Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Juny»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
        01 02 03
04 05 06 07 08 09 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: corrupció i poder : criminalització i repressió : pobles i cultures vs poder i estats
POLIC�A ASESINA: La policía golpea a los hijos de Berrueta
19 des 2005
Enekoitz, Imanol y Aitziber Berrueta fueron golpeados por la Policía española al término de la manifestación que reunió ayer en Donibane a unas 4.000 personas para denunciar la sentencia absolutoria para Pilar Rubio. Su madre, Mari Carmen Mañas, también fue zarandeada por los policías, cuya presencia en la manifestación fue numerosa.
IRUÑEA.- La Policía española golpeó a Enekoitz, Imanol y Aitziber Berrueta, tres de los hijos del panadero del barrio de Donibane que mataron el agente Valeriano de la Peña y su hijo Miguel José, y zarandeó a su viuda Mari Carmen Mañas al término de una manifestación que reunió a unas 4.000 personas para denunciar la anulación de la sentencia que condenaba a diez años de cárcel por el delito de «proposición al asesinato» a Pilar Rubio.
Según explicó a GARA el abogado de Gurasoak, Jokin Elarre, los tres hijos de Berrueta se dirigieron a un centro hospitalario para ser atendidos. Con este parte presentarán hoy en el Juzgado de Guardia una denuncia contra la actuación policial. Además de los hermanos Berrueta, otros asistentes a la manifestación también resultaron lesionados por las porras y las pelotas de los policías.

Los hechos ocurrieron cuando la Policía, cuya presencia fue muy numerosa a lo largo de toda la manifestación, irrumpió con porras en la explanada situada junto a la iglesia de La Asunción golpeando a los asistentes a la movilización y lanzando pelotas de goma a corta distancia.

Se da la circunstancia de que la dotación policial estaba comandada por el mismo agente que ordenó cargar en la puerta del tanatorio y ante la tienda de Berrueta el mismo día en el que fue asesinado.

Manifestación pacífica
Anteriormente, ya se habían vivido momentos de tensión cuando los agentes que marchaban abriendo paso a la manifestación se dieron la vuelta cuando escucharon que los asistentes corearon «Policía asesina». También amagaron con cargar cuando los manifestantes corearon «Alde hemendik, utzi pakean» al llegar a la iglesia de La Asunción para dar inicio al acto político que iba a cerrar la movilización y numerosos policías rodearon el lugar.

En cualquier caso, la manifestación se desarrolló de manera totalmente pacífica hasta la carga policial. Un grupo de zanpantzar y una pareja de dantzaris que portaba un retrato de Berrueta encabezaba el cortejo. Tras ellos podía verse una pancarta con el lema “Hecha la ley, hecha la trampa. Herriak ez du barkatuko. Alde hemendikâ€?, que era portada por la familia Berrueta y vecinos del barrio, entre los que se encontraba el ex preso Eneko Isiegas. También estaba en la cabecera José Luis Guerra, viudo de Karmele Solaguren, fallecida cuando viaja a visitar a Ekain, su hijo que estaba preso.
Durante la marcha, que recorrió bajo una incesante lluvia las avenidas de Sancho el Fuerte, Pío XIIy Baiona antes de llegar a la iglesia de La Asunción, los manifestantes corearon consignas como «Angel, gogoan zaitugu», «Herriak ez du barkatuko», «Policía asesina», «Alde Hemendik, utzi pakean» o «María Pilar es una asesina».

Al llegar ante la iglesia de La Asunción se celebró un acto delante de una pancarta en la que se había dibujado un retrato de Angel Berrueta.

Dos portavoces de los convocantes ­colectivos, comerciantes y taberneros del barrio­destacaron que la muerte de Berrueta no fue un hecho aislado, sino que la atribuyeron a «la campaña de intoxicación que el PPllevó a cabo tras los atentados del 11-M porque veía que perdía las eleccionesy optó por criminalizar a los vascos».


