Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: un altre món és aquí : antifeixisme
"¿justificaría la ocupación de Cisjordania y Jerusalén este?"
17 gen 2006
terroristas.jpg
Habría que rememorar hechos históricos.
Toda Palestina había formado parte del imperio turco. Recordemos que los turcos no son árabes.
Turquía fue uno de los países que perdió en la primer guerra mundial. Los británicos se hicieron cargo de lo que hoy es Palestina. Habían ayudado a los árabes a rebelarse contra los turcos y fueron los artífices de varios países, Lawrence mediante.
En esos países siempre hubo judíos, musulmanes y cristianos.
Las Naciones Unidas decidieron formar dos países en Palestina, uno judío y otro musulmán y delimitaron las zonas correspondientes.
Los países árabes atacaron inmediatamente al recién nacido Israel y, de paso cañazo, se apoderaron de los territorios destinados a la formación de la Palestina musulmana, en especial Egipto, que se apoderó de la franja de Gaza y Jordania, que ocupó Cisjordania.
Muchos de los palestinos musulmanes en ese momento se sumaron a los ejércitos invasores creyendo en su victoria y al ser derrotados los atacantes se quedaron en concepto de "refugiados" en los países agresores.
Sin embargo muchos de los palestinos, me refiero a ellos y no a los refugiados, que habitaron desde siempre Cisjordania y Gaza reclamaban ser independientes y formar su propio país, tal como había decidido las Naciones Unidas.
A ellos les respondían los gobiernos árabes que si querían tener un país propio que atacasen Israel y, en caso de salir victoriosos, se mudaran allí para tener su propio país.
Gracias a que el ejército israelí salió victorioso cuando Egipto y Siria la atacaron en la guerra de los siete días se liberó la franja de Gaza y Cisjordania. Si ahora se puede formar un país árabe palestino debe agradecerse, tal como digo, a que los israelíes salieron victoriosos y hasta pudieron expulsar a los sirios y a los egipcios de los territorios que habían invadido en la Palestina.
Sin embargo algunos egipcios como es el caso de Arafat, que no era palestino, seguían con la vieja cantinela de que no querían tener un estado propio en Cisjordania y Gaza sino que querían apoderarse de Israel y por eso rechazaron el ofrecimiento en Camp David de formar una Palestina independiente.
Ahora los palestinos se han sacado de encima esa rémora que era el gran ladrón que fue Arafat.
Gracias a Israel se podrá formar una Palestina árabe.
Desgraciadamente los colonos judíos en Cisjordania y Gaza han debido ser evacuados.
Ocurre que los israelíes no podían asegurar la vida y los bienes de los judíos que quedaran bajo el mando árabe. Ya el mundo conoce los antecedentes de lo ocurrido con los judíos de Iraq, que fueron exterminados por Saddam Hussein pese a que vivían allí desde hace miles de años.
Mientras Israel convive con árabes musulmanes, que tienen sus propios periódicos, mezquitas, partidos políticos, universidades, hospitales, en el mundo árabe no hay tolerancia alguna hacia los judíos y ni siquiera hacia los cristianos. En Arabia Saudita no está permitido que existe siquiera una capilla cristiana, no se permite que una mujer lleve una cruz al cuello o que alguien lleve una Biblia en la mano. En Sudán los musulmanes están haciendo la limpieza étnica de los cristianos y animistas del sur del país, matan a los adultos y reducen a la esclavitud a los niños.
¡Y usted, Juantxu, critica que hay un 7 % de trabajadores musulmanes en las empresas públicas de Isarael en lugar de un 29 % como correspondería según la proporción en la población?
Realmente, la paja en el ojo ajeno.
Por otra parte la población musulmana de Israel está muy bien integrada.
Ocurrió en una ocasión que una musulmana de Israel participó en un ataque terrorista. Eso asombró mucho en Israel porque nunca había sido un musulmán de Israel el que participara en el terrorismo. Siempre habían sido musulmanes provenientes de los países limítrofes.
Esa falta de participación de los musulmanes israelíes en el terrorismo pone de manifiesto que esa población no se encuentra nada mal. Más aún si se la compara con los palestinos que tuvieron la mala suerte de estar bajo gobiernos árabes.
Fueron cientos de miles los palestinos asesinados por el gobierno jordano en el famoso "Setiembre Negro". En el Líbano los árabes cristianos atacaron y mataron a cientos de musulmanes en los campamentos de Chabra y Chatila. Nada de eso ocurrió en Israel.
La inmensa mayoría de los palestinos asesinados fueron a manos de otros musulmanes y no de los judíos.

