Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: corrupció i poder : criminalització i repressió
Acoso policial contra un miembro de Socorro Rojo Internacional (SCRI) d Barcelona
11 des 2005
Es voluntad mía poner en conocimiento, así como DENUNCIAR PÃBLICAMENTE, ante todos mis compañeros y compañeras de SRI, amigos y amigas, el acoso policial e intento de âcompraâ? de que he sido objeto recientemente por parte de la polícia política o un agente provocador en nómina del Ministerio del Interior que es, sin duda, en última instancia, en dónde hay que buscar el orígen de tan burda como inútil provocación.

El pasado miércoles 30 de noviembre a media tarde, al salir de mi domicilio en el barrio barcelonés del Clot, fui abordado, aparentando un encuentro fortuíto, por un agente provocador que se hizo pasar inicialmente por alguién ligado a los movimientos sociales barceloneses (yo no le conocía de nada) el cual había asistido-afirmó- a una de las charlas, en concreto una que hicimos justo una semana antes en Sants, organizadas con motivo del reciente juicio de París. Se me presentó como âKikeâ? y aparentaba entre 26, 27 o 30 años, no creo que llegara a los 30 años.

Con bastante naturalidad y frescura (a decir verdad en estos momentos, aún no se me antoja nada anormal en este aparente encontronazo) se me ofrece, dado el encuentro, intercambiarnos algún contacto, pues ya que âinsistía, el presunto solidario- mantenía relaciones con otros centros sociales de otras localidades estaría interesado en facilitarnos la organización de nuevas charlas. Que era una lástima que el dia de la charla de Sants en la que él asistió (no me cabe duda que así fue, pues detalles de la misma no le faltaban. Incluso llevaba colgado en su chupa un pin de SRI que se vendió profusamente, precisamente en ese acto) tuvo que marcharse antes de finalizar el acto y que, bueno, ¡vaya suerte el encontrarme por aquí!.

âVengo a menudo a una casa okupa de este barrioâ?, me dice. Contínuamente no para de darle al pico âeso sí no paraba de hablar y hablar-;... que si Rescat, que si la mani tal, que si los de Torá...vamos que parecía estar metido en el rollo. Le insisto que no dispongo de mucho tiempo (esta charla la mantenemos caminando ambos en dirección la estación de metro de El Clot, donde me dirigía). Con esto que me ofrece hacer una cañita rápida para hablar un poco e intercambiar los contactos con los que preparar âsi os parece bienâ? nuevas charlas o ya veríamos que podíamos hacer. âNada sólo un momentoâ? dice. Accedo, no me parece tan raro, no hay que desconfiar de entrada del primero que te llega, aunque le pregunto por determinada gente, para sonsacar y aclararme por dónde se mueve, quién es y que hace concretamente. Hasta ahí todo, aparentemente, normal.

En eso que entramos en el bar que tenemos enfrente. Nada más sentarnos en la mesa me cambia el papelón y me confiesa que , en verdad, él no âmilitaâ? en ningún colectivo antirrepresivo. âMira, yo soy del Partidoâ? me suelta. Yo me quedo un poco parado, âperdona, no entiendo qué partido?â?. âCoño, compañero, cual va a ser...el PCE (r)â?. El tipo se levanta a buscar el par de aguas y vasos que habíamos pedido al entrar y nos colocan en la barra de al lado La verdad es que se me debió quedar en esos momentos cara del más grande gilipollas. Me quedo unos segundos pensativo, la verdad estaba confuso, delante un tío que no conozco, se me presenta de una forma tan fortuíta...y ahora va con esas... intentaba encontrar una lógica y supongo que esperaba que el tipo tomara la iniciativa a ver con qué me salía. La verdad es que tanto darle el pico en la calle, ahora parecía más parco en palabras. Le noté algo íncomodo, no muy seguro de sí mismo.

Vuelve con las aguas y me dice...â?bueno, a decir verdad todos somos del Partido, pero yo, en concreto, debo decirte que milito en la Fracción Octubreâ?. Yo no digo nada, no sé que decir ni hacer, aún lo entiendo menos. Debió ser tan nula mi reacción, que el tipo me espeta âSabes lo que te digo, ¿no?, ¿conoces a nuestra Fracción?â?....Sólo se me ocurre responderle: â¡joder, los papones!...¿tú eres de esos? ¿que haces aquí?â?. Entonces me suelta que âbueno... sí, claro, supongo que por ese nombre más familiar nos debes conocer....â? y me empieza a saltar un rollo de no sé que cuando el IV Congreso,el 2000 y las detenciones de los 7 de París, las CARC italianas... Me da tiempo a situarme y llego a la conclusión rápida de que esta escena tan surrealista es imposible, no tiene lógica.

