Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: amèrica llatina
Bolivia: La COB inicia el asedio sobre Evo
19 gen 2006
Apenas Evo Morales se convierta en el primer presidente indígena de Bolivia, la Central Obrera y los sectores más combativos y rebeldes del Altiplano intentarán ponerlo contra la pared, levantando tres demandas centrales: la nacionalización del gas y la expulsión de las transnacionales, tierra para los campesinos pobres y aumento general de salarios para obreros y trabajadores de las ciudades.
BOLIVIA: LA COB INICIA EL ASEDIO SOBRE EVO

www.econoticiasbolivia.com
Econoticiasbolivia.com (La Paz, enero 19, 2006). La dirección de la Central Obrera Boliviana (COB) ya ha instruido a las centrales departamentales y regionales para que afinen los pliegos petitorios en torno a estos tres ejes, que serían aprobados en un ampliado nacional a fin de mes y luego entregados a Morales, que asume la presidente este domingo 22 de enero.

La intención declarada de la COB es mostrar ante el conjunto de la población si Evo será capaz o no de cumplir las promesas electorales que hizo a los más pobres, cuando ofreció la nacionalización de los hidrocarburos, el fin de los latifundios que concentran la tierra y el alza inmediata del salario mínimo nacional, además de acabar con el neoliberalismo. O si, por el contrario, cumplirá las promesas que hizo a los más ricos, defendiendo la propiedad y las inversiones de las transnacionales, los intereses de la oligarquía latifundista del oriente y los beneficios de los empresarios nacionales y extranjeros.

âEl pueblo está esperando que Evo haga realidad sus promesas de aumentar salarios, nacionalizar el gas y acabar con el neoliberalismoâ?, dijo el líder de la COB, Jaime Solares, en el inicio de la campaña de los sindicatos y organizaciones populares para demostrar con hechos si el nuevo presidente gobernará a favor de los más pobres o de los más ricos, si gobernará para mejorar las precarias condiciones de vida y de trabajo de la mayoría de los bolivianos o si continuará con la misma política en favor de las transnacionales y del gran capital.

EL PESO DE LOS HECHOS

Los sectores más radicalizados y combativos están seguros que Morales defraudará las esperanzas populares, mientras que los menos politizados confían en que el nuevo presidente honrará sus promesas con el pueblo. Los más, sin embargo, están a la expectativa y no saben aún si Evo se inclinará hacia la izquierda o hacia la derecha, si cumplirá con los más pobres o si se someterá ante la oligarquía y las petroleras.

Por ello, la táctica de la COB es conminar a Morales para que cumpla con sus promesas, esperando que por esta vía el grueso de los trabajadores y población del campo y de las ciudades supere las ilusiones que tienen sobre Morales y, así, reanuden la lucha popular para acabar con el neoliberalismo y nacionalizar el gas y el petróleo.

En la COB, que es la vanguardia política e ideológica del pueblo y que dirigió junto a otras organizaciones de vecinos las insurrecciones populares del 2003 y 2005, se tiene la certeza de que la política de sumisión con el poder petrolero y latifundista que emprenderá Morales desde el poder será suficiente para demostrar que toda su prédica antiimperialista se reduce a una simple retórica demagógica.

âNo se puede servir al pueblo y al imperialismo al mismo tiempo. No se puede hacer la nacionalización sin expropiar ni expulsar a las petroleras como dice Evo Moralesâ?, sostiene Solares, que aún se mantiene al frente de la COB hasta el próximo Congreso laboral, anunciado para marzo para afirmar la independencia de clase de los trabajadores y su lucha por acabar con la explotación capitalista.

LUCHA DE CLASES
A pesar de las vacilaciones, veleidades e inconsecuencias de sus principales dirigentes, la COB y las organizaciones sociales y populares más importantes del país han logrado mantener unitariamente la independencia de clase de los trabajadores, frenando las intenciones de varios sectores y sindicatos que intentan sumarse al nuevo gobierno de Morales.

