Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: altres temes
Haro en el recuerdo (2)
15 nov 2005
Sus comentarios eran una mezcla de experiencia, memoria y lealtad hacia la gente libre o independiente.
haro01.jpg
haro02.jpeg
Resumen de la primera parte:

Se le notaba que había convivido mucho tiempo con la derechona más derechona que la conocía muy bien algo que no le perdonaban porque claro Haro les atizaba con acierto y les metía el dedito en donde más les duele.

A pesar de los problemas que nos fue apuntando, en el fondo y sorprendentemente Haro era optimista.

No hay que descartar un proceso de involución antidemocrático (tipo Bush) parado parcialmente y provisionalmente con Zapatero.

[Un cambio antidemocrático tipo Bush presenta la novedad de ser ultracristiano y a la vez patrocinado por el ateismo neoliberal neocons, ultras capitalistas. Los âprotestantesâ? por no tener jerarquía son más fáciles de manipular y la iglesia católica presenta una cierta decadencia y problemas financieros por lo que trabajándosela un poquillo pueden convertirla en monigotes útiles igual que son los ultras âcristianosâ? americanos. Y aquí surge el refrán: cría cuervos que ya te sacarán los ojos, que vale para la iglesia católica y para otra mucha gente.]

segunda parte:

La vida secreta de las palabras de Haro

1--------

Respuesta indignada de Concha Barral, la mujer de Haro y encargada de mantener su memoria a través de la web con sus textos. Recogido de Periodista digital que se hizo eco de un artículo publicado en La vanguardia, 31Oc5

Aseguro que me duele leer este artículo. Mucho. Intento buscar las razones que han llevado a esta persona a decir tantas mentiras. Porque lo que dice no es verdad. El debe creerlo y, sobre todo, debe justificarle para tantas cosas como asegura que a él mismo le han sucedido en la vida.

Algunas de sus afirmaciones puedes ser desmontadas simplemente con datos que se encuentran en documentos públicos. Otras pertenecen a la suposición malediciente. Otras forman parte de la intimidad de Eduardo, como sus sentimientos ante la muerte de sus hijos. Pero no entiendo como puede escribir: "Quizá con el suicidio último de su hija pasó a la faceta de herido por la vida que no se creía ni él". No lo entiendo. No puedo comprender como hace esta afirmación aunque solo haya tenido el tiempo de reflexión de la propia escritura de la frase.

Quedan vivas y con voz muchas personas que vivieron los años de Triunfo, que estaban presentes los días que se leyeron los textos de aquel joven Vázquez Montalbán, y él propio Manolo ha escrito muchas veces su agradecimiento a Eduardo por publicar su primer trabajo. Pero ¡qué mas da!

Lo que escribe sobre mi no tiene la más mínima importancia: no he podido ser impuesto revolucionario de ningún teatro porque no he cobrado de ningun teatro. Una vez, por ayudar al productor que no tenía dinero, hice gratis la grabación musical de una obra de Buero Vallejo (¡que paradoja!). La crítica de Eduardo fue mala. No creo que Buero esperara que por contar con mi ayuda la crítica de Haro fuera a ser buena si a Eduardo no le interesaba la obra; Antonio Buero Vallejo sabía perfectamente como era Haro.

José Luis Gómez a quién intenté ayudar con la versificación de "La vida es sueño" debe recordar aún con terror el vapuleo que nos dio Eduardo por aquella representación. Tampoco Gómez es un ingenuo, me parece, que buscara una coartada conmigo. Nunca más he entrado a un teatro por la puerta de artistas. Y les he echado mucho de menos. Pero Eduardo decía: no solo hay que ser honesto sino parecerlo. Tenía, evidentemente, razón.

Eduardo no ha sido jamás un juguete roto. Pero si Juan Luis Cebrián lo hubiera "recogido" en pedazos no dejaría de haber hecho algo excelente para El País. Y para los que hemos tenido la oportunidad de leerle. A los que nos ha servido.

Lo siento por usted que no ha hecho más que reafirmarle en sus premisas y que sólo le ha dejado la confirmación de que era un farsante mientras usted, tan real, no ha conseguido nada.

Me gustaría que todo eso lo hubiera dicho cuando Eduardo podía contestarle, pero ha esperado a que esta orgullosa albacea, después de respirar hondo y sacudirse el rencor, rebusque en el equipaje de su compañero muerto. Concha Barral Oct5

2 --------------------------------

Opinión de un internauta:
31/10/05 12:56 Autor: almudarra

Leía Triunfo, y era una bocanada de aire fresco en aquellos años, he leído y seguido a Eduardo Haro Tecglen, como oyente o lector, tengo una buena opinión de el, me parecía acertado e inteligente sus comentarios. No creía que la vanidad o el odio pudiera llevar a escribir de esa forma de un compañero fallecido... lo siento por usted Sr. Moran.

3 --------------------------------

Los comunistas, Eduardo Haro Tecglen, 17Se3:

Los comunistas llevan cuarenta años asesinados y apresados por Franco, con o sin tribunales, y acusados y asesinados en masa por el âmundo occidentalâ?, o âmundo libreâ?, y, a pesar de todo, siguieron adelante y siguieron fusilados. Sus jefes les traicionaron. Mentalidades curiosas: se jugaron la vida, algunos la perdían, y un día traicionaron a sus militantes. Se echó encima de ellos el crimen de Stalin, que mató, sobre todo, comunistas.

