Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Agost»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
      01 02 03 04
05 06 07 08 09 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: xarxa i llibertat
copyleft y comunismos
07 des 2005
Hola Pascual!! acabo de leer tu artículo sobre copyleft y socialismo (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=23571) y la verdad es me ha resultado (a pesar del titulo) totalmente decepcionante. Por una parte me decepcionó su contenido. Por otra , y a partir de la lectura de este trabajo, me obligo a relativizar el contenido de todo cuando escribas (es decir, se me quiebra entre las manos la totalidad de tu trabajo) pues intuyo que se fundamenta en un estilo que te pertenece y te caracteriza: opinar en público sobre lo que no se sabe (ya en la fiesta del PCE de este último año pude comprobar que intervenías en esta misma línea sobre contrainformación y telemática. No dije nada por respeto).
Se nota que no te has empapado ni siquiera en los textos básicos sobre los que se fundamentan ni el copyleft (casi en exclusiva pensado para la producción de software y documentación científica) ni en las licencias Creative Commons, que no son copyleft en un sentido estricto, sino un copyright reformulado que pretende garantizar precisamente los derechos de autor (derechos para ser disfrutados plenamente por el autor y ponerlos a salvo de la voracidad del mercado). En ninguno de ambos casos de cuestiona el concepto de autoría y por lo tanto en ninguno de ellos se niega la idea de autor o autora.
A pesar de ello, tu te confundes y confundes a miles de lectores con frases del estilo: "La mayoría de movimientos a favor de las licencias libres y de copyleft, en nombre del derecho a la cultura e indignados, con razón, por los beneficios impresionante e ilícitos de distribuidoras y multinacionales, siguen reivindicando la no existencia de derechos de autor para los autores." Confundes, como buen desinformado (y eso no se lo puede permitir ningún periodista y mucho menos una de las personas que dirigen Rebelión y creo que también Telesur), el derecho de autor (el derecho del autor de una obra a que se reconozca esa autoría) con propiedad intelectual o con copyright. El copyleft, en cualquiera de sus textos más elementales (como este de Wu-Ming escrito para niños y que deberías leer para estar al tanto y poder rehacer tu artículo: "El copyleft explicado a los niños Para desmontar algunos equívocosâ?. http://www.wumingfoundation.com/italiano/outtakes/copyleft_explicado.htm) establece una diferencia clara entre ambas cosas de forma que derecho de autor (incluido el derecho de cobrar por haber producido y distribuido tu obra) no necesariamente tiene que ver con derecho de copia (copyright) y mucho menos con propiedad intelectual.


Escribir esto "las tendencias en conocimiento libre a lo que están llegando es a que los autores renuncien a sus derechos como vía para eliminar a intermediarios y plusvalías que encarecen los productos. Y no hablo de derechos millonarios, me refiero a renunciar a todos los derechos económicos sobre su trabajo. Es como pedirle al agricultor que regale sus hortalizas para fastidiar y terminar con los grandes supermercados." es escribir algo falso y es hacer demagogia.. Ni la Free Software Foundation con Richard Stallman a la cabeza ni el proyecto Creative Commons asocian sus ideas a la idea de renunciar al beneficio económico por parte del autor o la autora. Si hubieras echado un ojo a la web de Creative Commons (http://creativecommons.org/) habrías comprobado que en ninguna de las licencias disponibles (hay varios tipos de licencias Creative Commons, cada una de ella orientada a un formato y cada una de ellas diferente en cuanto a qué tipo de derecho limita o amplia) se establece renuncia alguna a la cuestión económica por parte del autor, sino que hace referencia, únicamente, a qué tipo de cosas pueden hacer terceras personas sobre o a partir de tu obra. No se le pide a nadie que regale nada: se establecen mecanismo legales (las licencias Creative Commons tienen validez jurídica en muchos países, incluido el estado español) para poner al salvo tu obra de la rapacidad del mercado, determinar tu propios criterios sobre la copia que terceros hagan de tu trabajo y garantizar que nadie podrá apropiarse de tus ideas para retirarlas del dominio público (sabes lo que es el dominio público?). Es evidente que no has leído nada de nada antes de escribir lo que has escrito. Ante temas de estas naturaleza (que tu mismo reconoces como âapasionantesâ?), no es conveniente escribir de oído, te arriesgas a reproducir falacias, a propagar precisamente los mismo bulos que propaga la SGAE o Bill Gates.