Hasta ahora, los intentos de Evo y de su partido el Movimiento al Socialismo (MAS) para estatizar a los sindicatos y organizaciones populares, especialmente de El Alto, no han prosperado y los dirigentes que habían propiciado esta alianza han retrocedido por la presión de las bases, como ocurrió en la Central Obrera de El Alto y la Federación de Juntas Vecinales de El Alto.

Por su rica y amplia experiencia en la lucha de clases y su elevada politización, los sindicatos y organizaciones sociales y populares aglutinadas en torno a la COB creen que la única solución al hambre y la miseria que viven los bolivianos es la construcción de su propio gobierno, de obreros y campesinos, en la perspectiva del socialismo. De ahí que no colaboran ni apoyan a los gobiernos que buscan otra perspectiva, como es el caso del presidido por Evo Morales, que abiertamente declara su adhesión al capitalismo âandino â amazónicoâ?, que busca ser socio de las transnacionales y que sólo quiere poner parches al modelo neoliberal, manteniendo en pie las políticas de libre comercio, importación y de contratación que destruyen la fuerza de trabajo y aniquilan a la familia campesina.

GRANDES DIFERENCIAS

Entre las exigencias de la COB y las anunciadas políticas de Morales hay abismales diferencias, en los temas fundamentales.

En el tema de la nacionalización de los hidrocarburos, la COB exige que Morales aplique sin dilaciones ni temores el fallo del Tribunal Constitucional, el máximo tribunal de justicia de Bolivia, que declaró ilegales e inconstitucionales todos los contratos de las petroleras. La COB quiere que, sobre esta base legal, Morales expulse a las transnacionales y retome todos los campos petroleros y las reservas de gas valuadas en más de cien mil millones de dólares para el Estado. Evo, en cambio, quiere que las petroleras legalicen su presencia en Bolivia, firmando nuevos contratos en el marco de la Ley de Hidrocarburos, aprobadas por el Congreso neoliberal y que eleva en un poco más de 100 millones de dólares anuales los impuestos que pagan las transnacionales.

En materia de tierras, la demanda de la COB es que Evo decrete la segunda reforma agraria para arrebatar los 25 millones de hectáreas que tienen en sus manos un centenar de clanes familiares de latifundistas, que tienen cinco veces más tierras que dos millones de campesinos, empobrecidos por el minifundio, la extrema pobreza y el libre comercio. Evo, en cambio, ha prometido respetar y defender la propiedad privada y ha hecho promesas a la oligarquía latifundista asentada en Santa Cruz.

Otras diferencias notables se dan en el tema de los salarios y el empleo. La COB reclama que Morales cumpla su compromiso de triplicar de inmediato el salario mínimo y que ponga fin a las políticas que sobreexplotan y mantienen sumidos en el hambre y la miseria a las familias de obreros y trabajadores, todo ello en directa colisión con las promesas que Evo hizo a los empresarios nacionales y extranjeros.

La vigencia del neoliberalismo es otro tema crucial. Morales ha prometido eliminar el decreto 21060, que da origen al modelo de libre mercado, pero manteniendo en pie los ejes de este régimen como son el libre comercio, la libre importación y la libre contratación, que destruyen la economía campesina y la industria nacional y convierten a los obreros, campesinos y pequeños productores en verdaderos parias en un país inmensamente rico y saqueado por las transnacionales y la oligarquía nativa.

LA PERSPECTIVA REVOLUCIONARIA

Por ello, junto a la instrucción de presentar los pliegos petitorios, que sintetizan el programa de reivindicaciones por el que luchan los trabajadores bolivianos, la dirección de la COB ratificó el contenido y alcance de su llamamiento para consolidar la fuerza revolucionaria de obreros y campesinos en la perspectiva de disputar el poder político al nuevo gobierno, emitido en la ciudad de El Alto por la Cumbre Nacional Obrera Popular.

