Imprès des de Indymedia Barcelona : http://barcelona.indymedia.org/
Independent Media Center
Notícies :: altres temes
El Movimiento Millones Más y el sionismo
03 nov 2005
Lenni Brenner
El Movimiento Millones Más [MMM] sigue creciendo 10 años después de que la Marcha Millones Más de Louis Farrakhan atrajera en 1995 a cientos de miles de varones negros a Washington. El MMM ha convocado a un evento de tres días, del 14 al 16 de octubre. El viernes es âUn día de ausenciaâ? de escuelas y trabajos. Marcharán en Washington el sábado. El domingo habrá un âOficio Religioso Unitario Inter-fes. Interâconfesionalâ?.

La dirección incluye a todos desde el punto de vista político, desde el reverendo Floyd Blake, ex-representante en el Congreso, que apoya al republicano Michael Bloomberg en la elección de alcalde de Nueva York, hasta Jesse Jackson, Al Sharpton y otros arribistas republicanos. Pero más allá de ellos, he trabajado en cuanto al apartheid, Palestina y Cuba con Elombe Brath de la Coalición Patricio Lumumba, Nellie Hester del Consejo de Arrendatarios de Harlem y Viola Plummer del Movimiento 12 de diciembre, Están, por cierto, dedicados desinteresadamente a los intereses de la gente negra.

¿Están todos contentos? No. Abe Foxman de la Liga Contra la Difamación [ADL, por sus siglas en inglés] está furioso: Los dirigentes negros que asistieron al anuncio dieron a Farrakhan âcredibilidad y aprobación por su antisemitismoâ?. El neoconservador Kenneth Stern del Comité Judío Estadounidense [AJL, por sus siglas en inglés] secunda a Foxman. Farrakhan: âtodavía promueve el tipo más abyecto de antisemitismoâ?-.

Son campos de suicidio político. Bill Clinton, que apoyó la marcha de 1995 como presidente, saluda al MMM. Lo mismo hace el presidente del partido Howard Dean. Todos piensan que los judíos son listos. Incluso Hitler pensó que éramos astutos, buenos para conspirar e intrigar. Pero Foxman & Stern perderían un partido de póker contra una roca.

Clinton cubrió de besos a la marcha de 1995 y una de las mayores manifestaciones de la historia de EE.UU. se evaporó en los libros de historia, sin que se lograra nada. Ahora los demócratas negros quieren que el MMM se concentre en temas internos y los menos controvertidos de la agenda negra internacional: alimentos para Níger, más dinero para el sida en �frica al sur del Sáhara, etc. Metidos hasta el cuello en un partido financiado por los ricos, obtienen la oportunidad de colocarse un maquillaje de cada populista. Un evento masivo, pero políticamente limitado, funciona a su favor desde el punto de vista electoralista.

La ADL y el AJC podrían haber dicho âapoyamos la manifestación, a pesar de algunos de sus dirigentesâ?. Pero los dirigentes del sionismo estadounidense insisten en demostrar que Eurípides tuvo razón: âA quienes Dios quiere destruir, primero los enloqueceâ? Ahora no se puede evadir la discusión de las relaciones negro/judías e Israel/Palestina. Gracias, Abe.

Los demócratas esperan restringir la manifestación a una reedición de sus llamados fracasados en última instancia a Martin Luther King para que no condenara la guerra de Vietnam porque hacerlo lo llevaría a perder apoyo blanco para los derechos cívicos. Es imposible realizar una masiva manifestación negra seria en 2005 sin discutir la política extranjera de EE.UU. El sida impera en �frica. Níger confronta el hambre. Una Secretaria negra de Estado representa a Bush mientras soldados negros matan y son muertos en Afganistán e Irak. Sudán sigue en crisis. El Secretario General de la ONU, Kofi Annan, rodeado por la corrupción, reconoce que soldados de la ONU han cometido violaciones en �frica.

W. E. B. DuBois, Marcus Garvey, C. L. R. James, Huey Newton, Paul Robeson, Malcolm X, Martin Luther King, Kwame Ture, habrían insistido en que un movimiento negro encarara todos los aspectos de los asuntos exteriores cuando hay negros involucrados hasta en el último recoveco de estos últimos. El MMM no puede hacer menos.

Los vendedores de lana conocen a los compradores de lana. Los financistas sionistas conocen las locuras, los errores, los pecados y los crímenes de todos los principales personajes del elenco negro. Saben que la mayoría de los burócratas demócratas no romperán con sus homólogos judíos, incluso si Ariel Sharon bombardeara personalmente a sus abuelas con armas nucleares. Pero podemos informar a miles en las filas del MMM. Pueden formar la base de un movimiento estadounidense más amplio que puede presentar candidatos contra republicanos y demócratas y derrotar a Bush en las calles. Una documentación de calidad en el mitin de Washington hará que la gente quiera saber más sobre todos los temas relacionados con el Medio Oriente.

Las diatribas de ADL/AJC abren las filas de MMM a explicaciones antisionistas de la furia del establishment judío. Debemos preparar panfletos sobre las relaciones del sionismo con los negros. Estos deben enfocar las indiscutibles fechorías sionistas, mientras explican que el sionismo no representa a todos los judíos. Desde 1985 hasta su muerte en 1998, trabajé con Kwame Ture en la Coalición Contra el Sionismo y el Racismo. Millones de estadounidenses conocieron a Stokely Carmichael (su nombre de nacimiento) como el organizador del âPoder Negroâ? del Comité Coordinador No-Violento Estudiantil de los años sesenta. Lo dejó en claro en la edición de mayo de 1991 de nuestra publicación: The Anti-War Activist:

âLos africanos deben transformar el movimiento contra la guerra en un movimiento anticapitalista y antisionista. No nos queda otra alternativa. Si no nos doblegamos ante el sionismo nos sancionan o destruyen. Los sionistas trataron de sancionar a Mandela por su apoyo a la OLP. Controlan a los políticos de nuestras comunidades. ¡Miren como trabajan más duro por Israel que por Azania/Sudáfrica! Tenemos que distinguir de modo apropiado entre judaísmo y sionismo. Pero nuestra consigna debe ser la de King: âLa injusticia en cualquier parte es una amenaza a la justicia en todas partesâ.â?

Israel fue el aliado más estrecho de Sudáfrica. Pero judíos izquierdistas sudafricanos tuvieron roles importantes en la lucha del Congreso Nacional Africano contra el apartheid.

Por cierto tenemos que hacer más. Debemos denunciar a los republicanos negros Powell, Rice & Cía., por su papel en todos los crímenes de guerra de Bush. Debemos mostrar a los âdirigentesâ negros que se quedaron en su partido mientras las administraciones demócratas enviaban dinero de los contribuyentes negros a Israel, que armaba abiertamente el apartheid.

Con la guerra fría contra âel comunismo ateoâ, las administraciones demócratas y republicanas excitaron el fanatismo religioso contra la Unión Soviética. En 1979, el demócrata Jimmy Carter comenzó a financiar a fundamentalistas islámicos contra un régimen estalinista en Afganistán. Los terroristas del mundo libre terminaron por vencer y de ahí fue sólo un paso hasta el 11-S.