Por fin, seria de máximo interés para ti acercarte a toda una serie de literatura básica en la que se desarrolla la idea de Dominio Público, Inteligencia Colectiva, cultura libre muy cercanos a la idea de comunismo. En un mundo y en un momento en que buena parte de la riqueza y del poder sobre el que se sustenta (y que reproduce) el modo de producción que nos ha tocado padecer (el capitalismo tardío, el de la guerra imperialista y el de la neoesclavidtud), la apropiación de conocimiento social es una de las claves para la permanente implosión productiva y reproductiva de la economía de mercado. De la misma manera que desde el sindicalismo y desde otras luchas reivindicativas se activaron en siglos pasados conflictos y contradicciones muchas veces insalvables para el capital, desde este amplio (y heterogéneo) movimiento copyleft se empiezan a crear conflictos y contradicciones cualitativamente muy poderosos (y cuantivamente también, solo hay que conocer algo acerca del fenómeno GNU/Linux para saberlo), ya que tienen que ver (y atentan) contra las relaciones de propiedad sobre el conocimiento (y por lo tanto sobre buena parte de la riqueza que éste genera) , es decir, sobre aquello que mantiene y reproduce la economía y la tecnología de guerra del capitalismo.

Afortunadamente las cosas son mucho más complejas de lo que parecen (si fueran tan simples como tu las planteas iríamos de culo). Hay miles de personas intentando redefinir la base de las relaciones de producción cognitiva del mundo en que vivimos (las relaciones de propiedad sobre el conocimiento en el capitalismo) y tu nos ofendes con hortalizas y frases desafortunadas de Silvio Rodríguez. ¿Sabes porqué Silvio no permitió que se utilizara una pantalla gigante en la que proyectar su actuación en directo en la fiesta del PCE de hace dos años? Porque no quería que la gente (después de pagar su entrada) no pudiera grabarlo. No es esa, la de Silvio, una práctica desafortunada? Sin caer en el postmaterialismo desmovilizador (ni en la falacia posmoderna de la inmaterialidad de la producción, no soy un colgado ) , mucho me temo que al socialismo llegaremos, también, desde las trincheras del copyleft. No lo dudes y sobre todo no lo olvides.

Un abrazo

Gustavo Roig , miembro de la Asamblea de Nodo50
Mira també:
http://www.nodo50.org/gustavo/hegoa05/

This work is in the public domain

Comentaris

Re: copyleft y comunismos
07 des 2005
Molt bo, i didàctic. Un comité de drets humans de Nacions Unides ha adoptat un comentari interpretatiu sobre els interessos materials i morals resultants de la propia creativitat, a parer meu, desastrós. Veieu-ho a http://www.ohchr.org/english/bodies/cescr/docs/gc17.doc
salut
copyleft y Creative Commons
08 des 2005
La verdad es que muchos se confunden. Y más de la mano de "los periodistas". El problema es que siempre lo analizan a tres bandas: usuarios - autores - industrial. También es muy arriesgado decir que todo esto no es más que ideas comunistas, socialistas, liberales o lo que os de la gana. Porque en el fondo se trata de algo mucho más próximo a la anarquia, sobre todo cuando nos referimos al CopyLeft, la licencia GnuGPL o las obras de dominio público.

¿Qué es el CopyLeft?
¿Cómo escoger una licencia Creative Commons o CopyLeft?
També disponible en català

Las licencias Creative Commons básicamente son la cara bonita de la licencia gnu-GPL (copyLeft) aplicada a la cultura en general. Así, las diferentes licencias Creative Commons no son más que una manera de hacer más aceptable para la industria las ideas utilizadas por el copyLeft. El equivalente entre copyLeft y Creative Commons es la licencia "Public Domain".

