Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Comentari :: globalització neoliberal : immigració
Le Haine
14 nov 2005
La revolución en la "banlieu"
No, en efecto, no ha sido Bin Laden. El problema viene de lejos y es estructural (esta de moda Levi Strauss, ya sabeís).

Los "beurs" (hijos de imigrantes africanos) son sin duda la punta de lanza de la insurrección, pero como ya sabes la "banlieu" (periferia) está compuesta por todo tipo de gentes, incluídos franceses de tercera clase.

El fracaso escolar, la marginación, la guetización social, (la automarginación también), la exclusión y la reclusión son algunos de los puntos por los que puede pasar un acercamiento demasiado superficial y de tintes progremarxianos a la raíz del conflicto.

Sin embargo, hay una clave más francesa, existencialista y sartreana que nos hacerca desde otro enfoque al anális. No es simple descontento ante la marginación social existente, y reconocida publicamente por la cara amable del gobierno De Vilepin (que enseña la zanahoria, mientras su enemigo Sarko enseña el palo), es algo más profundo:

La Heine (El Odio, la rabia, el malestar existencial en sentido filosófico... nuestra pobre lengua no acierta a exponerlo).

No es que estos chavales pasen hambre, al menos no más que la que pasaron sus padres, es hambre de otra cosa la que tienen, hambre de Ser, en sentido existencial.

Incendiar es la única salida que les ha dejado el sistema para que se hagan visibles. La sociedad les ignora y les margina, así que ellos emplean el fuego redentor como arma simbólica, así se visualizan en la realiadad más cierta de nuestro mundo: la Televisión. Generan miendo en la sociadad burguesa, afrancesada, integrada. A través de los rayos catódicos exponen su praxis política, a saber: no hay nada, no hay salida... solo el fuego,ese elemento fascinante expone crepitando la luz de la deseperanza,la naturaleza del odio social, la reducción del mundo a la nada.

En efecto, se trata de un movimiento revolucionario. Pero no tratan de imponer otro sistema, pues carecen de referente alguno, de ideología contreta, de programa
político, de líderes, de organización, de aspiraciones o de esperanzas. Nada tienen que ver estos muchachos de los arravales con los jóvenes ilustrados de Mayo del 68. Nada de Nada. La revuelta se consumirá en su propio fuego redentor hasta desaparecer, como una yama flameante, instantánea, una explosión gratuíta.

Es puro nihilismo.


PD: Solidaritat ams els companys detinguts a casa nostra.

This work is in the public domain

Comentaris

Re: Le Haine
14 nov 2005
Esto tb pasa en Spain,en donde una gran parte de la juventud esta asqueada de la sociedad y de su dictadura de lo "politicamente correcto" y no estoy hablando de jovenes inmigrantes,sino de hijos/as de españoles k fueron condenados y adormilados en escuelas,institutos y demas mierdas de esta puta tan grande llamada España...
Mejor humor, chaval
14 nov 2005
No creo que "se trata de un movimiento revolucionario" que "no trata(n) de imponer otro sistema, pues carece(n) de referente alguno, de ideología contreta, de programa político, de líderes, de organización, de aspiraciones o de esperanzas", sino que es una expresión natural, en estos momentos, del desastre que llamamos capitalismo. Toda vía no revolucionaria, y tampoco muy violenta, hay que decirlo también.

Y si es verdad de que, como dices, "nada tienen que ver estos muchachos (y muchachas!!!) de los arravales con los jóvenes ilustrados de Mayo del 68" esto también puede ser buena señal de que ya no se dejarán arrastrar o engañar por ideologías y partidos o partidillos (les grupuscules...), sino por la realidad concreta, tan dura y clara como la que tienen.

Me gusta pensar que son una avanzadilla del proletariado mundial, (ce n'est q'un début..), que ya no tiene contradicciones internas tan fuertes como hace unas pocas décadas. Hay quienes hablan hasta de "clase obrera mundial", en sentido absoluto, de cara al capital global, y tampoco está mal.

Los que insisten sobre lo de "inmigrantes" o peor aún "excluidos" no van por el buen camino.
Y, desde luego, este puede que sea también un camino de futuro para nosotros. Estamos muchos, casi todos, hasta la mierda de este sistema de desarrollo aniquilador masivo de vida.
El sistema de destrucción masiva por definición.
Francia: "Nos tratan como a perros"
14 nov 2005
No había otra opción, había que llamar la atención de alguna forma. Es como los palestinos que se hacen volar en pedazos con bombas, no tienen otra alternativa

Con pantalón deportivo, un sweater con gorro sobre la cabeza, casi escondiendo el rostro, y zapatos deportivos, Federico apareció a la vuelta de la esquina. Nuestro guía dentro del "banlieue" (suburbio) de Bondy había llegado y además con cara de pocos amigos.

"Hola" dijo a secas, pese a los intentos iniciales de mi parte para romper el hielo, antes de llevarme a recorrer esta localidad al noreste de la capital francesa, escenario de violentos disturbios, quema de vehículos y choques con la policía en medio de la ola de protestas que comenzó hace dos semanas.

Bondy puede engañar a simple vista, con grandes casas en algunas calles y jardines hermosamente conservados; pero al sur del vecindario están los edificios tipo bloques, o "superbloques", los evidentes signos de pobreza y miseria. Todo un contraste. Este es el París que no aparece en los libros de turismo.