La demencia de Washington tuvo su precedente. Socialdemócratas y comunistas obtuvieron un 36% y un 12% de los votos en la elección alemana de 1928. Ante la Depresión de 1929, los capitalistas alemanes no pensaban en matar judíos. Todo lo que querían era alguien que machacara a los comunistas. Carter y Reagan necesitaban machacadores de comunistas y los tenían a mano. Pero si inflas los músculos de chiflados con los mejores esteroides, rifles, cuando tomen el poder, harán lo que ellos quieran, no sólo lo que esperan sus patrocinadores. Washington pensó que los estaba utilizando. Pero los terroristas pensaron que Allah se alió con los cruzados contra el ateísmo para que ellos pudieran confrontar a los cruzados.

Tenemos que denunciar a los demócratas negros del Congreso que dijeron poco o nada respecto a la alianza bipartidaria de Wall Street con los saudíes y Pakistán, cuando convirtieron el terrorismo islámico en una potencia militar de clase mundial.

Karl von Clausewitz (1780-1831), la clásica autoridad militar, dijo la famosa frase: âLa guerra no es sino la continuación de la política por otros mediosâ?. Invirtamos su aforismo. La política no es otra cosa que la continuación de la guerra por otros medios. Un buen general quiere conocer las virtudes y defectos de su ejército así como las de sus enemigos. En la política, vencer significa superar las debilidades del propio lado.

Ron Daniels, un erudito serio, declaró que: âUna cosa es hablar de una marcha, y otra bien distinta es invertir el trabajo necesario para sostener un movimiento, que es lo que queremos hacerâ?. Está âcomprometido con la realización de la parte subsiguiente de la misión: y a través del Instituto de Mundo Negro, desarrollaremos formas de sostener el movimientoâ?.

Esto es decisivo. Dice que:

âComo pueblo, hemos sido a menudo victimizados por la política [del color] de la piel porque no pensamos críticamente, n nos lanzamos a discusiones críticas sobre los temas del día, o emprendemos críticas constructivas de nuestros dirigentes. Ser un pensador crítico es negarse a aceptar simplemente cosas por su apariencia, cuestionar y analizar antes de actuar. Para completar nuestro viaje hacia la liberación, necesitamos africanos tenaces, de pensamiento crítico que no estén dispuestos a aceptar pronunciamientos de dirigentes negros desde arriba, o de cualquier otro, sin un examen serio y reflexivo de las cuestiones y temas existentes.â?

Desde ese ángulo, sigue una crítica de Farrakhan y de los demócratas negros. El MMM sólo puede beneficiarse de un tal análisis porque es un caso típico de que el todo es definitivamente mayor que la suma de sus partes. Los debates y los paneles eruditos edifican movimientos sostenidos. Con el tiempo, la izquierda negra puede ganar a las filas del MMM para la política científica.

Continuando con la crítica, tenemos los documentos que incriminan a los sionistas en crímenes contra los negros. Alentamos a los lectores a transmitirlos a través de Internet y convertirlos en panfletos en los eventos del MMM.

LOUIS FARRAKHAN

En muchos sentidos, Louis Farrakhan es una de las personalidades más increíbles en EE.UU. El oximoron se ha convertido en una palabra de moda intelectual, pero no hay un mejor ejemplo que el líder de la Nación del Islam.

Alcanzó la atención nacional después de que Malcom X rompió con la Nación y su líder, Elijah Muhammad. Fue un importante orador rimbombante en la Nación del Islam [NOI, por sus siglas en inglés] contra Malcolm, que lo había reclutado para la Nación. "Louis X" anunció en la edición del 4 de diciembre de 1964 de Muhammad Speaks que Malcolm era:

âcomo el famoso rebelde, Core, en tiempos de Moisés⦠Otra parábola que representa a Malcolm es la de Judas⦠La suerte está echada y Malcolm no se escapará, especialmente después de hablar tan mal de su benefactor (Elijah Muhammad) al tratar de robarle la divina gloria que Allah le ha conferido. Un hombre como Malcolm merece la muerte, y la habría encontrado si no fuera por la confianza de Muhammad en Allah para la victoria sobre los enemigos.â?

El 21 de febrero de 1965, elementos de la Nación del Islam asesinaron a Malcolm. Farrakhan lo admitió en la edición del 29 de marzo de 1991 de su actual revista: The Final Call:

âNo soy un asesino, pero cuando se interfiere con ese hombre (Elijah Muhammad) me convierto en eso, porque ese hombre me dio la vida. Elijah Muhammad me enseñó lo que sé. Me enseñó cómo comer para vivir para que pudiera producir hijos de importancia. Si quieres vivir, deja tranquilo a ese hombre en lo que a nosotros nos concierne. Cuando Malcom cruzó esa línea, la muerte se hizo inevitable.â?

Pero el 6 de mayo de 1996 confesó a la viuda de Malcom, Betty Shabazz, en una reunión pública convocada para reconocer su crimen, que el jefe del FBI

"J. Edgar Hoover estaba decidido a que ningún Mesías Negro aparecería para unir a nuestro pueblo en su busca de justicia y verdadera liberación⦠Nuestro empeño, nuestro amor y odio, nuestra ignorancia fueron manipulados por poderosas fuerzas exteriores y el resultado es que miembros de la Nación del Islam estuvieron involucrados en el asesinato de Malcom X.â?

En 1965, la indignación negra ante el asesinato aisló a la Nación del Islam. Entonces, después de la muerte de Elijah Muhammad en 1975, su hijo Wallace abandonó el nacionalismo negro y se unió al Islam suní. Rebautizó el movimiento como la Misión Musulmana Estadounidense [AMM]. En 1978, Farrakhan rompió con la AMM y reconstituyó la Nación.

En la flor de su vida, Farrakhan fue un orador sensacional. En 1968, el alcalde de San Francisco anunció el arresto de un grupo de la Nación del Islam por asesinar a blancos, por su propia cuenta, no por órdenes de la secta. Farrakhan fue inmediatamente a la Universidad de California en Berkeley. Habló ante una sala repleta. Aseguró a todos que la Nación no tenía nada que ver con el crimen. Fue a ver si los acusados eran culpables. Si lo eran, deberían ir a la cárcel.

Negros y blancos, de la izquierda a la derecha: es imposible imaginar un público más escéptico. Pero dentro de minutos todos se sintieron más tranquilos, mientras él discutía la situación negra. Habló durante una hora, luego respondió preguntas. Hacia el fin, se refirió a su discurso como âmi sinfoníaâ? y recibió fuertes aplausos de la gente, de muchos que habían ido pensando que escucharían a alguien cuyos seguidores asesinaban a blancos inocentes siguiendo sus órdenes. Desafío a cualquiera a igualar un éxito retórico semejante. (Los acusados fueron encarcelados. Los asesinatos terminaron. Los radicales negros, junto con todos los demás, interpretaron que eso significaba que eran realmente culpables. Hoy en día, nadie acusa a la Nación del Islam de haber participado en su conspiración.