Son las licencias Creative Commons las que permiten al autor regular el nivel de libertad de su obra. Impidiendo su uso comercial o la creación de obras derivadas. Por esta razón es usual ver discusiones entre partidarios del copyLeft i los que prefieren utilizar alguna de las licencias Creative Commons.

CreativeCommons.org
Como autor os digo que es un tema complejo. Pero si no eres muy conocido y tú trabajo no logra mucha difusión por los canales habituales. Es la manera de no ponerle aún más barreras y lograr una mayor difusión sin intermediarios.

De todas maneras es innegable el gran trabajo que a realizado Lawrence Lessig con las Creative Commons. Difundiendo otra manera de relación entre público y autor.

Al respecto... Y a quién le interese... Os ofrezco un nuevo espacio de publicación para autores de articulos, poesias, ilustraciones, cómics y lo que querais: laBuenaNoticia.
Re: copyleft y comunismos
08 des 2005
gràcies per aclarir conceptes que molts encara no entenen(m)...Per tots els creatius/músics/artistes compromessos amb el canvi social és molt important entendre millor el plantejament de Copyleft i Creative Commons, i per aixó no cal ser especialista en GNU/Linux...aprofiteu els links dels commentaris precedents...

per una aplicació pràctica vegeu també el projecte costellam records...

http://www.laboratoripsst.net/costellam/
Re: copyleft y comunismos
08 des 2005
Dice Buena Noticia que "también es muy arriesgado decir que todo esto no es más que ideas comunistas, socialistas, liberales o lo que os de la gana. Porque en el fondo se trata de algo mucho más próximo a la anarquia, sobre todo cuando nos referimos al CopyLeft, la licencia GnuGPL o las obras de dominio público."

bueno no es que este en desacuerdo. Pero imagino que el texto original lo que quiere decir que la filosofia que hay detrás de proyectos como el copyleft son filosofías o plantenamientos politicos que llevados a su máximo desarrollo darian como resultado un modelo social comunitario, cooperativo,(entendido como el valor de la cooperación fuera del mercado). Yo no identifico copyleft y partido comunista, pero si copyleft y un mundo de solidaridad, cooperación, social , comunitario. Un mundo en que se comparte y no se privatiza el saber. Acaso el anaraquismo no es una variante de comunismo? ¿No es el comunismo libertario? Pero quizá lo realmente interesante de este movimiento es su capacidad para debilitar las bases del poder del capitalismo en el presente: su control sobre la inteligencia y el conocimiento social.
Re: copyleft y comunismos
08 des 2005
En Tortuga se puede leer el texto sin algunas de las erratas con las que ha siudo publicado aquí:

http://www.nodo50.org/tortuga/article.php3?id_article=2846
Re: copyleft y comunismos
09 des 2005
Si IBM está invirtiendo millones de dolares en el kernel de Linux. ¿Se puede decir que sea comunista?
Re: copyleft y comunismos
09 des 2005
Muy buena la respuesta, lo malo es que el daño ya está hecho; esperemos que a pesar de todo sirva de algo que hayas escrito ésto.
Ah, y un consejo: intenta (si quieres) no intercalar tantos paréntesis (como éste) cuando escribas algo (por ejemplo este mismo artículo), porque rompe por completo el ritmo (o el flujo o como quiera que se diga) de lectura :)
Re: copyleft y comunismos
09 des 2005
Los comentarios al respecto me parecen Ok, pero el problema es que el común de los mortales sigue pensando parecido a Pascual.
Re: copyleft y comunismos
10 des 2005
"la falacia posmoderna de la inmaterialidad de la producción, no soy un colgado"

(Gracias Antonio, por llamarme la atención por el texto de Gustavo)

