Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: altres temes
K-konponbidea- ultimo informe
02 feb 2006
ÚLTIMO INFORME-MESA PARA EL ACUERDO Y LA PAZ DE EUSKAL HERRIA
INFORME: 18 de Enero de 2006
MESA PARA EL ACUERDO
SEGUNDO INFORME
>> ÃLTIMO INFORME
Informes | Hemeroteca |
INFORME: 18 de Enero de 2006
MESA PARA EL ACUERDO
SEGUNDO INFORME
0.- INTRODUCCIÃN

Hace 30 meses, surgimos con el objetivo de crear las condiciones necesarias para la resolución del conflicto político, una vez identificados y definidos los principios básicos para la resolución, con la intención de subrayar su importancia, miembros de las ejecutivas de los 55 agentes firmantes del Acuerdo Democrático de Base (ADB) nos reunimos en el Palacio Euskalduna. Impúlsando el Acuerdo y profundizando en él.



La representación de los agentes políticos, sindicales y sociales reunidas en el Palacio Euskalduna quisimos expresar nuestra plena voluntad y compromiso para trabajar la superación del conflicto político.



Los 55 firmantes del ADB tenemos plenamente interiorizados las ideas recogidas en el ADB. Para nosotros lo importante es dar comienzo al Proceso para la resolución y constituir la Mesa para la Resolución, donde todas las formaciones estén presentes sea cual sea su ideología.

En el acto celebrado en el Euskalduna dimos un paso hacia delante en el proceso definiendo los 8 principios necesarios para la constitución de la Mesa para la Resolución..



En el acto se le dio lectura a tres testos consensuados. Por un lado Martin Aranburu leyó el documento "Más allá del Acuerdo Democrático de Base", Amaia Andreu fue la responsable de presentar "La voz de las mujeres en la resolución del conflicto" y por último fue Tatiana Zdanoka quien dio lectura al documento "Internacional". Además de esto, ante Alec Reid 12 nuevos agentes dieron su adhesión al ADB. Al final del acto, además de los notarios y observadores internacionales, representantes de los 55 agentes firmantes subieron al estrado.



Apuntes importantes en torno al Acto.
Se congregaron 700 personas provenientes de toda Euskal Herria.

Eran personas participantes de los órganos directivos de los 55 agentes firmantes.

Firmaron 12 nuevos agentes el ADB

La asistencia de agentes no firmantes fue notoria
Partidos políticos: Ezker Batua.
Sindicatos: CCOO
Instituciones: Udalbiltza, Udalbide


Se recibió el apoyo de diferentes personalidades de la sociedad vasca.
Nestor Basterretxea
Jose Mari Arrate
Julio Ibarra
Joxe Azurmendi
Se garantizó la presencia de los fedatarios y observadores internacionales

Se recogió el testimonio del apoyo que parlamentarios europeos están mostrando.
1.- MÃ?S ALLÃ? DEL ACUERDO DEMOCRÃ?TICO DE BASE
Ya hace dos largos años o tan sólo han transcurrido dos años desde que iniciamos esta nueva andadura. Se trata de un nuevo esfuerzo por superar el conflicto, por crear una nueva coyuntura. Ãramos conscientes, y lo seguimos siendo, de que todos formamos parte de una u otra manera de la situación que atraviesa Euskal Herria. Lo aprendido en experiencias anteriores, nos sirvió para elaborar un diagnóstico de la situación y del conflicto. Ãsta fue nuestra principal conclusión: Euskal Herria no está reconocida como nación por lo que a los ciudadanos vascos se nos niega el derecho a decidir nuestro futuro.

Es evidente que no siempre hemos acertado, pero nunca hemos cejado en nuestro empeño por alcanzar una solución democrática. Tal y como hemos destacado, en nuestro diagnóstico partíamos de una constatación:


Nuestro primer pilar:
Todos somos parte del conflicto; por tanto, todos tenemos que ser agentes para su resolución. No queremos eludir la responsabilidad que nos atañe en esta situación, menos aún en situaciones tan decisivas. En estos dos años de debate hemos logrado sentar las bases para el mutuo entendimiento.