This work is in the public domain

Comentaris

Eje en ciernes al acecho- Gustavo D. Perednik
17 gen 2006
amor.jpg
flag.jpg
âEl Gobierno del Reich alemán y el Gobierno de la Unión Soviética, deseosos de fortalecer la causa de la pazâ¦â? Así comenzaba el acuerdo firmado en Moscú (23-8-39) que instigó, dos semanas después, la guerra más atroz que recuerde la historia. En el protocolo adjunto se repartían secretamente el botín, que consistía en los países bálticos (art. 1), Polonia (art. 2), etcétera.

El mismo lenguaje mendaz y un similar designio de expansión caracterizan al nuevo pacto entre sendos herederos del dúo mortal: el islamismo necrófilo y el trasnochado comunismo, cuya amistad ya lleva dos décadas pero ahora se agita peligrosamente. En Teherán echan fieros contra las inspecciones de la ONU (13-1-06): "No nos asustan las potencias extranjeras: si nos causan problemas, lo lamentarán". Y en el Caribe, quien lleva 47 años gobernando ha sido rescatado de su lastimosa irrelevancia por un demagogo que desparrama su icono desde Caracas. Los une el común denominador del insulto antinorteamericano y antiisraelí, y el intento de desestabilizar Occidente y socavar sus logros.

Probablemente debido a que en Cuba no hay libertad de prensa, su ubicuo jefe no se ha enterado de que el comunismo fracasó en el mundo entero, incluido el que padecen los pobres cubanos, que emigran en estampida cada vez que se entreabre la celda insular. Pero Hugo Chávez se ha propuesto redimir el fiasco parloteando un curioso aggiornamiento al que denomina "socialismo del siglo XXI". Es decir, que, como olímpicamente atascaron el XX, habría que concederles un siglito más para ensayar alguna otra receta.

El nuevo "sistema" ya no aspira a la propiedad racial o social de los medios de producción, sino más modestamente a dilapidar el oro negro iraní en terrorismo, y el venezolano en delirios de grandeza. Mil doscientos millones anuales a Fidel, 1.000 en bonos a Argentina, 700 al Caribe y al Paraguay, 300 a Jamaica, 30 a Bolivia y a los menesterosos de EEUU, y que se estire la cola de los agraciados por Venezuela âsiempre y cuando no sean los millones de paupérrimos venezolanos y sus 200.000 niños abandonados.

El nuevo Eje puede rastrearse hasta cuando Jomeini se apoderó de Irán (1-2-79) y Fidel Castro alabó "el papel revolucionario del Islam" y llamó a ese régimen "un bastión de dignidad y de independencia". Chávez mejoró los loores (12-3-05) y lo denominó "democrático, ético y faro para el mundo".

En mayo de 2001 y en Irán, ambos líderes revolucionarios (el del progreso y el del Medioevo) se estrecharon en un antiimperial abrazo que rubricaba un mero crédito de 20 millones de euros a la empobrecida Cuba y el fluir del petróleo iraní. Pero la batalla estaba por delante, porque Castro arengaba en la Universidad de Teherán que "aún hay un sha en el mundo" y sentenciaba que "no hay contradicción alguna entre religión y revolución". Claro que no la hay: su propia ideología es una religión con estrafalarios dogmas, profetas y textos sagrados. Religiosamente la vocifera su embajador itinerante en Sudamérica, quien ya ha provocado entredichos con varios de sus vecinos, porque desea arrastrarlos a la malgastada prédica de confrontación.

El último fue con el presidente peruano, Alejandro Toledo, quien advirtió a Chávez (11-1-06) de que no se comporte como "presidente de Latinoamérica" ni desestabilice la región con sus petrodólares. También Evo Morales morigeró su lealtad al nuevo Eje cuando, hace unos días, desistió de viajar a Irán y pronunció en Sudáfrica (11-1-06) palabras de aparente reconciliación con EEUU.

Dos preguntas ingenuas

El incipiente Eje, como es habitual en el totalitarismo, cultiva la judeofobia, que le es triplemente útil: para canal de desecho, para cosechar popularidad entre los que odian y para tantear en qué medida la comunidad internacional responde ante su voracidad.

A fin de firmar el pacto con Hitler, Stalin reemplazó a su principal diplomático, Litvinov, se comprometió a remover del Soviet al resto de judíos distinguidos y elogió del nazismo "el embate contra la religión judía". Osama aprendió, y a partir de abril de 2004 comenzó a centrarse en "el problema de Palestina", para que Europa se hiciera a un lado mientras el islamismo procedía a civilizar.

También Castro entendió el presente rol de los israelitas como "chivo expiatorio de los países" y trabajó codo a codo con los ayatolás para expulsar al Estado hebreo de la ONU. Casi lo consiguen, con una resolución de la Asamblea General (16-12-82) que definía a Israel como único país del mundo "no amante de la paz" (vale recordar que dos terceras partes de las condenas de la ONU son contra Israel).