Y los que saben que Marx y Engels y los demás no inauguraron gobiernos más o menos asesinos, sino una manera de pensar, se callan.

[Sobre la fiesta del PCE 2003] Hay jóvenes incluso muy jóvenes, pero sus jefes se quejan de que no se les puede organizar; y anuncian la fiesta por su atractiva gastronomía.

Yo no soy comunista: pero cuando oigo denunciar al comunismo, pienso: âHe aquí un fascistaâ?

4 ---------------------------

La última crítica, publicada en EL PA�S del 14 de octubre, era sobre una obra de Fermín Cabal (Tejas verdes), que estrenó la sala alternativa La Grada. El título de su crítica: El dolor vuelve. [disponible en su web]

5 ----------------------------------

No se censura se compra (Barra libre, en radio leído)

La fusión de dos empresas norteamericanas con cuarenta billones invertidos en prensa, libros, radio, televisión, cine y ahora en Internet, da miedo. Uno de sus magnates ha dicho que van a cambiar el futuro. Que es nuestro, y nos lo van a quitar. Los gobiernos son sus satélites; el de aquí se ha vuelto de pronto cariñoso y entusiasta con la red, la mete en las escuelas, subvenciona la compra de ordenadores, coloca sus propias páginas. Disfraza de cultura la política. Todavía Internet es una libertad: para pocos, para los favoritos dentro de los países favoritos, y aún así la lucha contra sus contenidos se ha hecho por la policía, en España por un servicio especial de la Guardia Civil; el capital ha descubierto que no hace falta sino que hay que comprarla, fabricar los contenidos a su gusto, borrar los otros; y además ganar dinero. Como pasó con la televisión, y muchas radios, y muchos periódicos. Conservo el optimismo de que pese a los grandes vencedores de la guerra fría la rebeldía y la necesidad encontrarán, como a lo largo de la historia, sus salidas. Eduardo Haro Tecglen, 11En0

6 ----------------------------------

Inventos prodigiosos, internet, televisión.

La decisión de la Junta de Extremadura de extender el uso de Internet y crear una especie de alfabetización electrónica es ejemplar y ojalá se siguiera en todo este país, o nación, o reino de taifas, o lo que sea ahora España. Pero no hay que olvidar que la verdadera alfabetización es precisamente la del alfabeto, donde yace el cien por ciento de nuestros conocimientos y sin la cual no es muy posible acceder a Internet. Podría pasar como con la televisión, que no solamente ha llegado y se afianzado en grandes zonas sin cultura previa, sino que ha sido invadida por incultos que la programan y la dirigen y que han echado atrás uno de los inventos mas prodigiosos del siglo. Aún así, la España profunda, o hundida o antes olvidada, la que veía pasar la civilización de lejos, ha mejorado mucho con la televisión, y puede mejorar más con Internet si los políticos no la utilizan para sí mismos. Es mejor ningún pensamiento que el pensamiento político de la época. Eduardo Haro Tecglen, 3En1

7 ----------------------------------

Progreso considerable ¿revolución?

Desde hoy leo en Internet algunos de los comentarios y de las informaciones que dan las emisoras de la cadena donde me dejan incrustar estos dos minutillos. Es una conversión de lo dicho a lo escrito, y contradice las alarmas sobre la extinción de la escritura que pueden traer las nuevas técnicas. Internet es un medio escrito, con imágenes, y a veces con sonido, pero la escritura es su medio, y por primera vez la radio aparece simultáneamente escrita y hablada, y a mí me parece un progreso considerable, aunque desde el punto del vista del escritor plantee un problema considerable entre el estilo oral y su versión escrita; y una inquietud que los latinos antiguos expresaban diciendo que "las palabras vuelan, lo escrito permanece". La cuestión principal me parece optimista: la cultura escrita no se pierde con Internet, sino que gana y se nutre con la cultura oral. Las profecías de los conservadores asustados no se cumplen. Por ahora. Eduardo Haro Tecglen, 15Fb1

8 ----------------------------------

"23 centímetros", de Carles Alberola y Roberto García. Teatro Reina Victoria.

Primera observación: prefiero la obscenidad a la censura y a la mojigatería. Segunda observación: prefiero ver un teatro lleno riéndose a carcajadas, sobre todo las damas de distintas edades y tamaños, que la abstención vergonzosa ante "una documedia sexual", como dicen sus autores, y en ese estilillo ya se ve que no tiene una buena inspiración; porque -tercera observación--, prefiero siempre el teatro bien hecho al torpe y sin trabajar, que es el caso de esta obra. Los "23 centímetros" son, claro, nadie necesita ya aclararlo, unas medidas imaginarias del pene triunfante...

Si usted no es de las personas que no leen críticas de teatro, vaya usted con las mujeres de la casa, a las que casi nunca se ve reír tanto en la vida real. Si lee usted esta, haga lo que quiera, pero ya ve lo que es eso. Va a llenar todo el verano el teatro donde está, refrigeradito y bien pintado -un poco feo pero, al fin, limpio-y siempre será mejor que el fútbol o el baloncesto. En cuanto a erotismo, es mejor sentarse a la sombra en una terraza y ver pasar, pasar, pasar... Eduardo Haro Tecglen, 16Jn2
Mira també:
http://usuarios.lycos.es/euroim/haro.htm

This work licensed under a
Creative Commons license
Sindicat Terrassa