Hemos llegado a esta propuesta totalmente convencidos de la misma. Creemos que la solución vendrá de la mutua aceptación, y por ello es necesario alcanzar un consenso entre todos.

Nuestro segundo pilar:
La voluntad de participar. Tenemos de pasar de decir que queremos una solución a dar los pasos necesarios para lograr la misma. Esa voluntad tiene que verse reflejada en posturas activas, en iniciativas concretas. Tenemos que modificar nuestras actitudes y hacer cambiar las de los demás. Todos podemos creer que la clave de la solución está en nuestras manos y que ello supone una ventaja. Las afirmaciones del tipo "O logramos todo o pierden todos" han de sustituirse por otras de este tipo: "Todos tenemos que incidir para que todos salgamos ganando". Todos tenemos nuestros intereses, algo que, por otra parte, resulta legítimo y natural. Pero tenemos que ser capaces de conciliar los intereses individuales y los colectivos, ya que, la aceptación mutua resulta imposible sin el mutuo respeto.

Dialogar, mostrar voluntades, variar nuestras posturas y hacerlo, todo ello, de acuerdo a las reglas democráticas. Para que el proceso resulte participativo todos tienen que tener la posibilidad de participar en el mismo.


Las dos bases que acabamos de destacar han sido asumidas por numerosos agentes y lo que quizás resulte más significativo es que ninguno las ha rechazado hasta la fecha. Ha sido gracias a labor realizada durante años que los agentes reunidos se hayan sumado al Acuerdo Democrático de Base, presentado en un acto público celebrado en el Aberri Eguna de 2005.

"Todos los ciudadanos vascos en el conjunto de Euskal Herria han de ser consultados sobre su futuro de la manera acordada por los distintos agentes."
La esencia del acuerdo suscrito por los diferentes agentes se resume en esa frase, en la que se indica cuál es el hilo del que hay que tirar para desenmarañar la madeja del conflicto. Por tanto, el ámbito democrático consensuado necesario para alcanzar la paz se puede plasmar en esa labor de síntesis realizada por los distintos agentes.



Los agentes tenemos que acordar el modo, pero es la ciiudadanía la que tiene que decidir. Eso es precisamente lo que expresa dicha frase. Ese primer acuerdo no hace sino abrir las puertas a una línea de trabajo más amplia. Hemos ido adoptando nuevas decisiones a medida que nos iban llegando nuevas aportaciones colectivas. Cada paso que damos supone un avance significativo. Ãstas son las tareas que nos hemos fijado de cara al futuro para seguir avanzando poco a poco:

La constitución de la Mesa para la Resolución del Conflicto para el Aberri Eguna de 2006
El reforzamiento de dinámicas participativas para constituir y completar la Mesa para la Resolución del Conflicto, a fin de presentar el acuerdo a los que no lo hayan suscrito, por una parte, y de recabar sus inquietudes, aportaciones y opiniones, por otra. El principal objetivo es alcanzar el primer acuerdo entre TODAS LAS PARTES.
La organización de un grupo de observadores y notarios para lograr las garantías y el clima de confianza necesarios.


Como decíamos al principio, ya hace dos largos años o tan sólo han transcurrido dos años. Pero ¿en qué situación nos encontramos ahora? En 2003 planteábamos la necesidad de crear una mesa de diálogo y transcurridos dos años de aquello prácticamente nadie cuestiona su necesidad, lo cual ya es un logro en sí mismo. Todos los agentes, la gran mayoría, coinciden en destacar la necesidad de instrumentos de diálogo.