Su devoto también hizo méritos: allanó la escuela hebrea de Venezuela (29-11-04), el suyo fue el único Estado que se opuso a condenar a Irán en la Agencia Internacional de Energía Atómica (27-9-05) y atinó a combinar dos motivos tradicionales del arsenal judeofóbico al declarar (24-12-05) que "los descendientes de los que crucificaron a Cristo se han apoderado de las riquezas del mundo". Se hizo eco del libelo el canal televisivo oficial, dedicando su programa 'La Hojila' (5-1-06) a atacar a los judíos, que "son los dueños de todos los medios". La andanada se remonta al ya fallecido asesor de Chávez de hace una década, Norberto Ceresole, nazi autoproclamado "revolucionario contra el Orden Mundial Yanquisionista".

Pueden formularse dos ingenuas preguntas: una, cómo se compatibiliza la exhortación de Irán para destruir a Israel con sus promesas de avances nucleares "pacíficos" y de "no atacar a ningún Estado". La respuesta es que, en la definición de Ahmadineyad, Israel no es un Estado sino "el cáncer de Oriente Medio"; ergo atacarlo no es atacar, sino sólo defender al Islam y a la humanidad.

Así, el portavoz de Hamas, Sami Abu Zuhari, declaró en Al Yazira (7-9-05) "oponerse al método del asesinato"⦠pero no aclaró que, para él, el asesinato de judíos no es tal, sino que, de acuerdo con la plataforma de su agrupación, constituye un sendero liberador.

El mundo es testigo de la conformación del nuevo Eje. John Bolton, embajador de EEUU ante la ONU, criticó (8-1-06) la pasividad de Naciones Unidas ante las intenciones de Irán de "borrar a Israel del mapa" (en rigor, la ONU ya borró a Israel: Kofi Annan nunca se disculpó por haber posado allí frente a un mapa de Oriente Medio que excluía el país judío, 29-11-05). Bolton agregó que "el programa nuclear iraní amenaza primero a Israel, pero luego a todas las naciones de la región".

Y aquí surge la segunda pregunta ingenua: ¿por qué debería impedirse a Irán el acceso a armas nucleares, cuando ya las poseen varios países?

Sirve de respuesta el contraste entre dos tragedias. En el puente Jaramat, Arabia Saudí, fueron aplastados al menos 362 hombres (12-1-06) que "tropezaron con sus maletas". En ese mismo lugar ya habían muerto de manera similar 1.426 personas en 1990, 244 en 2004, etcétera. En siete de los últimos 17 peregrinajes se han producido estampidas mortíferas, y nunca hay responsables a los que regañar o castigar. A los petroliferísimos saudíes nadie se atreve a importunarlos, ni aun cuando el Gobierno saudí se permitió acusar a las víctimas porque no estaban ordenadas (13-1-06).

En cambio, en Argentina prosiguen las manifestaciones airadas por la muerte de 194 jóvenes en una discoteca (30-12-04). Está inculpado, entre otros, incluso el intendente de Buenos Aires Aníbal Ibarra, quien fue depuesto debido a la tragedia.

Las democracias se autocritican y autorregulan. Por el contrario, en un régimen como el de Irán el arma nuclear quedaría en manos de autócratas iluminados. Ese motivo, y su aspiración de dominio, y su virulenta judeofobia, y sus bravatas, determinan que los ayatolás, de ningún modo y bajo ninguna circunstancia, puedan obtener arsenales atómicos.

No deja de ser frustrante que las amenazas de eliminar al país de los judíos alarmen a pocos en Europa. El 13-1-06 dos ministerios de Exteriores emitieron mensajes contradictorios: mientras el italiano Gianfranco Fini exhortó a la comunidad internacional a "unirse frente a Irán", el francés sentenció que es "muy temprano para sancionarlo". Muy temprano, pese a dos atentados impunes en Argentina con más de cien muertos y pese a las ratificadas amenazas iraníes de aniquilar a una nación entera.

Como es temprano, Francia aprobó (19-11-04) las transmisiones de la cadena televisiva Al Manar del Hezbolá, que hace apología del terrorismo e incita a la judeofobia.