Fue un triunfo, pero sus nociones posteriores van de la sanidad a la demencia. Tal vez su confección más grotesca fue un discurso del 28 de octubre de 1992: âLa obediencia es la forma más elevada de sacrificioâ?, en el que dijo al mundo que, después de la expulsión del Jardín del Edén, "Shabazz" fue castigada por crear el primer blanco:

âLlevó a su familia a las junglas de⦠Ã?frica, para hacer un pueblo cercano a la naturaleza. Y el honorable Elijah Muhammad dijo que fue el origen del pelo âenroscadoâ, porque antes no teníamos cabellos âenroscadosâ, el pelo en nuestra cabeza era como el de nuestras cejas⦠¿No les gustaría que el pelo en sus cabezas fuera tan liso como el pelo de sus cejas? Por eso ustedes pasan tanto tiempo tratándolo⦠Porque la mayoría de su familia de otra gente negra en el mundo, negros azabache, no tenían las narices anchas y labios gruesos y pelos âenroscadosâ⦠Estamos marcados como un tipo diferente de persona negra y fuimos rechazados y despreciados no sólo por el círculo de los dioses, sino que fuimos despreciados y rechazados por toda la demás gente negra⦠â

â¿Por qué somos rechazados? Porque la esencia de la belleza se encuentra en la obediencia y en la sumisión ante Dios y la esencia de la fealdad es cuando te rebelas contra Dios. Y cuando te rebelas contra Dios, en tu rebelión quedas marcado con una cierta marca de tu rebelión, que es la desfiguración de tu ser interno que se manifiesta en la desfiguración de tu ser externo. Y por eso cuando miras a nuestra gente, dondequiera se encuentre en el mundo, nos ves desfigurándonos físicamente porque estamos desfigurados por dentro debido a la rebelión.â?

Esto indignó a los intelectuales nacionalistas. Elombe Brath declaró que âes una indicación de cuantos de los nuestros, incluso algunos así llamados dirigentes, han interiorizado esas nociones propagadas por nuestros enemigosâ?. (Amsterdam News, 13 de febrero de 1993)

Durante los preparativos para la marcha de 1995, Farrakhan declaró a un mitin en Washington que âhace 10 años tuvo una visión de ser arrebatado por un UFO que lo llevó a un navío más grande. Allí, dijo, el difunto Elijah Muhammad le dijo que el presidente Ronald Reagan estaba preparando una guerra. Dijo que la visión terminó cuando fue transportado hacia la Tierra por un rayo desde la nave espacial. âRealmente, no me importa si piensan que estoy locoâ dijo, âexplicando al público que había dudado incluso de si compartir la historiaâ?. (Washington Post, 18 de septiembre de 1995).

Desde luego, los sionistas no lo denuncian por un barboteo semejante. Hace decenios, yo estuve en el Madison Square Garden de Nueva York cuando Billy Graham nos dijo que creía que, después de que mueren, Dios envía a los cristianos a otros planetas para convertir a la gente en esos lugares. Y Graham admite que compartió el antisemitismo de Richard Nixon. Pero la ADL no dijo a la gente que no participara en su reciente despedida en Nueva York. Su hostilidad hacia Farrakhan es una excrescencia del escándalo âHymietownâ? durante la candidatura de Jesse Jackson de 1984 para la nominación presidencial demócrata.

Jackson llamó a Nueva York, Hymietown [âCiudad de los hymiesâ?. Hymie es un termino muy derogatorio (y racista) para llamar a los judíos] en una charla âhablemos en negroâ? con un reportero negro. Podría haber explicado que âhablar en negroâ significa utilizar argot. Por cierto, es sabido que los judíos cuando hablan informalmente sobre algún aspecto judío de la ciudad, la llaman Jew [judío]-York. Pero Jackson negó haberlo dicho, y luego confesó su terrible crimen.

Después de manifestaciones contra Jackson por la terrorista Liga de Defensa Judía [JDL], Farrakhan advirtió de que habría represalias âsi hacen daño a este hermanoâ?. Habló sobre Israel:

âLos sionistas son esas personas judías que querían una patria para los judíos⦠pero querían realizar esa visión sin cumplir con las condiciones previas⦠Fue su conspiración a sangre fría⦠contra las vidas de un pueblo allá en Palestina⦠Expulsaron a los habitantes originales. Ahora esa nación llamada Israel nunca ha conocido la paz⦠porque no puede haber una paz estructurada sobre la injusticia, el robo, la mentira y el engaño y el uso del nombre de Dios para proteger su religión de cloaca bajo Su nombre santo y justo⦠Nos odian porque nos atrevemos a decirlo⦠El pueblo negro en EE.UU. es el pueblo elegido por Dios todopoderoso.â?

Jackson aceptó de buenas ganas el apoyo de Farrakhan para su campaña. Pero tuvo que denunciarlo en cuanto a la âreligión de cloacaâ?. Sin embargo, eso no afectó a Farrakhan. En 1985 llenó los anfiteatros en el país, atacando a los judíos. Stanley Crouch explicó el porqué en Village Voice del 29 de octubre de 1985:

âCuando Farrakhan... ataca a los judíos⦠se conecta con las batallas que han ocurrido entre negros y judíos durante casi 20 años. Habla a (aunque no en nombre de) aquellos que han luchado contra judíos por la acción afirmativa, o que se han sentido excluidos por judíos de discusiones sobre la política en Medio Oriente.â?

Hay que sumar la alianza con Pretoria a los temas de Crouch. Después de Hymietown, la mayoría de los burócratas demócratas negros nunca hablaron de Israel/Sudáfrica. Sus carreras les eran más importantes que los derechos o las vidas de palestinos o sudafricanos. Pero muchos negros sabían de la alianza. Farrakhan la abordó, así que escucharon, a pesar de que votaban por los demócratas.

La Nación del Islam hizo que un grupo de jóvenes eruditos investigara el papel judío en la esclavitud de los negros. Su Departamento de Investigación [RD, por sus siglas en inglés] publicó âThe Secret Relationship Between Blacks and Jewsâ? [La relación secreta entre negros y judíos]. Hice una reseña en 1992 en Amsterdam News de Nueva York. Dije que si fuera profesor, le daría la nota B.

Trata con exactitud el alcance de la participación judía en la esclavización cristiana de negros. Pero no dicen nada sobre los mercaderes de esclavos judíos en el mundo musulmán. Respecto a EE.UU., el libro deforma totalmente el papel de Theodore Wiener.

Judío alemán, llegó a Kansas en los años cincuenta del Siglo XIX, para comerciar con ambos lados durante la lucha entre la esclavitud y las fuerzas de los Estados Libres. Favorecía la esclavitud, pero sus socios judíos eran abolicionistas. Un alemán favorable a la esclavitud, que supuso que Wiener era abolicionista como sus socios, trató de matarlo. Pero Wiener, dio una paliza al esclavista. Luego pasó a refugiarse con sus vecinos, los hijos de John Brown. Brown lo convirtió a su abolicionismo racial radical igualitario.