La aportación más significativa ha sido, sin duda, el Acuerdo Democrático de Base suscrito por diferentes agentes, el cual ha constituido el primer paso para la resolución del conflicto político. Por tanto, los trabajos, reflexiones y aportaciones realizadas por los diferentes agentes durante todos estos meses, junto a su participación, han sido muy enriquecedores. Se han acordado unas bases, se han creado unos instrumentos, se han intercambiado opiniones y se han acercado posturas, gracias a lo cual podríamos estar a las puertas de la CREACIÃN DE LA MESA PARA LA RESOLUCIÃN DEL CONFLICTO POLÃ?TICO.

El punto de partida para la creación de dicha mesa de diálogo es el Acuerdo Democrático de Base, ya que es el documento que mayor y más amplio consenso ha obtenido en todos los territorios de Euskal Herria. Pero todavía queda mucho por hacer para difundirlo aún más y lograr la adhesión de más agentes.

Sumar fuerzas, recabar las opiniones, propuestas y aportaciones de diferentes agentes y ampliar y enriquecer el Acuerdo. Ãsa es nuestra meta. Y de ese consenso tiene que surgir la Mesa para la Resolución del Conflicto. Vamos a seguir trabajando como hasta ahora: con compromiso, responsabilidad y transparencia.

Constitución de La Mesa para la Resolución del Conflicto
Partiendo de nuestra experiencia y de los acuerdos alcanzados, éstos son los principios indispensables para el proceso de constitución de la Mesa para la Resolución del Conflicto.

1.- La Mesa para la Resolución tiene que ser abierta y amplia, sin la exclusión de ningún agente. Por encima de las distintas opiniones la Mesa no puede poner ninguna condición previa para poder participar en la misma.

2.- La Mesa para la Resolución del Conflicto tiene que constituirse entre todos. Tenemos que lograr que, sin ser de nadie, sea de todos. Cada cual ha de actuar de manera responsable para evitar que la Mesa para la Resolución del Conflicto se convierta en instrumento de ninguna institución u organización, sino de todos, ya que la solución no atañe a una única persona, ni a una única institución. Tanto la Mesa para la Resolución del Conflicto como el proceso son instrumentos creados y desarrollados entre todos que pertenecen, por tanto, a todos.

3.- La Mesa para la Resolución del Conflicto reconocerá a todos los ciudadanos vascos, garantizando la participación de todos ellos, del modo y manera que acuerden los distintos agentes.

4.- La Mesa para la Resolución del Conflicto abarca al conjunto de Euskal Herria. La Mesa para la Resolución del Conflicto abarca todos los territorios de Euskal Herria y tiene que garantizar el derecho a participar de todos ellos, del modo y manera que acuerden los distintos agentes.

5.- La Mesa para la Resolución del Conflicto reivindicará y defenderá los derechos de todos los ciudadanos vascos. El objetivo de la Mesa es lograr el respeto de todos los derechos para todas las personas en el conjunto de Euskal Herria.

6.- La Mesa para la Resolución del Conflicto reconoce que la última palabra la tienen el conjunto de ciudadanos de Euskal Herria, por lo que los distintos agentes tienen que consensuar fórmulas para dar la voz a los ciudadanos vascos.

7.- La Mesa para la Resolución del Conflicto tiene que tener en cuenta la historia y pluralidad de Euskal Herria a la hora de alcanzar cualquier acuerdo. El mismo ha de ser incluyente, recogiendo las distintas sensibilidades existentes en Euskal Herria.

8.- La Mesa para la Resolución del Conflicto considera necesaria la labor de observadores internacionales para lograr que el proceso sea lo más firme y sólido posible.

En época de cambios se requiere de prudencia y valor. Nuestro objetivo es alcanzar la participación del mayor número de agentes posible, a fin de lograr sinergias. Todos tenemos algo que decir, algo que hacer. Tenemos que construir los medios y los instrumentos para que así sea.