Pero mira, no estoy de acuerdo con esa proposición. Cuando se habla de "inmaterialidad de la producción" no se habla de otra cosa que de una TENDENCIA del sistema productivo que incorpora NTIC´S. Repito: TENDENCIA. Pero que el VALOR económico necesita ser redefinido bajo el paradigma de una producción tendencialmente inmaterial como consecuencia de la universalización de las NTIC´S, es indudable. De hecho, son las NTICS las que posibilitan una exponenciación de la cooperación y de la producción de mercancía simbólica excedentaria: por ejemplo, este texto seguro que a estas alturas estara en miles de máquinas, a un coste casi "cero". Y esto tiene ENORMES consecuencias, puesto que hablamos de una economía de la ABUNDANCIA y no de la escasez. Hablamos también de la POTENCIA de agentes que COOPERAN como nunca antes en cualquier cosa que se propongan. Pero no sólo eso. También hablamos de que el GENERAL INTELLECT, la facultad misma de hablar/escribir se ha convertido en la base de la producción. Cuando esto ocurre, cuando el hecho de hablar/escribir se convierte en directamente relevante en la producción, ENTONCES estamos en una economía en la que TOD*S SON/SOMOS PRODUCTORES: también l*s desemplead*s, por supuesto, ya que, como se va diciendo, es el lenguaje, el combustible, la palanca, la fuerza productiva. No hace falta que comente, qué ha de ocurrir cuando TOD*S producimos, pero SÓLO un*s poc*s se apropian la riqueza PRODUCIDA SOCIALMENTE.
Que no os quepa duda: el conocimiento es poder y lo será más y más: el conocimiento es riqueza y genera riqueza (por ejemplo el conocimiento biotecnológico). La economía financiera, es un claro ejemplo de desconexión de la riqueza de la producción material. Los enormes flujos de capital, van libres de ataduras por el ancho mundo, y no parece que sea la economía "material" la que los pueda regular.
Todo esto apunta a una tendencia, que no verla como comunismo es pura miopía. El lenguaje, diré más, el lenguaje "ordinario" (así es conocido en la filosofía) ése que tod*s usamos, no es de nadie concreto, ni a nadie concreto pertenece. Pero es sobre su base, sobre su base COMUNISTA, sobre la que se edifica el MUNDO. Por cierto, es profundamente paradójico que lo más complejo, haya de ser reducido a lenguaje ordinario ¿cómo es que un catedrático de matemáticas ha de usar el lenguaje ordinario para poder explicar matemáticas en sus clases? Salud y democracia radical.
Re: copyleft y comunismos
11 des 2005
"Afirmar que somos en primer lugar instancias del lenguaje significa obviamente despojarnos de nuestra capacidad para comprender el todo, en una época que nos convoca urgentemente a hacerlo"
Re: copyleft y comunismos
13 des 2005
En su día le escribí a nivel personal para explicarle que un autor Copyleft puede, y debe, cobrar dignamente por su trabajo.

Para el que le interese puede visitar http://www.enriquemateu.com/blog/2005/12/contestando-ni-copyright-ni.htm
Re: copyleft y comunismos
13 des 2005
como músico y autor estoy absolutamente a favor del copyleft. No quiero extenderme. Es la ignorancia y la avaricia lo que provoca el miedo a compartir cultura. sin embargo las discográficas pagan por que los temas suenen en la radio y el usuario puede escucharlos gratis. que ejemplo da un artista que para llegar alto está dispuesto a bajarse los pantalones y cuando ha llegado empieza a mirar al público con sospecha?
Wikileft y Copypedia
12 gen 2006
Mucho se ha dicho ya al respecto; gran estruendo, grandes palabras. Wikipedia es demasiado ruido para tan pocas nueces. Nada tiene de revolucionario, salvo que al trabajar gratis -tesitura habitual para los leguleyos bisoños- se le llame revolución: entonces sí. Basta con pensar en el caso probable de que se comercialice la Wikipedia en versión papel. ¿Quién se lucrará con ello? ¿Los esclavos libres que la están dotando de contenidos? Indudablemente no. No sólo no les pagan ni les pagarán (el conocimiento es poder, pero el poder no es dinero), sino que encima sacan tajada de su tiempo libremente cedido y, no contentos con ello, piden donaciones para mantener el tinglado. âYo estoy haciendo esto por los niños de Ã?frica, que van a utilizar libros de texto y de consulta gratuitosâ?, dice Jimmy Wales, el dadivoso fundador del invento. E imaginamos que también les pagará el ordenador con su sueldo. O con el de Ignacio Escolar, que afirma que âEn la era digital, el coste de una copia tiende a cero. La distribución vale ceroâ?. ¿Una ONG omnipresente? Un fraude como la copa de un pino.