Pero la única declaración del RD sobre Wiener se encuentra en un apéndice: âJudíos del Holocausto Negroâ?. Contiene una lista de judíos reprensibles durante la esclavitud: âTheodore Wiener se proclamó âhombre de las filas favorables a la esclavitudâ? (1255), La Nota 1255 nos envía a los Archivos Judíos Estadounidenses, vol. 8, p. 92. Pero allí vemos que:

âTheodore Wiener, el socio empresarial de Bondi que había vivido en Texas y Louisiana, fue un âhombre de las filas favorables a la esclavitudâ?. Cuando Wiener

fue a Kansas se negó a unirse al grupo favorable a la esclavitud, pero continuó realizando negocios con ellos. Sólo después de un fracasado atentado contra su vida de un hermano del tristemente célebre Dutch Henry se unió abiertamente a las fuerzas en la facción contraria a la esclavitud (August Bondi, en âMemoirs of American Jewsâ? 1775-1865, vol. 2).â?

Wiener fue uno de los siete voluntarios que acompañaron a Brown en la gloriosa noche del 24 al 25 de mayo de 1856. âRufianes fronterizosâ? de Missouri habían destrozado Lawrence, una localidad abolicionista. Tímidos dirigentes contrarios a la esclavitud no ofrecieron resistencia. Entonces Brown oyó que triunfantes esclavistas de Pottawatomie Creek habían amenazado con matar a los abolicionistas locales. Brown decidió castigarlos.

Wiener ejecutó a dos de los cinco esclavistas enjuiciados, después de que dos de los hijos de Brown no les dieron muerte. Wiener fue nada menos que un personaje central, en el Acto I del fin de la esclavitud estadounidense. El que el RD haya degradado a la âespada terriblemente rápidaâ? de Brown como âhombre favorable a la esclavitudâ? fue increíble.

Les di una nota B en lugar de una F porque el libro fue compilado por un equipo, y cada miembro hizo un capítulo. Era posible que el editor no haya sabido que uno de sus muchachos hizo una crítica feroz de Wiener. Pero el 1 de marzo de 2000, di una conferencia en Wellesley College, en defensa de un profesor negro que había sido denunciado por utilizar su libro en su clase de estudios negros. Le otorgué sus puntos buenos y malos. Gente del RD estaba presente, pero no dijeron nada durante el período de discusión. Luego colocaron una respuesta a mi crítica en su sitio en la Red:

âLos tres judíos mencionados por Brenner: August Bondi, Theodore Wiener y Jacob Benjamin, no se proponían otra cosa que vender sus mercancías al lado que tuviera dinero en efectivo y no eran de ninguna manera ideólogos abolicionistas. Fueron involucrados accidentalmente en una guerra fronteriza en curso que enfrentaba a las fuerzas favorables a la esclavitud contra los abolicionistas, ninguna de las cuales aceptaba a los negros como iguales en sus mentes, cuerpos o derechos.â?

Un hombre de negocios que seguía siendo favorable a la esclavitud no ejecutaría a esclavistas después de que los propios hijos del gran abolicionistas no lo hayan hecho. Bondi nos cuenta cómo le impresionó que Brown convirtiera a Wiener al abolicionismo radical. Su defensa de 2000 significa que yo me equivoqué en 1992. Debería haberles dado la nota F.

Por suerte, esos elementos fueron posteriormente desacreditados dentro de la Nación del Islam. Farrakhan ganó credibilidad en los años noventa al presentarse a cuidar a Ture cuando éste luchaba contra el cáncer. Por cierto, Eric Muhammad de la NOI era el asistente físico de Kwame cuando lo visité por última vez. Después de nuestra discusión grabada, fui a la habitación contigua a fin de preparar mis cosas para irme. Al pasar delante de la puerta de Kwame escuché a Eric que le advertía que yo era judío: â¡Es un revolucionario!â?, fueron las últimas palabras que escuché decir a mi camarada. El orgullo es uno de los siete pecados capitales. Pero confieso que las palabras del gran liberador negro me enorgullecieron. Imagínense mi mayor alegría cuando leí AmNews del 23 de agosto de 2003:

âJames G. Muhammad... editor de... âThe Final Callâ?, ha perdido su trabajo por llevar mal una historia que implicaba erróneamente a Jesse L. Jackson, Sr. y a Samuel "Billy" Kyles en el asesinato del doctor Martin Luther King... La historia original contenía una⦠nota de Eric Ture Muhammad... Eric Ture Muhammad... también renunció."

Farrakhan recapacitó. El semanario actual combina escritos de Elijah Muhammad y transcripciones de oraciones de Farrakhan con material de autores externos negros y de izquierda de EE.UU. Farrakhan y otros se equivocan políticamente de vez en cuando. Pero a menudo dan en el blanco.

A fin de cuentas, la pregunta clave es si Farrakhan es actualmente antisemita. La respuesta es no. Cree que su abuelo, un portugués blanco, era de origen judío. Gusta de la música litúrgica judía, que escuchó como niño en Boston. Dejó el violín cuando llegó a ministro de la NOI, y sólo volvió a tocar en los años noventa, con su profesor judío. En 1993, tocó públicamente el concierto de violín de Felix Mendelssohn. El New York Times informó que âhabla de reconciliación con los judíos estadounidensesâ?. âTrata de hacer con música lo que no se puede hacer con palabras y trata de deshacer con música lo que han hecho las palabrasâ?.

En 1996, encontró a Edgar Bronfman, presidente del Congreso Judío Mundial. Bronfman consideró que la reunión anduvo bien. Después, Farrakhan hizo un discurso, comparando el hambre y las muertes de niños iraquíes con el holocausto. Fue demasiado para Bronfman. ¿Cómo puede alguien atreverse a comparar las muertes iraquíes con muertes judías? Puso fin a sus conversaciones.

Farrakhan continuó mostrando que no es hostil a los judíos en su calidad de judíos. Final Call del 30 de noviembre de 1999, puso en primera plana una foto en la que se reúne con rabinos ortodoxos anti-sionistas:

âEl Honorable Elijah Muhammad nos indicó en uno de sus escritos que el problema entre la comunidad judía y nosotros en Estados Unidos serán resueltos. Así que creemos que esta (reunión) no es accidental⦠forma parte de los planes divinos de Dios para nosotros.â?

No se anda con rodeos: Cualquiera que piense que un negro que habla de su abuelo judío, que tiene invitados judíos y que pide a su profesor judío que suba a escena para compartir los aplausos del público, es un antisemita, necesita desesperadamente un psiquiatra judío.

Mientras Foxman se convierte en un maniático que empeora continuamente, incluso ante ojos demócratas, la actual NOI, se encuentra bien lejos de su episodio con Malcolm. Final Call del 9 de agosto advirtió a los musulmanes extranjeros que âresistieran la tentación del fanatismo y del martirologio suicidaâ?.