Palacio Euskalduna, 17 de diciembre de 2005



2.- LA VOZ DE LAS MUJERES EN LA RESOLUCIÃN DEL CONFLICTO

Como punto de partida, quisiéramos plantear una reflexión en torno a un párrafo del prólogo del Acuerdo Democrático de Base:



"Ha de ser un proceso sin vencedor@s ni vencid@s, que garantice todos los derechos humanos de la ciudadanía sea cual fuere su sensibilidad política, convirtiendo a toda la ciudadanía en copartícipe y máxima beneficiaria del proceso. Con este objetivo deberán abordase los condicionantes que determinan la diferente participación social de mujeres y hombres a fin de que se garantice la igualdad de derechos y oportunidades."

<!--[if !supportEmptyParas]-->

En este párrafo se recogen tres ideas que resultan de vital importancia, en nuestra opinión:

Ãsta es la reflexión que hacemos en torno al punto referido a la necesidad de que el Acuerdo "...garantice todos los derechos humanos de la ciudadanía...":



Está claro que la referencia que se hace a todos los derechos humanos de toda la ciudadanía está ligada a su reconocimiento y no tanto a su plasmación. Así, las vulneraciones y carencias en materia de derechos humanos que Euskal Herria padece en la actualidad afectan a diferentes derechos (lingüísticos, de identidad, laborales, económicos, sexuales...). Igualmente, es bien sabido que las reivindicaciones de los derechos se plantean y abordan de diferente manera en función de nuestra ideología y de nuestros proyectos políticos. La plasmación de esta realidad diversa es, por tanto, uno de los objetivos del proceso iniciado en aras de lograr la resolución del conflicto, puesto que ahí radica, precisamente, la característica democrática del Acuerdo de Base.



Desde el movimiento de las mujeres, desde el movimiento feminista, queremos llamar la atención sobre esta primera idea, ya que a menudo vemos que en los procesos políticos, a la hora de hablar de derechos y en los distintos idearios individuales y colectivos no se suele incluir el reconocimiento a la falta de derechos que sufrimos las mujeres. Y no es casualidad, ya que la política convencional apenas deja lugar a las reflexiones y exigencias planteadas en torno a los derechos de las mujeres. Por ello, consideramos necesario tener en cuenta la vulneración de los derechos democráticos de la mitad de la población, y que no se silencie o naturalice dicha vulneración. En ese sentido, el Acuerdo Democrático de Base no viene a conquistar los derechos individuales y colectivos de las mujeres, pero sí que los hace presentes y reconoce el lugar que les corresponde.



En cuanto a la segunda idea, "...convirtiendo a toda la ciudadanía en copartícipe y máxima beneficiaria del proceso...", planteamos la siguiente lectura:



Para poder comprender la lucha cada vez más intensa que se está desarrollando tanto en Euskal Herria como en el resto del mundo en contra de la opresión de la mujer y a favor de sus derechos, es necesario reconocer la aportación ideológica y la influencia del movimiento feminista, el cual está logrando una activación social cada vez mayor en contra de la violencia y discriminación contra la mujer, así como un incremento en la exigencia de responsabilidades institucionales.



Por otra parte, hay otro elemento que nos gustaría destacar, y es la pluralidad del movimiento de las mujeres de Euskal Herria, en el que mujeres de diferentes sensibilidades se dan cita en una plataforma, en torno a una característica común: el ser mujeres vascas con voluntad de trabajar a favor de nuestros derechos. Somos muchas las que nos sentimos identificadas con esa lucha. Compartimos esa sensibilidad y vemos necesario que tenga su espacio al lado de otras sensibilidades políticas, sociales y sindicales. Está claro que la inclusión de esta perspectiva generará una mayor conciencia en las mujeres, ya que tanto ellas como el movimiento de las mujeres se sentirán copartícipes y beneficiarias del proceso.