Críticas al fiscal Muñoz
Junto a ello, criticaron a los jueces del TSJN por «haber dado más credibilidad al fiscal jefe Javier Muñoz que a los testigos que vieron cómo María Pilar Rubio decía ‘Voy a matar a ese hijo de puta’ y al jurado, que consideró claramente que Rubio fue quién incitó a que se cometiera el asesinato».
Además, compararon la situación de Rubio con la Eneko Olza, «vecino del barrio que fue condenado sin pruebas a diez años de cárcel por quemar un cajero y que ya ha cumplido seis». «¿Cuántos van a cumplir Valeriano y Miguel José de la Peña de los 20 y 17 que les han impuesto?», preguntaron antes de agradecer a la familia Berrueta que «nos haya dado a todos un ejemplo de dignidad».

Mari Carmen Mañas, por su parte, agradeció el apoyo recibido de sus vecinos, destacando que «sin vosotros, nosotros solos no hubiéramos podido seguir adelante». Asimismo, Mañas subrayó que «Pilar Rubio es tan culpable como su marido e hijo» y recordó que tanto los testigos presenciales como la decisión del jurado confirman esta circunstancia.

Mañas, además, acusó al fiscal Javier Muñoz de ser «el mejor abogado defensor que ha tenido Pilar Rubio desde el mismo momento en el que dijo que lo sucedido fue una riña de vecinos. Perdió una ocasión inmejorable para permanecer callado, sobre todo teniendo en cuenta el cargo que ocupa y la influencia que podía ejercer en los miembros del jurado».

Diari Gara, 18 de desembre de 2005
www.euskalherria.com

This work is in the public domain

Comentaris

Aitziber Berrueta: «Lo que les jode es que miles de personas nos apoyaron»
19 des 2005
La hija del panadero de Donibane destaca que «si la policia no entra en la plaza, no hubiera pasado nada»

Aitziber Berrueta, que fue agredida junto a su madre y sus hermanos Imanol y Enekoitz tras la manifestación que se celebró el sábado en Donibane, destaca que el motivo de la irrupción policial es que «les jode que miles de personas nos hubieran mostrado su apoyo el sábado por la noche». Junto a ello, reconoce que, tras estos hechos, se siente atemorizada y destaca que la actuación policial fue totalmente injustificada.

IRUÑEA.- «Está claro que a la Policía le jode que el sábado por la noche hubiera miles de personas, gentes que eran del barrio y de otras zonas de Iruñea,que nos mostraron su apoyo», señaló ayer Aitziber Berrueta a GARA, horas después de que resultara agredida por los agentes que vigilaban la movilización, junto a sus hermanos Enekoitz e Imanol y su madre. La agresión, de la que también fueron objeto otros manifestantes, se produjo tras la movilización que reunió a unas 4.000 personas en el barrio iruindarra de Donibane para denunciar la anulación de la sentencia que condenó a diez años de cárcel a Pilar Rubio por «proposición del asesinato» de Angel Berrueta, que fue cometido por Valeriano y Miguel José de la Peña.
«Entraron en la plaza de la iglesia de La Asunción. Imanol estaba allí y les dijo que se fueran porque no pasaba nada.Entonces, empezaron a pegarle. Si no llegan a entrar en la plaza, no hubiera pasado nada de nada», relata.

Aitziber Berrueta reconoció que lo sucedido «nos ha afectadofísicamente, por los golpes que nos dieron, y síquicamente», hasta el punto de que «llegas a tener miedo de andar sola por la calle».

«Miedo justificado»
En este sentido, recuerda que en una carta publicada recientemente en los medios de comunicación, su madre reconocía tener miedo por lo que le pudiera pasar a sus hijos.
«El miedo que tenía la ama, ahí está.Es justificado. Yo estoy pensando que tengo un riesgo por ir sola por la calle. Si han hecho algo así en medio de una multitud, ¿qué va a pasar cuando me pillen a mí sola o cuando pillen a mis hermanos solos?», pregunta.