Susurremos al Palacio de Quai D'Orsay: Après la mort, le médecin, porque va haciéndose tarde.


http://www.es-israel.org/modules.php?name=News&file=article&sid=3043
Re: "¿justificaría la ocupación de Cisjordania y Jerusalén este?"
17 gen 2006
bla bla bla bla bla bla bla bla bla

ostres, quina manera d'explicar la història d'unamanera tan tendenciosa, pobrets els colons que els treuen de casa seva, potser serà per que ells ho han fet abans, robant terres als palestins. Estat palestí, més aviat camp de concentració palestí, un "país" controlat per l'exercit israelià, amb unes muralles que els tanquen i sense poder unir els dos territoris. Bla bla bla bla bla.........................
Re: "¿justificaría la ocupación de Cisjordania y Jerusalén este?"
17 gen 2006
Diuen que la història la escriu qui guanya.
Això n´és una clara mostra.

LLIBERTAT PER PALESTINA I MORT AL SIONISME
Re: "¿justificaría la ocupación de Cisjordania y Jerusalén este?"
17 gen 2006
Al troll sionista ni PUTO cas
Re: "¿justificaría la ocupación de Cisjordania y Jerusalén este?"
17 gen 2006
Lazos vivos entre Israel y Catalunya- Jordi Rovira

El derrame cerebral de Ariel Sharon y las consecuencias que tendrá en el mapa político surgido a raíz de la creación del nuevo partido centrista Kadima, así como las elecciones palestinas del 25 de enero, han colocado a Israel, de nuevo, en un primer plano informativo. El conflicto por excelencia, el más seguido del planeta, vive momentos cruciales. La tensión del enrarecido ambiente israelí está presente en lugares lejanos que, a pesar de la distancia, siguen con pasión e interés los acontecimientos de Oriente Próximo.

En España, y sobre todo en Catalunya, no son pocos los ciudadanos que siguen con interés lo que sucede en Tierra Santa. Las encuestas apuntan que la mayoría siente simpatía por la causa palestina, mientras que son menos los que defienden a los israelíes. Pero, ¿por qué algunas personas sienten cercano a Isarael y se posicionan a su favor en este conflicto?

"Los valores republicanos que me inculcaron en mi familia me llevaron a simpatizar con el sufrimiento y el dolor del pueblo judío, pero la lucha de los derechos democráticos es lo que me han llevado a militar en contra del integrismo islámico, en el que se incluye el terrorismo palestino". Así explica la periodista y escritora Pilar Rahola su persistente defensa del estado de Israel y su batalla personal contra cualquier atisbo de antisemitismo. "Luchar contra el antisemitismo es luchar por la libertad", añade. Rahola, que ha visitado en una veintena de ocasiones Israel, ha realizado conferencias en numerosos países sobre este tema y no ha escondido en ningún momento sus simpatías.

Sin embargo, son pocos los intelectuales y políticos que abiertamente apoyan este tipo de posición. Saben que ello implica nadar contra corriente, sobre todo en los últimos años. La política de Ariel Sharon ha alimentado, según los expertos, las reticencias hacia todo lo que suena a hebreo. "Europa tiene un problema con el antisemitismo", alertaba en el 2004 el Observatorio Europeo del Racismo y la Xenofobia. Por aquellas fechas, la Liga Antidifamación cifraba en sólo un 12% el porcentaje de españoles que deseaban tener a judíos como vecinos.

Una parte importante de los integrantes de esta minoría filosemita que no esconde sus simpatías son catalanes. Entre ellos encontramos al historiador Joan B. Culla, a la escritora Marta Pessarrodona, al periodista y escritor Valentí Puig y a la citada Pilar Rahola, entre otros. Según Culla, profesor de historia contemporánea en la Universitat Autònoma de Barcelona, existe una "visión distorsionada del conflicto", que se explica por la casi nula presencia de judíos en España tras la expulsión dictada por los Reyes Católicos, por la "tradicional amistad con los países árabes" del franquismo y por el hecho de que el Gobierno español fuera el último Estado de Europa occidental en establecer relaciones diplomáticas con Israel.

"La gente desconoce los datos básicos del conflicto. Tras 25 años de conferencias y coloquios puedo asegurar que las confusiones e ignorancias son infinitas", apunta Culla. En este sentido, Maria Josep Estanyol, doctora en filología semítica de la Universitat de Barcelona y autora de Judaïsme a Catalunya, avui (Ed. Pòrtic) asegura que "la gente cree que todos los judíos son israelíes y confunden judío, hebreo, israelí (ciudadanos de Israel) e israelita (descendiente del profeta Jacob)".

En sus intervenciones y artículos, los miembros de esta corriente de opinión minoritaria defienden la existencia del Estado hebreo, advierten de la confusión del elemento cultural y religioso con el político, recuerdan que Israel es la única democracia de aquella zona del planeta y critican que se simplifique el conflicto como una guerra entre judíos opresores y palestinos oprimidos, así como que se banalice el holocausto. En este sentido, no le perdonan al escritor José Saramago que comparase la batalla de Jenín - donde murieron 52 palestinos y 27 israelíes- con Auschwitz. "Se puede ser un grandioso escritor y no tener ni idea de política internacional", asevera Culla. "Uno puede escribir como los ángeles y pensar como los demonios", aseguró Pilar Rahola en la conferencia que realizó en la Unesco de París en alusión a las palabras del premio Nobel portugués.