<!--[if !supportEmptyParas]-->

La tercera idea es consecuencia de las dos primeras: "...deberán abordase los condicionantes que determinan la diferente participación social de mujeres y hombres a fin de que se garantice la igualdad de derechos y oportunidades". En Euskal Herria el reconocimiento formal de los derechos de las mujeres, además de no ser suficiente, no permite el ejercicio de lo que supuestamente reconoce, por lo que, la participación social de las mujeres se sitúa en un ámbito que va de la exclusión a la subsidiariedad excluyente. La imagen de la participación de las mujeres se ve reducida, lo que hace que exista una sobre representación masculina en el ámbito público con la consiguiente subsidiariedad estructural e invisibilización de las mujeres. Y decimos que es estructural puesto que es consecuencia del modelo social patriarcal dominante en todo el mundo.

<!--[if !supportEmptyParas]-->

Por todo ello, consideramos que el compromiso recogido en esta tercera idea planteada en el Acuerdo Democrático de Base tiene un valor extraordinario. Por un aparte, reivindica la necesidad de garantizar la igualdad de derechos y oportunidades de hombres y mujeres, inexistente en la actualidad, reconociendo los derechos de las mujeres. Por otra parte, subraya la necesidad de abordar los factores que determinan la diferente participación social de unos y otras. En nuestra opinión, esto sólo es posible con el compromiso firme de todos los agentes que están dirigiendo el proceso, y para ello es necesario, entre otras cosas, trasladar una imagen de igualdad a toda la sociedad vasca y, al mismo tiempo, recoger realidades comunes y específicas de hombres y mujeres en nuestros mensajes y en nuestras estrategias de participación.



A menudo escuchamos que en la actualidad el nivel democrático de una sociedad se mide en función de la participación social y política de las mujeres. Nosotras queremos añadir algo más, y es que para lograrlo es necesario luchar por la igualdad en todos los ámbitos de la sociedad, y para ello es necesario construir nuevas relaciones entre hombres y mujeres.

3.- INTERNACIONAL

Gracias en el nombre de todos y todas las europarlamentarias que componemos el Friend-ship del Parlamento Europeo que realizará el seguimiento del proceso de resolución política del conflicto vasco. Os queremos anunciar aquí de manera solemne que hemos tomado la decisión firme de celebrar nuestra primera reunión de trabajo antes de que termine el mes de enero del 2006, es decir, dentro de un mes. Deseamos que sea el inicio de una colaboración que culmine con un acuerdo político multilateral que conlleve el escenario de paz y de democracia que todos y todas deseamos.



Todo el mundo lo sabe, es más fácil hacer la guerra que construir la paz. Es más fácil degradar la democracia en nombre de la seguridad que profundizarla de manera participativa. Es más fácil delegar las responsabilidades en los políticos y en las instituciones en las que toman parte que asumirlas y trabajarlas socialmente... Y, así va el mundo, cada día en manos de menos personas, cada día menos participativo, cada día más inseguro, cada día más conflictivo y menos dialogante.



Pero en el País Vasco, en Euskal Herria, ustedes han decido resolver el conflicto de otra manera. Ustedes han llegado a la conclusión contraria: la única solución válida para todos, es la que se elabora entre todos. Ustedes han decidido que la solución pasa por el diálogo y el acuerdo entre todos. Ustedes han decidido que la solución conlleva el reconocimientos de todos los derechos, individuales y colectivos, de todas las personas que viven en el conjunto del su país, independientemente que estén tutelados por la administración española o francesa. Ustedes han decidido que la única solución política válida y real viene de la profundización democrática y de la justicia. Si ustedes, con nuestra pequeña ayuda, lo consiguen, lo conseguimos, será un ejemplo válido sobre la metodología a seguir para la resolución de los conflictos en el mundo en el Siglo XXI.