El problema con el antisionismo de Farrakhan es que sermonea contra la opresión israelí. Luego su público vuelve a casa. Nada sucede. Los radicales negros deben llamar a MMM a que organice manifestaciones frente a los consulados israelíes en todo EE.UU. Farrakhan y los rabinos de Neturei Karta [Los Guardianes de la Ciudad] son sinceros. El MMM debería invitarlos a hacer lo que dicen en conjunto, por la igualdad y la justicia en una Palestina/Israel democrática, laica y binacional.

LOS DEMÃCRATAS NEGROS

Negros y judíos votan por los demócratas en su abrumadora mayoría. Sin embargo, la mayoría de los negros no dan un centavo por los políticos negros. Los judíos son sólo un 2% de los estadounidenses, pero un panfleto del Congreso Judío Estadounidense (AJC), âEl Futuro Político de los Judíos Estadounidensesâ?, estimó que âhasta un cuarto de los fondos republicanos han provenido de fuentes judíasâ?. El New York Times del 5 de enero de 1993, declaró que âlos judíos contribuyeron cerca de un 60% de los fondos de la campañas no-institucionales de Mr. Clintonâ?, es decir el dinero proveniente de particulares.

Si los demócratas negros se enfrentan al sionismo, el dinero judío que reciben a través del partido se vuelve en su contra. La derrota de Cynthia McKinney de Georgia en la elección a la Cámara de 2002 se debió a que dinero sionista de afuera del Estado apoyó a su rival. El miedo convierte en cobardes a la mayoría de los burócratas negros. Pero algunos son más que simples cobardes.

La demagogia está aprovechando los prejuicios populares para lograr ventajas políticas. Según la definición de la palabra, muchos destacados demócratas negros son demagogos. El apaño por obtener dinero y votos en Nueva York, donde los judíos constituyen un 10% de la población, lleva a que armas de EE.UU. terminen en manos de Israel, que discrimina legalmente a los árabes. En el mundo moderno, la discriminación legal contra cualquier grupo étnico produce automáticamente resistencia. Esas armas son utilizadas. Que se haga aquí el juego al chovinismo judío interno se convierte allá en un crimen de guerra, sea cometido por negros o por blancos.

El demócrata Jim Zogby del Instituto �rabe-Estadounidense lo dijo todo sobre David Dinkins, el único alcalde negro de la ciudad, en Newsday del 17 de octubre de 1989:

âEn 1988, los arabo-estadounidenses trabajaron con David Dinkins y su jefe de campaña, Bill Lynch, apoyando a Jesse Jackson. Reunieron cantidades importantes de dinero para la campaña y participaron en el registro de votos y en esfuerzos por hacer votar.

âEn 1989, David Dinkins, dio la espalda a esta comunidad. Yo asistí a una reunión con Lynch en la que se dijo a los arabo-estadounidenses que no podían desarrollar un grupo de apoyo para la campaña, que no podían organizar un acto de reunión de fondos que contara con la participación de Dinkins y que no podían asociarse visiblemente con el candidato. El motivo que se dio fue que podría costar a Dinkins votos judíos.â?

El antiguo ejecutivo del Citibank, Carl McCall, se presentó como candidato a gobernador de Nueva York en 2002. El Times del 13 de marzo de 2002 publicó una foto con la leyenda âLa visita del contralor del Estado, H. Carl McCall a Israel de la semana pasada, incluyó una práctica de tiros con un rifle de asalto M-16â?. âRealizó la práctica de tiros en lo que sus asistentes dijeron era un campo antiterrorista en un sitio no identificado en Israelâ?.

Su anuncio en Forward, el principal semanario de la âcomunidad judíaâ del 30 de agosto de 2002, declaró que fue âel primer Contralor que invirtió fondos de pensión del Estado de Nueva York en bonos del Estado de Israel, declarando que es âuna buena inversión financiera y una importante inversión moral en la única democracia de Medio Orienteââ?.

William Thompson, el Contralor de la ciudad, es igual de malo. El Jewish World del 3 de octubre de 2003 lo ubicó a la derecha de Bush: âThompson dijo que la administración se equivoca al amenazar con retener garantías de préstamos a Israel por la construcción de asentamientos en Cisjordaniaâ?.

Jesse Jackson abandonó su candidatura a Presidente después de 1988. Pero todavía era posible que fuera miembro del gabinete. Sin embargo sabía que no podía hacerse si el lobby israelí sólo se acordaba de él por âHymietownâ. Así que apareció en Bruselas en 1992 en una conferencia del Congreso Judío Mundial: âEl sionismo en su definición más sana [es] un movimiento de liberación cuyo objeto es asegurar un Estado para su pueblo. Es como hay que verlo, y no con connotaciones negativasâ?. (Newsday, 8 de julio de 1992). Según el New York Times de ese día: âDijo que el reciente repudio de Naciones Unidas de su resolución que igualaba el sionismo con el racismo, era como la caída del Muro de Berlínâ?.

El eterno candidato Al Sharpton, hizo lo que los apañadores demócratas hicieron antes que él. En 2001, el consulado israelí y el National Action Network [Red de Acción Nacional] de Sharpton, organizaron una reunión de víctimas de una bomba suicida en Tel Aviv con negros que perdieron familiares en el World Trade Center. Un encuentro de víctimas del terror suena como el mejor tipo de ecumenismo. Pero formaba parte de una campaña para congraciarse con el establishment judío. Forward del 30 de noviembre de 2001 anunció que âse espera que Sharpton visite el próximo mes a Jonathan Pollard en su prisión de Carolina del Norte. La esposa de Mr. Pollard⦠dijo que la visita sería auspiciada por el consulado israelíâ?.

Pollard es un judío estadounidense que cumple su sentencia como espía israelí. Los sionistas dicen que debería ser liberado lo más pronto posible porque, después de todo, estaba espiando para un aliado. La cúpula militar insiste en que debe cumplir cada segundo de su sentencia. Es difícil creer que Sharpton pensó que su visita podría ayudar a Pollard. Apuntaba al establishment judío de EE.UU. Trátame bien y te trataré bien.

John Conyers representa a Michigan en la Cámara. El Estado es el único en el que los votos árabes son potencialmente cruciales. Está a la izquierda de su partido en cuanto a Medio Oriente. Una vez publicó un artículo mío en el Congressional Record [las Actas del Congreso]. Pero, después de acusaciones de que alguien haya dicho algo antisemita en una audiencia informal sobre Irak convocada por él, Forward del 24 de junio de 2005, lo presenta anunciando que es un âamigo y partidario de Israelâ?.

Encontré a Conyers en 1988. Personalmente es un minino y lo pasamos muy bien. Pero dejó en claro que es âun demócrata y no una petuniaâ?. Ahora, cuando proclama su apoyo a Israel, sigue diciendo que no es una petunia. Su partido homicida es mejor que los republicanos en otros temas que le son más importantes que los derechos palestinos.