Con cada paso, mientras caminamos al apartamento donde vive con su familia (entregado por el gobierno como asistencia social), Federico parece irse relajando a medida que nos describe, a veces con un poco de ingenuidad, cómo es la vida en este suburbio.

Dos Francias

De 23 años, nuestro guía voluntario es quizás un ejemplo típico de los jóvenes en Bondy: no terminó la universidad, pese a ser gratuita; busca trabajo frecuentemente; reconoce que como no hay mucho que hacer sobra el ocio con los amigos; y asegura que es víctima de discriminación por parte de la sociedad.

Y dijo haber sido protagonista en la quema de vehículos en su localidad y argumenta que "no había otra opción, había que llamar la atención de alguna forma. Es como los palestinos que se hacen volar en pedazos con bombas, no tienen otra alternativa".

En la vía a su casa, entra en materia casi de inmediato, quizás por ser época de crisis no hay margen para hablar de cosas etéreas: "Hay dos Francias, la blanca y el resto. Aquí todos los días tenemos problemas, particularmente con la policía que a cada rato te llama y te dicen "¡Eh árabe!" "¡Eh puto!" "¡Vení acá!", entre varios nombres que te dicen que son peyorativos", comenta.

"Yo para buscar trabajo tengo ya desarrollada otra forma de hablar el francés, para que no me reconozcan de donde vengo, pero cuando ven mi dirección se me acaba la historia. Es evidente que no soy del centro de París", agregó.

Miedo y sin salida

En su apartamento, sus dos hermanas y sus dos sobrinas nos reciben. Es una vivienda pequeña, una habitación, pero equipada con nevera, microondas y cocina. El alquiler son alrededor de US$600 mensuales, por ser un beneficio estatal.

Muchas viviendas en barrios pobres de América Latina quisieran seguramente tener estas instalaciones, pero el hecho de que ésta se encuentra en un país que se ubica entre las 10 primeras economías del mundo me borra el paralelismo de la mente.

"No podemos salir de este vecindario, hemos aplicado para otros apartamentos, pero no te lo dan. En los lugares lindos no hay puesto para nosotros", dice Silvia, hermana de Federico.

"Ahora esta todo más calmado", asegura Silvia en la puerta de la vivienda en la planta baja, pero a pocos metros hay una gran mancha negra de innegable combustión. Ambos nos quedamos viendo el lugar donde ardió hace días una moto, hasta que ella agrega: "el humo se metía hasta la casa, eso me daba miedo por todo lo que estaba pasando".

Organización

El hermano de Federico es Marcelo, de 33 años, y dirige una asociación vecinal que se encarga de hacer trabajos sociales en la comunidad. Esta organización recibe ayuda económica del Estado francés y eso queda en evidencia con la oficina donde funciona, bien equipada con computadoras y acceso a internet.

Marcelo es un líder comunitario, saluda a todo el mundo mientras vamos por la calle, y defiende las protestas porque "la situación es grave".

"Nos tratan como a perros. Hay discriminación contra el denominado 'extranjero' que ahora hizo estallar todo esto. Tenemos etiqueta de ladrones, que le robamos la comida a los franceses, que somos violadores, que somos vendedores de droga, en fin árabes y negros de mierda", agrega.

Mientras transcurre la conversación, Moussa y Noani, dos jóvenes franceses locales, ambos de raza negra, entran a la oficina. Los dos son recibidos como "quemadores de vehículos oficiales", pero inmediatamente entre risas surgen las negativas.

"Aquí yo siento que no hay futuro. Por eso cuando termine el bachillerato me voy a Inglaterra o a Estados Unidos, donde a los negros los tratan mejor", dice Noani, quien manifiesta su deseo por desarrollar conceptos en el área de publicidad.

"En este país no ves a un negro transmitiendo las noticias de las ocho de la noche. Hay diferencia entre nosotros y quienes viven en París", sentencia.

El recorrido termina, pero antes de irme Federico me dice: "acuérdate de una cosa, nosotros sí tenemos discurso político, pero los medios sólo buscan a los cabeza hueca que gritan y dicen cualquier tontería a las cámaras".

Me acordaré la próxima vez que vea por TV disturbios en París.

BBC Mundo

http://www.lahaine.org/index.php?p=10772&more=1&c=1
Re: Le Haine
14 nov 2005
Es més simple que tot aixo,aquest jovent te una cultura hip hop per aixo s'expresen d'eixa manera, per a expresar el art la cultura hip hop pinta les parets de la propietat privada i publica, com a musica s'utilitza el rap rabia pura, per a ballar el break, tirarse a terra i fer una coreografia prou agrasiva, donc politicament s'expresen enfrontatnse de manera directa amb la policia i cremant la propietat privada i publica. Com les altres maneres d'expresio del hip hop aquesta s'extendrà rapidament.
Re: La Haine
15 nov 2005
Soy frances y despues de leer todo esto, me alegro saber que ambos paises, bueno una pequena parte del pueblo esta de acuerdo con lo que esta pansando aqui. Los gobiernos, tan socialistas que de derechas siguen la misma politica y noy manera de arreglar el asunto sino echandoles a la calle. Aqui el fasismo no esta muy lejos de los hermanos / enemigos De Villepin - Sarkozy de bajo de la mirada carinosa del padre Chirac. Un saludo
Sindicat