La presencia en este auditorio de representantes políticos de diferente ideología, de sindicatos de trabajadores, de movimientos sociales tan importantes y diversos como son los de ámbito de la educación, de la lengua, de la ecología, de la mujer, de la juventud, de Derechos Humanos, de estudiantes, de internacionalistas... confirman, por la vía de los hechos, que ustedes han decido hacer la cosas de otra manera. Tengo entendido que todavía no están todos los que deberían de estar, pero tengo que reconocer que la foto de este auditorio evidencia la clara intención de incorporar a todos. La presencia de casi 700 representantes políticos, sociales y sindicales de un país deberían de disipar todas las dudas al respecto.




Todos y todas debemos de entender que la participación en la resolución de un conflicto por la vías democráticas no es un derecho, sino una obligación, un deber social, sindical y político compartido e ineludible para todas las partes implicadas que, en nuestro caso, van desde el o la simple ciudadana hasta la Unión Europea pasando por los estados francés y español, además del conjunto de representantes del Pueblo Vasco. Por eso hemos decido crear el Friend-Ship en el marco del Parlamento Europeo, para hacer el seguimiento del proceso de resolución del último e histórico conflicto político y armado importante de la Unión Europea. No podemos olvidar que la paz en Euskal Herria conlleva la paz en el seno de la Unión Europea.



Ustedes han decidido que la clave de la resolución del conflicto vasco pasa por un acuerdo multilateral que garantice que toda la ciudadanía vasca, en el conjunto de su país, será consultada en la manera acordada por sus representantes sociales, políticos y sindicales, sobre las decisiones que implique su futuro. Pero han decidido, además, un conjunto de compromisos públicos que garanticen la no exclusión de nadie de la Mesa de Resolución, por razones ideológicas, políticas o territoriales, y la defensa de todos los derechos de todas las personas que residen en su país. Para ello, han solicitado finalmente la presencia de observadores internacionales, y por eso estoy hoy aquí como miembro del Friend-Ship del Parlamento Europeo.



Ustedes han decidido tener un futuro para vuestro pasado, un futuro para el Pueblo más viejo de Europa. Y, lo que es más importante, un futuro para vuestro presente... Lo que decidan hoy, sólo será posible, no sólo por su pasado, sino sobre todo porque la sociedad vasca actual lo desea y lo afirme a través de la consulta popular y democrática, en condiciones de paz e igualdad.


Yo, como miembro observador del Freind-Ship del Parlamento Europeo que se constituirá el próximo mes de enero del 2006, tomo nota de todo ello y muestro el compromiso público de trasladarlo a los demás miembros del Grupo de Trabajo sobre Euskal Herria para su estudio y conocimiento.


Estamos a vuestra entera disposición.



Que el éxito de esta iniciativa sea de todos y para todos.

Gracias.


4.- FIRMANTES

5 de marzo
Partidos políticos: AB, ANV, Aralar, Batasuna, EA y Zutik



Sindicatos: EHNE, EILAS, ELA, ELB, ESK, HIRU y LAB



Movimientos sociales: ABK, Anai Artea, Askatasuna, Askapena, Bai Euskal Herriari, Bilgune Feminista, Duina, EHE, Euskal Herriko Giza Eskubideen Behatokia, EIPK, EPPK, ESAIT, Etxerat, Herria 2000 Eliza, Matalas, Segi y TAT.



27 de marzo.


Movimientos sociales: Eguzki, Eharoak, Elkartzen, Eraiki, EHBE, Euskal Konfederazioa, Garaipen, Gurasoak, IA, IKA euskaltegiak, Oinarriak, Orreaga Fundazioa y Partaide.



17 de diciembre.
Partidos políticos: EHK



Movimientos sociales: AC, AEK, Demoak, Mujeres Internacionalistas, Gernika Batzordea, Kontseilua, Comités Internacionalistas, Sortzen ikasbatuaz, Gazte Abertzaleak, Gogoa y CDHPB.




















Invita a tus conocidos a convertirse en promotores
www.konponbidea.info
Mira també:
http://www.konponbidea.info

This work is in the public domain
Sindicat Terrassa