Final Call del 14 de junio de 2005, citó a Mary Berry, ex presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de EE.UU.: âTodos saben que los negros son la gente más leal en el Partido Demócrata⦠¿Y qué recibimos por nuestra lealtad? Los afro-estadounidenses deberían formar un movimiento político independiente, no un partido⦠y decir: âEstos son nuestros problemas y apoyaremos a todo candidato que apoye estos temas. Y si no los apoyas, no te apoyaremosââ?.

Farrakhan va un paso más lejos. Final Call dice que él:

âargumenta que los negros no son respetados ni por los demócratas ni por los republicanos, y recientemente expresó la fuerza potencial de una candidatura independiente a presidente en 2008. En una discusión de panel ante la Conferencia Nacional de Alcaldes Negros en abril, el pastor Farrakhan dijo: âSi usamos nuestra fuerza, haremos ceder a los dos partidos y obtendremos lo que habéis estado pidiendo durante todo el tiempo en que habéis servido al Partido.ââ?

A medida que el MMM crece, su perspectiva se amplía. En Final Call del 23 de agosto, formula una pregunta razonable: â¿Por qué la gente negra, y la gente latina, los estadounidenses nativos y los propios blancos necesitan el Movimiento Millones Más?â? Y respondió a su propia pregunta: âYa no tienes un gobierno representativo. ¿Cómo pueden esos ricos hablar en nombre de los pobres?â?

Farrakhan habla de âun partido de los pobresâ?. Pero no tiene intenciones de dirigirlo. Las nociones progresistas comparten el espacio de Final Call con ataques contra âla marihuana, los cerdos, alimentos desnaturalizados y productos enlatadosâ?. Para él, la maldición del jamón es tan mala para los negros como la maldición bíblica, Pero otros dirigentes del MMM, como Huey y Kwame antes de ellos, siguen comiendo cerdo y fumando marihuana. Marchan, correctamente con él, cuando tiene razón, y van por su propio camino cuando se equivoca.

Con ese espíritu deben construir el 15 de octubre. Y entonces tienen que organizar el programa educacional prometido. Debates, comenzando con la discusión de la proposición de Farrakhan de una âcandidatura independiente en 2008â?, por cierto, en 2006, que debe ser una prioridad de primer rango del MMM.

ââââââ

Lenni Brenner es editor de Jefferson & Madison sobre âSeparation of Church and State: Writings on Religion and Secularism y colaborador en âThe Politics of Anti-Semitismâ? También editó â51 Documents: Zionist Collaboration with the Nazisâ?. Para contactos: BrennerL21 ARROBA aol.com.

*****

NOTAS

"Dr. Von Weisl cree en el fascismo," World Jewry (Londres), 12/6//36:

[Nota: La principal fuerza ideológica en el partido de Ariel Sharon, el Likud (Unión), es un movimiento que se llama Revisionismo-Sionista, fundado por Vladimir Jabotinsky, un colonialista confeso.

Después de que los británicos conquistaron Palestina durante la Primera Guerra Mundial, la Liga de Naciones dio a Londres un âmandatoâ para que gobernara el país. Gran Bretaña había prometido crear una âpatriaâ en Palestina como cebo para obtener el apoyo judío durante la guerra. Pero Jabotinsky se dio cuenta de que Londres sólo estaba utilizando a los sionistas como instrumento contra los árabes nativos, sin tener intención de establecer un Estado judío. Los Revisionistas buscaron un nuevo mandatario. Su primer candidato fue la Italia fascista, rival imperial de Gran Bretaña en el Mediterráneo y Ã?frica.

Al contrario, la mayoría de la opinión política judía se oponía a Mussolini y denunció al Revisionismo como fascistas judíos â LB]

El periódico francés de Bucarest, el "Moment," que es considerado como uno de los órganos del Ministerio de Exteriores rumano, publicó una entrevista con el líder Revisionista, Dr. von Weisl.

El dirigente revisionista acusó a los líderes sionistas de simpatías socialistas, y declaró que, aunque las opiniones entre los revisionistas variaban, en general simpatizaban con el fascismo, y que eran fuertes oponentes del socialismo y el comunismo.

Ãl, personalmente, era partidario del fascismo, y se alegraba por la victoria de Italia fascista en Abisinia, como triunfo de las razas blancas contra los negros. También afirmó que los revisionistas querían llevar a Palestina, dentro de los diez años siguientes, 900.000 judíos de Polonia, 300.000 de Rumania y 300.000 de Alemania.

Finalmente, declaró que los revisionistas no tenían deseos de asentar judíos en Abisinia, y que, a su juicio, sería mejor que la huelga árabe en Palestina continuara durante varias semanas más, porque para entonces la autoridad de los líderes árabes habría sido quebrada por una cantidad de años.

*****

Eren Kaplan, âhe Jewish Radical Right: Revisionist Zionism And Its Ideological Legacyâ? University of Wisconsin Press, (2005) p. 156:

[Nota Benito Mussolini respondió a los revisionistas, entrenando a su grupo juvenil, Beitar, en su academia naval. - LB]

La dirección revisionista tenía plena conciencia de las implicaciones potenciales de la apertura de una escuela en Italia fascista, ya que esto suministraría material de propaganda a los oponentes de los revisionistas. Los dirigentes revisionistas deseaban que los cadetes se mantuvieran lejos de toda participación en la política local⦠A pesar de todo, los cadetes del Beitar tuvieron gran participación en la política local. En su âHistory of Hebrew Seamanshipâ?, Halperin escribió que los cadetes, a pesar de la oposición de sus superiores, expresaron apoyo público para el régimen de Mussolini. Durante la campaña italiana en Etiopia los cadetes beitaristas marcharon junto a soldados italianos en una manifestación de apoyo a la guerra, y Halperin fue informado de que juntaron chatarra para enviarla a la industria italiana de armamentos.

*****

Drew Middleton, "South Africa Needs More Arms, Israeli Says," NY Times, 14/12/81:

La relación militar entre Sudáfrica e Israel, nunca plenamente reconocida por ninguno de los dos países, recibió nueva importancia con la reciente visita de 10 días del Ministro de Defensa de Israel, Ariel Sharon, a las fuerzas sudafricanas en Namibia, a lo largo de la frontera con Angola.

En una entrevista durante su reciente visita a Estados Unidos, Mr. Sharon fijó varios puntos respecto a la posición sudafricana.

Primero, dijo que Sudáfrica es uno de los pocos países en �frica y en Asia del Sudoeste que trata de resistir a la infiltración militar soviética en el área.

Agregó que ha habido un flujo continuo de armas soviéticas cada vez más avanzadas hacia Angola y otras naciones africanas, y que como resultado de esto y de la influencia política y económica de Moscú, la Unión Soviética estaba âganando terreno a diarioâ? en toda la región.