También critican decisiones como la de Izquierda Unida, que no participó en la conmemoración del holocausto apelando a la solidaridad con los palestinos. "Que yo sepa, Israel aún no ha instalado cámaras de gas ni ha enviado a nadie a campos de concentración por el simple hecho de ser árabe palestino", apuntaba dos años atrás el periodista y escritor balear Pere Bonnín durante una conferencia en Palma de Mallorca. "Siempre nos estamos justificando", se queja Maria Josep Estanyol, quien lamenta que constantemente les reprochen las acciones del Gobierno israelí. "El muro de Cisjordania no me parece aceptable, pero... ¿que es lo que hemos levantado nosotros en Melilla?", se pregunta.

A este conjunto de intelectuales a menudo se le tilda peyorativamente como lobby sionista.La idea de lobby - grupo que lucha por sus intereses- es intrínseca al discurso conspirativo que alimenta el antisemitismo. "No somos un lobby, no nos hemos reunido nunca alrededor de una mesa ni ha habido un maestro que nos influyera a todos. En absoluto. Sólo una vez hemos tenido claras nuestras ideas, a las que hemos llegado por caminos diferentes, nos hemos ido conociendo y entablando amistad. De todas formas, siempre es reconfortante saber que no estás sólo en la defensa de determinadas posturas", admite Culla.

"Me han llamado peyorativamente sionista; es decir, nacionalista judío. Y yo siempre les digo que no puedo serlo porque no soy judío. Otra cosa es que muestre interés y empatía por la historia de Israel", argumenta. Rahola corrobora las palabras de Culla y recalca que "no somos ningunos conspiradores, sino que incluso somos incapaces de coordinarnos cuando alguien nos ataca", agrega.

En realidad, la figura del lobby, tan arraigada en Estados Unidos, pierde fuerza en España no sólo entre los filosemitas, sino incluso entre los propios judíos. "Un vistazo al mundo de los judíos residentes en España demuestra que no todos ellos son millonarios ni religiosos, y que tampoco forman ningún clan, piña o entramado destinado a la exclusiva defensa de sus intereses económicos", escribe el periodista Alfonso Torres en su libro El lobby judío (Ed. La Esfera de los Libros), donde repasa el origen judío de personajes como las hermanas Koplowitz o del actual Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, y cita a intelectuales filosemitas como al premio Nobel de Literatura Camilo José Cela o a Jon Juaristi, ex director del Instituto Cervantes, que abrazó la fe mosaica tras años de estudio.

Los ´judíos´ de España Estos personajes integran, a día de hoy, una corriente de opinión minoritaria que, en cambio, estuvo de moda años atrás en Europa. Y aunque en España no tuvo tantos seguidores como en otros países del viejo continente, a mediados del siglo XX, estudiosos europeos detectaron entre la población catalana un curioso sentimiento de simpatía hacia el pueblo judío. "En lo que se refiere a sus causas, el filosemi-tismo catalán es único", asegura Culla. "Finalmente, y ya era hora, en Catalunya empieza a haber un interés vivo por las cosas del Estado de Israel. Esto es una buena noticia", escribía en 1965 un joven Jordi Pujol en su libro Construir Catalunya.

La simpatía por la causa judía entre los catalanes aumentaba a medida que avanzaba el siglo y, paralelamente, se generaba una curiosa sintonía entre el pueblo catalán y el judío. Pío Baroja ya escribía en 1907 en el diario El Mundo que "los catalanes han tenido la habilidad de lanzar el sambenito de judíos a los demás españoles, cuando precisamente los judíos son ellos". Baroja señala a los catalanes como los judíos de España por compartir una serie de valores asociados a la modernidad (la cultura del trabajo, del ahorro...) que el escritor vasco rechazaba de lleno.

Las cosas no parecen haber cambiado mucho desde entonces. "Con el debate del Estatut han resurgido algunos de estos tics antisemitas aplicados a los catalanes", advierte Culla. En este sentido iban las declaraciones del conseller de Comerç, Turisme i Consum, Josep Huguet, quien comparó el boicot a los productos catalanes con la situación de los judíos cuando, bajo el régimen nazi, se pintaban sus tiendas con la estrella de David. "En el pensamiento de sectores radicales del españolismo, los catalanes ocupamos el lugar de los judíos", aseguró.