Está claro, para mí este tipo es un pasma o un topo. Le espeto que cómo ha llegado hasta mí. A través de quién. Que es una forma muy extraña de darse a conocer y que quería exactamente de mi. El sujeto adopta un tono paternalista y conciliador, a la par que intenta justificar con demasiadas explicaciones como ha dado conmigo. Dice que me siguió el dia de la charla de Sants -insisto, eso pongo la mano en el fuego de que realmente sí estuvo allí- hasta dar con mi domicilio y se justifica en que aunque me pareciera extraño, era la única manera de contactar. La burda explicación rearma mis sospechas sobre la naturaleza de ese tipo. No tiene sentido alguno que , en caso de que fuera cierta su militancia en los papones, no me encaja esa forma de contacto, a parte que no me creo que pudieran dedicarle tanto esfuerzo en contactar con alguien como yo y de esa forma....menos.

No, ciertamente, ese no era un âpapónâ?, era un pasma que en cualquier caso se hacía pasar por un papón...aunque ¿dónde está la frontera entre ambas realidades? Y así se lo suelto. Le hago saber que en cualquier caso, tanto si es un papón âque lo pongo en duda- como si es un bofia. que me deje en paz, no vuelva a verme y desaperezca. Y si es un âpapónâ? le espeto âaún con mayor motivo, pues no queremos saber nada de vosotros aquíâ? que no se les ocurra envenenar el movimiento popular en Barna con sus intrigas y basura, que encontrarán nuestra oposición; âsi eres un pasma también pierdes el tiempoâ?.

El sujeto se lo toma muy tranquilo e intenta hacerme ver que âesperaba una salida de tono por el estiloâ?. âEstás tan equivocado, ves policias por todas partes, eso te pasaâ? me dice. Me increpa que es necesario abrir un debate más allá del Partido, ahora que parece que hay condiciones para abrirse más hacia la sociedad. Que âhemos perdido ya demasiado tiempoâ?. Pero que la âDirecciónâ?, ahora, se va a vender,...y me propone que reflexione, que el resultado de ello va a afectar no ya al Partido, sinó al conjunto del movimiento y de las fuerzas populares y ahí es donde puedo hacer algo.â?Los que estáis fuera del Partido teneis mucho que decirâ?, me repite varias veces. Que si creo en la necesaria unidad de todas las fuerzas populares, en la unidad solidaria y antirepresiva, âcomo así lo estaís defendiendo ây yo estoy con vosotros-, tenemos mucho en común, más de lo que te creesâ?. Que debemos debatir y discutir por encima de todo en todos los frentes y de forma transversal. Que él se ofrece para âpasarmeâ? documentos, para debatirlos ambos. âSi no quieres, no te pido que habras ningún frente en el SRI, âsería lo último en pedirte, sólo pido razonablemente abrir puentes, para eso estamos trabajando..â?, âpodemos colaborarâ? etc, etc.

Me suelta un sobre A-4 blanco. âAbreloâ?...y dentro contenía las páginas del boletín âLa Gacetaâ?. Y me dice âahí tienes unas planchas. Ya sabes, por si queréis hacer copias y repartirlo entre la gente de más confianzaâ?, que él se comprometeria a hacer un círculo. Le insisto que no pierda el tiempo conmigo, que si quiere un círculo que se lo monte él, que los únicos círculos en los que creo són los filipinos de chocolate y que la revistilla la reparta él mismo. Que me deje en paz. Le digo que por mi ese âencuentroâ? había finalizado, que le quedara bien grabado que no le había servido de nada y que no intentara confundir ni intoxicar Barcelona con esa mierda. âClaro-le digo- eso suponiendo que seas quien dices representar, que no me lo creo. Entiendo que eres pasma. Que lástima me dasâ?. En fin, que se echa a reír, una risa muy forzada: ânunca aprenderéis o queâ? me dice. Se levanta, paga las aguas (bueno, al menos pagó las aguas) y se vuelve hacía la mesa a mi lado y me dice que si acaso âos enviaré propa nuestra al apartado de correos ¿vale? o en cualquier caso...nos seguiremos viendo â eso realmente me jodió y me tiene preocupado -. Piensátelo, joder, no te engaño..voy de legal, soy quién digo ser y hemos de continuar debatiendo, coño -siempre el coño en la boca- â?. Creo que le contesto âa la mierda â mientras se va del bar. Tuve el pensamiento de levantarme y ver por donde iba, pero no me atreví, la verdad. A parte...que más daba.