La Declaración de la Cumbre, realizada el 10 de diciembre del 2005, una semana antes de las elecciones, señalaba textualmente:

En la antesala de las elecciones Nacionales y Prefecturales que se desarrollaran en Bolivia, los trabajadores y los movimientos sociales reunidos en la ciudad de El Alto, considerado como el cuartel de la Revolución del siglo XXI, en la 1ra. Cumbre Nacional Obrera Popular declaramos lo siguiente:

1.- Los trabajadores y los movimientos sociales de Bolivia ahora más que nunca estamos convencidos de que las elecciones nacionales y prefecturales que fueron convocadas para desarticular la lucha tenaz de los explotados del país no resolverán los problemas que estrangulan a los bolivianos ni defenderán la soberanía y la dignidad de la Nación. La pobreza, el hambre y la desocupación seguirán sumiéndonos.

2.- Conscientes de que nuestras luchas recientes se caracterizan por poner contra la pared al neoliberalismo y no poder traducir estas luchas en la toma del poder, los trabajadores y movimientos sociales de Bolivia tenemos la elemental obligación de articular y consolidar la Asamblea Nacional Popular Originaria como un órgano de poder. La asamblea constituyente que proyecte el actual gobierno no tiene otro objetivo que salvar los intereses de las transnacionales.

3.- A estas alturas los trabajadores y explotados de nuestro país estamos seguros que ninguno de los candidatos que tienen opciones para controlar el poder vía elecciones se atreverán a recuperar nuestros recursos naturales, por lo tanto no nos queda otro camino que suspender el cuarto intermedio resuelto en las jornadas de mayo - junio para concretar los siguientes objetivos:
- Nacionalización de los hidrocarburos sin indemnización y la recuperación de los recursos naturales.
- Profundización y concretización del Instrumento Político de los Trabajadores aprobado en Ampliado Nacional de la COB
- Anulación total del Decreto 21060 (que da vida al neoliberalismo)
- Lucha por la vigencia del salario mínimo vital con escala móvil y la garantía de la estabilidad laboral. No permitiremos la anulación del fuero sindical por los gobiernos de turno.
- Recuperación de las empresas de servicios públicos a favor del pueblo.
- Defensa intransigente por la unidad de la Nación, lucha contra las maniobras de división de la oligarquía de Santa Cruz y Tarija bajo el pretexto de la autonomía.
- Extradición inmediata del genocida de Gonzalo Sánchez de Lozada (ex presidente derrocado en octubre del 2003 y refugiado desde entonces en Estados Unidos, NdE) y su encarcelamiento junto a sus colaboradores en Chonchocoro (cárcel de máxima seguridad, NdE).
4. Los explotados y movimientos sociales estamos conscientes que para concretar nuestros objetivos inmediatos, que nos llevaran a la instauración de un gobierno obrero - campesino, solo podemos confiar en la acción directa de masas y nuestros propios instrumentos de lucha. Por esa razón tenemos la elemental obligación de fortalecer la COB, CODes, CORes, los sindicatos de base y las organizaciones populares identificados con la lucha del pueblo boliviano.
5. Los trabajadores bolivianos nos declaramos en estado de alerta ante cualquier intento de intervención del imperialismo y el ruido de sables.
6. Los trabajadores y movimientos sociales convocamos a los explotados de todos los confines de la patria a construir Asambleas Populares Regionales en marzo de 2006. Los representantes de esos organismos deben designar sus delegados para concretar y fortalecer la Asamblea Nacional Popular Originaria que se reunirá el 10 de abril de 2006 en la ciudad de El Alto.
En esta lucha, los explotados sólo tenemos que perder nuestras cadenas de explotación y la humillación.
EL ALTO, 10 DE DICIEMBRE DE 2005
Central Obrera Regional - El Alto (COR-El Alto)
Central Obrera Boliviana (COB)
Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB)

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Bolivia: La COB inicia el asedio sobre Evo
20 gen 2006
Tambien quieren nacionalizar Entel? o se quedarian sin su patrocinador?
Este Jaime Solares es mas oscuro que el Dark Veider, no fiaros mucho de el
Re: Bolivia: La COB inicia el asedio sobre Evo
20 gen 2006
1936: la revolucio la farem despres de guanyar la guerra, 1975: la republica la tindrem despres de pactar amb el franquisme monarquic ...

Qualsevol any a qualsevol lloc: la justicia sera el dia que no espantem als que manen
Sindicat Terrassa