Oscar Portela

A mi amigo Rafael Rattia,

que se ocupa del tema en Venezuela




Se me ocurre proponer algo: un jurado neutro compuesto por visionarios investigadores cronistas de la prensa amarilla, que se disputan el ocupar los lugares vacíos de los debates importantes que se debe el país, apuntando al horror vacío de la los sucesos mundanos de la feliz y relatando novelas de horror que dejarían el talento de Sherlock Holmes en lugar secundario, comparándolo con el juicio crítico con el cual narran imaginariamente las ambiguas rutas del caso Ferrungen.

Se diría incluso que por el momento ese hermoso lugar -a tenor de los expertos en Turismo- ya tiene su historia, y ésta se la debe aquel balneario al indudable talento de aquellos que apuntan en su bitácora de rating, las tonteras que aparecen en forma de versiones día a día a pesar de lo notorio de las contradicciones, de los presuntos testigos del hecho, e incluso de la defensoría de la víctima del luctuoso incidente.

Basta señalar el modo en el cual se relata la huída de los sospechosos -camioneta, Peugeot, huída por tejados al modo del trhiller norteamericano y hasta llantos y lamentos "como nenas" de los crueles "asesinos"- para advertir que cada minuto es por el cual el serial se prolonga; existirán más protagonistas del hecho, más testigos, mas evidencias, aunque "evidencia" venga del latín "videre", es decir ver y no presumir, o "creo que", lo que significaría para la substanciación de la causa, un estado de suspensión del juicio asertivo -se entiende ¿no?- ya incluso la minimización de cualquier acusación que no tenga el peso de la prueba: "in dubio pro-reo", la duda a favor del reo: Palas dudaría más que Sócrates, pero quienes echan a rodar masas de nieve no saben lo que significa la palabra "epojhe": suspensión del juicio.

Siga el baile siga el baile:


El tema del "Poder"


Y continuamos con aquello de los "hijos del poder": claro que los "crímenes" que se ocultan por razones de Estado (caso Carlos Menen (h)), no tiene ni tubo nada que ver con el poder y el periodismo correntino no se ha preguntado sino repetido, mimetizándose con el discurso tipo Crónica, adonde está el poder y adonde estuvo siempre: tiene importancia la relación del grupo Clarín con los Gobiernos de Turno, desde la época del Proceso ¿Y Ernestina Noble no es Poder? ó Amalia Fortabat, cuyo marido contribuyó monetariamente con la guerrilla para evitar -como otros empresarios porteños-, correr inútiles riesgos empresarios, habida cuenta del sonado caso Bunge y Born? Pero si de lo que se trata es de hacer creer a los propios correntinos que los "poderosos" deben pagar", la sanción social que por razones de índole política busca la prensa amarilla nos permitiría comparar a los que conocemos por dentro las instalaciones del Diario Nación, el piso de María Julia Alzogaray, o el del Sr. Grosso, con la casa en la que vive el ex gobernador correntino Néstor Pedro Braillard Poccard Aquí conviene recordar la xenofobia del liberal Sebreli, quien siempre afirmó con razón que Buenos Aires no tenía nada que ver, con el "resto" ("restancia") del Estado Nación; si alguna vez lo fuimos y para comprobarlo basta que algunos que ya juzgaron lean la famosa "Nivola", "La Zaga de los Anchorena", para que aquellos que sentados en cómodos sillones como viejas cotillas ("chismosas") repiten lo que escucharon en el último noticiero, vieron Crónica, o las repeticiones de todo ello, en Radio 2. Eduardo Braun Billinghurst, (y no Broun) como escribieron algunos medios en su apuro (Gallino y no Gallina ¿Qué tiene que ver en esto la fiebre aviar?), no es ya Eduardo aquel adolescente talentoso y casi taciturno que escribe y pinta, sino un discípulo calificado de Ted Bundy. Y los correntinos sin reflejos como sociedad política, sin sentir las manipulaciones políticas que la degradaron en las últimas décadas siguen, o indiferentes o "resentidos", e ignorantes de una realidad ominosa -la Argentina- prejuzgando un caso que la ley, no la "Justicia" -éstos términos no son sinónimos porque no somos Dioses-, tomando el "matecito" y admirando las pocas plumas de un pobre Carnaval, porque ese parece ser el destino sin destino de una provincia librada a la improvisación y a la incuria de la falta de talento.

En un país donde los almuerzos con la "Chiqui" siguen haciendo furor, ¿Se puede esperar acaso otra cosa? ¿Y en la República de Cromagñón, los "poderosos" no nos podemos sentar como partes de las acusaciones de la Fiscalía?
Mira també:
http://ww.universoportela.com.ar

This work is in the public domain
Sindicat