EMBARGO DE ARMAS DE LA ONU

Mr. Sharon, acompañado por numerosos analistas militares estadounidenses y de la OTAN, informó que Sudáfrica necesitaba más armas modernas, si ha de combatir con éxito contra soldados con suministros soviéticos. El embargo de armas de Naciones Unidas, impuesto en noviembre de 1977, cortó las fuentes establecidas de armas como Gran Bretaña, Francia e Israel, y obligó a Sudáfrica a negocios ilícitos.

Bajo dichos arreglos, armas y repuestos son vendidos por los principales fabricantes de armas europeos a intermediarios no-gubernamentales. Estos últimos venden las armas a Sudáfrica, embarcándolas usualmente en secreto, sea a través de un país no-alineado o donde los inspectores de aduana están dispuestos a mirar a otro lado a cambio de un soborno.

Israel, que tiene una industria de exportación de armas pequeña pero floreciente, se benefició del comercio militar sudafricano antes del embargo de 1977.

Según The Military Balance, la publicación anual del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos en Londres, la armada sudafricana incluye siete navíos de ataque rápido construidos en Israel, con misiles israelíes. La publicación señaló que siete embarcaciones más del mismo tipo han sido pedidas. Presumiblemente, el pedido fue hecho antes de la imposición del embargo de 1977.

ESCASEZ DE PIEZAS DE REPUESTO

A causa del embargo, Sudáfrica enfrenta una aguda escasez de piezas de repuesto. Algunos repuestos para sus tanques Centurion hechos en Gran Bretaña han llegado a Sudáfrica pasando por las islas del Canal, según fuentes británicas. Hay otros informes de que Sudáfrica ha adquirido 41 Centurions y el sistema Tiger cat de misiles de Jordania.

Con alguna ayuda subrepticia de sus amigos extranjeros, Sudáfrica también ha logrado desplegar el misil antitanque Entac, fabricado en Francia, y un moderno sistema de radar que cubre sus fronteras septentrionales.

La industria de armas sudafricana ha contribuido hasta ahora a la autosuficiencia del país en una serie de áreas, incluyendo armas de bajo calibre, bombas, morteros y coches blindados, según la fuente británica. Sudáfrica también produce bajo licencia el caza Mirage de diseño francés.

Sudáfrica, desde el punto de vista de analistas de la OTAN, es militarmente superior y seguirá siéndolo durante algunos años en el aire y en el mar. La fuerza aérea, con sus 239 aviones de combate, incluyendo 48 cazas Mirage, es cuantitativa y cualitativamente superior a cualquier otra fuerza aérea o combinación de fuerzas aéreas al sur del Sáhara.

Mr. Sharon dijo que Moscú y sus aliados han logrado considerables progresos en Ã?frica Central y han establecido âcorredores de poderâ?, como el que conecta Libia y Chad. Dijo que Mozambique se encuentra bajo control soviético y que la influencia soviética crece en Zimbabue.

El funcionario israelí, un exitoso comandante de fuerzas blindadas en dos guerras contra los árabes, consideró la colocación de armas soviéticas, sobre todo tanques, en toda el área, como otro peligro.

La política militar de Sudáfrica de mantener reservas adecuadas, dijo Mr. Sharon, la capacitará para mantener fuerzas en el terreno en el futuro previsible, pero advirtió que con el tiempo el país podría verse confrontado por armas más poderosas y soldados mejor armados y entrenados.

*****

Lenni Brenner, "Ture's Jewish Friend," Village Voice (Letters), 20/8/91:

El ataque de Nat Hentoff de 13 de agosto contra Kwame Ture (Stokely Carmichael) como antisemita ["Blacks and Jews. Those Were the Days"] presenta un cuadro falso de su persona. Hentoff afirma que âpara Ture y otros antisemitas apasionados⦠las palabras âjudíoâ y âsionistaâ son extremadamente intercambiables.â? ¿Realmente? Ture sabe que soy judío. Pero ha sido mi invitado en mi casa, y en mayo contribuyó un artículo a The Anti-War Activist, que publico. Lo hizo porque soy antisionista, y, como escribió: âTenemos que distinguir adecuadamente entre judaísmo y sionismo. Pero nuestra consigna debe ser la de King: âLa injusticia en cualquier parte es una amenaza para la justicia en todas partesââ?.

Hentoff presenta a Kwame como una amenaza para los judíos. Afirma que, después de que Ture habló en la Universidad de Maryland en 1986, âpintaron esvásticas en la puerta de la oficina del periódico estudiantil judíoâ?. ¿Cree Hentoff que Ture tuvo algo que ver con el ataque contra esa oficina con el símbolo del racismo blanco? Del mismo modo, dice que en febrero de este año, después que Ture habló en Amherst, quemaron una bandera israelí. De nuevo, Hentoff no nos dice si cree que Kwame tuvo algo que ver con el incidente. Pero nos ofrece la siguiente insinuación, no demasiado sutil: âLos estudiantes judíos entendieron el mensaje, y no se trataba sólo de Israelâ?. Sin embargo, no hubo consignas contra judíos, o seguramente Hentoff las habría mencionado.

Ture ha estado hablando en los campus durante años. Hentoff, obviamente citó de un informe sobre sus actividades. Pero estos dos incidentes, a cinco años el uno del otro, son los únicos actos concretos que llegan a insinuar como una posible participación de este âapasionado antisemitaâ?.

Hentoff cita la desafiante línea de Ture: âEl único sionista bueno es un sionista muertoâ?. Obviamente es retórica. Ni siquiera Hentoff pretende que Ture trate de matar sionistas. Y seguramente Hentoff, un sionista âbuenoâ, es decir opuesto a los constantes crímenes de Israel, no disputa el contexto política africano de este grito de indignación: una misión militar israelí dio a Idi Amin la estrategia para llegar al poder en Uganda; Israel arma a Sudáfrica; reorganizó la policía secreta de Doe en Liberia y armó a Mengistu en Etiopia; entrena al ejército de Mobutu en Zaire. Son crímenes contra Ã?frica.

Kwame sabe que no comparto su estilo retórico. No hablo de sionistas muertos, de ningún muerto. Pero estoy de acuerdo con su punto esencial. Exactamente como no hubo nazis buenos, no hay sionistas buenos. Si se apoya a un movimiento, y comete asesinatos, no se trata de ser un opositor leal. Se rompe con él, radicalmente, y se hace todo lo posible por destruirlo. Si uno se queda dentro de un movimiento semejante, se termina siendo un inútil, que ataca a los que combaten realmente contra sus crímenes.

*****

Lenni Brenner, El Director Nacional de la ADL está loco como un Foxman (1993):

La ADL y la cuestión de la acción afirmativa

Como bien lo saben numerosos lectores, bosques enteros en Canadá han sido talados en los últimos años para producir papel para artículos sobre el antisemitismo negro. Semejantes engendros comienzan frecuentemente con una mirada nostálgica hacia los buenos tiempos de la âalianza negro-judíaâ? de comienzos de los años sesenta cuando la ADL formaba parte de la gran â ¿me atrevo a decirlo? â coalición multicultural que marchó detrás de Martin Luther King.