La Enciclopedia ilustrada fue un proyecto cultural exitoso con hondo calado político; la Wikipedia "posmo", su hermanastra venida a menos, es un proyecto político utópico con nulo calado cultural. La repetición del drama, pues, es farsa, igual que la repetición del conocimiento es plagio u ostentación pedante.

¿Conseguirán estos abnegados héroes anónimos, como ya casi presumen de haberlo logrado, una precisión y una calidad textual mayores que la prestigiosa Britannica? Apuesto el meñique a que no, a no ser que se restrinja el acceso a la edición, con lo que iba a tocar cambiar la palabra "libre" del flamante y demagógico lema del producto. Pero, si se diera el caso, habría que reconocer que, con todas sus miserias y su tortuoso camino de inseguridades y mentiras, se ha aportado un factor de utilidad o mejora al panorama previamente existente. La pregunta que a continuación tendríamos que formularnos es: ¿Hasta cuándo? ¿Con qué coherencia sistemática? ¿Con qué avales para quien consulta en tiempo real y sin revisión garantizada?

Todo el estudio de Nature, con sus ya de por sí poco verosímiles y apañadas conclusiones, se basa, si no me falla la memoria, en la comparación de 42 muestras que se tomaron al azar de artículos científicos en sus respectivos apartados de la Britannica y la Wikipedia. Ahora bien, ¿alguien ha hecho una comparativa del peso específico de las distintas ramas de saber en la Wikipedia? Me refiero, por supuesto, tanto a la cantidad como a la calaña. Seguro que se compadecen mal con los eufóricos resultados que acabamos de citar. Por ejemplo, los temas minoritarios y cuya divulgación carece de un mercado editorial robusto, como la filosofía, no encuentran especialistas fácilmente. Y, en general, todos aquellos que no disponen de una autoridad institucionalizada como la de las ciencias naturales, es decir, humanidades y aledaños, pueden sufrir una censura mucho más voraz que los otros, ya que son espacios "opinables", "privados", "ideológicos". Lo real se impone a lo racional. Otra revolución wikipediana.

¿No da que pensar que el artículo dedicado al "pastafarismo" en la Wikipedia española sea tanto o más completo (y probablemente más serio) que el de la entrada "Dios"? ¿No es vergonzoso que una teoría de la importancia de la Monadología, crucial para entender los tiempos ilustrados, el idealismo o la inteligencia artificial, permaneciera casi inabordada en trazos incompetentes hasta que un servidor se encargó de ella?

Pero la Wikipedia es sólo un mojón (dése al término el significado que se quiera entre los tres posibles) en el psicodélico mundo del copyfight y el neoderecho de los amos de la tecnología. Juego de suma cero. "Quid pro quo" y exceso por exceso, como se verá.

Estoy de acuerdo en que el mercado no debería tener potestad implícita, por razones de interés comercial, para confinar al olvido ninguna obra, y menos si esa obra es relevante, aunque no sea muy conocida y venda poco. También concedo que la relativización del derecho de autor es una forma de cribar la cultura basura, no menos excremental por resguardarse en la propaganda pagada. Vale. Pero se cambian los términos para que todo siga inalterado. Ya que, ¿existe acaso alguna diferencia palpable entre dejarse llevar por los altavoces de los grandes almacenes a hacerlo siguiendo la turba enloquecida? ¿Cambia mucho el que la moda impuesta desde arriba se imponga, tal vez con más fuerza y disimulo, desde la víctima misma, desde abajo? Como en la Wikipedia, hay en el tema del copyleft quien, ávido de fácil notoriedad, se presta a trabajar gratis: esta vez no son los articulistas voluntarios, sino los publicistas voluntarios, enésimo rol del lacayo inconsciente que llevamos dentro.