Considero que este âencuentroâ? no es algo personal, sólo. Sinó que afecta al SRI. Yo, he hablado de esto ya con los compas de Barcelona, que me han aconsejado que lo escriba y lo transmita a todos, como hago con esta carta. Estoy pensando en hacer también una carta denúncia pública dirigida al resto de organizaciones populares o para que sea difundida entre nuestro entorno social, una carta no tan personal, escueta y más bien en forma de comunicado, que sirva de denúncia explicita de este intento de acoso. Por ello pido vuestra opinión. Creo que sólo difundiéndolo es como se puede paralizar o neutralizar estos intentos. Lo digo por el advertimiento que me hizo de que âseguiremos viéndonosâ?. Nunca se me presentó como un bófia, a pesar que yo le acusé de tal condición, él siempre jugó a ser miembro de los âpaponesâ?. Del todo surrealista.

En fin, compañeros, que queréis que os diga. Que aunque confieso que me llegué a espantar en algún momento del encuentro, no me sentí muy seguro, estoy convencidísimo âde ello podéis estar seguros- de que sigo teniendo muy claro donde estoy y quienes son mis compas, vosotros. Sólo trabajando por la libertad de los compas encarcelados y denunciando el terror fascista, conseguiremos fortalecer el movimiento popular, que algún dia está llamado a realizar grandes proezas.

Salut i resistència !

Viva el Socorro Rojo Internacional ! Libertad presos antifascistas ! Amnistia y resistencia !

Josep Poveda
SRI Catalunya

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Acoso policial contra un miembro de Socorro Rojo Internacional (SCRI) d Barcelona
11 des 2005
De nuevo los Comités por un Socorro Rojo Internacional en el punto de mira represivo

COMITES por un SOCORRO ROJO INTERNACIONAL - SRI

Los Comités por un Socorro Rojo Internacional de nuevo han sido colocados en el punto de mira de la represión, la criminalización y quién sabe si de la guerra sucia por la autodenominada justicia española.

En julio de 2002 varios de nuestros militantes fueron detenidos y encarcelados acusados de pertenencia a la "banda armada PCE(r)-GRAPO".

Fueron asaltadas casas y detenidos por varias horas militantes del SRI en España, Francia e Italia; requisada abundante documentación antirrepresiva y ordenadores y robados varios miles de euros. Desde julio varios de los actos que los Comités por un SRI desarrollamos fueron increpados o vigilados descaradamente por la policía política.

Ahora y sin ningún tipo de prueba, ni de vergüenza ni de ética, la Audiencia Nacional -heredera directa del Tribunal de Orden Público fascista- por medio de su fiscal Enrique Molina, acusa a los Comités por un Socorro Rojo Internacional de ser un instrumento de expresión de la "organización armada PCE(r)-GRAPO". Nombra a dos revistas del movimiento antirrepresivo:

"A La Calle" -que se dejó de publicar en marzo de 2001 y editada por la AFAPP- y "Solidaridad" -editada por los Comités por un SRI-como -y dictamos literalmente-: "la organización terrorista utiliza órganos propios de expresión como las revistas Resistencia, Antorcha, A La Calle y Solidaridad".

Lo que la Audiencia Nacional pretende con este ataque directo a la libertad de expresión y edición es callar la voz de la solidaridad antirrepresiva, silenciar las denuncias que contra los estados fascistas se realizan desde ambas revistas y encarcelar a todo aquel que ose enfrentarse a su régimen de terror. Vayamos por partes desentrañando esta mentira criminalizadora de la autodenominada justicia española:

- Las revistas Resistencia y Antorcha son publicaciones del PCE(r). Se editan en la clandestinidad y difunden la línea política comunista de esta organización revolucionaria. El PCE(r) es una organización política absolutamente independiente, que nada tiene que ver orgánicamente con la organización armada GRAPO. El intento de unirlas en ese engendro jurídico "PCE(r)-GRAPO" además de una enorme mentira es una muestra de la absoluta falta de libertades que en el Estado español soportamos.