Durante el franquismo, el antisemitismo español alimentó la teoría conspirativa que apuntaba al catalanismo como parte del complot sionista para dominar el mundo y destruir España. Companys y Cambó fueron acusados de ser judíos, a pesar de que éste último escribía artículos claramente antisemitas. "El falangismo, que es antisemita sin judíos, acaba siendo antisemita contra los catalanes", apunta Vicenç Villatoro en su libro Els jueus i Catalunya (Ed. Barcanova), de reciente aparición.

Tras la Segunda Guerra Mundial y el horror del holocausto aumenta la corriente de simpatía hacia los judíos entre políticos e intelectuales europeos. En este ambiente se circunscribe la literatura de Salvador Espriu, gran conocedor de la cultura judía, que presenta a Israel como una proyección mítica de Catalunya. No en vano, el sionismo era en los años 50 la máxima expresión de la utopía occidental. Para algunos políticos fue un espejo donde reflejarse. Jordi Pujol fue uno de ellos. La relación de la familia Pujol con el mundo judío venía de lejos, debido a la amistad que el padre del ex president mantenía con el acaudalado empresario judío Moisés David Tennenbaum, pieza clave en la creación de la Banca Dorca de Olot, germen de Banca Catalana.

Pujol no ha escondido nunca su admiración por líderes israelíes como Begin, Ben Gurion o Golda Meir - aunque también hacia líderes árabes como Annuar El Sadat- y explica sus simpatías hacia el estado judío por su sentimiento de afirmación nacional, por la recuperación de una lengua que ya nadie usaba - en la Edad Media los judíos catalanes hablaban catalán-, así como por la mística que acompaña al pueblo hebreo. Entre los judíos también se observaba cierta simpatía por los catalanes. Mercedes Fernández Martorell, profesora del departamento de Antropología de la Universitat de Barcelona escribía en 1983 en su tesis doctoral sobre la comunidad judía de la capital catalana que sus miembros veían parecidos entre su cultura y la catalana y mostraban "sobradas razones para pensar que Catalunya es una tierra propicia para ellos".

Un giro radical

Sin embargo, esa corriente de simpatía hacia Israel sufrió un brusco giro en 1967, a raíz de la Guerra de los Seis Días. La primera intifada,20 años después, haría el resto. "Se podía intuir un excepcional grado de identificación entre catalanes y judíos hasta que el peso del conflicto de Oriente Próximo contaminó la visión de la cuestión judía", escribe Villatoro en su libro. La fulminante victoria israelí y la ocupación de los territorios palestinos provoca que los israelíes pasen a ser vistos como un estado opresor. Pujol también interioriza ese cambio. "Soy igual de prosionista que antes, pero debo admitir que a partir de un determinado momento los israelíes no hacen el esfuerzo necesario para conseguir la paz, empiezan a hablar del Gran Israel, se convierten en opresores y niegan el derecho a los palestinos a existir como pueblo", afirma el ex mandatario catalán, que nunca visitó los territorios ocupados en sus visitas oficiales.

"No deja de ser un mérito del gobierno tripartito - prosigue- que en un momento determinado fueran capaces de romper la norma diplomática.

Yo, en cambio, no quise poner en peligro la buena acogida de los israelíes". Pujol descarta que sus simpatías por la causa judía le acarrearan problema alguno: "No he estado nunca demasiado atacado por ello".

Pero si bien el prosionismo de Pujol no escandalizó nunca al grueso de sus votantes, ¿estarían preparados los socios del Barça para tener un presidente de ascendencia judía? Esta posibilidad pudo haber sido una realidad si Lluís Bassat, miembro de una insigne familia judía barcelonesa, no hubiera perdido las elecciones frente a Joan Laporta. Lo que para unos habría sido una simple anécdota, para otros podía ser un problema. O eso al menos es lo que intuyó durante la campaña electoral un candidato que, según el publicista, encargó una encuesta donde se preguntaba a los socios que les parecería tener un presidente judío.

De todas formas, ¿qué supone que un presidente de un gobierno o de un club de fútbol sea judío o prosionista? Un repaso a las acciones de las personalidades que no han escondido sus simpatías por Israel demuestra que, en realidad, no implica grandes cambios, aunque desde diferentes sectores se les acusa de haber influido en decisiones puntuales. A Vicenç Villatoro, por ejemplo, le recordaron sus simpatías filosemitas cuando, siendo director general de la Corporació Catalana de Ràdio i Televisió, despidió a Eugeni Garcia, corresponsal en Jerusalén de Catalunya Ràdio. Oficialmente, la decisión era parte de la reestructuración del nuevo plan de corresponsalías. Sin embargo, el Comité Profesional de la emisora, que pidió sin éxito que se mantuviera a Garcia en el cargo, reconocía en un comunicado "la presión reiterada de la comunidad judía en Catalunya, que cuestiona la imparcialidad informativa de la redacción de informativos y de su corresponsal en Jerusalem".