Semejantes artículos generalmente se convierten en cuentos de ingratitud negra. En la realidad el establishment judío fue sólo parte de una tal alianza hasta que el movimiento negro comenzó a pedir cuotas de acción afirmativa, y el ala izquierda del movimiento comenzó a apoyar a los palestinos como compañeros oprimidos. Desde entonces, la ADL ha sido un oponente fanático a la liberación negra. âBroken Allianceâ? de Jonathan Kaufman nos habla de cómo Jack Greenberg, durante mucho tiempo jefe del Fondo de Defensa Legal de la NAACP, llegó a ver a la ADL:

âA medida que casos legales que tenían que ver con la acción afirmativa comenzaron a aparecer en los tribunales a comienzos de los años setenta, el Fondo de Defensa Legal comenzó a presentar demandas⦠Uno de los primeros casos tuvo que ver con un reto al sistema carcelario de Nueva York, que nunca había promovido a un funcionario correccional negro más allá del nivel de ingreso. El Fondo de Defensa Legal tuvo éxito⦠Cuando se apeló el caso, Greenberg se sorprendió al ver que la Liga Anti-Difamación había presentado un expediente oponiéndose al plan de acción afirmativa⦠No conocía bien a los funcionarios de la ADL. Pero⦠llamó a varios⦠(Finalmente) Greenberg se dio cuenta de que algunos funcionarios de la ADL, los más vociferantes opositores de la acción afirmativa, se habían convertido en âodiadoresâ (pp. 111-112)

En su campaña anti-afirmativa de peor fama, la ADL formó parte de un tropel de grupos judíos derechistas, más varios grupos gentiles partidarios de una âétnica sólidaâ?, la Orden Fraternal de la Policía, la Cámara de Comercio y otros personajes combatientes por la libertad del libre mercado, que presentaron expedientes amici curiae por cuenta de Allen Bakke cuando demandó a la Universidad de California en Davis por reservar para minorías 16 escaños en su escuela de medicina. En 1978, la Corte Suprema dictaminó que el plan de la escuela discriminaba a los blancos.

En la edición de agosto de 1985 de Commentary, el profesor de sociología de Harvard, Nathan Glazer nos presentó las âconsideraciones pragmáticasâ tras el odio inagotable del establishment judío hacia las cuotas:

âLos judíos ya estaban âsobre-representadosâ en las instituciones que se convertían en campos de batalla⦠Si se concediera generalmente que cada grupo étnico/racial debería tener una representación proporcional⦠¿qué pasaría con los sobre-representados?â?

No cabe duda de que Glazer, que tiene una relación íntima con el establishment judío, se refería a la ADL, entre otros, cuando escribió lo arriba mencionado. Y en realidad la ADL da un sesgo claramente âjudíoâ a su oposición a las cuotas. El boletín de diciembre de 1978 de la ADL, cita a Nathan Perlmutter, el predecesor de Foxman como Director Nacional, sobre las cuotas:

âEl mensaje del movimiento de derechos cívicos de los años sesenta, explica, consistió en no basarse en los colores, en juzgar a una persona por sus méritos individuales. âAhora, guiados y favorecidos por agencias gubernamentales hay una masiva recaída hacia las cuotas, a la valoración de una persona por factores ajenos como ser la raza. El hecho simple, incontrovertible, es que las cuotas a favor de un grupo, por definición, significan cuotas contra otro grupo. Es la esencia misma de las Leyes de Nuremberg.ââ?

Según el boletín de la ADL de noviembre de 1979, la ADL âpresentó un expediente de âamigo del tribunalâ en un caso: Fullilove contra Kreps:

ârespecto a la constitucionalidad de la Ley Federal de Empleo en Obras Públicas de 1977, que especifica que ninguna subvención para obras públicas será hecha a menos que el solicitante asegure⦠que por lo menos un 10 por ciento de cada subvención será gastado en empresas âde minoríasâ⦠(La) ADL⦠se opone a esta cuota y cuestiona la legalidad de leyes que establecen grupos identificados y protegidos por el gobierno. âColocar el visto bueno del gobierno federal en una definición racial o étnica en particular, y otorgar o retener beneficios a individuos correspondientementeâ, señala nuestro expediente, ârecuerda ejemplos tristemente célebres de intentos de otros gobiernos de definir a grupos raciales y étnicos como ser las leyes de Nuremberg en el Tercer Reich que definían a un âjudíoâ.â?

Meten a alguien en un manicomio por mucho menos. La idea de que una ley, sin duda apoyada por una mayoría de los demócratas en el Congreso, hecha para que se haga un poco de justicia económica a los negros, a los hispano-parlantes, orientales, indios, esquimales y aleutas, no haya sido en realidad algo mejor que la legislación antijudía de los nazis, me roba el aliento. La idea de que cuotas de acción afirmativa a favor de minorías, pueda ser utilizada, en algún momento en el futuro, como pretexto para discriminar a los judíos, es una noción que no se la ha ocurrido a nadie aparte del establishment judío. Hubo judíos entre las mayorías parlamentarias que aprobaron cada ley de acción afirmativa. Seguramente no se pensó que sancionarían una estratagema semejante. ¿Consideraban los gentiles en esos congresos, negros o blancos, aunque fuera remotamente, una discriminación contra judíos? ¡Claro que no!

Las leyes nazis fueron medidas adoptadas contra una minoría odiada por el gobierno alemán. Las leyes de acción afirmativa estadounidenses son políticas proyectadas por un gobierno con una mayoría blanca a favor de minorías. Los judíos son afectados sólo porque que son blancos en su abrumadora mayoría. Y, por cierto, la acción afirmativa ha beneficiado a judíos, en realidad. Glazer lo señala:

âLas mujeres fueron uno de los grupos nombrados como beneficiarios de la acción afirmativa. Por lo tanto⦠se podría argumentar que las mujeres judías fueron tan ayudadas por la acción afirmativa en la medida en la que hombres judíos fueron perjudicados, o ayudadas en un grado aún mayor que el perjuicio que puedan haber sufrido los judíos hombres.â?

Los argumentos que utilizan discriminaciones pasadas contra judíos para oponerse a las actuales proposiciones para corregir una discriminación contra las minorías étnicas de EE.UU. y las mujeres, constituyen auto-engaños ideológicos, en el mejor de los casos, y sofisterías en el peor. Han sido elaborados para poner un barniz seudo-progresista sobre esfuerzos para preservar el status quo económico. Y, como la acción afirmativa a favor de las mujeres depende de políticas similares hacia los negros y otras minorías, un razonamiento tan engañoso es un arma contra los intereses de la mayoría de los judíos que, como todos los demás grupos, está formada por una mayoría de mujeres.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=21227

This work is in the public domain

Comentaris

Re: El Movimiento Millones Más y el sionismo
14 des 2005
No es comentario, simplemente preguntar qué hay en Barcelona en la comunidad judía desde el 22 al 27 en que estaré ahí. Todo me interesa.
Gracias,
Uly
Sindicat