Pese a reconocer que tiene miedo a salir de casa, Aitziber Berrueta subraya que «hay salir, porque no te puedes quedar encerrada. Tengo mi trabajo, tengo mis actividades y tengo cosas que hacer».

La agresión a tres de los hijos de Angel Berrueta y a su viuda es, para Aitziber, «la gota que colma el vaso. Primero, te matan al aitay luego tampoco te dejan en paz. Además, sueltan a quien provocó todos los hechos y, encima de todo, te pegan impunemente. No sé cómo describirlo».

La familia de Angel Berrueta ha denunciado en varias ocasiones que ha recibido llamadas telefónicas de carácter amenazante en su domicilio. El establecimiento en el que se produjo la muerte de Berrueta, en la calle Martín Azpilikueta del barrio de Donibane, también resultó atacado.

Aitziber Berrueta relata que el sábado «todo había ido excepcionalmente bien. No había pasado nada y había acudido mucha gente. Y de repente, empezaron los golpes. Nunca viene al caso algo así, pero en esta ocasión menos que nunca».

Explica que después de que su madre, Mari Carmen Mañas, leyera un texto en la explanada de la iglesia de La Asunción y terminase la movilización, la gente allí congregada «se acercaba a donde estábamos la familia para saludarnosy darnos ánimos. Otros se estaban despidiendo para irse a su casa o para ir hacia el Casco Viejo o a dónde quisieran ir un sábado por la noche. De repente, pasó toda la movida. Todavía no me lo puedo llegar a explicar».

Aitziber Berrueta también subraya que el apoyo que han recibido por parte de la ciudadanía es fundamental para familia. «Ya lo dijo la ama en una carta, que sí hemos llegado hasta donde hemos llegado es por los ánimos que hemos recibido de toda la gente. Aunque luego lleguemos a casa y estemos como estamos».


Gurasoak pide una reunión con Vicente Ripa
Gurasoak, colectivo al que pertenecía Angel Berrueta, pedirá una entrevista con el delegado del Gobierno español para mostrarle su malestar por lo sucedido. «Más allá de talantes, Ripa es el máximo responsable de lo que ocurrió», señaló Mikel Vázquez. Hay que recordar que el día 3 Imanol Uria e Inaxio Olabezela denunciaron malos tratos tras ser detenidos por la Policía española horas después de una manifestación prohibida. La Delegación guarda silencio sobre este asunto desde entonces. -


La denuncia de la familia se ampliará a otros afectados
M.D. IRUÑEA.- La viuda y los tres hijos de Angel Berrueta que fueron agredidos tras la manifestación presentaron ayer una denuncia, a la que se sumarán en los próximos días particulares y organismos, como Gurasoak.

Jokin Elarre, abogado de este colectivo, estimó, en declaraciones a GARA, que pueden ser unas cuarenta las personas que recibieron golpes de la Policía española y que estarían dispuestas a iniciar acciones legales.

Policontusiones
La denuncia de la familia Berrueta-Mañas está acompañada por los correspondientes partes médicos tras recibir porrazos y patadas.

El diagnóstico de Enekoitz e Imanol Berrueta señala que resultaron policontusionados. Enekoitz, que fue el más afectado, recibió golpes en la cabeza, en el cuello, en el tórax, en la mano, en el codo, en la espalda y en la cintura. Las contusiones son de forma alargada y se corresponden con una porra.

La denuncia relata, además, que Enekoitz Berrueta fue insultado cuando reclamó el número de placa de los policías que le agredían. Finalmente, no se lo dieron.

Aitziber Berrueta, por su parte, presenta una contusión en la zona lumbar derecha y otra contusión y un hematoma en el muslo izquierdo. En el escrito también se añade que Mari Carmen Mañas fue zarandeada por los agentes de la Policía española.

La denuncia presentada por la familia Berrueta recoge que la irrupción policial en la plaza de La Asunción fue «innecesaria».

Diari Gara, 19 de desembre de 2005
www.euskalherria.com

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more