Otro caso es el de Miquel Sellarès, fugaz ex secretario general de Comunicació de la Generalitat con ERC, que a principios de los 80 fue el primer director general de Seguretat Ciutadana bajo el manto político de CiU. Sellarès - quien viajó en diferentes ocasiones a Israel para conocer de cerca el funcionamiento de sus cuerpos policiales y los servicios de información- admite haber adquirido allí "material de escuchas telefónicas y de vigilancia", pero niega, como se le atribuye desde diferentes sectores, que gestionara la adquisición de un furgón blindado antidisturbios, una compra que tuvo lugar bajo el mandato de su sucesor, Antoni Cruells.

El furgón, que se encuentra en la Escuela de Policía de Catalunya en Mollet, nunca ha salido a la calle y solamente se utiliza para determinadas prácticas en el citado centro. Aun así, Sellarès no esconde sus simpatías. "Para mí, Israel representa una ilusión, pero después he visto muchas cosas que no me han gustado", reconoce y critica la virulencia de los que están en contra de Israel. Recuerda que cuando en la web que él impulsó (www. tribunacatalana. com) recomendaron el exitoso ensayo Israel, el somni i la tragèdia unos mensajes en inglés los tildaban de sionistas- que incluso dañó el servidor. Pilar Rahola, por su parte, asegura recibir mensualmente varios ataques en su web de centenares de hackers de países islámicos. Dos tendencias en ERC Precisamente es la formación política que en su momento dirigió Rahola y en la que milita Sellarès, ERC, donde mayores problemas han suscitado las dos tendencias opuestas que conviven en el partido. Unos mantienen la imagen que se tenía de Israel antes de 1967. Otros, en cambio, lo ven como un estado opresor. "En ERC existe una clara fractura interna sobre este tema", asegura Culla. Por su parte, Maria Josep Estanyol, militante de la formación republicana, no sólo admite la existencia de esta división, sino que reconoce que "no ha tenido lugar un debate entre los dos grupos". Prueba de ello es el pequeño conflicto que provocó en septiembre la diputada republicana en el Congreso Rosa Maria Bonàs al pedir en la Cámara Baja la supresión de ayudas gubernamentales al estado de Israel. Poco después, el 1 de octubre, Bonàs se quejaba en su weblog que "en ERC hay un núcleo duro de sionistas, entre ellos Carod. Me tendré que sentar y explicarle lo que está sucediendo allí". A falta de un debate entre las dos posturas existentes en el partido que preside Josep Lluís Carod-Rovira - que esta semana ha realizado una visita privada a Israel-, así como en la sociedad en general, el exitoso ensayo de Joan B. Culla ha servido, según su autor, "para visualizar un fenómeno que sospechaba: la existencia en Catalunya de un estado de simpatía latente hacia Israel que llevaba años soterrado y que no se atrevía a salir al exterior. La aparición del libro y las buenas críticas recibidas han contribuido a que mucha gente saliera, en ese sentido, del armario". Jordi Pujol coincide con el historiador en que hay "más personas que apoyan a Israel que las que se conoce". ¿Y por qué no hacen públicas sus simpatías? "El mundo intelectual, político y periodístico es poco valiente", remata Pujol.

Nota: Publicado en La Vanguardia de Barcelona el 16-01-2006

http://www.es-israel.org/modules.php?name=News&file=article&sid=3035
Re: "¿justificaría la ocupación de Cisjordania y Jerusalén este?"
17 gen 2006
El doble lenguaje de los palestinos 'moderados' mimados por Europa

Palestinian Media Watch ha documentado durante años la duplicidad del liderazgo de la Autoridad Palestina, que envía un mensaje pacífico a los medios mundiales y un mensaje de odio y terrorismo a su propia gente en árabe.

Un nuevo ejemplo fue documentado esta semana e involucra al miembro del Consejo Legislativo Palestino, Qadura Faras. Faras ha sido un prominente partidario de la âIniciativa de Ginebraâ?, una propuesta de paz no oficial esbozada en el 2003 por un grupo de ilusos conducidos por Iossi Beilin y palestinos, y que aparece en el sitio web de la Iniciativa de Ginebra enviando un mensaje de paz a los israelí.

Sin embargo, cuando Faras , cuando Faras se dirigió recientemente a los palestinos, usó su mensaje para honrar y alabar a un terrorista que asesinó a 10 israelíes. Después habló en memoria de uno a quien llamó âSahidâ? (mártir por Alá), un término que culpa a Israel por su muerte, aún cuando él haya muerto de cáncer en una prisión israelí. Finalmente, instó a continuar en la senda de esos terroristas. Esto es un Qadura Faras totalmente diferente de aquel que promueve la paz en el sitio web de la âIniciativa de Ginebraâ?.

