Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: pobles i cultures vs poder i estats
Economía VS Desarrollo
28 gen 2006
UNA CUESTIÓN FUNDAMENTAL: autoritarismo y desarrollo convergen en la historia en la domesticación de la Naturaleza.
ECONOMÃ?A DEL DESARROLLO FRENTE AL DESARROLLO DE LA ECONOMÃ?A

âIncluso en su estilo, la exposición de la teoría dialéctica es un escándalo y una abominación según las reglas del lenguaje dominante y para el gusto que ellas han educado, porque en el uso positivo de los conceptos existentes, incluye a la vez la inteligencia de su fluidez recobrada y la de su necesaria destrucción.â?
(Guy Debord. âLa sociedad el espectáculoâ?)

UNA CUESTIÃN FUNDAMENTAL: autoritarismo y desarrollo convergen en la historia en la domesticación de la Naturaleza.


UNO DE TANTOS INTENTOS FALLIDOS:
El marxismo catequista fracasó porque nunca pudo tolerar la idea de que en un sociedad la âcoyuntura dominanteâ? de su âmodo de producciónâ? pudiera ser la económica. Afirmó, incluso, que la parte económica de la âsuperestructuraâ? y la âbaseâ? productiva no se relacionaban directamente entre si, sino a través de su contacto por separado con la âestructuraâ? política. Decir lo contrario, como por ejemplo hizo Lukacs aún dentro del marxismo, se calificaba como un error teórico llamado âantropologismo del sujetoâ?.En todos los modos de producción modernos, incluido el capitalista en estado puro, se consideró siempre que la dominante era la coyuntura política. Pues con este argumento ideológico se eludió entrar en conflicto con una concepción de progreso conceptual y terminológicamente mal identificada con desarrollo tecnológico. De la que dependía la realización en la praxis de una teoría que, apriorísticamente, afirmaba que el desarrollo tecnológico estaba âdeterminadoâ? en la historia. Debido a que contemplaba su determinación con arreglo a unas coyunturas que ya no eran las dadas en el momento de su inicio, pero que, implícitamente, el marxismo-leninismo se negó a confrontar en la realidad del existente prefiriendo aceptar las consecuencias del error histórico. Como todos los vencedores a lo largo de la historia cuando suceden a otros vencedores. Consecuencia inmediata de la asumción acrítica del error histórico, fue la creación de nuevas mercancías espectaculares inmateriales. Pues solo ideas convertidas en mercancía cultural e ideológica podían dar cohesión a lo que materialmente no se sostenía. E igual que se había llegado a la âcreenciaâ? de que lo predominante era la política, se llegó también a la ficción de que la participación de la base en la política se daba en plano de igualdad. Algo argumentado por Lenin en sus tesis sobre la indisociabilidad entre superestructura y base. Con lo cual, una interesada interpretación de la realidad existente venía a dar la razón a la teoría y con ello, se fundaban las bases de lo que después sería conocido cono âestalinismoâ?.
La supuesta indisociabilidad entre superestructura y base, en la práctica, suprimió la posibilidad de toda relación dialéctica entre la realización efectiva de una idea de progreso subordinada a la economía, con una base con la que ya no podía estar confrontada, pues se había creado una â unidad de intereses en lo generalâ? *. Siendo consecuencia de ello que el autoritarismo, que es inherente a la errónea concepción histórica de progreso Ëcuyo fundamento está en la explotación de la Naturaleza que incluye la violencia contra las personasË continuase triunfando con nuevas formas políticas encarnado ahora en la nueva clase revolucionaria: el âeterno retorno de lo mismoâ?.Esta restauración de las modalidades autoritarias tras una revolución es algo que se nos presenta en la historia como una constante: tantas veces como la humanidad ha hecho revoluciones a lo largo de ella Ëmovida siempre por un deseo solidario de Justicia y Libertad al que las ideologías no han hecho jamás otra cosa que parasitarË y ha tratado de sustentar sus proyectos sobre formas alienadas de desarrollo, ha dado lugar a un mero modo de alienación y sobre él se han alzado los tronos de nuevos tiranos. Lo que nos indica que la Justicia y la Libertad sólo pueden alcanzarse con medios no alienados y que es preciso hacer saltar el continuum de la historia donde comienza la alienación: en la domesticación de la Naturaleza.

âNada de lo que una vez haya acontecido ha de darse por perdido para la Historia (Walter Benjamín, âTesis de Filosofía de la Historiaâ?).â?
Para llegar a los medios no alienados, es fundamental comprender y asumir una concepción precisa de PROGRESO HUMANO cuyos límites están marcados, en cada momento de la historia, por una economía racional y equilibrada de los recursos naturales que el ecosistema ofrece para la vida; pero sin hacerlo objeto de explotación. Pues contrariamente a lo que el fetichismo de la mercancía y un miedo supersticioso a vernos privados de las âventajasâ? del progreso pretenden hacernos creer Ëencuadrados ambos en el marco de los beneficios inmediatos, ofrecidos frente a la insatisfacción como mercancía espectacular y falsa escapatoria donde sublimar el auténtico deseoË la Naturaleza no explotada si es capaz de satisfacer los deseos genuinos y las necesidades verdaderas sin dominación, que es la misma esencia del totalitarismo.
El progreso bien entendido es la mejora en el disfrute de un tiempo vital inmediato y pleno, tiempo- ahora, cuyo valor es el gozo de vivirlo en armonía con la Naturaleza y con la comunidad libremente creada; teniendo siempre en cuenta que los recursos de ésta no son ilimitados, y que toda violencia que se haga en su contra, tratando de forzarla, revierte siempre en contra de quien la ejerce y contra toda la Vida.
El interrogante que se nos abre de inmediato es: ¿por dónde comenzar entonces? La Revolución de la totalidad, que se concreta con la transformación del pensamiento crítico en actuación sobre el existente, comienza por una auto-crítica radical en lo subjetivo de nuestros modos de vida, que tras la auto-corrección, lo primero que han de crear es la posibilidad colectiva de otro modo de vivir, algo que, ante todo, se da en el plano de lo material y objetivo.
Una cosa es incuestionable: quien quiera ordenador y teléfono móvil, tendrá también cadenas y destrucción.

Joaquín Garcés.
(preso político anarquista, octubre de 2005)

* El fascismo busca la unidad totalitaria con argumentos idealistas en la âunidad de destinos en lo universalâ?. El materialismo histórico desciende artificialmente al plano de la inmanencia con la idea de una âunidad de intereses en lo colectivoâ?; pero ambas cosas de una misma moneda: explotación y autoritarismo.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Economía VS Desarrollo
28 gen 2006
con el respeto, menuida gilipollez!

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

Sindicat