- La revista A La Calle fue editada durante 9 años por la AFAPP y ya desapareció y la revista Solidaridad es una publicación editada por los Comités por un Socorro Rojo Internacional. Se edita en la legalidad, cuenta con teléfonos, correo y dirección de contacto público y recoge información y denuncias de carácter antirrepresivo, solidario e internacionalista. Los Comités por un Socorro Rojo Internacional somos una organización absolutamente independiente de cualquier partido u asociación; están compuestos por militantes de procedencia comunista, antifascista, nacionalista, anarquista y autónoma, como así lo recoge nuestro proyecto de Programa y como así lo difunden nuestras publicaciones y actividades.

- Nuestro trabajo es de carácter público y abierto. Hemos realizado hasta ahora cientos de charlas, proyecciones de vídeo, exposiciones... Hemos desarrollado actividades solidarias, rifas para sacar fondos a favor de los presos políticos, etc, etc. Y todo ello como Comités por un SRI o junto a otros muchos colectivos solidarios. Y con todo eso es, precisamente, con lo que la Audiencia Nacional pretende acabar, mediante la mentira, la criminalización y la represión.

No van a conseguirlo. Si nosotros somos encarcelados o exterminados por los "demócratas", otros recogerán el testigo. No podrán impedir la lucha por la solidaridad, la libertad y el internacionalismo. De eso, pueden estar bien seguros.

24 octubre 2002
Re: Acoso policial contra un miembro de Socorro Rojo Internacional (SCRI) d Barcelona
11 des 2005
Barcelona, 5 de diciembre del 2005 la noticia de arriba.
salut
Re: Acoso policial contra un miembro de Socorro Rojo Internacional (SCRI) d Barcelona
11 des 2005
Que es un "papon"?¿
Re: Acoso policial contra un miembro de Socorro Rojo Internacional (SCRI) d Barcelona
12 des 2005
Desde luego, si es un militante del PCE(r), la habeis jodido buena. Tan solo cabe esperar que tus sospechas esten bien fundadas.
Un saludo.
Re: Acoso policial contra un miembro de Socorro Rojo Internacional (SCRI) d Barcelona
12 des 2005
Moltes gracies per fer-ho saber al personal, ajuda a aprendre de l'experiencia d'altres sobre com no deixarse incitar a trencar la llei per provocadors policials.

Jo crec que si la Brigada Politica te mes idees brillants com aquesta no ens hem de preocupar gaire,xxddd...

Ja seria hora de que demanessin el Graduat Escolar per a entrar a la Guardia Civil...
Re: Acoso policial contra un miembro de Socorro Rojo Internacional (SCRI) d Barcelona
12 des 2005
Qué es el Socorro Rojo Internacional?

Ay...cuanta desorganización...
Re: Acoso policial contra un miembro de Socorro Rojo Internacional (SCRI) d Barcelona
12 des 2005
que no ens de preocupar gaire? no seas ingenuo

los diferentes cuerpos policiales siempre tiran de infiltrados.aqui tambien
en barcelona
en su dia hubo un topo en el Moc, en la epoca de la insumision y tambien otro topo en la movida okupa.

Seguro que ahora tambien tienen alguno.

Hasta Roldan, el exdirectivo de la guardia civil llego a chantajear al psoe en su dia con cantar el nombre de los topos de la policia en eta, si no se le extraditava desde Laos como el queria.
Re: Acoso policial contra un miembro de Socorro Rojo Internacional (SCRI) d Barcelona
12 des 2005
el socorro rojo internacional es un colectivo de apoyo a presos.

supongo
Re: Acoso policial contra un miembro de Socorro Rojo Internacional (SCRI) d Barcelona
12 des 2005
I un "papón"?

Merci
Re: Acoso policial contra un miembro de Socorro Rojo Internacional (SCRI) d Barcelona
12 des 2005
Per bona flor l'han detingut. ;)
comunisme=feixisme
Sindicat