El copyleft es bueno para gente como yo, que sólo quieren ser leídos y no están en la brecha para ir tirando. Pero, en general, se está promoviendo una concepción lúdica del trabajo, contraria al esfuerzo y a la recompensa, igualitarista, despersonalizada. Hasta las clases más humildes han podido comprarse el libro o el CD que les gustaba con sus ahorrillos, y ahora preferirán destinar su dinero a otras cosas. Con un poco de suerte lo donarán a la Wikipedia. En fin, bromas aparte, ¿qué especie de mano invisible va a hacer que el lucro cesante para un autor se convierta en beneficio años a venir? Sólo funcionará en unos pocos supuestos. Burdas hipótesis. Ningún patrimonio significativo se ha edificado sobre ellas, salvo los pelotazos y los premiados en las loterías.

Se objeta que, además, al impulsarse el uso social de una obra en varios medios interactivos, se fomenta también su transformación enriquecedora. Mas si el talento fuera una moneda tan común y espontánea, su intercambio estaría falto de interés. ¿Por qué no, entonces, empobrecedora? ¿Por qué no se habla de la saturación de la oferta y del desincentivo anejo? O, más crudamente, ¿por qué se deja de lado el insuperable techo de la mediocridad de las masas? Porque eso sería pecar de elitistas y puede que los pobres niños africanos, persuadidos por Wales, nos escupieran en mitad de nuestra burguesa cara.

Todo esto está muy bien (es un decir), pero representa sólo y a duras penas una revolución en la superestructura: Pseudomarxismo. ¿Cómo? Evidente. El que se ocupa de esta clase de bienes del ámbito del ocio, o es un creador nato, o es que ya dispone de tiempo bastante para ello, o puede esperar largamente a que su labor se difunda y se popularice, con lo que tiene cubiertas sus necesidades materiales inmediatas. Al utilizar equipo de su propiedad, como ordenadores, grabadoras e impresoras, así como servicios ajenos (webmasters, dibujantes, etc.), es cabal deducir que tales individuos disponen de poder adquisitivo para dotarse de los instrumentos de reproducción de los frutos del intelecto. Aunque, por lo que parece, no lo tienen o no lo quieren emplear para el producto final, tan maquiavélicamente tutelado -dicen, y dicen medio bien- por los derechos de autor. Pero cuelan mosquitos y tragan camellos. Al divulgador y al promotor gratuitos se suma ahora, en alegre coro, el artista de balde. Invita el "socialismo".

Es hipócrita. Los anti-derechos de copia se defienden con las llamadas vías alternativas de reembolso para el autor. Insisten en que cuanto más se difunda una obra más mercado potencial gana: que si uno piratea un libro y le gusta, puede regalarlo en formato legal; que si se baja música de su agrado, puede ir al concierto de ese grupo, que acabará forrándose por este procedimiento (al margen: ¿gozan los grupos o sus fans del don de la ubicuidad?). O sea, que los ciberanarquistas se guardan siempre un as de legalidad y de derecho en la manga. Pero, ¿qué hay del que no tiene dinero (o ganas) ni para comprarse ese libro ni para regalarlo? ¿O del que no lo tiene (ni ganas) ni para comprar el CD ni para ir al concierto? ¡Socialismo de pega, a la carta del consumidor y para pijos desahogados! ¡Disneylandia! "Cuando el material es libre no existe pirateo". Muerto el perro, sin duda, se acabó la rabia.

http://justicia.bitacoras.com

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more

Sindicat