Las siguientes son las transcripciones de estos dos mensajes irreconciliables, el primero a los palestinos y el segundo a Europa.

Faras dirigiéndose a los palestinos:

âEl miembro del Consejo Legislativo Palestino Qadura Faras ⦠habló en nombre del movimiento Al Fatá. Enfatizó la continuación de la lucha hasta la liberación de todos los territorios palestinos de la mancha de la ocupación y el establecimiento de un estado independiente palestino con Jerusalem como su capital. Faras bendijo a los prisioneros detrás de las rejas y en particular mencionó al luchador encarcelado âEl Francotiradorâ? Thaâir Hamed, que llevó a cabo la ⦠operación que condujo a la muerte y lesión de varios soldados ocupantes. (En realidad diez ciudanos israelíes, tres civiles y siete soldados fueron asesinados en el ataque terrorista. N.del Ed. ).

âFaras mencionó las cualidades de los shahids (Mártires por Alá , quienes , en el vocabulario de la Autoridad Palestina incluyen a los terroristas suicidas) cuando clarificó su rol en la defensa de la patria, el rechazo de la agresión y la resistencia a la ocupación. Faras dijo: âTodos nosotros seguimos la senda de Ziad Hamed, el Sahid de Silbad, hasta el cumplimiento de la meta por la cual se convirtió en sahid ⦠(Hamed murió de cáncer mientras estaba en una prisión israelí â N. del E.=â?. (Al-Hayat Al-Jadida, 5 de Enero de 2006)

Faras dirigiéndose a los europeos pero focalizando en losisraelíes (Sitio web de la Iniciativa de Ginebra)

âSiempre se pregunta, tienen ustedes (los israelíes) un socio del otro lado. Yo les digo con toda sinceridad, estamos listos para llegar a un acuerdo comprehensivo con ustedes, que nos prometa a nosotros libertad, independencia y un estado, y les prometa a ustedes aquello por lo que ustedes son sensibles, que es el pleno derecho a vivir en paz y seguridad. ¿La cuestión es: ¿Están ustedes listos para esto?â?.
SIN COMENTARIOS

Nota: Fuente: Palestinian Media Watch.
Re: "¿justificaría la ocupación de Cisjordania y Jerusalén este?"
17 gen 2006
bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla bla
al sionista, sembla que parli d'ell
17 gen 2006
TORTURADOR Y ESPEJO

Mirate
así
qué cangrejo monstruoso atenazó tu infancia
qué paliza paterna te generó cobarde
qué tristes sumisiones te hicieron despiadado

no escapes a tus ojos
mirate
así

dónde están las walkirias que no pudiste
la primera marmita de tus sañas

te metiste en crueldades de once varas
y ahora el odio te sigue como un buitre

no escapes a tus ojos
mirate
así

aunque nadie te mate
sos cadáver

aunque nadie te pudra
estás podrido

dios te ampare
o mejor
dios te reviente.
Re: "¿justificaría la ocupación de Cisjordania y Jerusalén este?"
17 gen 2006
"Soy igual de prosionista que antes, pero debo admitir que a partir de un determinado momento los israelíes no hacen el esfuerzo necesario para conseguir la paz, empiezan a hablar del Gran Israel, SE CONVIERTEN EN OPRESORES Y NIEGAN EL DERECHO a los palestinos a existir como pueblo", afirma el ex mandatario catalán, que nunca visitó los territorios ocupados en sus visitas oficiales.
Re: "¿justificaría la ocupación de Cisjordania y Jerusalén este?"
17 gen 2006
"Soy igual de prosionista que antes, pero debo admitir que a partir de un determinado momento los israelíes no hacen el esfuerzo necesario para conseguir la paz, empiezan a hablar del Gran Israel, SE CONVIERTEN EN OPRESORES Y NIEGAN EL DERECHO a los palestinos a existir como pueblo"

Aun la mitad de los Israelies es asi y espero que en el futuro los israelies que ponemos la libertad por encima de la seguridad seamos mas...

si antes una bomba atomica Irani no resuelve eñ problema judio en asia del mismo modo que en Europa
Re: "¿justificaría la ocupación de Cisjordania y Jerusalén este?"
18 gen 2006
¿O no tienen armas nucleares los nazi-sionistas de Israel ?
Pues puestos a temer algo ...los tipos como Sharon (hoy afortunadamente descerebrado)producen mucho más pánico que todo Iran junto !
Sindicat