Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Calendari
«Novembre»
Dll Dm Dc Dj Dv Ds Dg
    01 02 03 04 05
06 07 08 09 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

No hi ha accions per a avui

afegeix una acció


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Veure comentaris | Envia per correu-e aquest* Article
Notícies :: @rtivisme : criminalització i repressió : xarxa i llibertat : especulació i okupació
Absolucion Labo03
02 des 2005
La Audiencia Provincial de Madrid ratifica la absolución de las 16
personas acusadas por la okupación de El Laboratorio03.
Archivada también la causa de El Laboratorio 02*

*La sentencia absuelve a las16 personas, encausadas por un delito de
usurpación en relación al año y medio (2002-2003) de existencia del
Laboratorio03.*

*La justicia viene a evidenciar una paradoja: los centros sociales
okupados cumplen una función social y no merecen condena punitiva, pero
no pueden permanecer en los edificios deshabitados y abandonados donde
se desarrollan, porque las acciones que llevan a su constitución son
ilegales*.


El día 21 de noviembre la Audiencia Provincial de Madrid ha desestimado
el recurso que la propiedad del edificio de Amparo 103 había interpuesto
contra la absolución de las 16 personas acusadas por la okupación del
centro social okupado autogestionado El Laboratorio03, dictada por el
Juzgado de lo Penal número 5 de Madrid el 15 de julio de este año. Así
pues, la sentencia, que es firme, dice, de nuevo, que estas 16 personas
no cometieron el delito de usurpación (art. 245.2 del código penal)
durante el año y medio(2002-2003) de existencia del Laboratorio03.

En la sentencia ahora hecha pública, la Audiencia Provincial ratifica
los argumentos del titutlar del penal número 5 acerca de que la
okupación, realizada en febrero de 2002 por centenares de personas y
destinada a realizar actividades sociales y culturales enmarcadas en una
actitud de denuncia de la especulación y de reivindicación de espacios
sociales, no ponía en cuestión la legítima posesión del edificio de
Amaparo 103, en tanto que este presentaba evidencias de abandono, y que
las 16 personas acusadas participaban como otras muchas en actividades
con diverso grado de continuidad, pero sin que constituyera su morada o
tuvieran ánimo de permanencia, puesto que de hecho nadie habitaba en ese
edificio ni ejercía funciones de dueño.

Esta sentencia se une al reciente archivo (14 de noviembre) de la causa
abierta contra más de trescientas personas por la okupación del
Laboratorio02 (1999-2001), en Amparo 24, después de que la acusación
particular renunciara a su acción y la fiscalía hiciera lo propio. Años
añtes, se produjo también la absolución de las más de seiscientas
personas encausadas por la okupación del primer Laboratorio (1997-1998).

En definitiva, después de seis años de okupación de El Laboratorio,
diversas instancias judiciales dicen que ninguna persona ha cometido en
relación a él ningún acto ilegal: precisamente lo que las miles de
personas que participamos en las diferentes experiencias del Laboratorio
siempre sostuvimos. Paradójica situación, porque cada uno de los
desalojos que cancelaron la experiencia del Laboratorio se fundamentó en
el supuesto de que las acciones que habían llevado a la constitución de
esos centros sociales okupados fueron ilegales. Una particular actitud
mediadora de la justicia parece querer dejar la situación en tablas: los
centros sociales okupados no merecen condena punitiva, pero tampoco
pueden permanecer en los edificios deshabitados y abandonados donde se
desarrollan.

Sin embargo, dos años después del desalojo del último Laboratorio
podemos comprobar que estas experiencias (la experiencia de
autoorganización social y autogobierno de la vida de colectivos
descapitalizados pero con múltiples valores no dinerarios: sociales,
culturales, artísticos: políticos, en definitiva; de colectivos sin
capacidad de competir con el mercado inmobiliario para acceder a los
espacios necesarios para llevar a cabo sus iniciativas e invisibles o
excluidos para las instituciones públicas, incapaces, a su vez, de dar
respuesta válida a las demandas contemporáneas de espacio y libertad),
estas experiencias, decimos, solo pueden existir con relativa plenitud
cuando parten de una okupación ___un acto de desobediencia al parecer no
delictivo, pero tampoco asumible por la ley___ que procura el espacio
suficiente para su desarrollo. Algo que demuestra también el hecho de
que el ayuntamiento de Gallardón, después de anunciar en el Plan de
Revitalización del Centro Urbano la creación de un centro social
autogestionado en Lavapiés, no haya iniciado ninguna gestión para
ponerlo en marcha. O que el Ministerio de Cultura de Zapatero haya
ignorado la petición de numerosos colectivos sociales madrileños de
abrir, siquiera parcialmente, el edificio de la Tabacalera
(www.latabacalera.net), en Embajadores ___vacío desde hace años___, para el
desarrollo de proyectos sociales.

La moderada alegría por las absoluciones no puede tapar una realidad
indiscutible: el Laboratorio dejó de existir, acosado por la
distribución radicalmente injusta del espacio urbano, por leyes
modelables según el interés especulativo y por instituciones públicas
(los gobiernos del ayuntamiento, de la comunidad, del Estado) poco
interesadas en que la capacidad autónoma y crítica de la sociedad
encuentre espacios donde desarrollarse. El Laboratorio dejó de existir:
por ahora no ha habido un Laboratorio 05, pero su experiencia resuena en
multitud de otras iniciativas sociales, dentro y fuera de Lavapiés, en
nuevas prácticas de acción y pensamiento críticos, en el empecinamiento
del arte y de la cultura por ser independientes, en los modos de vida y
actitudes sociales insumisas y rebeldes, en todo aquello que nutrió y de
lo que se nutrió El Laboratorio. Su experiencia resuena también en las
actitudes de los poderosos: especuladores que gastan miles de euros en
seguridad para mantener vacíos sus edificios, gobiernos que maquillan
con propaganda y publicidad su ineptitud o su desinterés para solucionar
los problemas urbanos y de vivienda y que mandan urgentemente policías
para desalojar cuanto antes (acelerando inopinadamente o saltándose si
es preciso los trámites judiciales) nuevos edificios okupados.

Para recuperar para la ciudadanía el derecho a la ciudad, al espacio, a
la vivienda, para romper el monopolio que sobre todo ello mantienen los
dueños del dinero, queda mucho por hacer. Para ello, sin embargo, como
en las manifestaciones de antes del verano aún se podía oír, y aunque
tantos otros proyectos sigan abriendo caminos, ___Nos falta El
Laboratorio___. Decía una vieja canción: ___Ya lo lograron matar. Tengan
cuidado, señores, no vaya a resucitar___.

*Contactos:* Carlos 637923323
Ana 654117986
Endika (abogado) 91 5316262

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Absolucion Labo03
03 des 2005
Enhorabuena por ese currazo, tanto en el laboratorio como luego en el juicio por lo penal, una muestra de autoorganización y resistencia realmente hermosa :)

Si, nos sigue faltando el laboratorio :(
Re: Absolucion Labo03
30 gen 2006
hola, soy una estudiante de urbanismo, estoy desarrollando mi proyecto de fin de carrera sobre lavapies. Saria feliz si podeis darme alguna informaciones de lo que està pasando con los centros sociale y la tabacalera.
O algunos contacto o aseblea. muchissimas gracias!

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more