Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center


Media Centers
This site
made manifest by
dadaIMC software

Envia per mail aquest* Notícia
Notícies :: corrupció i poder : criminalització i repressió : xarxa i llibertat
entrevista a David Ugarte sobre el reglamento aprovado el 15-7-05
16 nov 2005
extraido de: deugarte.com

¿Por qué deberías estar en contra del reglamento que permite la traza sin autorización judicial?

Por David de Ugarte

Imagínate que el juez autoriza la interceptación de las comunicaciones tuyas conmigo, pues hay la sospecha de que tú y yo conspiramos al alimón para elevar el precio del pan artificialmente. Esto lógicamente faculta a los policías para leer nuestros mails y escuchar nuestras llamadas de teléfono. Hasta aquí nada que objetar. No podrán acceder al CONTENIDO de ninguna comunicación con otra persona pero... legalmente y sin que el juez siquiera tenga por qué saberlo, el reglamento les faculta para que: "Además de la información relativa a la interceptación prevista en el apartado anterior, los sujetos obligados deberán facilitar al agente facultado, salvo que por las características del servicio no estén a su disposición y sin perjuicio de otros datos que puedan ser establecidos mediante Real Decreto, de cualquiera de las partes que intervengan en la comunicación que sean clientes del sujeto obligado".

Y ahí obviamente las partes que intervengan en la comunicación no somos tú y yo, sino cualquiera que a su vez comunique con nosotros.

Esto en la práctica es una serie de nombres (también lo especifica), con una serie de fechas con sus horas y tiempo de duración: la traza. Puedes representarlo en una matriz o en un grafo, pero la cosa es la misma: el mapa de tu red social y de la mía. Y el juez no lo conocerá ni sabrá que los policías lo tienen, pero analizándola con una serie de herramientas estadísticas se puede conocer tu orientación sexual, tus aspiraciones políticas o profesionales, tu vida sentimental... incluso mejor que accediendo a los contenidos de las comunicaciones.

Además el mismo reglamento especifica que bajo su responsabilidad el operador tendrá que hacerlo sin levantar la más mínima sospecha.

Como resultado andarán por ahí tus trazas y las mías en manos de policías, unos funcionarios en los que como en cualquier profesión hay de todo. Además, esas trazas son cosas muy caras. Y es mucho confiar el pensar que estando ahí no va a haber un policía con problemas laborales que la venda en el mercado negro aprovechando que el Juez no conoce su existencia. Es más, el poder judicial no podría relacionarla con él aunque se descubriera que ha sido vendida.

Tal vez el policía simplemente recibiría una “petición informal? por parte de un mando o un político, ya se sabe “esas cosas pasan? aunque no pasen en teoría.
Así que ¿por qué arriesgarse? Porque por otro lado, hacer algo así tampoco mejora en nada las posibilidades de lucha contra el crimen de la policía. Ceder seguridad e intimidad a cambio de nada es un pésimo negocio. Y, en este caso, además, peligroso.

This work is in the public domain

Ja no es poden afegir comentaris en aquest article.
Ya no se pueden añadir comentarios a este artículo.
Comments can not be added to this article any more